Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: ecologia
Jutgen a Repsol per vessaments de petroli a les costes de Tarragona
06 jul 2010
Repetits vessaments de cru al mar mediterrani des de plataformes de Repsol-YPF han motivat a un jutge a iniciar la via penal contra dos dels seus directius. Repsol no va informar dels fets.
Plataforma_petrolifera_Tarragona.jpg
Només a la primera olejada de vessaments, el 14 i 15 de maig de 2009, es van vessar més de 115 tones de cru i 15 tones d'altres substàncies contaminants com oli, des de les plataformes que REpsol opera a pocs quilòmetres del Delta de l'EBRE.
Tot i que Repsol va ocultar els fets, la fiscalia va obteinir informació detallada gràcies a les fotografies satelitals de l'Agència Marítima Europea.

Adjuntem notes d'EL País:

***********************************************************
Un juez abre la vía penal contra Repsol por vertidos en Tarragona


La fiscalía aprecia indicios de delito por las fugas de petróleo en dos pozos a 2.400 metros bajo el mar - La compañía no informó a Fomento de los escapes
FERRAN BALSELLS - Tarragona - 03/07/2010


Un juzgado de Tarragona ha abierto la vía penal contra Repsol por al menos dos fugas de crudo mar adentro frente al delta del Ebro (Tarragona), a unos 40 kilómetros de la costa catalana. Los escapes, que la petrolera no notificó a las autoridades, se produjeron en mayo y junio de 2009 durante las tareas de prospección que determinaron la viabilidad de dos pozos petrolíferos submarinos de difícil acceso, que la empresa prevé explotar en 2014.


El Ministerio de Fomento detectó las fugas en julio del año pasado y la fiscalía abrió al mes siguiente una investigación de oficio, que ha culminado apreciando indicios de delito contra el medio ambiente, según la denuncia que el juez recibió la semana pasada.

El juzgado número 3 ha abierto diligencias previas para determinar si la petrolera tiene responsabilidad, así como la empresa estadounidense Pride of North America, que manejaba la plataforma subcontratada para las prospecciones, han confirmado fuentes del juzgado y de la fiscalía. El proceso apunta a posibles negligencias de los empleados dado que el delito penal, para el que se prevén penas de seis meses a cuatro años de prisión, no se aplica aún a personas jurídicas, como es una compañía. La reforma del Código Penal en trámite sí contempla esta posibilidad, pero no se puede aplicar retroactivamente.

De confirmarse el error humano, Repsol sería responsable subsidiaria de los daños y perjuicios. En ese sentido apunta la instrucción, orientada a determinar la cantidad de crudo vertida y a cuantificar los daños económicos causados.

La petrolera ya indemnizó con 250.000 euros a los pescadores, que en un principio reclamaron 1,5 millones. Repsol sostiene que la cantidad de crudo vertida fue "mínima, ya que las autoridades ni activaron el plan de contingencia", señaló ayer un portavoz. Este declinó comentar la apertura del proceso penal, que afirmó desconocer.

Ambas compañías están comprometidas porque la fiscalía no descarta que se produjeran más fugas de las reconocidas, ni que estas se originaran en la plataforma estadounidense o fluyeran a través de grietas abiertas en los pozos propiedad de Repsol, señalan fuentes de la fiscalía.

Esta última posibilidad implicaría que el vertido siguió una mecánica parecida a la fuga que BP abrió en el golfo de México el pasado mayo en un pozo casi imposible de sellar. Es lo que preocupa a los ecologistas, que esta semana solicitaron al Gobierno una moratoria sobre los dos nuevos pozos que Repsol prevé explotar en Tarragona.

Salvando las mayúsculas diferencias, ambos accidentes guardan cierto paralelismo: los pozos ubicados frente al delta fueron descubiertos hace 16 años, pero la tecnología de la época no permitía su explotación dado el inaccesible emplazamiento del crudo. Repsol consideró resuelta la cuestión tras las prospecciones del año pasado pero los accidentes en esos trabajos pueden cuestionar la seguridad del método empleado en la perforación, el mismo factor que acabó propiciando el escape de la petrolera británica.

"Deben paralizarse todas las prospecciones en la costa española antes de que la seguridad esté garantizada", señala un portavoz de Greenpeace que advierte de la fuerte presión que Repsol ejerce sobre la explotación de yacimientos marinos próximos a la costa española.

En febrero pasado, la compañía obtuvo una prórroga de tres años para explorar el Cantábrico en busca de crudo. Ese mismo mes adjudicó a la compañía francesa Technip el contrato para acondicionar los nuevos yacimientos de Tarragona. Los trabajos empezarán a mediados de 2011, durarán dos años y costarán unos 60 millones, que se añaden a los 135 ya invertidos por la petrolera en la perforación de estos pozos ahora bajo sospecha.

Los dos vertidos de los que se tiene constancia fueron detectados por Capitanía Marítima en un episodio polémico por la ausencia de información de Repsol: el vertido del 15 de mayo de 2009 lo descubrió un satélite que localizó una gran mancha de crudo cercana al delta; el del 23 de junio lo detectó la torre de control del puerto de Tarragona. Esta desveló un ajetreo constante de buques coronados por un humazo negro que partía del horizonte. Tras consultar a Pride, que negó estar sufriendo algún tipo de incidencia, se envió un helicóptero con cámara a la zona que comprobó que el intenso humo procedía de la misma plataforma, a su vez rodeada por enormes ribetes de crudo liberados al mar.

Fomento impuso a Pride una fianza de 2,7 millones y abrió un expediente sancionador en el que también estaba incluida Repsol, que alegó no haber sido advertida de lo ocurrido por Pride y asumió la responsabilidad de la sanción administrativa.

El ministerio ya ha cerrado ese proceso a petición de la fiscalía, que entiende que los hechos constituyen un posible delito y no una mera infracción. "Es la única forma para que las multinacionales cumplan las reglas en España lo mismo que en Alemania", señaló ayer el capitán marítimo de Tarragona, Fernando Collado, todavía molesto por los encontronazos con la empresa estadounidense y Repsol en 2009.

Los pozos, en cifras
- Nombre: Montanazo D-5 y Lubina-1.

- Distancia de la costa: 40 kilómetros.

- Tiempo de vida estimado: De 5 a 7 años.

- Previsión de inicio de la explotación: 2014

- Profundidad: 2.354 y 2.439 metros.

- Producción prevista: Entre 3.800 y 3.700 barriles de crudo diarios.

- Operador: Repsol (75%), Cepsa (7,3%) y otros.

- Inversión: 135 millones de euros.

*****************************************

La fiscalía acusa a Repsol de "graves negligencias" en la fuga en alta mar
La querella responsabiliza del vertido de crudo a dos altos cargos de la empresa
FERRAN BALSELLS - Tarragona - 04/07/2010

Vota Resultado 3 votos
Los fallos de seguridad de Repsol en las prospecciones realizadas el año pasado frente al delta del Ebro provocaron al menos uno de los episodios de fugas de crudo en la zona. Así lo denuncia la fiscalía, que ha acusado por posible delito contra el medio ambiente a dos directivos de la división de seguridad ambiental de RIPSA (Repsol Investigaciones Petrolíferas, SA), filial de la petrolera encargada de dirigir los trabajos de perforación de dos pozos petrolíferos ubicados a unos 40 kilómetros de la costa catalana. El fiscal acusa a ambos ejecutivos de provocar las fugas de crudo detectadas en mayo por su "grave negligencia en el diseño de la instalación y en la previsión de riesgos", según el escrito entregado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona, que investiga el caso. Los vertidos detectados, de los que la petrolera no informó a las autoridades, se produjeron en mayo y junio del año pasado, durante las perforaciones para las que Repsol subcontrató a la empresa estadounidense Pride of North America, a la que también se acusa en el proceso.

La noticia en otros webs

webs en español
en otros idiomas
El líquido derramado equivale a 140 piscinas olímpicas

Hasta ahora el fiscal solo ha formulado acusación por el primer episodio de fugas detectado. Los dos directivos acusados de un delito contra el medio ambiente son A. V. y R. C., máximos responsables en materia de seguridad de RIPSA en las sedes de esta empresa en Madrid y Barcelona, respectivamente, según fuentes próximas a la compañía.

La fiscalía solicita al juez que cite a declarar como imputados a estos dos directivos para que expliquen su papel en los supuestos fallos de seguridad. El Código Penal castiga el delito ecológico con penas de entre seis meses y cuatro años de prisión. La querella del fiscal que inició el proceso se dirige también contra Repsol, que, en caso de condena, deberá responder como responsable civil subsidiaria de las indemnizaciones que se impongan a los directivos.

La petrolera insistió ayer en la mínima afectación que supusieron los escapes y señaló que todavía no le consta la causa abierta por el juez sobre la perforación de Montanazo D-5 y Lubina 1. Así bautizó Repsol estos viejos pozos, de difícil acceso, perforados hace 16 años. Entonces se descartó su explotación por dificultades técnicas.Repsol considera que las perforaciones de 2009 comportaron vertidos, pero también la certeza de que la tecnología actual ya permite activar ambos pozos. El contrato adjudicado en febrero por Repsol prevé que la compañía francesa Technip empiece a acondicionarlos a principios de 2011 y la duración prevista de los trabajos es de dos años.

La contundencia del escrito del fiscal, que vincula directamente los vertidos a fallos de seguridad de Repsol, abre dudas entre los ecologistas sobre la viabilidad del proyecto. "Es un riesgo demasiado alto para obtener tan poco crudo", insistió ayer el grupo ecologista Greenpeace, a la espera de que avance la investigación judicial. El juzgado abrió diligencias previas el pasado miércoles, lo que explica que Repsol no haya recibido todavía la notificación de la decisión.

El escrito fiscal ahonda únicamente en el episodio de vertidos ocurridos en mayo y relativos al pozo Lubina 1. El segundo vertido del que se tiene constancia se produjo al mes siguiente y también se encuentra bajo investigación, señalan fuentes judiciales. Ninguno de los accidentes fue comunicado a las autoridades, por lo que la fiscalía admite que pudo haber otros escapes de crudo media o baja intensidad que no fueron detectados, algo que deberá esclarecer la investigación judicial.

La fiscalía obtuvo información detallada del primer vertido gracias a las fotografías captadas por un satélite de la Agencia Marítima Europea. Del análisis de esas imágenes se desprende una apreciación inicial del alcance de esta primera oleada de vertidos: los pozos escupieron unas 115 toneladas de crudo entre el 14 y 15 de mayo, además de unas 15 toneladas de otras sustancias contaminantes, como aceite. Ello supone el equivalente a verter unas 140 piscinas olímpicas repletas de crudo al Mediterráneo. Comparar la cifra con los trágicos accidentes de otras mareas negras confirma la baja incidencia de los vertidos, argumento defendido por Repsol. El Prestige, por ejemplo, derramó 77.000 toneladas de fuel frente al litoral gallego en 2002. Pero la cifra que aporta el fiscal se refiere a una parte de los episodios detectados, señalan fuentes judiciales. Más que la cantidad, advierten, la gravedad del asunto se encuentra en la acusación del fiscal, que carga contra la seguridad de Repsol durante los trabajos de perforación en una zona sensible. La acusación de fiscalía subraya que el vertido se produce en aguas ricas en biodiversidad, próximas al parque natural del Delta del Ebro y uno de los principales caladeros para los pescadores de la zona. Además el vertido, señala el escrito, puso en riesgo la fauna marina de la zona.
Mira també:
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/juez/abre/via/penal/Repsol/vertidos/Tarragona/elpepisoc/20100703elpepisoc_3/Tes
http://www.elpais.com/articulo/cataluna/fiscalia/acusa/Repsol/graves/negligencias/fuga/alta/mar/elpepiespcat/20100704elpcat_1/T

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more