Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió
Rubalcaba intenta desligar los arrestos y el nuevo escenario
28 set 2010
El ministro de Interior dice que la operación contra Askapena «no es una respuesta al intento de internacionalizar el llamado conflicto vasco» ni a los comunicados de ETA, sino la constatación de que «el Estado no cambia su estrategia ni una coma». Los siete detenidos están incomunicados.
El ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, insistió ayer en que la operación desarrollada contra Askapena, organización internacionalista vasca nacida en 1987, no responde a «medidas coyunturales» y «no es una respuesta al intento de internacionalizar el llamado conflicto vasco». En vez de explicar los elementos con que justifican los arrestos, los responsables policiales subrayaron que «la política antiterrorista es la misma» de hace un mes o un año y que el Gobierno «no ha cambiado ni una coma la estrategia en la lucha contra ETA» tras los recientes comunicados.

Ayer, de madrugada, siete personas fueron detenidas por la Policía española por pertenecer a Askapena, al que se acusa de conformar el «aparato internacional de ETA». Esta operación llega después de la desarrollada hace dos semanas y dirigi- da entonces contra Ekin. Y ya hay quien, desde los aledaños del Ministerio del Interior, alimenta más operaciones de este tipo. Según advirtió a principios de setiembre el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez, «hay en marcha cuatro o cinco operaciones policiales». Además, amenazó con que «si no se completan estas operaciones de la Policía y la Guardia Civil lo denunciaremos, porque se estará dando oxígeno a ETA». El artículo aún se puede encontrar en su página web.

En Bizkaia, Gabi Basañez fue arrestado en su domicilio de Algorta, y Unai Vázquez en Barakaldo. En Errenteria dos policías de paisano y encapuchados se llevaron a Itsaso Lekuona junto a otra persona. Según informaron desde el movimiento pro- amnistía, un vecino de la zona vio lo ocurrido y avisó a los familiares, que supieron que se trataba de una detención al acudir a una comisaría de la Ertzaintza. La segunda persona quedó en libertad, mientras Lekuona fue trasladada a la vivienda de Vázquez en Barakaldo para el registro.

En Gasteiz, los agentes arrestaron a Walter Wendelin, quien el pasado marzo también fue expulsado de Venezuela y al que la Policía califica de «cabecilla de Askapena». El bertsolari Ruben Sánchez también fue arrestado en la capital alavesa. Por su parte, Aritz Ganboa fue arrestado en Arruazu, donde la Policía arremetió contra la gente que se reunió para apoyarlo, y a David Soto en Iruñea.

La Policía registró los domicilios de los detenidos y, además, las sedes de la organización internacionalista en la calle Jarauta de Iruñea y en la calle Cuchillería de Gasteiz. En total se llevaron a cabo siete registros, según el Ministerio español de Interior. Todos los arrestados fueron trasladados a Madrid y están incomunicados.

La operación está dirigida por el juez Pablo Ruz, que sustituyó a Baltasar Garzón tras su marcha del tribunal especial y que investiga una denuncia de relación entre ETA y las FARC. El magistrado acusa a los arrestados de «integración en banda armada» y de desarrollar funciones dentro del «aparato internacional» de ETA a través de Askapena, de acuerdo con lo difundido por las agencias españolas.

El Ministerio español de Interior emitió una nota en la que calificó Askapena de «brazo internacional de ETA» y señaló que «ETA utilizaba a Askapena para difundir su propaganda y mantener contacto con otras organizaciones en el ámbito internacional». El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, fue mas allá y vinculó a los siete con las FARC.

En este sentido, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, dijo que Askapena «es parte esencial del entramado de apoyo a ETA». «Las detenciones son la prueba evidente de que la Policía no está en tregua y de que el único destino de los terroristas y de quienes les apoyan es responder de sus delitos».

La agencia Efe se encargó de difundir los hechos casi al mismo tiempo que ocurrían, incluso con antelación, ya que hacia las 3.00 de la madrugada informaban de que se había iniciado la redada contra Askapena y se anunciaban "más arrestos y registros".

This work is in the public domain
Sindicat