Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
(35) Represión para 14 jóvenes asturianos
21 des 2008
35 SOLIDARITAT 35
Manuel Sánchez Terán
19 Diciembre 2008

Para 14 jóvenes de Cangues de Onís 35 años de cárcel en aplicación un Código Penal supuestamente para casos de terrorismo, pero utilizado ahora contra trabajadores y protestas sociopolíticas


¿ Que le aguarda a una tierra, donde sus jóvenes son empujados en gran medida al destierro laboral, y cuando gritan son represaliados, intentando ahogar sus gargantas incluso con la carcel ?.


Sucedió hace más de tres años, el 10/09/05 en Cangas de Onis. El partido ultraderechista Democracia Nacional realizó una concentración y acto político, con un marcado acento xenófobo y racista. Con ostentación de algo más que evidentes signos y símbolos paramilitares. La guardia civil no contribuyó mucho para evitar la tensión, más bien al contrario, y ésta fue en aumento a medida de que la parafernalia, consignas insultantes y amenazantes de Democracia Nacional crecieron en número y tono. Al fin todo terminó en enfrentamientos y disturbios, y no solo con jóvenes de izquierdas.


Hay imágenes, fotos y videos, de cargas brutales y comportamientos muy desproporcionados de la guardia civil, ante jóvenes y personas que demostraban su descontento con el comportamiento de la concentración ultraderechista y sus consignas.


Durante los disturbios, los daños fueron escasos, muy por debajo de lo que estamos acostumbrados a vivir y ver. Se produjeron identificaciones y algunas detenciones, con posterior puesta en libertad. Veintidós personas eran las imputadas en un principio.


La Delegación del Gobierno, que en los últimos años, como sucede en el resto del estado – ahí están los últimos acontecimientos de Madrid - está siendo deliberadamente permisiva con las provocaciones de grupos de extrema derecha, que tras una mínima pose de apariencia democrática, utilizan la violencia, racismo y xenofobia, propia de los grupos paramilitares. En el resto de Europa, los gobiernos se lo toman de distinta manera y muy en serio, como Alemania, muy sintomático.


En lugares como Asturias, o en Madrid el barrio de Lavapiés, con tradición de izquierdas, amplia población de trabajadores, inmigrantes, y donde los problemas de falta de trabajo producen una gran preocupación y tensión social, lo que menos se necesitan son provocaciones de este tipo, máxime cuando estos grupos de ultraderecha – insistimos- utilizan la apariencia democrática como tapadera.


Transcurridos dos años largos, donde se ha dejado abandonado incomprensiblemente, el juzgado de instrucción Nº 1 de Cangas de Onis, a través de un auto, cursó un procedimiento abreviado donde, entre otras cosas, el Ministerio Fiscal presenta acusación contra catorce jóvenes. Por un delito de desordenes públicos, delito de atentado, tres faltas de lesiones y delito continuado de daños. Todo ello en aplicación del endurecido código penal, supuestamente para casos de terrorismo, pero de muy actualizada utilización con trabajadores y protestas sociopolíticas.


A las peticiones de multas, que ascienden a varios miles de euros, hay que añadir las penas de cárcel, algunas de las cuales oscilan entre 3, 4 y 5 años de prisión. En total 35 años de cárcel.


La desproporción es total, y la fiscalía continua en la espiral de los últimos años, donde se aprecia una orientación política, para pedir penas muy elevadas ante desordenes públicos motivados por problemas sociales y/o de marcada ideología. Recayendo normal y fundamentalmente sobre trabajadores y jóvenes con escasos recursos o falta de trabajo. Claramente se aprecia que la consigna bien pudiera ser, ante la evidente falta de trabajo y problemas sociales, el descontento ha de ser reprimido y la represión se ha de endurecer y magnificar, con el fin de escarmentar y disuadir, aunque para ello marquemos y destrocemos la vida de personas muy jóvenes aún. A cambio cada día comprobamos como la corrupción crece cualitativa y cuantitativamente, tanto entre denominados empresarios y políticos, y vemos como casi todos los días unos y otros salen impunes de sus delitos, y con los usurpados millones a buen recaudo. Los desesperados y agobiados, sin trabajo, y sin futuro, multados y a la cárcel, además en este caso muy jóvenes en los inicios de su vida como adultos, incluso de menos de veinte años y les pueden arruinar ya la vida llevándoles a la cárcel. Buen cultivo para un futuro de tensión y que se puede incendiar hasta por si mismo.


Es curioso, cualquier contacto de una persona particular con un agente, en una carga policial, aunque sea muy inocente la tipifican de atentado. Veamos algunos contrastes. Normalmente una patada de una persona a otra suele conllevar una pena de 10 días, si es de una persona a un agente suele ser de 1 año. Pero en este caso una patada a un agente ha supuesto la petición de CINCO AÑOS de prisión, por parte del Ministerio Fiscal. La desproporción es total y absoluta.


Muchos de los daños, se puede comprobar incluso en los videos existentes, fueron fruto de la desproporcionada carga de la guardia civil, por ejemplo la puerta del banco Banesto sufrió los daños por las pelotas lanzadas por la guardia civil.


El Sr. Trevin, desde Delegación de Gobierno, parece que maneja supuestos informes de la policía, a través de los cuales jóvenes de izquierdas, denominados radicales, son considerados y tratados de igual manera que las bandas organizadas de delincuentes comunes. Vamos como en la época del generalísimo, con la diferencia de que en el inicio de los 70 aunque nos tuviesen identificados, por tirar piedras a la policía y pintar muros te daban una paliza, pero ya no te metían en la cárcel. Probablemente el Sr. Trevin estaba en otros menesteres y como aquello no iba con él, de aquella, se guía por lo que le cuentan. Pues en aspectos de represión hay momentos en que el Sr. Trevín iguala al dictador, pero en otros hasta lo supera.


La criminalización y satanización de jóvenes, muy jóvenes, con inquietudes sociopolíticas, en una autonomía con la tradición sindical y política de Asturias, inmersa en una grave crisis de todos los sectores productivos desde hace años y que no parece tener fin, solo puede ser vista y entendida como pura y dura represión, por parte de quien perpetuándose en el poder desde hace treinta años, es incapaz de dar alternativas y soluciones y solo sabe inventar supuestos artificiales desde pensamientos cuasi paranoicos. Esto servirá seguramente para dotar de más medios materiales y económicos a la policía, incluso crear algún nuevo departamento para cazar brujas o justificar el seguir en el cargo, igual es posible llegar a permanecer 40 años como el ínclito dictador. Pero además de no creérselo casi nadie, y menos en Asturias, resulta muy grave puesto que se está jugando con la vida de personas muy jóvenes.


¿No ha pensado el Sr. Trevín y el Ministerio Fiscal, que por una manifestación con más o menos disturbios, unos pocos daños y pintadas, que fue lo que sucedió, una petición tan sumamente desproporcionada – tres, cuatro y cinco años de carcel, suma total 35 años- y aplicando el termino atentado, pueden llevar a la cárcel a jóvenes, que además de estar padeciendo los efectos de la crisis como nadie, pueden quedar marcados para toda su vida, en el mejor de los casos y absolutamente tocados en otros ?. Realmente además de no poder entenderlo, comprenderlo, ni admitirlo, considero que algunos están demostrando con creces que tanto en la política como en la judicatura están pidiendo el relevo.


Asturias hoy, más que nunca, es un paraíso pero de represión.


Hemos de evitar, con la solidaridad, que estos jóvenes pasen por la cárcel.


Consigamos que la voz de los jóvenes no sea ahogada, y que se escuche muy alto, especialmente cuando reivindican su momento, aquí y ahora.


De momento con música va bien, Patria Sin Sol de Stoned Atmosphere y Réquiem por Asturies de K-NaloN.

This work is in the public domain
Sindicat