Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Trobada nazi a la Llibreria Europa
10 des 2008
Companyes i companys! Els de la llibreria Europa tornen a la càrrega amb el nazi del Irving el dissabte 13.
encuentro_nazi.jpg
Cal fer algo!

Nazis com aquests no tenen cabuda a la nostra ciutat!

Antifa Sempre!

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
10 des 2008
No el deixem parlar, fora nazis de Barcelona, fora la merda de la llibreria Europa!!!
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
10 des 2008
No entenc perquè aquest senyor no pot explicar el que vulgui i qui sou vosaltres per decidir qui pot i qui no pot parlar. Els nazis feien precisament això, però potser s'ho vau ensenyar vosaltres, els comunistes. Sense xusma com vosaltres, el feixisme no hauria existit.
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
10 des 2008
sense nosaltres encara existiria ;)

imbecil/a
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
11 des 2008
Lo millor serà veure com s'han de tancar tots a dins quan rondi per allà la manifestació de record a en Roger que hi ha convocada!

Canya als nazis
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
11 des 2008
Aquí cada cop hi ha més ....... Qui ets tu per decidir qui és xusma i qui no ho és, Juana de arco? Les persones com tu sempre cauen en la seva propia trampa.
L'apologia al nazisme no hi té cabuda
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
11 des 2008
la mani x roger es a las 20h a la salida del metro fontana... no se si se alcanzaremos a "saludar" al Adolf Irving este... solo recordar que Roger fue muerto x el tipo de cerdos que va a este tipo de charlas en la libreria €uropa... tan trankilos nos kedaremos?
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
11 des 2008
David Irving es nazi???? David Irving es un jueu britànic que de nazi no en té res, simplement es revisionista, i com tants jueus, com per exemple Israel Adán Shamir o el Norman Finkelstein neguen l´existencia de cambres de gas per a exterminació humana i les xifres oficials de morts, i enlloc de vomitar bravuconades com les que foteu vosaltres colla d´analfabets, ells aporten documentació històrica, creen debat i sobretot ho corroboren a pArtir de informes forenses,i de proves cientifiques i tècniques.
El problema es que el Sistema a aquesta gent no els hi deixa marge de llibertat d´expressió ni combat amb arguments la seva versió, els censura, segresta els seus llibres i els empresona. Si, com l´Irving que va estar empresonat encara estàn al trullo gent que el seu unic delicte va escriure llibres com a prova del gran negoci del sionisme, gent com Germar Rudold, Horst Mahler, Ernst Zundel, Gerd Honsik i tants i tants. Exactament com feu vosaltres, com que són incapaços (impotents) de poder afrontar un debat seriós històric, aportant proves i arguments solids es mes facil censurar, tirar una pedra o xisclar com a porcs, els bons gossos del capital han de mossegar allí on els politics els ordenen, a salvar sempre el cul dels que escriuen la història oficial.
Llarga vida a la Llibreria Europa, lloc on he pogut gaudir de innombrables e irrepetibles conferencies i he tingut la oportunitat de coneixer la millor gent que he conegut mai, i llarga vida al David Irving, que continuï difonent el que mes mal fa a tots els asquerosos que inutilment pretenen callar-nos: LA VERITAT.

" NO BUSCAMOS NI EL APLAUSO NI EL BENEPLÃ?CITO DE NUESTROS CONTEMPORANEOS, SINÃ LA FIRME ADHESIÃN A LA VERDAD". Adolf Hitler
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
11 des 2008
Les bravuconeries les dieu vosaltres cereient-vos els imbècils analfabets que seguiu. David Irving no és jueu, és d'ascendència jueva, sé que a gent com tu li sembla el mateix però no ho és, ell no es declra en cap moment com a jueu.
Que israel faci unús interessat de tot això no treu que els nais van fer el que van fer, reconegut per ells mateixos, fins i tot... Llegeix una mica de literatura no nazi, i veuràs de què et parlo, l'autobiografia de Albert Speer seria una bona manera de comneçar, és que llegir tot el dia a Ramiro Ledesma i les històries papanatas de gent que es fa palles mentals mesclant comunisme semi-conservador i nacionalisme exhacerbat i excloent, al final és dolent per al cervell. Saps?

Però tampoc entraré a discutir amb tu perquè ja ho he fet massa vegades.


Totes les respostes a les tonteries que els analfabets revisionsnistes han publicat a:

www.nizkor.org

ENCARA NINGÚ DE LA VOSTRA MERDA, ha refutat els arguments de Nizkor amb "proves científiques o arguments sòlids". BURRO!

Gos del capitalisme, tú, que no el poses en dubte.

I tant que dius que no hi ha llibertat, quan es va fer a Iran la conferència per negar l'holocaust, l'´nic que vau fer va ser el ridícul, pallassos, i allà tenieu tota la llibertat que volíeu.

Pringats.
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
11 des 2008
Et contestarè breument, i tant que has discutit amb mi et podríes identificar almenys, sinò exactament demostres d´el que m´acuses, de que tu si que ets un subnormal.
Si dic que David Irving es jueu, i tu dius que d´ascendència jueva, no té la mes minima importancia, el que de veritat importa es que molts jueus i descendents d´ells ho neguen, i un dels primers revisionistes fóu un dels vostres, un comunista i antinazi de tota la vida, Paul Rassinier, que sortí inàlid del camp de conecentració però que sempre negà aferrissadament l´existència de cameres de gas on ell va estar.
No crec que llegint Albert Speer arribi a gaires conclusions, i més d´un tio que va dir que tot el que sabia de les cambres de gas i de l´extermini jueu sen va enterar després de la guerra i a partir del que han escrit els vencedors. El seu testimoni després de passar-se 20 anys al trullo es tant valuós com el de Kurt Gerstein (si, el de la peli Amén de Kosta-Gavras) que va escriure un magnific decàleg parlant de les atrocitats nazis i de l´extermini pero que casualment va morir per suicidi, o el van fer suicidar després d´haver declarat sota tortura com la resta?? Informat del que fóu la farsa de Nuremberg, de la falsetat de proves que s´aportaren, dels testimonis de risa que es contradeien, del tracte d´opressió absoluta fisica i juridica que reberen els condemnats, i a llavors d´aqui vomita la teva farsa de sempre.
I tu que saps si jo llegeixo al Ramiro?? Almenys et puc dir que es mes saludable llegir una novela seva de joventut que entrar a la pagina de Nizkor a sentir el mateix de sempre i que els mass media ens recorden cada setmana.
Els arguments "irrefutables" de Nizkor tels pots fotre pel cul. Ademès et dirè dos coses: una ja ho vaig dir ja fa temps, mai ningú ens convencerà a creure en la seva versió oficial, per més que ens obliguin.Quan anava a l´institut ens van fotre xerrades sobre el tema (gent que veient l´experiència del anarquista de l´Enric Marco, d´aqui pots veure la seva honestitat), ens van fotre documentals, passes de video, ens van fer llegir El Diari de Ana Frank etc etc.
Tot això nomès ha fet que ser contraproduent, tota la merda que m´han volgut inculcar nomès ha provocat un rebuig en mi per tanta manipulació,i ara quan fan un repport per la tele sobre el tema cambio de canal en menys d´un minut.
L´altra cosa es que jo parlo de si creure o no creure, però a mi la veritat, si realment va passar tot allò m´es absolutament igual, me la repateja, me la porta fluixa. El meu ideal i la defensa de tot allò pel que crec per a mi es més important que la historia de 6 milions de jueus, mig milió de gitanos, 7000 republicans espanyols o vint milions de russos. Per a mi tota aquesta gent no té la menor importancia, no justifico res, senzillament per a mi no signifiquen res. I com que jo ni penalment ni fisicament vaig estar alli, no tinc que tenir el mes minim sentiment ni de culpa, ni de responsabilitat ni de disculpes, ja que la meva cosmovisió de la vida i de les coses, repeleix qualsevol intromissió de la historia d´una gent que no té res a veure amb mi. Es la vostra historia i els vostres morts, no els meus.Vosaltres sou llires de fer els homenatges que us vinguin en gana, pero mai sereu capaços de convencer ni de fer sentir-nos culpables als europeus, d´uns suposats fets que segons dieu varen passar fa 60 anys.Es el vostre problema.
A la conferència d´Iràn hi van anar molts jueus per cert,els rabins més importants de Neturei Karta, els unics jueus que de veritat lluiten contra el Sionisme.
La merda que pogueu cagar us la guardeu per a vosaltres.
VENCEREIS PERO NO CONVENCEREIS (com deia el Unamuno)
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
12 des 2008
Exacto camarada, ¿ pero te crees que eres el unico al que han intentado lavar el cerebro en el cole y el insti con toda esta propaganda?Te puedo contar que yo estoy en la Uni y lo mas normalillo es conferencias sobre Educación sobre la Ciudadania, a favor de la inmigración y el globalismo y en contra del racismo,que si sobre las maravillas de la superdemocratica 2ª Republica, i en el Insti de crio aún mas tremendo: charlas sobre supuestos ex deportados en los campos nazis, educación sobre la homosexualidad, mesas redondas sobre lo malo que es el racismo y lo bueno que es el mestizaje, nos mandaban hacer trabajos en que por huevos debíamos criticar en nacionalsocialismo y el fascismo, nos hicieron ver una sarta de pelis entre ellas La Lista de Schindler,Arde Mississipi, y de libros buff, todo tenía algo que ver con toda esta mierda, que si el Diario de Ana Frank, que si la cabaña del tio Tom,etc.etc. Dudo que en ninguna dictadura, siquiera la franquista manipularan tanto a los alumnos y se les quiera desde crios inculcar tantisima basura determinada. Criticais a los de CiU de fachas y no se que mas. Yo cuando me tuve que tragar toda esta bazofia mandaba CiU, no crea que sean muy pronazis esta gente habiendonos metido toda esta paliza. Y mas de lo mismo, un unico sentimiento,RECHAZO ABSOLUTO a todo esto, llega un momento que a no ser que seas un masoka, cuando ya te están metiendo tanto siempre la misma historia comienzas a replantearte: si estos que gobiernan que son unos mafiosos, unos hijos de puta y unos ladrones nos dicen que esto es muy bueno y que todo esto es muy malo algo debe fallar aquí. Y a mi fué precisamente esta duda la que me acercó a las filas nazis. Y desde entonces han pasado ya unos años, pero cada vez lo veo todo mas claro y hasta casi agradezco toda la propaganda que nos metieron, porque de no haberlo hecho jamás posiblemente hubiera intentado saber la otra versión. Y luego habrá quien toda esta basura amarilla digan que es cierta, la defiendan y se las darán de disidentes y antisistemas, defendiendo las mismas teorías y la misma versión oficial de la historia que a los politicos a los que dicen enfrentarse.
MAS HIPOCRITAS IMPOSIBLE.
NOSOTROS A LO NUESTRO, ELLOS QUE SE QUEDEN CON SUS MENTIRAS, CON SU PATÉTICO HUMANISMO DE PROPAGANDA DE ATROCIDADES CINÉFILAS.

Arriba el fascismo, ahora y siempre.
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
12 des 2008
Nizkor JAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ !!! Las pruebas de Nizkor son tan valiosas como el testimonio de Enric marco. Leeros Diari de l´Infern, testimoni de un deportat a Flossenburg. Narra la vida de este hombre,y el vió en efecto las canaras de gas. Siempre dais el palo con vuestra super versión de los hechos. Oye te recomiendo un pequeño libro también: LAS VICTORIAS DEL REVISIONISMO del doctor Robert Faurisson, podrás leer una a una todas las rectificaciones en los libros,en las placas, en los periodicos y en los museos que ha tenido que hacer el sistema ante la presión de pruebas molestas por parte de revisionistas. A engañar a tu padre hijo de puta, nosotros en la Europa hablaremos de lo que nos pase de los huevos, aunque el gobierno, sos racisme y la rahola se pongan tiesos.

Ausencia total de pruebas documentales

Así como la Propaganda se basa en la sistemática repetición de un tema o sigan hasta introducirlos, según frase de Le Bon, como una verdadera violación mental, en el cerebro de los individuos masificados, la Investigación Histórica no puede basarse más que en pruebas documentales. Paul Rassinier, detenido por la Gestapo por haber participado en acciones de la Resistencia Francesa e internado en Dora y en Buchenwald donde contrajo el tifus estudió todo lo que sobre los Campos de la Muerte se publicó, demostrando su total falsedad. En un mitin público y contradictorio celebrado en la Sala Pleyel, de Paris, demostró que mentía al orador, el judío y comunista David Rousset, quien afirmó que había estado en Buchenwald y había visto una cámara de gas en acción. Rassinier demostró luego, en su libro «La Mentira de Ulyses», que el relato de Rousset sobre Buchenwald, era una superchería. (1) Más adelante, la célebre declaración del Instituto de Historia Contemporanea de Munich, pondría fin al debate. Rassinier interpeló también al abate Renard que afirmaba lo mismo respecto a Buchenwald y Dachau. Es curioso porque este sacerdote ultra-izquierdista es el único personaje no judío que afirma haber visto «cámaras de gas». No obstante, ante el acoso se Rassinier, Renard debió reconocer que lo manifestado en su libro (2) se basaba en «lo que otras personas le habían ,dicho...» Cuando Rassinier le pidió la identidad de tales personas, el buen abate manifestó no acordarse. También interpeló Rassinier a la hebrea francesa Denise Dufournier, miembro del Partido Comunista, que había estado en el campo de concentración de Ravensbrück, escapando, según ella, milagrosamente, a la muerte. Rassinier disecó el libro de la Dufournier, relato esperpéntico sin la sombra de una sola prueba. (3) Según la ex-detenida judía Charlotte Bormann, los rumores sobre la existencia de una supuesta «cámara de gas» los hacían correr las detenidas miembros del Partido Comunista. Tales rumores eran «invenciones puras y simples». (4) Charlotte Bormann seria expulsada del Partido Comunista e incurriría en las iras de sus correligionarios; además, no se le permitiría prestar testimonio en el proceso de Rastadt contra los guardianes del Campo de Ravensbrück, la mayoría de los cuales fueron condenados a muerte por las autoridades francesas bajo los cargos de haber gaseado a internados judíos. (5)

Rassinier desafió también a los autores hebreos Philip Friedman y Eugene Kogon a que demostraran las imputaciones contenidas en sus libros (6) según las cuales los nazis habían gaseado a dos millones de judíos en Auschwitz (Friedman) o a tres millones y medio (Kogon). El sólo hecho de que de uno a otro autor haya una diferencia del 75 por ciento ya debiera suscitar serias dudas sobre la credibilidad de ambos, testigos presenciales de los hechos, según aseguran muy seriamente en sus obras.

Cuando Rassinier les interrogó públicamente, a través de una carta abierta publicada por varios periódicos franceses, resultó que ni Friedman ni Kogon habían visto jamás, con sus propios ojos, ninguna «cámara de gas»; y ni Friedman ni Kogon podían presentar un sólo testigo ocular que jurara que había visto una «cámara de gas». Kogon aseguró, no obstante, que una ex-detenida, Janda Weiss, le había dicho que, en. una ocasión había visto una de tales «cámaras», por habérsela enseñado los alemanes. Cuando Rassinier solicitó interrogar a la tal Janda Weiss resultó que ya había muerto, y cuando. insistiendo, trató de investigar sobre su vida y las circunstancias de su internamiento, nadie supo darle razón de ella. Este «nadie» incluye a Kogon. lo cual no deja de ser sospechoso.

No creemos sea necesario insistir sobre la ausencia absoluta de testigos de cargo jurídicamente válidos en este asunto de las supuestas «cámaras de gas». Nadie las ha visto con sus propios ojos. Algunos afirman que alguien les aseguró haberlas visto, pero ese «alguien», invariablemente, ha muerto; es más. en muchas ocasiones ni siquiera se ha podido probar que hubiera existido. No hace falta ser un experto en criminología para afirmar que, en la práctica, es literalmente imposible que un crimen repetido varios millones de veces. mediante un barroco y complicado sistema que incluye gaseamiento e incineración, haya podido ser realizado sin que aparezcan siquiera dos testigos válidos que den una idéntica versión de la identidad de las victimas y del «modus operandi». Y por testigos válidos entendemos a personas que no hayan sido torturadas o amenazadas de ser entregadas, con toda su familia, a los soviéticos.

Y no sólo no ha aparecido ni un sólo testigo sino que todas las investigaciones que se han podido hacer sobre el terreno han demostrado que nunca han habido «cámaras de gas» ni en Bergen-Belsen, ni en Buchenwald, ni en Dachau, ni en Flossenburg, ni en Dora, ni en Ravensbrück ni en Mautthausen ni en ningún lugar controlado por los occidentales. El linchamiento legal de los guardianes del campo de Auschwitz demostró asimismo la ausencia de pruebas sobre las supuestas «cámaras de gas» de ese campo, corroborando el anterior «déculottage» de los curiosos testigos Friedman y Kogon por Rassinier. La única prueba que queda es, insistimos en ello, la palabra de honor del Gobierno comunista polaco, es decir, de un gobierno satélite de la URSS, principal interesada, con el Sionismo, en la perpetuación del Fraude de los Seis Millones. No queremos repetirnos, y nos limitaremos a decir que lo que afirmamos sobre la titulada BundesRepublik y sobre la República «Democrática» Alemana lo aplicamos igualmente, aquí, a la actual Polonia. La palabra de honor de un gobierno sobre un hecho que le concierne directamente no puede ser tomada en serio en nuestra época, de predominio absoluto de la Política. Sólo podría empezar a tomarse en consideración a partir del momento en que el gobierno polaco permitiera una investigación seria, libre e incontrolada llevada a cabo por historiadores de todo el mundo. Y si las autoridades de Varsovia están tan seguras de la certeza de lo que dicen, no puede por menos de sorprender que tal tipo de investigaciones hayan sido, hasta la fecha, sistemáticamente prohibidas. De momento no hay más que la palabra de honor de los gobernantes de Varsovia, de que en Auschwitz hubieron «cámaras de gas». A ello puede oponer, caulquier nazi (todavía) no legalmente linchado su própia palabra de honor de que no las hubo. Es la palabra de uno contra la de otro, y la necesidad de la demostración continúa en pie. Nosotros no nos preocupamos mucho de algo tan gaseoso (con perdón de la expresión, aquí y ahora) como las palabras de honor en un tema como este. Hemos demostrado la imposiblidad del Fraude de los Seis Millones, en general, y de los dos, o cuatro, millones atribuidos a Auschwitz, en particular. Hemos demostrado que varios de los testigos de cargo mintieron de forma flagrante. Hemos demostrado que la Acusación Pública en éste caso más que nunca usó y abusó de la coacción moral y física y que el principal testigo el director del campo se suicidó (¿,o fué suicidado?) en la víspera del «Juicio». Y no queremos insultar el sentido común del lector recordándole que es imposible que los alemanes, antes de la llegada de los rusos, dinamitaran las «cámaras de gas», que se hallaban en los sótanos del campo, y que la voladura destruyera las supuestas cámaras pero no los crematorios, que se hallaban justo encima de aquéllas. Realmente, para obstinarse en creer en la palabra de honor de los señores Gomulka y compañía hace falta una admirable buena fé, solamente hallable en la tierna almita de una criatura de cinco años. Si la investigación histórica ha demostrado que los documentos presentados por la Acusación son, o bien toscas falsificaciones, o bien adolecen del descalificante defecto de dar por demostrado aquello que se trata, precisamente, de demostrar, no queda más remedio que analizar los documentos de los propios alemanes, relativos al caso. Esta es, al fin y al cabo, la única manera, históricamente seria, de abordar el problema. Veamos. Se nos pide que creamos que los nazis no dejaron nada escrito referente a su política de exterminación de los judíos. Se nos pide que creamos que todo se genero a base de órdenes orales. Y que cuando Himmler, Goebbels o Kaltenbrunner hablaban de «Solución Final», se referian a «exterminio». Es un hecho bien establecido que no se ha encontrado ninguna orden escrita referente a ningún exterminio, total o parcial, de los judíos ni de ningún otro grupo étnico. Es decir, la evidencia de un programa de exterminio no se encuentra en el material histórico documentos oficiales que constituye, precisamente, la base para escribir Historia. Este es un hecho relativamente esotérico, conocido sólo por unos pocos. Y, no obstante, el Doctor Kubovy, Director del Centro Mundial de Documentación Judía Contemporanea de Tel-Aviv, reconoció en el órgano oficial del Sionismo francés (7) que no existe ni una sóla orden de exterminio, escrita, de Hitler, de Himmler, de Heydrich, de Goebbels, ni de ningún jerarca nazi.

Estamos dispuestos a admitir que seria bastante sencillo utilizar eufemismos, en un pequeño número de documentos de alto nivel, dirigidos a jerarcas de elevado rango, y en temas que se refirieran a política general, pero la ausencia total de evidencia escrita relativa al programa de exterminio va mucho más allá de tales documentos, y no es posible imaginar que un programa de exterminio pudiera haber sido llevado a cabo sin dejar traza alguna en el papel. Las operaciones en gran escala necesariamente generan papel por razones puramente técnicas; los ingenieros, constructores, ejecutivos y otros técnicos necesitan documentos para llevar a cabo su trabajo. Quienquiera que haya desarrollado un trabajo de dirección, por modesto que sea, sabrá que esto es cierto. Para ilustrar esta aseveración consideremos el método especifico mediante el cual los exterminios según se asegura fueron.perpetrados en campos como el de Auschwitz. Primero, las victimas eran gaseada. Luego, para hacer desaparecer el cuerpo del delito, los cadáveres eran incinerados en crematorios especiales que habían sido construidos expresamente con este propósito, de manera que tanto los crematorios como las cámaras de gas estuvieran integradas en el mismo edificio.

Un tal complejo de asesinato industrial hubiera debido generar una evidencia escrita, por la simple razón de que ella hubiera sido necesaria para llevarlo a la práctica. Y no hay ya lo hemos visto ni un sólo documento escrito que atestigüe la existencia de las «cámaras de gas», a no ser que se considere «evidencia» unas cuantas facturas de la casa Degesch, a nombre de la administración de los campos, por la vonta de un determinado número de barriles de Zykion B, un conocido insecticida. Los defensores del Fraude explican esa ausencia de documentos en base a la supuesta politica del secreto, un secreto que debió ser compartido ya lo hemos dicho antes por decenas de millares de personas, lo cual es imposible. Pero, además, preguntamos: ¿Por qué no se extendió esta politica del secreto a los hornos crematorios? ¿Por qué hay tantisima evidencia documental sobre los crematorios, y nada en absoluto sobre las «cámaras de gas»? Los campos de concentración alemanes, como todas las comunidades modernas de una cierta envergadura, disponían de crematorios convencionales para incinerar los cuerpos de los que allí morían. No obstante, el Fraude asegura que esos crematorios fueron cosntruídos para cumplir las funciones de un programa de exterminación, y que estaban integrados con las cámaras de gas. Si los alemanes fueron tan cuidadosos en no dejar ni un sólo documento sobre sus cámaras de gas ¿por qué escribieron con tanta prolijidad acerca de los crematorios, asociados, según se nos quiere hacer creer, con aquéllas?

La respuesta es simple. Los crematorios no tenían nada que ver con las «cámaras de gas», que, sencillamente, nunca existieron. Aquéllos tenían, como única función, incinerar los cuerpos de los muertos a causa de los «raids» aéreos de la aviación Aijada, y, lógicamente, por causas naturales. Ninguna otra respuesta puede deducirse de la investigación histórica.

Notas
(1) David Rousset: «The Other Kingdom».

(2) Jean-Paul Renard, «Chaînes et Lumières».

(3) Denise Dufournier: «Ravensbruck, the Women's Camp of Death».

(4) Charlotte Bormann: «Die Gestapo Lasst Bitten».

(5) También fué expulsada del Partido Comunista su correligionaria Margarete Buber, por haber osado escribir («Under Two Dictators») que los campos de concentración alemanes reunían mucho mejores condiciones que los soviéticos. La Buber estuvo, en tiempo de paz, internada en un campo soviético acusada de «trotzkysmo».

(6) Philip Friedman «This was Auschwitz: The Story of a Murder Camp»; Eugene Kogon: «The Theory and Practice of Hell».

(7) «La Terre Retrouvée», 15-XII-1966.
Re: Trobada nazi a la Llibreria Europa
19 des 2008
El racismo es una suma estupidez. Coje a un niño de 3 años de Irán, Marruecos, Algeria o Gambia y edúcalo en una familia española, y será como todos vosotros (aunque desde luego no juzgará a los demás por su raza). Asimismo, coje un niño de 3 años español y edúcalo en una familia de Gambia, y será como ellos. Es todo una cuestión cultural, no racial.
Abajo el racismo, arriba la humanidad.
Viva la república nacional-sindicalista.
Sindicat