Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Justicia envía una carta a los medios para desprestigiar a Amadeu Casellas
05 nov 2009
Amadeu Casellas preso anarquista conocido por los comunicados dónde denuncia las irregularidades de los Servicios Penitenciarios catalanes- abandonó, el miércoles 21 de octubre, las huelgas de hambre y de sed que llevaba a término desde el 15 de julio y el 12 de octubre, respectivamente.
Este últimos días, las protestas por su libertad han aumentado. El 19 de octubre, varios grupos de personas hicieron cortes de carretera que van colapsar los accesos en Barcelona durante toda la mañana. El día siguiente, apareció un manifiesto dirigido a la Generalitat con firmas de personas del mundo del arte y la cultura dónde se exigía la libertad de Amadeu Casellas por “razones humanitarias”. El viernes 23, un grupo de apoyo a Amadeu Casellas entró a Catalunya Ràdio para denunciar el silencio mediático y para exigir un espacio radiofónico para explicar la situación del preso anarquista. La emisora no va acceder a dar el espacio y engañó las personas presentes todo asegurando que, el día siguiente, podrían disfrutar de un espacio de ocho minutos al programa Solidarios de Rita Marzoa. La intervención acabó siendo sólo de un minuto.

El sábado 24, cerca de medio millar de personas, cercados por los Mossos d'Esquadra, se manifestaron en la rambla del Arrabal bajo el lema Amadeu Casellas Libertad. Tras algunas vueltas, se pudo burlar el asedio policial y, poco después, apareció una manifestación espontánea a la calle del Carme, que se dirigió hacia la rambla de Canaletas y acabó en la plaza de la Catedral. La respuesta de la Consejería de Justicia y de la Dirección general de Servicios Penitenciarios ha sido en forma de carta dirigida a los firmantes del manifiesto y a las redacciones de algunos medios de comunicación. En este carta se explica el historial procesal de Casellas. Una carta llena de verdades a medias que hemos contrastado con G R, miembro de la assamblea de Apoyo a Amadeu Casellas.


Lo que no dice la consejera

Amadeu Casellas ha cumplido once condenas desde que ingresó en prisión preventiva el 1979, situación que se alargó durante 4 meses. El 1982, volvió a entrar a la prisión para cumplir una pena de cuatro años y salió en libertad condicional el 1984. El 1987 vuelve para cumplir ocho condenas por robos a bancos a mano armada. Desde entonces, Amadeu ha sido privado de libertad porque, según G R, “la obtención de permisos o de salidas programadas no costituyen ni un tercer grado provisional ni una libertad condicional”. Lo que no dice la consejera a su carta es que los robos se cometieron antes de 1987 fueron para financiar luchas obreras y que los funcionarios indujeron Amadeu Casellas a huir afirmando que no saldría nunca de la prisión. La consejera también esconde que el intento de evasión de la prisión de Figueres protaginizado por Casellas (durante el cual el preso anarquista se rompió los dos pies) se produjo después de que el director de la prisión de Lleida extorsionase a un preso -así lo reconoció el encarcelado al juicio- porque relacionara a Amadeu Casellas con el tráfico de drogas dentro de la prisión. El recluso debía decir que el preso anarquista lo indujo y presionó para que entrara droga a la prisión. Por este motivo el juez va cancelar los permisos de qué habría debido disfrutar Casellas. La carta de Justicia también esconde, que durante una de las salidas al hospital, los acompañantes de Casellas no lo esperaron y, entonces, el preso anarquista avisó a la prisión que marchaba a casa. Tampoco dice que a la operación policial mediática que se hizo por detenerlo en un bar mentía cuando se afirmaba que Casellas iba armado y estaba provocando incidentes -punto que desmintió el propietario del local. La consejera tampoco obvia que los Mossos d'Esquadra detuvieron a la madre del preso anarquista acusándola de querer entrar droga a la prisión en un paquete que no traía la mujer y que los mismos funcionarios le sugirieron traer. La carta de la Generalitat tampoco dice que los amigos de Amadeu Casellas han recibido pegas arbitrarias para visitarlo a la prisión y que los funcionarios han intentado inhabilitar (en varias ocaciones) a los abogados del preso anarquista con falsas acusaciones. La consejera esconde también el intento de atraco del 2006 se produjo cuando Casellas llevaba seis meses en tercer grado (cosa inédita, puesto que a partir de los tres meses te conceden la libertad condicional) y que la acción se hizo por paliar la grave situación económica que atraviesa la familia.

Montajes para incumplir el pacto

Pero, sobre todo, el que se olvida de decir la consejera es por qué la Generalitat incumplió los pactos y las promesas que hicieron que Casellas dejara la primaera y la segunda huelga de hambre. Abandonó la primera huelga de hambre, iniciada con otras presos para denunciar la falsetad de los informes que emito la Junta de Tratamiento, por las ficticias promesas que recibió de los funcionarios de la prisión de cuatro Caminos. Aun así, al ver que no las cumplían, inició una nueva huelga de hambre, que duró 77 días y que acabó con la firma de un pacto dónde se acordaban cosas diversas: que lo trasladarían a Brians II: que la prisión pondría los medios necesarios por su recuperación de la huelga de hambre; que Casellas se sometería a un Programa de Tratamiento Individual (PECHO) y que, si durante la terapia no recibían ninguna queja, la Junta de Tratamiento haría un informe favorable para concederle un permiso de tres días para que consiguiera un contrato laboral que justificara la aplicación del art. 100.2. Según este artículo, el preso anarquista podría ir a su casa a trabajar durante el día y a dormir a la prisión. Casellas cumplió escrupulosamente todo el pacto, pero la prisión sólo cumplió la parte del traslado. La Junta de Tratamiento emitió un informe favorable, pero, cinco días después se va a enviar uno desfavorable alegando que tenía una causa pendiente por tráfico de estupefacientes -un proceso que ya se conocía a la hora de hacer el acuerdo- y por el cual el fiscal pidió ocho años de prisión. La entrada de drogas a la prisión, asunto donde Casellas no tuvo nada a ver, se produjo por parte de la madre de una chica inmigrante que fue amenazada de ser expulsada del país pues se le acababa el permiso de residencia. El informe de la causa pendiente que hace que Amadeu Casellas continúe en la prisión está lleno de mentiras e imprecisiones que sólo se explican por las verdaderas intenciones que mueven los Servicios Penitenciarios y que la propia consejera reconoce a la carta cuando afirma que esta institución ha puesto una denuncia contra el preso por “calumnias, injurias y amenazas”, refiriéndose a los comunicados de denuncia del sistema penitenciario que Casellas ha escrito desde la prisión.

El Racó il.lutrat per Gisela Bombilar. Es permet la copia, modificació i/o difusió d'aquesta pàgina amb la condició de reproduir aquesta nota en cada copia i a cada versió modificada.
Contestación de la Consellera Tura ante la entrega del manifiesto por diferentes personalidades del mundo de la cultura, periodistas y políticos

En relació als darrers actes de suport a l'intern Amadeu Casellas, el Departament de Justícia considera necessari fer saber a l’opinió pública i, en especial a les persones que siguin convidades a sumar-se a actes en suport de la seva persona que: Amadeu Caselles Ramon fonamentava la seva vaga de fam, que ha decidit abandonar fa uns dies, en que fa més de 20 anys que està empresonat i que l’Administració penitenciària no li ha concedit permisos ni ha pogut accedir al règim obert.

1. L'intern ha estat condemnat en 12 ocasions i té com a mínim dues causes pendents. És reincident penal i penitenciari i ha tingut tres ingressos a presó. El primer, l’any 1979 va durar 4 mesos en situació de preventiu. El segon ingrés fou l’any 1982 ( per complir una pena de 4 anys). Va sortir en llibertat condicional el juny de 1984. El tercer ingrés va ser l’any 1987 en que va entrar per complir 8 condemnes per robatoris a mà armada.

2. En els períodes que ha estat en llibertat perquè l’administració penitenciària ha confiat en el seu comportament i li ha atorgat permisos o règims oberts, l’intern ha reincidit i ha comès nous delictes. Així, des de 1995 fins el novembre de 2006, data en la que gaudint del règim obert va ser detingut de nou, acusat d’un atracament, aquest intern ha gaudit d’un total de 85 períodes de permisos, i a aquests cal afegir-hi 40 sortides per temes laborals, entre juliol i desembre de 2005, altres 11 sortides en règim d’autogovern i 2 sortides programades acompanyades de personal de tractament. Durant el gaudi d’aquests permisos, no retorna al centre (nou delicte de trencament de condemna) en dues ocasions i ha de ser detingut i retornat per la força pública, i en altres dos permisos comet dos atracaments pels quals també és condemnat, un l’any 1998 i l’altra, el darrer, l’any 2006, quan estava en tercer grau de compliment de les penes imposades.

3. En el període que ha complert penes de privació de llibertat ha realitzat una temptativa d’evasió.

4. Els delictes comesos són, principalment, robatoris amb intimidació i amb ús d’arma de foc.

5. L’ultima condemna, que se suma als anys que encara li restaven d’altres condemnes anteriors, és per un delicte de robatori amb intimidació a una entitat bancària de Vic el dia 26 de novembre del 2006 (fa doncs menys de tres anys), mentre gaudia del tercer grau penitenciari. Durant l’atracament va amenaçar amb l’arma a la mà a tres treballadors de l’oficina i a una clienta. Aquests fets varen ser reconeguts per l’intern, que va acceptar una sentència de conformitat d’ 1 any de presó com autor responsable d’un delicte de tinença il·lícita d’armes, i de 3 anys, 6 mesos i 1 dia com autor d’un delicte de robatori amb violència i intimidació.

6. Resta pendent també resoldre l’acusació sobre tràfic d’estupefaents, pel qual té una petició fiscal de 8 anys de presó, per fets ocorreguts l’any 2008, al centre penitenciari de Quatre Camins, i una denúncia interposada per la Secretaria de Serveis penitenciaris per calúmnies, injúries i amenaces.

7. Tot i que els delictes comesos tenen ànim lucratiu i es desenvolupen atemptant greument als drets d’altres persones, s’ha produït un moviment de suport afirmant que havia estat en règim tancat durant més de 20 anys, qüestió que desmenteixen els propis fets exposats en aquest escrit.

8. En aquests moments aquest intern ha abandonat fa uns dies la vaga de fam que mantenia. Les vagues de fam no són un fet desconegut dins del sistema penitenciari, però no es pot intentar aconseguir canvis de la seva classificació per aquesta via.

9. Amb l’argument de donar suport a aquest intern hem vist com s’efectuaven actes vandàlics a les instal·lacions del Departament de Justícia, trencant amb gran violència totes les vidrieres del Centre d’Iniciatives per la Reinserció (CIRE) o, més preocupant encara, com es col·locaven artefactes explosius el carrer Gran de Gràcia i, darrerament s’enviaven a responsables del Departament de Justícia. En la reivindicació d’aquests fets, sempre covardament anònima, s’efectuen amenaces cap a qui compleix amb l’obligació de fer funcionar el millor possible un servei imprescindible en qualsevol Estat de dret: el compliment de les penes privatives i no privatives de llibertat i la tasca d’evitar la comissió de nous delictes mentre s’està sota la tutela de l’administració penitenciària.

10. Tothom és lliure de donar suport a qualsevol dels quasi 10.500 interns que avui hi ha a les presons catalanes, però cal conèixer bé el currículum delictiu i la manera que alguns tenen de donar suport a la suposada causa "anarquista" d'un pres.

11. Rebutgem profundament la violència i defensem cada dia els drets humans en un dels àmbits més delicats de la nostra societat, però les amenaces i els explosius no ens faran canviar la nostra activitat encaminada a millorar constantment els serveis penitenciaris.

12. Encara que pot resultar obvi, de tot l’ exposat queda clar que el senyor Amadeu Caselles no està empresonat per les seves idees sinó per la comissió reiterada de delictes que posen en perill la vida i la seguretat dels ciutadans.
22 d’octubre de 2009



Respuesta a la Sra Consellera
Para enviar vía correo elctrónico a justicia ARROBA gencat.cat

Sra Consellera de Justicia.

Con respecto a su respuesta a las adhesiones que reclamaban la libertad del preso Amadeu Casellas, quisiera puntualizarle lo siguiente:

Me parece detectar cierto tono victimista cuando no son ustedes (los responsables de la custodia y privación de libertad del señor Amadeu), quienes están presos. Además parece que se dirigen a nosotras con cierto paternalismo, algo que podría ser sorprendente cuando el escrito proviene de una mujer, que hasta puede que sea madre. También, desde ese paternalismo, nos cree desinformadas e incluso, puede que, hasta estúpidas y creo que ni lo estamos, ni lo somos, o por lo menos tanto como usted pueda pensar.

Para empezar, quisiera decirle que usted puede hacer llegar a la opinión pública, todo lo que se proponga; nosotras, no. Usted tiene todos los medios a su disposición y alcance y los utiliza, por tanto, no es víctima, y en todo caso, de haber alguna desinformación, la única responsable es usted.

En su contestación, antes de exponer sus argumentos, asegura que el señor Amadeu Casellas fundamentaba su huelga de hambre en dos supuestos, llevar más de 20 años en prisión y que la Administración Penitenciaria no le ha concedido permisos, ni el régimen abierto. Usted, y todos los responsables de la administración de Justicia y de las prisiones, pueden poner en boca del señor Amadeu y en las nuestras, palabras que no se ajustan y que desvirtúan la situación, pero eso no las hace más ciertas. Los argumentos de Amadeu para justificar su huelga de hambre, y los que hemos sostenido nosotras son que: el señor Amadeu Casellas lleva más de 20 años en prisión (le guste o lo interprete usted como quiera, eso es completamente cierto), y que se le ha denegado el cumplimiento de un pacto, en que estaban previstos permisos y la concesión del régimen abierto, y todo esto, sin contar que en otras ocasiones haya tenido posibilidad de dicho régimen o de permisos similares, es también del todo cierto.

Continua diciendo, en su primer punto, que el señor Casellas tiene "como mínimo", dos causas pendientes. ¿Cómo es que no está segura?. Además le recuerdo que tener causas pendientes, no es motivo ni excusa para que una persona quede privada de libertad. La cuestión de la reincidencia, no es sólo una aspecto exclusivo del señor Amadeu, por ejemplo, usted también es reincidente en asumir cargos públicos, y eso no parece que le haya afectado en su carrera dentro de la Consellería de Justicia, ni en la Dirección General de Servicios Penitenciarios. Sólo hay que ver cómo está actualmente la Justicia y cómo cada vez entran más personas en prisión, y las dificultades existentes a la hora de salir con permisos o en libertad, e incluso la aplicación casi simbólica de las penas alternativas a la prisión.

Cuando usted asegura que la administración penitenciaria ha confiado en el señor Amadeu, desconoce o quiere ignorar una parte de la realidad. Algunas de nosotras hemos conocido la desconfianza y los comentarios de unos cuantos funcionarios de la institución, que sólo esperaban que Amadeu quebrantase y no volviera de permiso y hacían lo posible para que eso pudiese ser así. ¿Cuánto tiempo es preciso mantener un tercer grado, sin partes ni expedientes, para la concesión de la libertad condicional?. ¿Quizás, usted desconozca lo que se cuece y cómo se provocan situaciones en los módulos de sus prisiones?. No lo creo y no le voy a disculpar.

¿No le parece que al llamar reincidencia a sucesos producidos hace 11 años o más, denota cierta desconfianza y puede que hasta cierto resentimiento?.

Habla de una "tentativa de evasión", sin tener en cuenta cuáles fueron las circunstancias que la propiciaron. No se si con esa omisión, pretenderá ignorar algo. ¿Necesita que le hagamos memoria?.

La mayoría de personas sabemos que los delitos cometidos por el señor Amadeu, son robos con intimidación, a veces con arma de fuego, y otras con armas simuladas y sin sangre de por medio. Y que tengamos constancia, casi siempre a entidades que, con inestimables e impunes colaboraciones, han provocado una de las mayores crisis de este país y por tanto, una desesperada situación para muchas personas que trabajaban y confiaban en este sistema. ¿Quién hará justicia a esas esperanzas decepcionadas, y a esa corrupción generalizada?. ¿Cuál es el valor de esa confianza decepcionada?. No dudo que, seguramente, usted seguirá confiando en los mismos bancos que nos han arrastrado a esta delicada situación, sólo por codicia, pero es incapaz de hacerlo con personas como el señor Amadeu, quizás porque no robaron lo suficiente como para formar parte de un selecto grupo de privilegiados.

Sí, quizás esas sean las grandes preguntas sin respuesta que sustituyen a las ya viejas y tradicionales de ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos?. Para éstas, ya hemos encontrado respuestas y casi siempre aparece en ellas la amenaza de la sombra de alguna de las instituciones a las que usted representa.

La última condena del señor Amadeu, un total de 4 años y medio, precísamente está a punto de cumplir las 3/4 partes de la condena. Pero además, déjeme decirle que tanto esa causa con condena en firme, como la acusación de un hipotético intento de entrada de droga en la prisión (a Amadeu nadie le encontró droga alguna), son cuestiones que se conocían sobradamente en el momento en que se llegó al PACTO para que abandonara la huelga de hambre que, en el 2008, mantuvo durante 76 días y abrir así una puerta hacia la anhelada libertad de Amadeu. ¿Por qué no lo explica todo, Señora Consellera?. ¿Por qué tanto interés en ocultar el PACTO y su contexto?.

Sí, es cierto que las últimas acusaciones de intento de entrada de droga, que no de tráfico (a no ser que se quieran inventar una nueva acusación), y la de calumnias, injurias y amenazas, están pendientes y por tanto, son acusaciones pero no condenas en firme. Usted sabe muy bien que esas acusaciones, una de las cuales ya se conocía cuando se acordó el pacto y la otra como consecuencia de su incumplimiento, a efectos de los permisos y la aplicación del artículo 100.2, son criterio exclusivo de la prisión y no motivo para denegar las salidas.

Argumentan "riesgo de fuga". Algo tan arbitrario como semejante excusa, conllevaría que nunca se concedieran permisos, pues ese riesgo existe siempre que se concede la posibilidad de una salida. ¿Y si realmente se fuga?. Es curioso que para unas cuestiones utilicen la interesada "precisión" de las estadísticas y para otras no. A mi sólo se me ocurre un nombre para calificar esos argumentos: MANIPULACIÓN. Las estadísticas (reincidencia), lo que nos dicen es que, Amadeu, no ha permanecido demasiado tiempo fugado después de un quebrantamiento y ha sido apresado de nuevo, no tanto, como aseguraron en una ocasión, por la eficacia de sus agentes del orden o, como intentaron hacer creer en una ocasión, porque él haya amenazado a gente en un bar, cuestión que el propio propietario del bar desmintió, sino porque Amadeu nunca se ha escondido.

Desconozco quiénes son los profesionales que están a cargo de los informes penitenciarios, pero sí que tengo claro que dichos informes, en la mayoría de los casos y cuando menos, están tan viciados como lo puedan estar nuestras argumentaciones para reclamar la libertad de Amadeu. La diferencia es que, en nuestro caso, hasta somos capaces de reconocerlo. En el suyo, no sólo me asalta poderosamente la duda, sino que además me consta el esfuerzo que están haciendo para evitar que ninguna información a este respecto, salga a la luz pública. Los medios de información públicos, no los paga ni usted ni su partido político. Los pagamos entre todas, incluso quienes le reclamamos que ponga inmediatamente en libertad a Amadeu y nadie les está juzgando a usted y a sus responsables de gobierno por evitar que seamos escuchadas. A mi se me ocurre que muchas de sus actitudes me recuerdan al abuso de poder. Pero también se me ocurre que a usted nadie la va a juzgar. Nosotras no tenemos la más mínima oportunidad de romper el pacto, so pena de acabar encerradas en su despreciable, para nosotras, institución penitenciaria.

Sí, si señora. Amadeu lleva más de 20 años en prisión. Usted habla de régimen abierto y pone en duda nuestra afirmación y eso me da valor para preguntarle una y mil veces más, qué es lo que entiende usted por régimen cerrado o libertad. Quizás esto podría aclararnos el por qué pone en duda nuestra afirmación. Usted sabe perfectamente que la privación de libertad, conlleva diferentes grados de clasificación y en todos ellos la persona presa está bajo la tutela de la prisión y depende de ella, incluso en el grado de libertad condicional. ¿Entiende lo que significa condicional?. Seguro que sí. A veces, da la sensación que para usted, el salir de permiso un fin de semana, es estar libre, pero no, se sigue estando bajo la tutela de la prisión y por tanto preso. O sea, los hechos que usted expone, no desmienten nada, más bien afirman que el señor Amadeu lleva más de 20 años expuesto a esa tutela penitenciaria, y sometido a ese criterio arbitrario y al cambiante humor de sus gestores y funcionarios responsables.

Podría estar de acuerdo que las huelgas de hambre no son los medios más recomendables, pero está claro que ni dejan otra opción, ni tampoco tienen ninguna intención de aportar nada para desbloquear la situación, ni con huelgas, ni sin huelgas. El que dichas huelgas no sean desconocidas dentro del ámbito penitenciario, no dice nada a favor de ese tipo de institución, más bien al contrario, a no ser que usted intente hacernos creer que la gente inicia una huelga de hambre por puro capricho. Si es así, sólo puedo exclamar: ¡Cuánta frivolidad!. En su respuesta, ni tan siquiera deja entrever algún atisbo de preocupación por la salud del señor Amadeu, sólo remarca que ya ha abandonado la huelga como si eso fuera garantía o tranquilidad de algo. Seguro que ni le tiembla la mano, ni tampoco la voz, cuando lo dice. A mi me preocupa, no sólo el señor Amadeu, sino también su madre y su hermana y sus amigas y amigos. A nosotras, no sólo nos tiembla la voz, sino que se nos encoge el corazón cada vez que Amadeu decide hacer una huelga de hambre. Que ya son varias y seguidas. ¿Sabe usted lo que es eso?. No se preocupe, que ya se lo contesto yo: ¡No!. Ni tampoco sabe lo que es una prisión, aunque sea su máxima responsable. Explíquenos, por favor, cuál es la vía para los cambios de clasificación penitenciaria. ¿El engaño y la mentira?.

Usted también se atreve a asegurar que ha visto cómo se efectuaban actos vandálicos en determinadas instalaciones y asegura que se ha utilizado "gran violencia". ¿Me podría explicar qué quiere decir con "gran violencia"?. Para mí, la violencia es la que se ejerce contra las personas y de esa le puedo hacer una larga y extensa relación. Cuando usted habla de "gran violencia", no explica su apoyo a los mossos que fueron grabados por una cámara en una comisaría ejerciendo actos de "gran violencia" contra personas. Explíquenos su "teoría" de la violencia, que probablemente nosotras podremos aportarle la documentación práctica. Nosotras no llevamos "kubotanes", ni vamos armadas, ni practicamos la estrangulación a manifestantes, ni aplicamos aislamientos esposados y desnudos sobre un hule para que la persona se empape en sus propios excrementos. Tampoco entrenamos a nadie para matar, ni reclutamos personal de dos metros de envergadura y les facilitamos el letal equipo de antidisturbios, ni tampoco les adiestramos para dañar órganos vitales. No somos nosotras las que nos preparamos para la violencia, sino más bien las que recibimos la violencia, su violencia.

No es menos paradójico que nombre el "anonimato cobarde" y que sus instituciones doten de todos los medios para el anonimato de sus funcionarios. Quizás para usted, el anonimato de unos sea más cobarde que el de los otros, pero no es así. Además, no deja de ser un recurso y una excusa miserable, relacionar hipotéticas colocaciones de explosivos con nuestras reivindicaciones. Nosotras no tenemos que hacer ningún esfuerzo para fantasear con la posibilidad de agresiones de sus funcionarios, ni creo que pueda hablar de cobardía cuando hemos podido ver el desproporcionado despliegue de efectivos policiales. Sus políticas de tolerancia cero, no tienen nada que envidiar a las de Rudolf Giuliani, ex-alcalde de New York y promotor de la extensión de las políticas punitivas más reaccionarias y vergonzosas para todo páis que se considere democrático.

Cuando usted dice que es necesario conocer el currículum delictivo de la persona a la que se da apoyo, le aseguro que nunca se nos ha ocultado que el señor Amadeu está en prisión por atracar e intentar atracar bancos. Quizás usted no lee la prensa y desconoce la facilidad con la que determinados violadores o maltratadores, consiguen salir con permisos. ¿Conocen ustedes los currículos de quienes salen con permisos?. Estoy convencida de que sí que los conocen, pero eso no les impide confiar en ellos.

Cuando usted alude al estado de derecho, no utiliza la misma suposición que cuando se refiere a la "causa anarquista" de un preso. Debo reconocer que desconozco que idea sobre la "causa anarquista" tiene usted, lo que sí que me queda claro después de leer su texto, cuál es la supuesta causa del "estado de derecho" que defiende y me parece más dudoso este que aquella.

Asegura que rechaza profundamente la violencia y que defienden cada día los derechos humanos, pero los documentos que muestran la actuación de sus funcionarios se obstinan en mostrar todo lo contrario. A ustedes no les hará cambiar ni amenazas, ni explosivos, pero tampoco los argumentos, ni el diálogo. Se obstinan en mejorar las cárceles, y eso sí que es preocupante puesto que no valoran la posibilidad de otro tipo de pena alternativa. Eso ni les interesa, ni les preocupa. Ya lo ha explicado bien, nada les hará cambiar.

Por todo lo que usted expone, parece que el señor Amadeu Casellas no está encarcelado por sus ideas, sino por sus hechos. Pero debo aclararle, que la libertad de expresión, es fundamental para la difusión de las ideas, y como usted señala, el señor Amadeu tiene una causa pendiente por unos escritos que se le achacan a él. Esa sospecha, no sólo le hace acreedor de una denuncia, sino que además es confinado a un grado de libertad más restrictivo, y se le incomunica y aísla del resto de personas de la prisión, de sus amigas y amigos, y se le interviene todo tipo de comunicaciones. Si eso no es actuar sobre las ideas, aunque sean equivocadas o constitutivas de delito, explíquemelo. Para ustedes, cuando las ideas no se ajustan a su modelo de participación, ya pasan a constituir un delito y por tanto, ya no son ideas. Sin embargo el 3% que hizo público el señor Pascual Maragall cuando el hundimiento del barrio del Carmel, y que hacía referencia a uno de los modelos de financiación ilegal de los partidos, dejó de ser delito, para convertirse en idea política. Me gustaría que me explicase, si eso no puso en peligro la vida y la seguridad de los ciudadanos, y ustedes, algunos políticos, no lo enterraron con el silencio de toneladas de hormigón.

El mayor peligro para la vida y la seguridad de los ciudadanos, no son los delitos que el señor Amadeu pueda cometer, sino sus temerarias políticas económicas, laborales, sociales, penales, etc, que promueven y crean una terrible desigualdad. Esas si son una constante amenaza contra nuestra integridad. Por eso y por muchas otras cuestiones en las que no voy a profundizar, reclamo la libertad del señor Amadeu Casellas.

Sin otro particular...

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Justicia envía una carta a los medios para desprestigiar a Amadeu Casellas
06 nov 2009
Vinga, en català, feixistes espanyols...
Colera camping CNT