Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Setembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        

Accions per a Avui
18:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: mitjans i manipulació
Que semilla viene sembrando el Apostol Mariano.
13 oct 2008
Anti fascismo
Anti Nazismo
Genocido en Argentina
! LA NUEVA COSECHA !
QUE SEMILLA VIENE SEMBRANDO EL APOSTOL DEL GENOCIDIO MARIANO GRONDONA.

El canto del buitre Grondona y la amenaza de que ELLOS NO HAN PERDIDO NINGUNA GUERRA.
Y QUE LA GUERRA CONTINUA.

El buitre que hizo el discurso de la Hormiga Rojas en el Luna Park en la decada del 70, sigue amenazando a la sociedad Argentina. Con sus advertencias DEMONIACAS.




Los "setentistas", ¿ganaron o perdieron?

Por Mariano GrondonaNoticias de Opinión
Domingo 11 de abril de 2004

Una asimetría se ha instalado en nuestro sistema político. Uno de los dos grandes combatientes de los años setenta, los Montoneros, que parecía derrotado, ahora ocupa posiciones en el Gobierno. El otro, las Fuerzas Armadas y de seguridad, que parecía haber vencido, hoy aparece en franca retirada. ¿Quién ganó entonces la feroz guerra civil que aún divide la memoria de los argentinos?

A través de sus máximos jefes, las Fuerzas Armadas se han autocriticado severamente por su bárbaro comportamiento en los años setenta. La policía bonaerense, que fue su principal aliada, sufre a su vez una depuración tras otra mientras el diputado Bonasso, tan cercano al Presidente, exige pura y simplemente su disolución. Pero ninguna autocrítica ha surgido, en cambio, desde la vereda opuesta. Al contrario, en el acto de la ESMA el Presidente declaró que venía a continuar la gesta de los Montoneros.

Los que ayer perdieron ahora ganan. Los que ayer ganaron ahora pierden. Lejos de haberse autocriticado, los antiguos Montoneros rodean al gobierno nacional sin haber depuesto sus proclamas. Pese a haberse autocriticado, las Fuerzas Armadas no sólo sufrieron una drástica purga al comenzar el gobierno de Kirchner, anticipándose en ello a la que hoy sufre la principal fuerza policial que las acompañó, sino que, cuando el general Bendini fue reducido al papel de un ordenanza en el momento en que se le mandó bajar con sus propias manos los cuadros de los ex directores Videla y Bignone del Colegio Militar, padeció la mayor humillación que haya padecido nunca un militar argentino.

Si a esto se le suma la profunda reducción de gastos e inversiones que viene afectando a las Fuerzas Armadas desde hace años, habrá que advertir que hoy se mostrarían impotentes frente a las fuerzas armadas de los países vecinos de presentarse un conflicto que hasta ahora, gracias a Dios, es improbable. De esta manera, la principal fuerza armada del país ya no es el ejército sino la policía bonaerense, ella misma en medio de una purga vecina a la disolución.

Que en diciembre de 2001 el presidente De la Rúa haya caído por efecto del primer golpe civil que hemos conocido, no es entonces casual porque, por primera vez en su historia, la Argentina es una nación desarmada . Como Costa Rica. Pero Chile conserva su ejército intacto. Brasil, por su parte, está en camino de procurar el uranio enriquecido que necesitaría si resolviera convertirse en una potencia nuclear. Podría alegarse que Chile y Brasil nunca nos confrontarán. Aun así, contar con un fuerte disuasivo militar afecta silenciosamente los trebejos de la diplomacia.

Entre la calma...
Según una primera interpretación, los datos que venimos de consignar no deberían inquietarnos. Es verdad que el Presidente acude con frecuencia a una retórica cuya afinidad con la prédica montonera es evidente. Pero otros datos hasta ahora no consignados sugieren que lo suyo no es más que eso, una retórica quizá destinada a apaciguar a sus aliados de izquierda. El ministro Lavagna, ¿no sigue acaso una estrategia económica congruente con el mundo capitalista que nos rodea? ¿No está el Gobierno adecuando paso a paso las tarifas de los servicios públicos a su nivel internacional? Además de haber evitado una ruptura, ¿no se acerca cautelosamente a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y con los acreedores afectados por nuestro default ? El vertiginoso crecimiento que estamos experimentando tranquiliza a los operadores económicos. La Argentina se halla en un proceso de transición económica que apunta a nuestra gradual reinserción en el mundo capitalista.

La retórica oficial, es cierto, parece acercarse a veces a Venezuela y a Cuba. Más allá del lenguaje oficial, empero, los modelos reales que sigue Kirchner podrían ser, al contrario, más Lula que Chávez y más Lagos que Castro.

Es verdad que los Montoneros ocupan posiciones de influencia en el Gobierno. Pero también está, para contrarrestarlas, el peso decisivo del justicialismo tradicional en las provincias y en el Congreso. A lo cual habría que añadir que la cruzada de Juan Carlos Blumberg, acompañada por una manifestación masiva pocas veces vista, ha venido a instalar en nuestro imaginario colectivo a los que están muriendo hoy y todavía podrían salvarse ante el desborde de la violencia criminal en lugar del negro recuerdo, condenable pero inevitable, de los que murieron hace tres décadas.

... y la alarma
Los que militaron en los Montoneros en los años setenta y no son "ex Montoneros" como lo son otros, aquellos a quienes todavía mueve la nostalgia, ¿participan de esta visión tranquilizadora o, manteniendo sus objetivos de otrora, sólo han cambiado de estrategia?

Aquí viene a cuento recordar las ideas de Antonio Gramsci, ese gran teórico del comunismo italiano que aprovechó la larga cárcel de Mussolini entre 1926 y 1937 para escribir los Cuadernos de la prisión , donde ensaya un replanteo integral de la estrategia leninista para alcanzar el poder.

Lenin proponía la toma violenta del poder con el auxilio de las masas obreras sublevadas. Gramsci sostuvo que esa estrategia no era apropiada en los países avanzados como Italia. En ellos, la escalera hacia el poder debía suministrarla el giro cultural de la porción más sofisticada de la clase media: los intelectuales, los universitarios, los maestros, los artistas, los periodistas y hasta los hijos de la clase adinerada. Era a través de ellos que la izquierda debería progresar en Occidente. Un dicho memorable se atribuye a Gramsci: "Venceremos cuando el hijo de Agnelli se haga comunista".

¿No ha pasado algo similar en la Argentina? En los años setenta, los Montoneros siguieron una estrategia leninista: conquistar el poder mediante la violencia. Fracasaron. Pero han vuelto ahora a buscar el poder de la mano de Gramsci. Para ello, diseñaron una estrategia cultural : imponer la memoria de los años setenta en las nuevas generaciones que no los vivieron, subrayando la barbarie militar pero omitiendo su propia barbarie. La idea de consagrar la capital del "enemigo", el recinto de la ESMA, a un museo de la memoria o, mejor, de "su" memoria, para dedicar después el enorme predio donde aún funcionan las escuelas navales a otras escuelas de orientación contraria, podría servir al mismo propósito. Lo demás vendría por añadidura hasta que nuestros "hijos de Agnelli", también, se convirtieran.

Si la tesis "alarmista" es correcta, ¿esto es lo que pasará? No necesariamente. El comunismo italiano, al infiltrarse en el Estado democrático a través de las prácticas pacíficas de la ofensiva cultural que aconsejaba Gramsci, terminó "contaminado" por el sistema al que pretendía conquistar porque se volvió él mismo democrático y hoy forma parte de la coalición de centroizquierda del Olivo, opositora a Berlusconi pero integrada en esa democracia capitalista a la que soñaba desplazar. El cazador, así, resultó cazado. Este es el argumento que los "calmos" esgrimen frente a los "alarmistas" aun para el caso de que los Montoneros de hoy, los Montoneros desarmados , continúen la acción de sus antecesores, los Montoneros armados . Invito a aquellos a quienes les interesa la historia de las ideas, aun así, a releer a Gramsci.

Por Mariano Grondona


DURANTE LA DECADA DEL 80 SE PASEO DE LA MANO DE HORACIO ALIBERTI CONFESANDO QUE SE HABIA EQUIVOCADO DURANTE EL MUCHOS AÑOS DE SU VIDA APOYANDO SUCESIVOS GOLPE MILITARES.

ESTA HACIENDO ALGO HOY QUE YA TIENE MUCHA EXPERIENCIA.

Es decir el APOSTOL MARIANO,, esta como el zorro en el gallinero ,, CUIDANDO A SU MODO LAS GALLINAS .. pero ... cuidandolas de otro ZORRO COMO EL.

! QUE GENEROSO PAIS ARGENTINA ! Lastima de aquel hijo de puta que tiro una semilla de hijos de puta como MARIANO GRONDONA ,,, porque ,, como la mala hierba nunca muere.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more