Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : amèrica llatina
Crisis Mundial y la importancia del PROLETARIADO LATINOAMERICANO
21 nov 2008
CRISIS MUNDIAL y la importancia del PROLETARIADO LATINOAMERICANO en la REVOLUCIÓN INTERNACIONAL

Por Roger Silva

Economía muestra fuerte caída y el gobierno busca rescatar a bancos y empresarios.
462_ed081012b.gif
Las sucesivas caídas en las bolsas de valores de todo el mundo y el temor de la recesión económica ha obligado a muchos países a adoptar medidas para intentar detener o al menos suavizar los efectos de la crisis en su sistema financiero. En primer lugar, fue el conjunto de los EE.UU. que nacionalizo bancos y proporcionó 850 billones de dólares para salvar el mercado, después fueron los países europeos que se han preparado nuevos paquetes, estatizaciones y más millones de dólares. Sin embargo, la crisis también ha golpeado a los países de América Latina, que ya han comenzado a preparar medidas para contener el colapso de sus sistemas financieros.

En Chile, además de las sucesivas caídas en la bolsa de valores de Santiago y la devaluación del peso chileno, varios otros índices muestran un descenso en la actividad económica en el país. Según el Banco Central, el �ndice Mensual de Actividad Económica (IMACEC) creció sólo el 2,4% para el mismo período del año pasado. Las proyecciones de los analistas apuntaban y mostraron un crecimiento de 4,1%. También se registró una disminución en la actividad económica en el país de 0,9% en comparación con junio. Los números que corresponden a la IMACEC incluyen el 90% de los bienes y servicios incluidos en el Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), también informó que la producción industrial en Chile también mostró un gran descenso y cayó 3,1%, contra el mismo período del año pasado. El INE informó también de que el sector de la minería, uno de los principales sectores exportadores del país, mostró una caída del 3,8%. Además, el cobre, uno de los principales productos chilenos se ha devaluado semanalmente.

Según el informe del instituto, influyó en el resultado, la caída en el valor agregado al cobre y una drástica reducción de la actividad comercial durante el mes pasado. Expertos sugieren que el bajo crecimiento económico es una tendencia que continuará al menos hasta el final del año.

El Ministro de Hacienda, Andrés Velasco, dijo que el Gobierno sabe que los tiempos son difíciles y que es la razón por la que decidió proteger a las pequeñas y medianas empresas. "No estamos fantaseando, entendemos que tiempos difíciles vendrán queremos proteger los puestos de trabajo de las personas, especialmente de los sectores más sensibles al ciclo económico, vamos a proteger el empleo en las pequeñas y medianas empresas". Según el titular de las finanzas públicas, las pequeñas y medianas empresas son responsables por emplear a aproximadamente el 70% de los trabajadores chilenos.

El "plan de salvación", preparado por el Gobierno consiste en ampliar la cobertura de los préstamos, establecer nuevas líneas de financiación y dar más crédito a largo plazo. Según Velasco, la inyección total de recursos será de 850 millones de dólares, incluidos los 700 millones que se asignarán a los bancos.

Sin embargo, la aplicabilidad del plan de gobierno ha sido criticada incluso por sectores de la pequeña-burguesía. El presidente de la Confederación Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa (Conapyme), Iván Vuskovic, criticó los anuncios del poder ejecutivo, diciendo que el plan sólo pretende aumentar la liquidez de los bancos y no implican en un suporte a las pequeñas empresas. Vuskovic, dijo que "Con este plan no llegamos ha lo que queríamos, que era ampliar la liquidez de las pequeñas empresas. Lo que están haciendo es fornecer dinero a los bancosâ?.

Las medidas del Gobierno contra la crisis:
Se ha preocupado sólo en salvaguardar a los bancos y a los empresarios, pero ¿qué pasa con los trabajadores? Ellos no han recibido ninguna forma de asistencia para suportar a la crisis, sólo la promesa de mantener sus puestos de trabajo. Aunque el Gobierno dice que frente a la crisis luchará para garantizar el empleo de los trabajadores, un estudio realizado por la Universidad de Chile dijo que el desempleo alcanzó el 7,7% en septiembre. La estimación asciende a 214 mil trabajadores parados, sin salario ni condiciones dignas de vida.

Seudo-trotskistas abandonan el Programa de Transición

Pero no es sólo el gobierno chileno que no presenta ningún programa para los trabajadores, la oposición y la izquierda seudo-trotskistas también parecen abandonar a los trabajadores.

Frente a la profundización de la crisis, el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y la Fuerza Revolucionaria â Izquierda Comunista (FR-IC), organizaciones simpatizantes de la LIT-CI en Chile, publicaron un artículo titulado "Que los ricos paguen la crisis". Ahora, una vez más, cuestionan el llamado "modelo neoliberal" del capitalismo, evidenciando su falencia teórica y levantando varias palabras de orden sin ninguna conexión con un análisis marxista.

Como siempre defendemos, el llamado "capitalismo neoliberal" no pasaba de una ideología inconsciente producida por la burguesía. Ahora, con la crisis mundial, todo quedó claro. Los estados capitalistas están nacionalizando los bancos, en la mayor intervención del Estado en orden desde la crisis de 1929. Sin embargo, algunos sectores de la "izquierda" ignorante (en Marx) todavía hablan de la lucha contra el llamado "capitalismo neoliberal". Tal es el caso de la Liga Internacional de los Trabajadores (LIT), seguidora de Moreno, que tantos desastres realizo en América Latina.

El texto ofrece una breve evaluación de la crisis, destacando las pérdidas acumuladas por los trabajadores, principalmente debido a la inflación. Sin embargo, al buscar una salida evidente a la crisis, los partidos afirman que "Hoy más que nunca, es necesario un aumento en nuestro salario y detener la inflación. Pero también tenemos que cambiar este gobierno y el sistema capitalistaâ?. El artículo concluye con las palabras de orden: "¡aumento salarial de 40%!", "¡No ha la inflación!", "¡huelga nacional ahora!" y "¡Abajo el gobierno!". Sin embargo, como hemos visto, siguen completamente apartados de la realidad y del Programa de Transición. ¿Cómo pedir un 40% de aumento salarial en esta situación de crisis mundial? Con este programa irracional, llevan a la clase obrera a la derrota y a la decepción de cualquier posible lucha.

A su vez, los que se dicen trotskistas de Clase Contra Clase, de la Fracción Trotskista (FT), también presentan falsos e insuficientes alternativas para que los trabajadores chilenos superen la crisis. La Clase Contra Clase requiere, entre otras cosas, la expropiación de los bancos, la nacionalización de la industria del cobre, un plan de obras públicas para resolver los problemas de la salud, la educación y la nutrición, la recuperación de los sindicatos y la movilización de los trabajadores para la construcción de una nuevo constitución y la fundación de una República de Trabajadores.

Sin embargo, estas organizaciones que afirman ser representantes de los trabajadores y herederos de la Cuarta Internacional, parecen haberse olvidado o abandonado por completo el Programa de Transición elaborado por Trotsky en 1938. En lugar de la demanda de un programa de transición, tales organizaciones seudo-trotskistas levantan un programa máximo y exigen el derrocamiento del gobierno y del sistema capitalista sin hacer las necesarias mediaciones.

Como el PRT y FR-IC, la Clase Contra Clase, en Chile, se olvido completamente del proceso de transición y de la dialéctica necesaria y propuesto por Trotsky. Frente a la profundización de la crisis, decía Trotsky en los años 30 que no podían poner un programa máximo. Fue necesario un programa de transición. En ese sentido, plantea como fundamental un orden de escalas móviles de los salarios y de horas de trabajo, que aparecían como un programa sólo defensivo, sin embargo, imposible en el capitalismo.

El único programa para los trabajadores, como dijo Trotsky, es un programa que busca combatir el desempleo y el alto costo de vida, exigiendo trabajo y unas condiciones de vida dignas para todos.

Este es un programa que parece mínimo, pero que en tiempo de crisis, es máxima. Se trata de un puente temporal para el socialismo. Contra la inflación, que erosiona los salarios de los trabajadores, sólo se puede luchar con el lema de la escala móvil de salarios, es decir, el incremento mensual de los salarios en línea con el aumento de los precios de los artículos básicos de consumo del trabajador. Contra las dimisiones y el desempleo es necesario exigir trabajo público y escala móvil de horas de trabajo, o sea, las horas disponibles en cada fábrica deben ser repartidas entre todos los operarios de la empresa. Eso es, dimisión cero.

Es sobre la base de estas luchas inmediatas-transitorias que los trabajadores entenderán la necesidad de destruir y luchar contra la explotación capitalista. Esa fue una de las grandes lecciones de la dialéctica de Trotsky. Frente a esta grave crisis que sacude a Chile y al capitalismo mundial, es necesario que los trabajadores de Chile, América Latina y todo el mundo se organicen en torno a un único programa, el Programa de Transición.
Mira també:
http://www.transicao.org/noticia.php?id=1133

This work is in the public domain
Sindicat