Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: criminalització i repressió : amèrica llatina
Campesinos son asesinados por sicarios en Venezuela
09 mar 2009
Desde el inicio de la reforma agraria en Venezuela en el 2001, 213 militantes del movimiento campesino han sido asesinados por sicarios y paramilitares financiados por terratenientes.
Amigos,
El viernes en Caracas estuve en la asamblea más emocionante de mi vida, la del Movimiento Socialista Campesino Jirajara, en la que los campesinos relataban en primera persona cómo eran amenazados, golpeados, asesinados y sus campos envenenados o sus cultivos arrasados por sicarios a sueldo de los terratenientes. Sin embargo, no era la tristeza lo que predominaba en la sala porque en las demandas que se articularon a partir de esas narraciones latía una fuerza hermosa, unas increíbles ganas de luchar, de luchar juntos.

Ahora mismo, y desde el 2001 cuando se promulgó la Ley de Tierras, ya van 213 campesinos asesinados, "sembrados" cómo dicen ellos, sembrados en la lucha para el futuro del campo venezolano, porque de sus muertes nacerá un nuevo mundo. Entre ellas, muchos líderes del movimiento campesino, como Nelson López que murió este febrero, como José Pimentel, que con cuatro tiros recibidos la semana pasada se encuentra en el hospital batallando por su vida. La del primero, según la confesión de los sicarios, le costó sesenta mil bolívares a Luis Gallo, el terrateniente que se encuentra huído. (http://www.aporrea.org/desalambrar/n129863.html)

La rabia y la indignación van haciendo su camino por dentro de los que estábamos en la asamblea acrecentadas por cada relato. Sin embargo, a penas se traslucía en la voz de los campesinos. Imposible reproducir el tono con que hablaban, algunos parecía que buscaban de nuevo las palabras para explicar algo que viene sucediendo desde que los "chanquelúos" de latinoámerica, empezaron a hacerse protagonistas de su destino. Las mismas muertes con distinto ropaje han venido ocurriendo cada vez que la reforma agraria se ha intentado en latinoamérica. 

Sorángeles explica que ha sido golpeada y violada por encapuchados por sembrar en una tierra improductiva. Su denuncia no ha salido adelante, pero ella tiene que presentarse cada semana en el juzgado. Todavía la justicia de los ricos está aferrada con uñas y dientes a la estructura social venezolana por muy revolucionaria que la soñemos. El relato de esta mujer es conmovedor en su sencillez. Ella no está reclamando un lugar en la historia, simplemente un lugar en la tierra, porque estos no son relatos de heroísmos. Es una lucha humilde la del campo. Aunque yo les haría un pedestal junto a cada estatua de Bolívar. Qué honor, general, estar junto a ésta gente que también tú sembraste.

Sin embargo, sencillez y humildad no son sinónimos de ingenuidad. Estos campesinos son protagonistas de una realidad terrible en la que el tiempo se paga con más "siembras" de compañeros y compañeras, por eso sus demandas son concretas, justas, realizables con la lucha de todos porque es una lucha justa y necesaria, y sobre todo con la ayuda del gobierno, su gobierno, el gobierno de los pobres. ¿Verdad? Presidente, estos campesinos están luchando (y muriendo) porque se creyeron esta revolución. Porque la hacen cada día a pesar de que tienen causas penales abiertas por ejercer su derecho a cultivar tierras improductivas, –derecho que les reconoce la ley– a pesar de la oposición violenta e implacable de los terratenientes y su paramilitarismo y sicariato. Estos campesinos, se han creído el lema que enarbola el ministro de agricultura y que rescata del Movimiento de los Sin Tierra de Brasil: Ocupar, resistir, producir. Y se han sentido interpelados a asegurar la soberanía alimentaria del país que se encuentra en boca de todos estos días y que no se logrará nacionalizando empresas empacadoras ni latifundios, al menos no como esta revolución del pueblo quiere, sino dando tierra a los campesinos y organizando entre todos la distribución. 

Compañeros sembrados para el futuro, ¡Presentes!
Tierras y hombres libres.

DEMANDAS DE LA ASAMBLEA CAMPESINA:

1. Conformar un frente popular contra el sicariato para lo cual se propone la creación de dos instancias:

a. Un tribunal popular que se encargue de recopilar los casos de asesinato, agresión, acoso judicial y de cualquier otro tipo contra nuestros dirigentes y militantes en el campo o las ciudades.
b. La conformación de milicias nacionales bolivarianas y proponer una instancia efectiva de unidad cívico militar, para la prevención y respuesta inmediata ante eventuales agresiones en zonas rurales y lugares estratégicos en el campo.

2. Declararnos en Asamblea permanente y en campaña constante (...)

3. Declara que la toma y rescate de tierras ociosas en manos de terratenientes no se detendrá, a pesar del acoso armado y judicial que hoy padece el movimiento campesino venezolano.

4. Iniciar una campaña de recolección de firmas para llevarlas a la Asamblea Nacional para la Enmienda de la Disposición Transitoria Nº 13 de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario; y del artículo 471-a y 472 del Código Penal reformado que criminalizan la ocupación de tierras ociosas y comuneras bajo el falso delito de Invasión.

5. Comunicarle al presidente de la república y demás poderes del Estado las siguientes exhortaciones y exigencias:

a. AL MINISTERIO PÚBLICO, EL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA, ORGANISMOS DE INVESTIGACIÓN, DEFENSORÍA DEL PUEBLO:

Asegurar la celeridad en los procesos de Investigación, enjuiciamiento y castigo a los autores materiales e intelectuales y a cómplices de los asesinatos y atentados contra campesinos y activistas sociales.

Asegurar el procesamiento inmediato y el establecimiento de responsabilidades de los Delitos de Instigación de la violencia contra Campesinos y Campesinas y activistas sociales.

Asegurar la depuración de todos los organismos del sistema de justicia de Jueces, Fiscales, auxiliares que obstaculizan la aplicación de las Leyes o que representan directamente a quienes las violan en detrimento de la vida y del resto de derechos de los campesinos y campesinas y activistas sociales.

El sobreseimiento de las causas Penales abiertas contra todos los campesinos y campesinas imputados por presunto delito de invasión en todo el país.

b. Al Gobierno Nacional
Asegurar la pronta depuración sin contemplación de los Cuerpos de Seguridad del Estado.
Asegurar políticas efectivas de seguridad y protección del Campesinado activado en defensa de la aplicación de la Ley de la República.
Asegurar mecanismos de Contraloría efectiva de cargos altos e intermediarios de las instituciones de la Reforma Agraria.
Profundizar la revolución Agraria con desarrollo, como única vía para superar las contradicciones que atentan contra la vida de compatriotas en Defensa del Desarrollo Nacional.
Asegurar medidas efectivas y duraderas de Reivindicación de los caídos en defensa de Tierra y Libertad, así como la protección y seguridad social de supervivientes y familiares.
Creación de la Pensión Agrícola a nuestros campesinos y campesinas.
Revisión y discusión de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario para su Reforma y/o enmienda. 
(...)

Algunas noticias e informaciones:
http://www.aporrea.org/ddhh/n129437.html
http://www.aporrea.org/desalambrar/n130023.html
http://www.aporrea.org/desalambrar/n130103.html
http://www.aporrea.org/desalambrar/n129863.html
http://www.aporrea.org/desalambrar/n81402.html

This work is in the public domain
Sindicat