Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: @rtivisme
Orlando Guillén en El Heliogábalo
03 nov 2008
Lectura del poeta mexicano en el bar «Heliogábalo» (Ramón y Cajal 80, Barcelona) el 9 de noviembre, 22 hrs. El autor invita con este texto a asistir
Orlando Guillén en El Heliogábalo


Tiempal
Libro de pinturas


Una mano después de la primera atadura de mis años
la figura a la oriental
con las manos sobre las piernas
estaba sentada en el lugar que ahora ocupan
los macuarros sin chamba
en Catedral
Una Mano Conejo
Una Mano Viento Una Mano Flor Un Canto
Labrada con mucha curia
Moliendo los huesos preciosos en el molcajete,
La Madre se había quitado la falda de serpientes
porque hacía calor, y a sus pies,
por entre el tufo y las moscas recién paridas
se asomaban quietas,
sordas y aladas,
con heludos ojos de chalchigüite al vacío
La obsidiana rasgó
el escroto
por propia mano
(â¡Qué güevotes tan azules!â?,
se dice desde entonces)
y la Sangre se hizo
de la purulenta Verga
del hijueputa Dios
Por aquesta pirámide se accede a la Jícara de las Aguilas.
Y por el güeco de esta misma página
del Libro de Pinturas
según la pujante
barraguía o cláusula
de Aquel a quien llamamos El Buboso,
Mireia y yo trucamos una escalera de cuarenta gradas
y abrimos hacia abajo una canal
allí donde
flor sin retoño
el borbotón hace saltar los pulsos
de los antaprotagonistas sacrales
y lo rojo salpica el vuelo del Sol Mariposa
y embija la policromía
de las patas del guerrero cautivo
cuya sombra de animal montesco asciende lenta
y perpendicular
La mitad inferior del instrumento
tiene tres aberturas
armónicas
en forma de flecha:
las tres cañas del Sol
¿Por qué Señora
mea muertos Su nobleza
arcana en cuclillas?
El castillo de Windsor alza su mole
de olla
sobre este acantilado que sirve
pedruscos al Támesis
âA 33 kilómetros de Londres
fuera ya de la periferia urbanaâ?
No está en la ruina como sus habitantes
Lo mandó erigir
Guillermo el Conquistador
para morir en 1087
en muy otro lugar de esta historia
verídica
Hay reyes en el subsuelo muchos
reyes enterrados
La actual reina pasa los fines de semana
enterrada en Windsor
âNo es extraño verla llegar
conduciendo su ataúd deportivoâ?
Eclipse rojo anular
lunalunar de sol
Muertos de férrea disciplina
negro río de miseria
y privación
de la privación Un poeta
muerto dispendia bienes de la luna
dilapida pálidas serpientes
de miedo
de la noche
La culebra paniqueada
se enrosca en los espirales
de un abanico plumal de oscuridad
babeante
Uno por Uno ninguno pinté
los muertos con mano negra de sangre
pinté con verde jade molido los colores del iris
de los muertos de modo que los pinté de verde
hasta la estancadura de los ojos Para esta operación
conté con alicates
y con frutos silvestres Siempre sobra
sangre y tierra al color de los ojos
de las sirenas de charco

Charco de estrellas
Sin fondo y sin cobija

Putas
que crecen silvestres
patrullando los abortos de la noche
o abordando el chaparral de muertos sembraos
por mano humana
Mano desgarradora de hilachas
que crujen
y quejan
y hasta sangran
Mano silvestre en la noche de los muertos
conté conmigo muerto
para verificarles ojos en la mirada
de las ciudades vacantes
de los vivos
Pinté de rojo los glóbulos blancos y en la contraparte
la vida a lomos de los jodidos del planeta
igualitados entre los fierros retorcidos
Chivos de pronto expiatorios reparando en pedazos
en los huideros solitarios repletos
de transeúntes
en tránsito
Terminales en marcha
de estos versos sombrero
del que brotan chisporroteantes
blánculas palomitas de maíz
trituradas con discreto estrépito
y mucho júbilo por el hambre terrible
de los niños muertos
Viendo la película
pinté de blanco el culo a los glóbulos rojos
y en la contraparte pinté
la mezcla nefanda de los cácaros
sobre sus caras resplandecientes
de gozosa abyección
El sueño de las aves se despierta en vuelo
y es bello con todo y pico morir así
Lo rojo se diluye en sangre verde de la mañana
azul como ninguna
que colgara de tus trenzas volanderas
en contraste delicado de espaldas
con la pañoleta sobre tu pecho emputecido bajo la luna ausente de un jirón de noche:
adolescente muerta y dispersa como una multitud bajo un bombardeo
COSA natural en un combate de boxeo
maxilar nocáut
de vida púgil animal y en calzoncillos

Carda Liendres la peineta de la Agüela
en los siempre cundidos cueros cabelludos infinitos
de cada uno de los 400 Nietos del Sur
Son aquellos que ni puestos a secar en sal dejan de sacar pus y sangre
del odre despellejado de aullidos de los muertos
y hacen música de alarido que gime
compás de giba que llora
Música pochteca a cuyo son se tiembla
bajo la máscara
cara de oscuridad o ceguera
hombre de pedernal en pecho
desde tierra precipitado
al Sol
Mira també:
http://www.floresdeuxmal.com

This work is in the public domain
Sindicat