Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : corrupció i poder : criminalització i repressió : pobles i cultures vs poder i estats
[$hile] Ya son 50 días en huelga de hambre, los que llevan los 32 presos políticos mapuches.
03 set 2010
El Presidente del Senado de $hile manifiesta que "El Estado no puede permitir la muerte de mapuches en huelga".
140634_represion_a_mapuche1.jpg
Cuando los 32 presos políticos mapuches han cumplido ya cincuenta días de inanición, el presidente de la Cámara Alta se reunió con la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries y los senadores Patricio Walker y Jaime Quintana, en la sede del Congreso en Santiago. Los huelguistas están procesados por infracción a la Ley Antiterrorista (con dos procesos, uno penal y otro militar), lo cual se reconoce como una grave discriminación, pues se les aplica una medida excepcional sólo por el hecho de ser mapuches. El Senador patricio Walker reconoció que, "a los mapuches que están en huelga de hambre en algunos casos se le está pidiendo más de cien años de cárcel, a pesar que no hay delitos de sangre y no hay ninguna muerte. Y por otra parte en el caso de Matías Catrileo, el carabinero procesado fue condenado a tres años de cárcel y se le dio la libertad", en referencia a la reciente sentencia al uniformado que mató al joven comunero Matias, con un tiro por la espalda en el interior de la comunidad Requem Cabrapan de Ercilla.

El Presidente del Senado de $hile manifiesta que "El Estado no puede permitir la muerte de mapuches en huelga".

Sin embargo, la portavoz de La Moneda, Ena Von Baer (curioso nombre siendo chilena), rechaza todo diálogo con grupos que utilizan "medios de presión" como la huelga de hambre e instó a los políticos de la oposición, a que convencieran a los comuneros para que depusieran su actitud. Además, la portavoz ex investigadora del Instituto Libertad y Desarrollo, think tank (loby de presión ultraconservador) que diseñó la actual política indigenista, dejó la resolución del asunto en manos de las instituciones de la justicia e hizo constar que los mapuches todavía no han dado el paso de renuncia a la violencia y dejó bien claro que le importaba muy poco lo que le pasara a los mapuches en huelga de hambre, o a todo el pueblo mapuche. Se desconoce si la portavoz, cuando estuvo de investigadora en el Instituto Libertad y Justicia, se dedicó a el estudio de la esterilización de las comunidades indígenas, pero lo que si que deja claro es que, Pinochet no está en el gobierno pero sí sus genocidas hijos bastardos.

Siguiendo estas directrices, otro grupo de senadores oficialistas, pidieron a los 32 huelguistas mapuches, que depusieran sus medidas de presión, pues según ellos, "no conducen a nada". Tras esta declaración, uno de los senadores manifestó que como gobierno, no pueden presionar a otro poder del Estado y aseguró que los tribunales han actuado de conformidad con la ley. Para seguir defendiendo lo indefendible, otro de estos senadores llegó a atreverse a hacer un llamamiento mientras hablaba del Estado de Derecho, en el que recriminaba a quienes, según él, utilizaban la huelga de hambre como medio de acción política, puesto que la vida de las personas nunca puede ser un medio para obtener otros fines. Lo que no concretó, es en qué otros casos, que no sean los políticos, se puede plantear una huelga de hambre, ni tampoco aclaró, que de entre los numerosos presos políticos mapuches, son 32 quienes han decidido libremente llevar a cabo esa acción política de lucha, pues la que realizaban en libertad, se la han privado y criminalizado. Los señores señadores lo que desean es que los mapuches se dejen matar sin resistencia.

This work is in the public domain
Sindicat