Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: ecologia : mitjans i manipulació : pobles i cultures vs poder i estats
La crisis del agua en Gaza
08 ago 2010
Gaza tiene una crisis de agua. La mayoría de las personas de la comunidad internacional no saben los detalles acerca de por qué existe y la raíz causante de la deficiencia del recurso. Para más de 1, 4 millones de los palestinos que viven en Gaza la escasez del agua y el deterioro de la misma afectan a su salud. Es más, la crisis del agua crea inestabilidades agrícolas, económicas, sociales, y políticas que tienen ramificaciones regionales. La mayoría de los problemas existentes son resultado directo e indirecto de la política israelí. Si las desigualdades de los recursos no se rectifican pronto, el Medio Oriente estará enfrentándose a un desastre humano y medioambiental irreversible.

Recursos Hídricos, Consumo y Distribución– Hechos y Cifras

 

Gaza tiene un acuífero subterráneo que es parte del Acuífero Costero (que se extiende a lo largo del “…litoral mediterráneo de Israel y de la Franja de Gaza.)” Una estimación muestra que la población de Gaza sobre extrae (sobre bombea) entre 120 y 140 millones de metros cúbicos (MMC) de agua del acuífero costero por año, pero el rendimiento sostenible del acuífero de Gaza está entre los 50 y los 60 MMC/año. Una manera de interpretar el rendimiento sostenible es que es la cantidad de agua que puede extraerse anualmente del acuífero, todavía mantenga los niveles de agua del suelo y su composición química (calidad). Científicos como los hidrógrafos, los hidrogeólogos, hidrólogos y ecólogos realizan las volumetrías y las medidas cualitativas de los los recursos hídricos no elaboran únicamente determinaciones científicas sino proyecciones de futuro.

 

 

 

Gaza Mall


Otras estimaciones afirman que la explotación del agua (sobre bombeo) está alrededor de los155 MMC/año, pero el rellenado natural (como el agua de lluvia) y el antropogénico (flujo de retorno agrícola y el agua usada) suman 87 MMC/ al año. Todas estas cifras científicas revelan que Gaza tiene en la actualidad, un déficit de agua de aproximadamente 68–90 MMC/ al año.

Además, la densidad de la población determina cuánta agua se necesita dentro de una área geopolítica, aun cuando el paisaje hidrogeológico y topográfico no tiene la capacidad del recurso natural para satisfacer al número de personas que viven allí. “La Franja de Gaza también es una de las áreas más densamente pobladas del mundo…” con aproximadamente 3.500 personas por Km. cuadrado.

Con una población creciente que se espera que exceda los 2,3 millones hacia mitad del 2010, es decir unas 5.800 personas por Km. cuadrado. Como resultado de los aumentos de la población, el déficit del agua se exacerbará más si más agua e infraestructuras de recursos no están disponibles de forma efectiva en el próximo año.

 

Crazy Water Park (Gaza)

 


“La situación presente sobre la disponibilidad de agua y su calidad en Gaza es el pantalón corto de lo catastrófico. El Dr. Shaddad Attili explica. Attili es el consejero de la Autoridad Palestina para el agua y el medio ambiente. “Como resultado de preocupaciones, la situación del agua en Gaza se ha reconocido durante algunos años como un problema extremamente importante, pero la situación continúa empeorando inexorablemente con el tiempo.”

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) reclama un consumo mínimo de agua de 100 litros per cápita y día (l/c/d) para un nivel de salud de calidad; Attili compartió que los palestinos promedian un consumo de 50 -70 litros (l/c/d). También, el promedio de uso per cápita israelí es de 400 l/d y el de los colonos de Israel en los Territorios Ocupados Palestinos, de 800 l/c/d. Así, el promedio de consumo de los israelíes es casi cinco veces más que el de los palestinos.

Los 3,7 millones de palestinos que viven en Gaza y en Cisjordania consumen aproximadamente entre 260 y 290 MMC/año; y esta cifra incluye el consumo doméstico, agrícola e industrial. Sin embargo, 6,4 millones de israelíes tienen un consumo de agua total de 2.129 MMC/ año.

“Una gran cuenca subterránea se extiende por debajo de Cisjordania y suministra agua de gran calidad tanto a israelíes como a palestinos. Está compuesta por tres acuíferos subterráneos: el Occidental, el Oriental y las Cuencas Acuíferas del Noreste” Puesto que Israel controla el agua, sólo les conceden a los palestinos de Cisjordania 114 MMC/año teniendo que comprar otros 30 o 40 MMC/año para los cisjordanos y 4 MMC/año para los gacenses a la Mekorot, la compañía de agua israelí.


El Grupo de Hidrología Palestino estableció el Proyecto de Supervisión de la Higiene y Depuración del Agua donde varias personas llevaron a cabo estudios de campo en más de 640 comunidades palestinas. Sus informes revelan que la Mekorot “…ha reducido tremendamente las cantidades a suministrar. En muchos casos Mekorot les ha cortado completamente el suministro de agua. Muchas de las comunidades palestinas inspeccionadas que todavía reciben un poco de agua de Mekorot en cantidad insuficiente, han expresado su temor a que Mekorot les dejara de suministrar agua por completo.”

Puesto que estas comunidades no pueden confiar en el servicio de aguas de Mekorot, dependen de otras opciones, como cisternas comunitarias de agua de lluvia; si es que tienen disponibilidad y acceso.

En Gaza, los palestinos consumen 150 MMC/año de los que alrededor de 85 MMC provienen de la sobre-extracción del Acuífero de Gaza. ¿Cómo están los palestinos sobre-bombeando el acuífero? Attili informa que hay más de 4.200 pozos en Gaza. Aunque la mayoría de los pozos se usan para propósitos agrícolas, hay 2.400 ilegales. Además, la explotación y perforación ilegal de pozos agota el ya apurado acuífero.


¿Cómo está afectando la tasa de explotación del Acuífero Costero? Está aumentando la proporción en la que el agua del suelo salina fluye naturalmente de la parte oriental del Acuífero Costero hacia Gaza que está salinizando su agua dulce en la parte occidental del acuífero a un paso acelerado. Además, el estudio concluye: “Si el bombeo continúa a estas proporciones de insostenibilidad, destruirá la capacidad del acuífero de resistirse a la intrusión de agua de mar del este y lo hará totalmente inapropiado para el consumo humano o para el riego agrícola durante las próximas décadas.”

La explotación del acuífero ya ha dañado la calidad del agua. Attili informa que el 70% del agua del acuífero es salobre: agua salina debido a la sobre-extracción.

Desgraciadamente, como allí no hay ninguna alternativa, los palestinos están bebiendo esta agua y están teniendo problemas de salud.

Composición Química del Agua y Cómo Impacta en la Salud Humana

La OMS ha establecido normas internacionales para los niveles de sal de compuestos químicos en el agua, como nitrato y cloruro. Por seguridad y consumo humano saludable en el agua potable, estos compuestos de sal no puede exceder las pautas de la OMS. Para el nitrato, las normas de la OMS son 50 mg/l y para el cloruro 250 mg/l. El acuífero de Gaza tiene niveles de nitrato de más de 100 mg/l y niveles de cloruro que promedian 1000 mg/l. ¿Cómo están afectando estos niveles inseguros a la salud de los palestinos?

Los siguientes son algunos de los hallazgos de un autor que recopiló problemas de salud de numerosas publicaciones. Los problemas de salud son: el 50% de los niños de Gaza tienen una infección parasitaria; niños y adultos padecen diarrea; el alto nivel de cloruro causa enfermedades de riñón, el consumo de agua salina eleva los niveles de sal en los humanos y causa disfunciones renales, deficiencias cardíacas, síntomas neurológicos, letargo, y eleva la presión de la sangre; los niveles excesivos de fluoruro son tóxicos y causan gastritis, úlceras, fallos de riñón, la fluorisis ósea (fracturas del hueso y cojera), y la fluorsis de los dientes (líneas negras alrededor de las encías y caries); y los niveles altos del nitrato causan el síndrome del “ bebé azul”, también conocido como metaemoglobinoemia y cáncer gástrico.

Piscina olímpica de Gaza

 


Puesto que la gente no tiene otras alternativas de agua, consume el agua salobre para su supervivencia diaria. Los palestinos no tienen ninguna otra opción actualmente y las cifras numéricas muestran que la demanda de agua excede a su suministro. En tanto que el Medio Oriente y la comunidad internacional no vayan a la raíz de las causas de la crisis del agua y del impacto que está teniendo en la salud de 1,4 millones de personas; israelíes y palestinos, así como los pueblos de los estados árabes vecinos que comparten los derechos de reparto de los recursos hídricos naturales en la región, continuarán experimentando una escalada de inestabilización geopolítica.

Cuando los acuíferos compartidos ya no puedan satisfacer las necesidades futuras de israelíes y palestinos que los usan, la guerra civil regional será inevitable.

Antes de explorar las soluciones de expertos que podrían impedir una guerra civil futura, ayudaría a los lectores un examen breve de los efectos de la ocupación militar sobre el acceso de los palestinos al agua para entender los obstáculos a los que se enfrentan los palestinos para procurarse tal necesidad vital.

Cómo la Ocupación Afecta al Acceso Palestino al Agua

Los palestinos tienen acceso al agua de los pozos, pero también tienen agua de manantiales, depósitos, recogida de aguas de tejados y cisternas de captación. Desgraciadamente, más del 70 por ciento de la población de Gaza viven en la pobreza, así que la mayoría de la gente no puede permitirse el lujo de reemplazar los depósitos dañados, puesto que su dinero les permite exclusivamente pagar los recibos del agua. De hecho, “ numerosas familias padecen una falta de fondos para pagar depósitos de evacuación de aguas residuales. La contaminación resultante esta teniendo un efecto negativo directo sobre el estado de la higiene y la sanidad.”

¿Cuántas aguas residuales van aparar al acuífero? Más de 30 MMC son devueltos al acuífero sin ningún tratamiento previo y por consiguiente lo contaminan. Cuando las aguas residuales y las provenientes del regadío de cultivos que contienen fertilizantes y pesticidas no han sido depuradas se filtran en las aguas subterráneas, contaminando las aguas existentes en el subsuelo.

Como en la tabla de afecciones a la salud expuesta en la sección anterior, el consumo humano de agua con “…pesticidas puede llevar a la parálisis, deficiencias cardíacas, y daño gradual al sistema nervioso.” Estos problemas ilustran la importancia de las aguas subterráneas, la recogida de los tejados y los pozos ciegos sobre las personas que viven con una red de agua arcaica en la región mediterránea.

Además, lo qué agrava los problemas de salud palestinos es la violencia a la que están sujetos por las fuerzas y los colonos israelíes. Por ejemplo en diciembre del 2004, las gobernaciones de Kan Younis y Rafah sufrieron una incursión israelí que produjo: “la destrucción de captación de aguas de lluvia y pozos agrícolas cercanos al asentamiento de Morag. Esto incluyó ocho invernaderos y 24 dunums que resultaron dañados ...” y durante la incursión “ cuatro pozos cercanos al complejo de asentamientos de Gush Katif fueron aguantados con dificultades por el equipo de mantenimiento… .que arriesgaron sus vidas puesto que las fuerzas israelíes prohibieron a todo el mundo llegar hasta el área.”

Esta violencia no se circunscribe a las incursiones porque el estudio de campo viene a explicar que un pozo municipal en Al Naser que servía a dos comunidades con una población de 13.000 habitantes ha estado cerrado durante tres meses. Como resultado, “se ha obligado a las comunidades a comprar agua de los pozos agrícolas cercanos.” Cuando los palestinos se acercaban a las fuerzas israelíes para acordar el acceso al pozo “... las fuerzas israelíes les obligaron a que dieran la vuelta tras dispararles.”

Crazy Water Park (Gaza)

Desde que Israel evacuó a los colonos israelíes de Gaza y en Cisjordania durante la Retirada de Gaza en agosto del 2005 algunas personas pueden pensar que los problemas con la violencia entre israelíes y palestinos ya no existen en Gaza. Sin embargo, los palestinos todavía viven bajo la ocupación porque las fuerzas israelíes todavía controlan todos los puntos de entrada (puntos de control militar), las fronteras y los pasos fronterizos, así como el espacio marítimo y aéreo. En esencia, los soldados israelíes deciden quién y qué entra y sale de Gaza.

La otra dimensión de la ocupación que puede no venir inmediatamente a la mente es el hecho que 38 años de ocupación han dejado un sendero de destrucción en Gaza. Un reciente estudio realizado por un doctor y figura política palestina muy conocida explica que hay “…palmerales carbonizados y arrancados, árboles frutales, acres de cultivos y docenas de kilómetros de carreteras e infraestructuras arrasados, conducciones de agua destruidas y tendido eléctrico echado abajo.” Además, los montones de arena movidos por los israelíes antes de dejar los asentamientos intensificarán la intrusión de agua marina en el acuífero, intrusión que ya tiene lugar. Por consiguiente, la retirada de Gaza causó un daño medioambiental considerable que los palestinos tienen que tener en cuenta al reconstruir el área.


A propósito, de los 7,9 MMC/año de agua que los colonos israelíes de Gaza estaban consumiendo 4,1 procedían del acuífero y otros 3,8 eran transportados por Mekorot a un precio subvencionado. Ahora los palestinos tienen la oportunidad de comprar los 3,8 MMC a 3 NIS ( 3 shekel israelíes equivalen a 67 céntimos de dólar USA) por metro cúbico. ¿Cuánto es el costo anual? La Autoridad Palestina del Agua tendría que gastar 11,4 millones de NIS o 2,6 millones de dólares USA en el transporte del agua de Mekorot a las fronteras de Gaza.

¿Con las condiciones actuales de desesperación y violencia que han causado graves daños a la infraestructura palestina por qué los palestinos tiene que pagar por un recurso natural que ya debería estar disponible para ellos?

La siguiente y final sección explorará brevemente otras soluciones viables a la crisis del agua en Gaza.

Soluciones de los Expertos para el Agua

Cuando entidades políticas están intentando reestablecer relaciones diplomáticas, compensaciones económicas a los crímenes reconocidos y demostrar un compromiso con la construcción de la paz, los hechos ilustran que la política israelí ha causado un grave daño a la infraestructura palestina y los palestinos deben recibir indemnizaciones por esta destrucción. El pago por estos daño y perjuicios es condición sine qua non si se quiere avanzar en la resolución del conflicto israelo-palestino.

Con respecto al equipamiento de las redes de agua palestinas el Gobierno israelí debe pagar a la Autoridad Palestina para reparar el daño ocasionado a los recursos hídricos. Si una base militar israelí descarga o ha descargado su desagüe de aguas fecales en tierras palestinas, Israel es responsable del costo de limpieza. Sin tener en cuenta donde estén viviendo ahora, los colonos destruyeron pozos y cisternas, así que el gobierno israelí debe pagar por las reparaciones. Si un soldado israelí disparó los tiros que destruyeron los depósitos de agua de una familia palestina, el Gobierno israelí debe compensarles por los daños y perjuicios a su propiedad personal.


Con respecto a las soluciones del agua, un artículo publicado recientemente, que he citado anteriormente afirma que el Acuífero Costero “…podría servir como fuente pacificadora medioambiental” puesto que Israel es el usuario corriente arriba de este acuífero y la Autoridad Palestina es el usuario corriente abajo. Su propuesta es que Israel continúe bombeando el agua subterránea porque disminuirá la salinización en la parte occidental del acuífero: Gaza. Es más, se explica que los palestinos deben dejar de bombear el acuífero porque sobre-bombeándolo causan la intrusión de agua del mar. Ello hace pensar en plantas de desalinización como fuentes alternativas de agua.

Según Attili ésta no es la manera de atajar la resolución del problema. Los derechos al agua deben resolverse sobre la base de normas internacionales. Gaza no es parte de la luna; es la porción íntegra del estado palestino que estará compuesto por Cisjordania y la Franja de Gaza. La reasignación de los recursos disponibles incluida la cuenca del río Jordán es la solución. Esto posibilitaría que israelíes y palestinos dirigieran sosteniblemente estos recursos compartidos. Le permitiría a los propios palestinos adecuar el agua entre Cisjordania y la Franja de Gaza. Attili va más allá explicado que es inevitable que la solución a la crisis del agua en Gaza a medio plazo consiste en transferir parte de la porción palestina compartida del río Jordán a Gaza.

La Agencia Norteamericana para el Desarrollo Internacional (USAID) empezó construyendo una instalación desaladora regional en Gaza que cuesta 70 millones de dólares y el proyecto asignó otros 60 para una conducción futura Norte-Sur que discurriría a lo largo de Gaza. En el 2003, el proyecto fue parado porque tres miembros del personal norteamericano fueron muertos.


Todavía Attili da énfasis a “… (la planta y la conducción) se requieren críticamente y la construcción debe ser reiniciada sin retraso.” Explica que la conducción de agua propuesta en la construcción solventaría el 60 por ciento de las pérdidas en la red de agua que actualmente se están sufriendo. Además, el mapa del Ministerio de Planificación de la Autoridad Palestina, que es un resumen del Programa de Dirección Acuífero Costero (CAMP), un proyecto financiado por la USAID, el CAMP está proponiendo la construcción de tres plantas de tratamiento de aguas residuales que se dirigirán al consumo para propósitos agrícolas e industriales. Aunque hay 9 depósitos existentes en el subsuelo, el CAMP ve la necesidad de otros 16 tanques adicionales. La construcción de la conducción de agua conectará todos los depósitos, estaciones de bombeo impulsoras y las ciudades a lo largo de la Franja de Gaza. Sin embargo, sin la financiación de la comunidad internacional de donantes, la construcción está en punto muerto. El resultado final es que los proyectos pospuestos impiden las soluciones viables para resolver una situación horrible.

Una de las mayores fuente de agua en la región es la cuenca del río Jordán. Los co-receptores del río Jordán son: Israel, Jordania, Líbano, Palestina, y Siria. Según Attili, los palestinos no han tenido acceso al río Jordán desde que en 1967 y ellos son los co-receptores en más apuros de la región, enfatiza. Los jordanos no se quedan atrás. Además explicó que “…Israel viola la ley internacional desviando el río a través del canal nacional del agua.”

Algunos expertos están de acuerdo en que la dirección conjunta del agua en la región permitirá a la dirección gubernamental satisfacer las necesidades de sus pueblos. Es más, concluyeron que la ley internacional con respecto a la distribución del agua debe estar basada en “… la asignación justa y razonable de las cotas de los caudales de agua; evitar daños significantes; y la necesidad de notificación anticipada de cualquier plan de desarrollo que pudiera afectar a las corrientes de agua compartida.”

En el mejor de los intereses de las partes receptoras deben dirigir los recursos hídricos mediante un planteamiento cooperativo. Si las entidades políticas trabajan juntas pueden desarrollar las estrategias más innovadoras, eficaces y eficientes para satisfacer las necesidades de los pueblos al tiempo que evitarán la explotación del agua y el deterioro de los recursos hídricos. La probabilidad de aumentos de los daños medioambientales cuando un usuario co-receptor no tiene ningún control para equilibrar su uso. Israel es un ejemplo vivo de este escenario. Cuando los co-receptores dirigen conjuntamente el agua comparten la responsabilidad y la obligación por lo que pase en la sociedad de la región y en el medioambiente.

En el 2010, la Autoridad de Agua Palestina (PWA) predice que la demanda de agua para Gaza será como mínimo de 300 MMC/año, pero el rendimiento sostenible es de 50–60 MMC/año. La matemática revela que hay un 75 por ciento desfase en el agua que ha de ser tenido en consideración. ¿Qué beberán las personas? . Que Medio Oriente sobreviva a este inminente desastre humano y medioambiental depende de las entidades políticas implicadas y de la comunidad internacional que puede proporcionar la muy necesitada financiación para rectificar esta crisis de agua.

Algunas personas dicen que los problemas de la vida a veces requieren que miremos las situaciones desde ángulos diferentes. En este caso, la realidad de Gaza y el futuro de su gente no está solo bajo tierra.



This work is in the public domain

Comentaris

Islamofeixisme no
09 ago 2010
Mentre Gaza estigui governada per un grup feixista com Hamas, no veig com és possible cap tipus d'ajuda.

Potser quan Hamas ja no sigui al poder se'n pot parlar però de moment mentre cohets continuen caient a Israel desde Gaza, setmana ni i setmana no, no hi ha res a fer-hi.
Sindicat