Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
¿Existe el nacionalismo español?
16 mar 2009
Para un sector destacado de la elite política española, la Constitución de 1978 se aleja de cualquier nacionalismo adjetivado como español.
Para un sector destacado de la elite política española, la Constitución de 1978 se aleja de cualquier nacionalismo adjetivado como español. Para fundamentar este dogma, arguyen el sentido inclusivo del concepto patria, donde caben las diferencias regionales y se reconocen los derechos de los pueblos que componen el Estado. La patria se presenta como una realidad neutral-valorativa. De tal manera que un vasco se debe sentir murciano, madrileño o catalán y un madrileño identificarse como extremeño, andaluz, canario, aragonés o navarro. Una sola patria, bajo una bandera, un escudo y un sentimiento. La unidad de la nación entendida como pueblo español. Sin duda éste fue el espíritu dominante a la hora de redactar el artículo 2 de la Constitución vigente. Para sus padres fundadores España expresa "la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho de autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas".

Mas allá de la redacción, que permite al legislador interpretar de forma conservadora o progresista su enunciado, tras de sí esconde el principio sobre el cual se urdió el proyecto de una monarquía parlamentaria. La idea de España excluye las referencias a un gobierno republicano con estructura federal en la organización del Estado. De esta forma renuncia a la memoria histórica y a su propia conciencia de nación de naciones.

Ernest Renan, en su clásico ensayo ¿Qué es una nación?, define con precisión lo que debemos entender por ésta: una alma, un principio espiritual. Legado de recuerdos y consentimiento actual, deseos de vivir juntos y voluntad de mantener indivisa la herencia recibida. Antes que nada, es una conciencia moral. No basta "ni la raza, ni la lengua, ni los intereses, ni la afinidad religiosa, ni la geografía, ni las necesidades militares su organización territorial". Pasado y presente en continuo cambio, las naciones no son de una vez y para siempre, se redefinen. Pero esta visión no está presente en la Constitución española. Se impuso una perspectiva monolítica, descartándose alternativas futuras abiertas a la contingencia.

El nacionalismo español es fácilmente identificable. Cuando se producen elecciones en Cataluña, Galicia o el País Vasco, se conjura para propagar la existencia de un frente, el nacionalista adjetivado como catalán, vasco, etcétera, versus el bloque constitucional, representado por los partidos de ámbito estatal. No de otra manera se entienden los pactos entre el Partido Socialista Obrero Español y el Partido Popular, a pesar de las distancias ideológicas que los separan a la hora de proponer gobiernos en las comunidades autónomas históricas. En Navarra prefirieron entregar el poder a la derecha antes que gobernar con los partidos de izquierda con propuestas federales de Estado.

Las reivindicaciones federales y republicanas son presentadas como disolutivas de la patria, y sus líderes, auténticos demonios representantes de un proyecto rupturista. No importa que sea Izquierda Unida, Convergencia Democrática de Cataluña, el Partido Nacionalista Vasco o el Bloque Gallego, todos caen en el mismo saco. La realidad emerge como nacionalismos separatistas versus un bloque defensor de la patria, la nación y el pueblo español. Se trata de un nacionalismo invertido.

Para entender este dislate hay que recordar los orígenes del nacionalismo español. La defensa de la unidad patria y los principios del reino se encuentran ligados al nacionalcatolicismo del siglo XIX. Ideología que el franquismo hará suya más tarde. Menéndez Pelayo fue taxativo al indicar en qué consistía la unidad de la patria: "España, evangelizadora de la mitad del orbe, España martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma, cuna de San Ignacio... ésta es nuestra grandeza y nuestra unidad, no tenemos otra".

Así, el nacionalismo español crece y se expande, Maeztu y Primo de Rivera asumen los postulados en medio de la Guerra Civil. Con la dictadura, se reprimen lenguas, culturas y manifestaciones de identidad diferencial. Así, vascos renegarán de su condición, para definirse españoles y falangistas. Dos casos representativos; José María Areilza y Fernando María Castiella son un buen ejemplo. El primero, mano derecha de Fraga en los años 70. El segundo, un profesor universitario de alta preparación, cuyos vínculos con la Iglesia permitieron establecer los concordatos de 1953 con el Vaticano.

El nacionalismo español se encubre bajo el manto de una España grande y libre, patria indivisible donde se reconoce el pueblo. Con estos mimbres en las cortes constituyentes, Unión de Centro Democrático y el PSOE asumieron la propuesta franquista maquillando el concepto. La monarquía constitucional era la forma de recubrir su enunciado tradicionalista. Así, Alianza Popular no tuvo inconveniente en adherirse al articulado. La inclusión de las autonomías y los regionalismos hizo su entrada por la puerta trasera. Contentaron a los partidos de ámbito estatal, incluido el PCE, y se firmó el pacto. De aquí el parche, cuyo acuerdo final consistió en pensar la autonomía y el regionalismo como parte de la unidad patria. De esta forma se salvaron los escollos, significando un triunfo para la vieja Acción Católica representada en los cuadros de Alianza Popular y el Opus Dei, motor importante de las reformas económicas de los años 70. Era la recomposición del nacionalcatolicismo.

La mayoría de los dirigentes de la Unión de Centro Democrático, coalición donde coexistían social-cristianos, liberales, falangistas y monárquicos, apoyaron las tesis de la unidad patria, defendida por su adalid Adolfo Suárez. El carácter insaciable del nacionalcatolicismo se hizo carne en la nueva Constitución. Julián Marías resume con esta frase su fuerza: "Probad discrepar en un punto, el más minúsculo, y veréis cómo estas gentes cierran contra vosotros".

Para la oposición antimonárquica y democrática, en algunos casos fuera del proceso constituyente, y hoy cuasi marginal, proponer el concepto rupturista de una España federal y republicana, tejida como nación de naciones, ha sido descalificado. El actual nacionalismo español es una realidad. Su existencia permea la sociedad, desde concepciones culturales sobre el inmigrante, la raza y el espíritu de la "furia española" hasta los espacios territoriales donde las autonomías se contemplan como meros enclaves administrativos, impidiéndoles desarrollar el alma, su historia y su conciencia.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2009/03/13/index.php?section=opinion&article=022a2pol

Comentaris

Re: ¿Existe el nacionalismo español?
16 mar 2009
Impressionant.... Un mexicà ha de ser el que ens dongui tota una lliçó de la pura realitat en la que estem tots marginats.

Un deu per a en Marcos.
Re: ¿Existe el nacionalismo español?
16 mar 2009
Impressionant.... Un mexicà ha de ser el que ens dongui tota una lliçó de la pura realitat en la que estem tots marginats.

Un deu per a en Marcos.
Los no nacionalistas
16 mar 2009
http://www.youtube.com/watch?v=cAOmwnZYXX4
Re: ¿Existe el nacionalismo español?
16 mar 2009
el nacionalisme espanyol (NE) no només existeix, sinó que ara per ara és més fort que mai. Actualment hi ha tres corrents de NE, les quals de vegades es superposen el·laborant un únic discurs:
- el nacionalisme tradicional, conservadora o(o neo-con) d'arrel catòlica, que està representant, quasi exclusivament, per la'ala del PP representada per JM Aznar. Fa seu el sentiment espiritual, unívoc, i irracional del nacionalisme: espanya va nèixer durant la lluita cristiana contra els musulmans, a l'edat mitjana, i està per sobre dels sistemes polítics coiunturals.
- el nacionalisme d'arrel liberal i laica. Representat per l'ala rajoística del PP; per la facció dominant al psoe durants els 80 i 90; i, per alguns dels ideòlegs dels partits UPyD i ciutadans. Afirmen, de forma simple, que espanya neix arrel de la constitució de Càdiz de 1812. És, per tant un concepte també unívoc d'unitat de la nació, però basat en un suposat acord de la ciutadania, d'un contracte social, i per tant amb total legimitat.
- el nacionalisme d'esquerres, d'arrel socialdemòcrata liberal, represntat pels actuals dirigents del psoe. l'españa moderna neix, per a ells, a partir de la constitució de 1975, sent aquest el seu únic referent. estarien d'acord amb una reforma suau de la constitució, i amb una amplitud de competències autonòmiques, considerant però a espanya com a única nació.

a banda estarien les postures més residuals i marginals: des del nacionalsocialisme del nsr, fins als ?¿ de la Union comunista de españa (UCE).
Re: ¿Existe el nacionalismo español?
16 mar 2009
perque el lerrouxisme mes o menys latent, mes o menys al descobert, no ja el pijolerrouxisme dels Ciutadanos, sino el que ha acompanyat l'esquerra social durant més d'un segle es bastant més complicat, responent a l'hegemonia nacional espanyola i al laberint de la lluita social, de classes als Paisos Catalans, hegemonia que com el consumisme, el menyspreu practic -no teoric- d'allo rural, esta present en molts aspectes de la vida quotidiana, d'un doble llenguatge -si ningu se li acut proclamar-se racista, ningu se li acut proclamar-se anticatala... pero la pressio en mentatitats i comportaments, en discursos, funciona igual, com l'autoodi dels oprimits en ambdos casos, eina d'alienacio i de dominacio basica en qualsevol aspecte-, de fet si ens quedem en els aspectes politics i no passem als socials i culturals ens quedem a les portes d'entendre res
Re: ¿Existe el nacionalismo español?
17 mar 2009
Tens tota la raó. Però l'espai és el que hi ha, no tractava de postular res, simplement afegir. Tan vàlida com la teva.
Joan, un petit detall
17 mar 2009
Benvolgut Joan

Cert, un 10 pel Marcos, però... mexicà, doncs no. És cert que escriu al diari La Jornada (mexicà) i també al Clarín (de Chile). Marcos Roitman Rosenmann, és d’origen xilè, surt del seu país durant la dictadura per fer cap a Madrid. Actualment exerceix Profesor Titular d’estructura social de Amèrica Llatina a la Universidad Complutense de Madrid.

Aquí una bona entrevista d’un personatge força interessant i compromès:
Entrevista con Marcos Roitman Rosenmann, Sociologo Chileno Radicado en Madrid (por Mario Casasús, La Jornada Morelos)
http://www.alterinfos.org/spip.php?article391

Salut

ºoº
Re: ¿Existe el nacionalismo español?
17 mar 2009
Per a jo, tu aqui dius: "a banda estarien les postures més residuals i marginals: des del nacionalsocialisme del nsr, fins als ?¿ de la Union comunista de españa (UCE)."

Amb això de nsr percebo que et deus referir al MSR, m´equivoco??
Si es precissament a aquesta formació a la que et refereixes estàs ben equivocat si et penses que són nacionalistes espanyols. El MSR es declara patriota, pero absolutament contrari al nacionalisme, de fet es un partit federalista i europeísta que no espanyolista. I si ja discutim si es nacionalsocialista, aquesta afirmació es ridicula. Es nacionalrevolucionari, les seves arrels venen del feixisme aix´com del sindicalisme revolucionari, pero no dels nazis, pues es un partit que encara que es contrari a la immigració, condemna el racisme.
Re: ¿Existe el nacionalismo español?
17 mar 2009
Lugdunum, efectivament em referia al msr. en el terme compost nacionalrevolucionari, el prefix nacional indica que, per molt federalista que es sigui, es manté la idea d'una única nació, espanya, en aquest cas. Tens rao que les seves arrels provenen del feixisme. Mentre que els nazis van fonamentar la seva acció en la idea de raça, els feixistes la van fonamentar en la nació, la nació mítica nascuda en les tenebres de la història, és clar. En tot cas la cosa ridícula és afirmar que MSR comdemna el racisme. Si no fes vomitar em pixaria de riure
Re: ¿Existe el nacionalismo español?
18 mar 2009
Pues me sembla que si saps poc del feixisme encara deus saber més poc del MSR.
El terme nacional revolucionari, igual que nacional socialista, el NACIONAL es l´adjectiu, estem parlant de socialisme, pero no de caire marxista sinò de caire nacional, ergo respecte propietat privada, ergo processos de socialitzacions on l´economía està controlada per l´estat que fa de arbitre i no de administrador.El feixisme es basa en l´Estat, doncs es en el mateix on s´espera transformar la societat estructurant-la sota les premises clau de: familia, municipi, sindicat.
Si et llegeixes la documentació oficial de l´MSR on a la seva pagina web pots consultar les seves declaracions, podràs veure un Manifest contra el racisme, tant me fot si vomites o si et pixes.
" La nació mítica nascuda en les tenebre de la història", realment ridicul, si estesses parlant d´un país comunista on es rescaten de forma tendenciosa els passes de l´història que més els interessen, també parlaries d´aquestes tenebres??
Ja ens coneixem i sabem fins a quin punt sóu rigurosos, la mateixa història de sempre.
Sindicat