Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sanitat
Periil>antisistema suelto
27 des 2008
Según qué periódico lea, pueden ser gamberros âsin nada que hacerâ? o parte de una siniestra âmultinacional del terrorâ?. Pero hay algo más siniestro: además de sembrar la destrucción, los manifestantes âusan internetâ?. ¿Qué clase de criatura surgida de los abismos se encuentra bajo la capucha? Tras el estallido social en Grecia, y como si se tratase de una película de Spiderman, la prensa de masas ha puesto en marcha su maquinaria deductiva para averiguar la verdadera identidad de los âantisistemaâ?, una palabra que conviene pronunciar con un efecto de truenos y relámpagos.
perillAMAGAT.jpg
relampagos-ontario.jpg
Los resultados aún no son concluyentes, pero de momento la palma se la lleva ABC. En una galería de imágenes que podría titularse âcámbiese de acera si ve a esta genteâ, el diario deleita al lector con un retrato robot de ñetas, latin kings, grafiteros y neonazis, donde también se describe el kit del perfecto antisistema (imprescindibles el forro polar con capucha y pañuelo palestino).

En El Economista tienen claro el perfil social: âJoven, con estudios, mileurista... así es el antisistema españolâ?. Sin embargo, tras este titular tipo JASP (joven aunque sobradamente preparado), el diario económico apunta un trasfondo escalofriante. Según una fuente objetiva (un político del PP) las protestas callejeras forman parte de una Internacional del mal: âGustavo de Arístegui los conoce. Lleva en torno a dos años investigando lo que él denomina la multinacional del terror (...). Lejos de ser algo improvisado que parte de la mente de cuatro gamberros, está perfectamente estructurado y cuenta con cabecillas con buen nivel educativo que en algunos casos dan clase en universidades como la de Columbiaâ?.

Telemadrid, en cambio, considera que el plan está menos elaborado. En el programa 7 días, el presentador José Antonio Ovies, encuentra un ADN diferente tras las protestas: âEsos jóvenes que viven sin hacer nada, nacidos al amparo del bienestar social y que, sí porque sí, deciden que deben asaltar los comercios, los bancos, robar todo lo que encuentren a su paso y recordarnos que son capaces de provocar un lío tremendoâ?.

No es la única contradicción. Si varios medios destacan el perfil universitario, Telemadrid señala su ânivel de estudios bajoâ?. En las tertulias, es posible oír a documentados todólogos hablar de âfamilias desestructuradasâ? donde se origina la violencia, pero también, sin cambiar de cadena, de âjóvenes que lo tienen todoâ?. Ovies, además, parece tener algo personal. âVolvamos a los ultraizquierdistas y antisistema, esos que han nacido en un Estado democrático, pero que, por lo que parece, prefieren vivir en uno donde se encuentren mejor, como en la Alemania de los años â30â?. Esta frase, junto a otros siete minutos de bilis se puede encontrar en www.kaosenlared.net/noticia/telemadrid- sobre-antisistema.

Otro dato que nunca falta. A pesar de ser descritos como fanáticos con âla violencia como único objetivoâ? o âencefalogramas planosâ? (Telemadrid), los medios consideran que su uso de las nuevas tecnologías roza los superpoderes. âLlama la atención su poder de convocatoria instantáneoâ?, afirma El Economista. Telemadrid va más allá: âSe organizan a través de internet (...); utilizan también redes como Facebook, y por supuesto, los teléfonos móvilesâ?.

Pero el estereotipo burdo no carece de lógica. Lo explica, a su modo, el editorial de La Razón: âBuscar en el aumento del desempleo entre los jóvenes europeos o en la incomprensión de la clase política hacia estos sectores juveniles la raíz de un vandalismo inaceptable sólo ayuda a legitimar la violenciaâ?.

Dicho de otro modo: encontrar causas coherentes para lo que sucede es peligroso. La imagen del antisistema sediento de sangre, surgido de no se sabe dónde, puede ser terrorífica, pero en el fondo es más tranquilizadora. Evita, después de todo, que los prosistema se pregunten si algo puede estar fallando.

http://www.nodo50.org/Peligro-antisistema-suelto.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Periil>antisistema suelto
27 des 2008
Veamos los últimos extremos de la lucha contra el sistema constitucional. El más espectacular: la plana mayor del PSOE catalán acompañando en procesión hasta la puerta de la cárcel al condenado por corrupción Josép María Sala, un alarde solidario que no tiene nada de personal -también es persona Carlos Navarro, le han caído 11 años y no le hacen ni caso- y sí y mucho de reivindicación del delito. ¿Montará Sala otra Filesa al salir de la cárcel? Cabe suponerlo: «la sentencia es injusta», según Almunia; «el juicio es político», dice Guerra; González denuncia la «desproporción de la condena». ¿Habría sido más proporcionado que pagase él y no Oliveró? Quizás. Pero, en vez de pedir perdón al pueblo robado, se reta al Gobierno.

Más madera: el presunto sucesor de González, Almunia, insulta a un juez y le declara indigno de ejercer tal función. El Consejo General del Poder Judicial niega su amparo al juez, sin que la rama felipista del poder judicial ponga la menor objeción y con el aplauso encendido del imperio polanquista. Las únicas palabras cordiales que Almunia ha pronunciado últimamente las ha reservado para Esquerra Republicana. ¿Debería preocupar esta actividad felipista a los que dicen temer la conjura republicana y de la izquierda antisistema? Debería, si les interesase España como Estado de Derecho. Hace mucho tiempo que un partido, el PSOE, se considera por encima de la ley y del sistema político constitucional. Esa es la auténtica izquierda antisistema.

Por si la reivindicación de Filesa resultase sutil, ahí está el rústico Rodríguez Ibarra para decirlo a trompazos: «Si el señor Mario Conde sale en libertad o si Herri Batasuna sale en libertad, yo creo que habrá que cuestionarse muchísimas cosas y a lo mejor hay que decir: "Bueno, se acabó la reforma en España, vamos a la ruptura de verdad"». Ibarra era el que acosaba al juez Barbero imputándole retrasos en el pago de una hipoteca, o hacía pública la lista de periodistas molestos que deberían abandonar su oficio tras las elecciones del 93. ¡Gran demócrata! ¡De pata negra!

No le ha bastado al felipismo que la derecha hiciera la Transición y le entregara el poder con mimo exquisito. No le importa que pueda recordarse cómo rechazó a la Junta Democrática, aceptaba ir a las elecciones sin el PCE y sólo defendió la ruptura hasta que le convino la reforma. No valora que durante 13 años la derecha haya respetado sus gobiernos, a pesar de todos los desmanes y delitos. No aprecia que González, después de los GAL y Filesa, ni siquiera haya sido juzgado, seguramente la raíz del problema. No agradece que en el caso de los papeles del Cesid el Gobierno haya sido pactista hasta la náusea. La frase de Polanco es el auténtico programa del PSOE: «O conmigo o fuera de España». Y ya, ni fuera: el rústico amenaza con invadir Portugal.

Por lo visto, el sistema son ellos, la única legitimidad es la suya, los delitos son virtudes si les apetece cometerlos, y quienes los critiquen deben ser condenados por antisistema: fuera de la televisión, de la radio y de los periódicos, que se hunde la democracia. Pues ojo: si el felipismo es el sistema, dos tercios de España son antisistema. Y un sistema democrático no sobrevive al monopolio partidista de la legitimidad ni al oligopolio del delito. Medítese.
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS
Sindicato Sindicat