Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Gener»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: sense clasificar
Policias acosan en internet, ofenden y justifican el trato a una periodista que denunció malos tratos, xenofobia y falta de higiene
11 oct 2008
Policias acosan en internet, ofenden y justifican el trato a una periodista que denunció malos tratos, xenofobia y falta de higiene en los calabozos de Madrid tras ser detenida con arbitrariedad.

Hace unos días una periodista llamada Gema Lendoiro publicó el siguiente artículo:

" Una noche en la cárcel 06-10-2008 - Gema Lendoiro
Policias acosan en internet, ofenden y justifican el trato a una periodista que denunció malos tratos, xenofobia y falta de higiene en los calabozos de Madrid tras ser detenida con arbitrariedad.

Hace unos días una periodista llamada Gema Lendoiro publicó el siguiente artículo:

" Una noche en la cárcel 06-10-2008 - Gema Lendoiro

Manido es el dicho que dice que de todas las experiencias vividas uno tiene que sacar provecho. Incluso de las malas. Y yo voy a hacer caso a esta premisa. Les cuento: este fin de semana he estado detenida desde las siete de la tarde del viernes hasta las cuatro y media del sábado. Y como detenida que estaba he dormido en el centro de Moratalaz que es el lugar adonde se llevan a todos los detenidos de Madrid independientemente del delito que cometan. El mío fue el de obstrucción a la justicia y les explico por qué.

Hace dos años tuve un accidente de tráfico. Tuvimos un juicio y me condenaron a pagar una indemnización a la parte contraria de 400 euros de la que se encargó mi compañía de seguros. Además la jueza me condenó a pagar 30 euros de multa al contrario en concepto de daños y perjuicios. La sentencia la recogió la abogada de la compañía de seguros que por teléfono me comunicó que iban a recurrir. No volví a tener noticias de ella y me olvidé del asunto.

Este viernes se personaron en mi domicilio dos agentes de la policía nacional que me comunicaron que tenía que ir a declarar a la comisaría de la Vaguada. Cuando llegué (siempre sin saber por qué) me comunicaron que una juez había emitido una orden de búsqueda y captura y que si la señoría no estaba de guardia estaría detenida. Así ocurrió. La jueza no estaba de guardia y fui detenida. Me requisaron mis pertenencias y me cachearon. Les voy a omitir aquí los detalles desagradables pero que sepan que el protocolo indica que hay que quitarse la ropa interior mientras una policía te examina bien.

Con el estado de nervios que pueden imaginarse pedí por favor ir al médico (tienes ese derecho cuando estás detenida). Me llevaron al médico y me dio un tranquilizante que de poco me sirvió porque de vuelta a la comisaría me dijeron que me trasladaban a dormir a Moratalaz. No me esposaron ante mis ruegos y llantos.

Calabozo de 30 metros

Cuando llegué a Moratalaz me metieron en un calabozo de unos 30 metros cuadrados con otros cuarenta detenidos (hombres y mujeres de todas las razas). Mientras esperaba la asignación de mi celda varios detenidos se encendieron un cigarro (algo prohibido) y el policía nacional al mando entró, porra en mano, y asestó golpes a diestro y siniestro a los dos hombres más cercanos al lugar del olor. Con la porra le dio en la cabeza, piernas y espaldas mientras decía: âMierda de raza humana la de los sudacasâ?. âLa culpa de todo la tiene este hijo de puta de Zapatero por dejar entrar en España a esta miseria humanaâ?.

En un alarde de inconsciencia por mi parte le hice saber al policía que trabajaba en un periódico y que pensaba contarlo. Ãl, ufano, me respondió: â¿Y por qué no cuentas como están mis compañeros hospitalizados por palizas de estos hijos de puta?â?. Le contesté que así lo haría y añadí: âLa diferencia que hay entre usted y ellos es que usted es autoridad y debe dar ejemplo y, sobre todo recordar que en un estado de derecho los detenidos tienen derechos incluido el de no ser dañados, derecho que se acaba de olvidar aplicarâ? A continuación me preguntó si quería dormir sola en una celda, algo que le agradezco. Me dieron la posibilidad de coger una manta y digo esto porque la celda de mujeres donde tenía que haber dormido tuvo tres mantas para siete u ocho detenidas (no recuerdo exactamente el número).

Intenté dormirme y a ratos lo conseguí. Y digo a ratos porque me desperté varias veces con los llantos de una toxicómana en pleno mono de caballo que requería a los policías que le abrieran la celda para ir al baño a vomitar. No lo hicieron y la detenida vomitó. Se hizo sus necesidades encima y ni por esas. No sólo no se apiadaron de ella, sino que se pusieron al otro lado de los barrotes y le gritaron: âYonqui de mierda, a ver si te mueres de una puta vezâ?

A las cinco y media de la mañana abrieron mi celda para hacerme las fotos. Ya saben: De frente y dos perfiles. A las diez de la mañana me pusieron las esposas (unida a otra detenida que me contó que estaba ahí por robo con fuerza) y me metieron en un furgón policial en el que si no te caes (porque no tienes dónde agarrarte) es de milagro. Luego te tocan las narices los de la DGT porque no llevas el cinturón de seguridad puesto. ¿Y los detenidos qué? ¿No son susceptibles de tener un accidente? Se ve que no. Además como son escoria humana según ese personaje tan simpático que estaba al mando aquella noche en Moratalazâ¦

Al llegar a los juzgados de Plaza de Castilla (ingenua yo que pensaba que iba a esperar un rato y en los pasillos) nos condujeron a los calabozos. Fríos, llenos de porquería, con un baño donde uno tiene que hacer sus cosas a la vista de las demás detenidas. Con el olor de la yonqui porque había vomitado y se había hecho sus necesidades encima.

Gracias a las gestiones de mi abogado conseguí salir a las cuatro y media de la tarde, pero lo cierto era que iba a estar detenida hasta el lunes por la mañana. Por supuesto sin derecho a darte una ducha ni a cepillarte los dientes ni a cambiarte de ropa. Nadie, ni siquiera tu abogado, puede darte ropa por si tienes frío. Estás detenida y se ve que por eso no tienes derecho a nada.

Hoy he ido a la plaza de Castilla y me he enterado de todo. La jueza mandó hasta 20 requerimientos para que fuera a verla y para comunicarme que debía pagar la multa de 30 euros. Nunca dieron conmigo y eso que no he cambiado de domicilio en cinco años. La policía me buscó pero no me encontró. Encontraron a mi portero que firmó (y nunca me lo comunicó) y con esa firma dieron por válido el aviso. Como la policía no dio conmigo, decidió que estaba en paradero desconocido (iban siempre en horas de oficina y yo estabaâ¦en la oficina, no en casa).

La cuestión es la siguiente. Yo he sido detenida por no haber hecho caso a una jueza que me quería ver para notificarme que me había condenado por un juicio de faltas por un accidente de tráfico a pagar 30 euros. Y no le he hecho caso no porque yo me crea por encima de las leyes sino porque nunca me enteré. La policía dice que no me encontró cuando además en información de Telefónica te dan mi número de teléfono sin problema. No me encontró cuando tecleando mi nombre en Google salen mis artículos. Y no me encontró, en fin, porque hicieron muchas cosas pero nunca las (desde mi punto de vista) más acertadas, como es buscarme en mi lugar de trabajo, puesto que estoy dada de alta en la seguridad social.

Yo sé que la justicia ha actuado conforme a la Ley. Pero también sé que me parece excesivo que me detengan, me esposen y me traten como una verdadera delincuente por este hecho, insisto, del que yo no tenía conocimiento.

También quiero decir aquí que no entiendo cómo este gobierno que va a destinar 80 millones de euros en el Ministerio de Igualdad para combatir el maltrato a las mujeres permite los malos tratos en las comisarías y centros como el de Moratalaz. Yo lo he visto con mis ojos, lo he escuchado lo he vivido y lo he padecido. Pensé, sinceramente, que vivíamos en un estado de derecho pero veo que me equivoqué.

Por cierto, gracias a haber estado detenida me han rebajado la multa a 22 euros. Es de agradecer. Por la crisis, lo digo."

http://www.diariocritico.com/2008/Octubre/nacional/102561/relato-gema-le


Y a éste artículo le siguió el siguiente:

" Reflexiones07-10-2008 - Gema Lendoiro

Ya se me ha pasado el susto. Ya voy asimilando que todo ha sido una pesadilla. Por eso ahora, más en frío me gustaría aclarar algunas cosas sobre el artículo de mi detención. En primer lugar quiero agradecer los comentarios de los lectores de diariocritico.com (incluso los que me llamaban pija). Es posible que no me haya explicado bien y por eso hoy, que ya está todo más masticado intentaré hacerlo mejor.

Yo no he querido en ningún momento dar a entender que la policía es mala y los detenidos buenos. A mí, en la comisaría de la Vaguada me trataron maravillosamente bien. Y en Moratalaz también. Y no porque fuera periodista porque ellos no lo sabían. Lo supieron cuando recriminé al policía que pegaba a los detenidos.

Me he limitado a hacer un relato de lo que viví. No he ocultado nada. Aquí no hay nada extraño, lo único que hay es una serie de despropósitos que me han conducido de manera legal pero injusta a pasar una noche detenida.

De todo esto he sacado la siguiente conclusión: este sistema judicial no sirve de mucho. Y no sirve por lo siguiente. La mayoría de la gente que es detenida es soltada inmediatamente por falta de pruebas. Y muchos, según salen, vuelven a delinquir. Dos detenidas el mismo día que yo (a las que les di los 30 euros que llevaban encima y mi chaqueta porque se moría de frío y tenía el mono de caballo) atracaron a unas chicas que estaban a la salida (no puedo darles más datos). Los policías nacionales lo saben y se hartan. Nosotros, los que no vivimos esas situaciones nunca, no lo sabemos, pero están hartos. Y yo humanamente puedo entenderlo pero nunca justificarlo y, ni mucho menos en mi condición de periodista callármelo. Supongo y entiendo que la mayoría de ellos son personas con corazón y que incluso a veces hasta pueden sentir lástima de lo que ven. Pero también sienten hartazgo de una profesión que puede resultar tan desazonadora. Pero ¿pegar? Nunca. ¿Insultar?¿Dar trato vejatorio? Si no lo soportan y no pueden evitar levantar la mano que se dediquen a otra cosa. Si yo estoy hasta las narices de mi trabajo (que no es el caso) no puedo ir pegando tortas a quién se meta en mi camino. Por muchas ganas que una tenga. Eso se llama civismo y es indispensable para vivir. Si además eres autoridad, es una obligación.

La yonki de la que les hablaba en el artículo me dio mucha pena. Y me dio pena porque está metida en una rueda de la que nunca va a salir. No tiene familia, no tiene vivienda, no tiene nada. Lo único que tiene es una dependencia brutal a una droga y siempre va a hacer lo posible por conseguir dinero para tomarse su âcaballoâ?. Siempre va a seguir delinquiendo. ¿Tenemos la culpa los ciudadanos? En absoluto. Y la policía nos tiene que defender de ellos arrestándolos. Pero los jueces tienen que hacer otras cosas. Por ejemplo mirar medidas más efectivas que solucionen el problema desde la raíz en lugar de tocarle las narices a una ciudadana limpia de delito alguno que no ha pagado una multa de 30 euros por un accidente de tráfico en juicio de faltas. Yo no sé qué será de esa muchacha. Es probable que se muera pronto por una sobredosis o porque está en fase terminal de Sida. Lo único que sé es que cuando le regalé mi chaqueta se tumbó a mi lado y apoyó su cabeza en mis piernas para dormir. Y probablemente lo hizo porque no recuerda cuando fue la última vez que alguien tuvo un gesto de humanidad hacia ella. Y critíquenme si quieren pero eso fue lo que me salió de dentro hacer. Me dio mucha mucha pena. Y me dio mucha rabia que estas cosas no tengan remedio. Es una delincuente habitual y lo sé porque ella me dio todos los datos. Pero, sinceramente. ¿Ustedes creen que esto tiene remedio? Yo lo dudo. Esta experiencia me ha abierto mucho los ojos y tardaré mucho en olvidarla.

Yo no sé quién tiene la culpa de todo esto. Tampoco sé cuál es la solución. Lo que sí sé es que la delincuencia no tiene raza ni nacionalidad. Que hay gente muy honesta y muy decente que viene de fuera y nos hace la vida más fácil, que limpian nuestras casas y cuidan de nuestros hijos. Y que lo que no podemos es echarle la culpa a Zapatero porque tenemos robos. Eso es demagogia pura y dura. Porque con Aznar a mí también me han robado.

Espero haberme explicado mejor y espero que no sean muy duros con sus críticas, aunque las aceptaré "

http://www.diariocritico.com/2008/Octubre/opinion/lendoiro/102902/lendoi


El relato no tuvo mucho eco en la red, pero la reacción policial fue inmediata a través del foro del sindicato mayoritario policial C.e.p. (Confederacion Española de Policía): http://foro.cepolicia.com/viewtopic.php?t=10843.
Junto a algun que otro comentario sensato , que viene a confirmar las denuncias de la periodista, se pueden leer auténticas perlas, la mayoría provenientes de mentes que sólo podrían calificarse de ideología reaccionaria : "que deje de llorar tanto y de preocuparse tanto de los detenidos", "A LO MEJOR QUERIA UN HABITACION EN EL PALACE", "UNA MAS DE LA AUTENTICA PLÃYADE DE BOTARATES IGNORANTES QUE LES REGALAN EL CARNET DE PERIODISTA, FALSOS PROGRES, PUTOS IGNORANTES ", "Cuanta buena gente hay en los cementerios y cuanto hijo puta está vivo, cuando debiera estar ocupando su lugar.", "Por supuesto sin derecho a darte una ducha ni a cepillarte los dientes ni a cambiarte de ropa. Vaya tía más jilipollas. Así van las cosas", "A LO MEJOR SE PENSABA QUE TENIAMOS MASAJISTAS, SAUNA, HIDROMASAJE....... POBRE RETRASADA. LA TIPICA FEMI-NAZI", "LA TIPICA FEMINISTA,PERIODISTA,SOCIALISTA,ANARQUISTA Y PRO-DERECHOS DE TODO LO QUE TIENE DERECHOS"; un tal sosa caústica: "EN CALABOZOS ALGUNA QUE OTRA VEZ TIENES QUE SOLTAR UN VOZARRON AUTORITARIO O SOLTAR UN PAR DE OSTIAS PORQUE NO QUEDA OTRO REMEDIO, TEN POR SEGURO QUE HA DE SER ASI"; el mismo sujeto sosa caustica respondiendo a uno de los comentarios sensatos: "NO, SI AL FINAL TE VAS A IR DE CENA CON LA BOBA EN CUESTION, COMO QUE UN POQUILLO DE HUMANIDAD?..YO, COMO MUCHOS OTROS HE HECHO GESTIONES PARA "HUMANIZAR" DICHA RECLAMACION, Y MUCHAS VECES POR HORARIOS O PORQUE NADIE COJE EL PUTO TELEFONO, ACTUO EN CONSENCUENCIA, ENGRILLETADO Y AL JODIDO CALABOZO A OLER VOMITOS Y SI COMO LA TONTITA SE QUEJA DEL TEMA, YA SABE AL JUZGADO DE GUARDIA"; "Que relato mas lacrimógeno. Me parto y me mondo (como diría el Luisma)", junto a autojustificaciones banales.


Pero la mayor parte de los denuestos se producen en los comentarios a la noticia, donde no han parado de dejar de practicar una especie de ciberacoso con continuos mensajes de desligitimación y agravio. Por lo menos son más suaves que en el foro de la cep. Entre otros tantos: "pija llorona", mentirosa,"Esas historias las cuentan los radicalillos", "los policías únicamente ponen orden", la culpa es de "tu compañia de seguros" , "jeta", "deberias ir a prision 6 meses por no cumplir con tus derechos.", "Buscas publicidad",etc.
Mira també:
http://foro.cepolicia.com/viewtopic.php?t=10843
http://www.diariocritico.com/2008/Octubre/nacional/102561/relato-gema-lendoiro.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Policias acosan en internet, ofenden y justifican el trato a una periodista que denunció malos tratos, xenofobia y falta de higiene
11 oct 2008
que alguien lo suba a menename!!

p.d. hay que vistar mas menudo forocep y patrulleros.com, compaaas, que llevan años ahí. salud!
Re: Policias acosan en internet, ofenden y justifican el trato a una periodista que denunció malos tratos, xenofobia y falta de higiene
11 oct 2008
El que relata la periodista és del tot creïble per qualsevol persona que hagi trepitjat una comisaria o hagi vist com actuen alguns policies. Els que ho neguen fan tota la pinta de ser els mateixos protagonistes d'aquest tipus de situacions que lluny de ser anecdòtiques són bastant habituals.

Vaja no em posaré a relatar casos, eprò és evident que la justícia i la policia perden molt de temps per culpa de funcionaris que se'ls ha pujat el càrrec al cap.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more