Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
Celebrado el 27 de Septiembre: Ni olvido, ni silencio. Crónicas y fotos de los actos en Madrid, Murcia, Euskadi...
29 set 2008
Un año más ante la tumba de García Sanz, junto a la de Elena Ódena, rendimos homenaje a los cinco fusilados aquel negro 27 de septiembre del 75.
27s2008_p.jpg
Celebrado el 27 de Septiembre: "Ni olvido, ni silencio"


Intervención ante la tumba de Ramon García Sanz en Madrid:

Un año más ante la tumba de García Sanz, junto a la de Elena Ódena, rendimos homenaje a los cinco fusilados aquel negro 27 de septiembre del 75. Cinco jóvenes (Chiki y Otaegui, de ETA, y Baena Alonso, Sánchez Bravo y García Sanz del FRAP) asesinados por un Estado terrorista, pues terrorismo era el practicado por la dictadura, terrorismo de Estado que ha seguido durante largos años después.
Nuestros camaradas eran luchadores por la libertad, jóvenes revolucionarios, comunistas. Eran tiempo en los que ante el silencio y la pasividad cobarde de unos o interesadamente ignorada por otros, llevábamos a cabo una dura lucha en condiciones harto difíciles. Todos los militantes del PCE (m-l) y del FRAP, éramos conscientes de la traidora maniobra que se preparaba para mantener un franquismo sin Franco, mediante una monarquía espuria, y un señuelo de democracia. Había que luchar para impedirlo. No se pudo evitar, la traición era ya profunda. Pagamos un alto precio, pero el empeño era justo. Y aunque todavía hoy son muchos los interesados en ocultar aquel batallar, en silenciarlo o desnaturalizarlo, nunca podrán borrar ni hacer olvidar que, en aquel tiempo de represión, torturas, asesinatos de Estado, de mentiras y canalladas sin fin, había jóvenes, principalmente, y veteranos militantes, que se enfrentaron decididamente a la dictadura sabiendo lo que arriesgaban.
Baena Alonso, Sánchez Bravo, García Sanz fueron consecuentes hasta el fin y afrontaron enteros, sin desfallecer, los pelotones de ejecución compuestos por voluntarios de la «gristapo» y de los que «no lloran porque tiene de plomo la calavera» (García Lorca).
Recuperar la memoria histórica que los continuadores del franquismo pretenden impedir, para «no abrir heridas». Mas son heridas salvajemente abiertas por ellos, heridas sin cerrar. No, ni olvido ni silencio. Y que nadie sea cómplice de ocultar aquellos asesinatos de 1975. Pues asesinatos fueron. Nuestros camaradas no eran terroristas, sino luchadores antifascistas, republicanos consecuentes, comunistas de firmeza ejemplar.
Ni olvido ni silencio. Recuperar la memoria histórica, sí, de la que forman parte muchos asesinados por el fascismo, no olvidamos a Julián Grimau, ni a Cipriano Martos o José Delgado, ni tampoco a Puig Antich y tantos y tantos que perdieron la vida en una lucha desigual, lucha por la libertad contra la tiranía, de los pueblos contra el voraz capitalismo, de los que se yerguen contra los que se someten al imperialismo y van a las órdenes del imperio de turno.
Esa lucha sigue siendo actual, crece el clamor por la República, por la III. La conquista de la libertad será en el marco de una república del pueblo y para el pueblo, una República federativa que garantice los derechos de las naciones sin Estado y de las nacionalidades voluntariamente integradas.
Nuestros camaradas asesinados el 27 de septiembre, eran comunistas forjados para la lucha, eran ejemplo de firmeza, eran, como diría Pablo Neruda:

«…el árbol de la tormenta, el árbol del pueblo.
De la tierra suben sus héroes
como las hojas por la savia…
…Este es el árbol de los libres.
El árbol tierra, el árbol nube.
El árbol pan, el árbol flecha,
el árbol puño, el árbol fuego […]
Este es el árbol, el árbol
del pueblo,
de todos los pueblos,
de la libertad, de la lucha…»

Ni olvido ni silencio. Continuar la lucha sin desmayo, hasta lograr el alba tricolor. Ese es el mejor homenaje que podemos hacer a nuestros camaradas. El único que ellos hubieran reclamado.

¡A por la Tercera! ¡¡¡Viva la República!!!


--------------------------------------------------------------------------------


Intervención de Alba, de la Plataforma de Ciudadanos por la República

En días como hoy es cuando nuestro compromiso con la causa antifascista y republicana se hace más patente, homenajeando a héroes de una lucha que hoy es nuestra y que fue de ellos hasta el mismo momento de su muerte a manos de la sinrazón y de la crueldad más absoluta.Baena Alonso, Sánchez Bravo, García Sanz, Juan Paredes y Angel Otaegui tuvieron la desgracia de morir a manos del dictador Franco, sin saber quizás lo que su muerte supondría hoy para nosotros, pues supone la continuidad de nuestra lucha, aún vigente, contra la barbarie fascista, por la libertad y la democracia real.
Hace hoy treinta y tres años se apagaron los últimos ecos de los fusilamientos franquistas, pero la esencia de este régimen sigue envolviéndonos encarnada en una monarquía ilegítima, en falsos partidos obreros al frente del gobierno, en absoluta indiferencia del estado hacia las necesidades de la clase obrera, y en la peligrosa ascendencia de las agresiones fascistas en las calles de España con absoluta impunidad y que se cobran vidas como la de Carlos Palomino el pasado año sin que nadie haga absolutamente nada desde los poderes públicos.Con ejemplos como los de estos cinco antifascistas que hoy homenajeamos debemos seguir adelante, haciendo de nuestra libertad nuestra bandera, y honrando siempre a los que pusieron a costa de su vida nuestro camino un poco más fácil. Este camino debemos recorrerlo como ellos recorrieron el suyo, con esfuerzo y espíritu de lucha y entrega, sintiendo que es uno de los sentidos de nuestra vida, darle a nuestros descendientes una España más libre, mas justa y más real que el teatro en el que actualmente vivimos a merced de políticos sin formación ni motivaciones mas allá del dinero del Estado.
Con actos como el de hoy volvemos a demostrarles que seguimos en pie, y que las balas que mataron a grandes personas, héroes de la lucha antifascista y por la libertad, no han conseguido callar las exigencias de lo que es justo y humano, y que los trabajadores españoles todavía tenemos mucho que hacer y mucho que decir.
La recompensa a este trabajo será, mas pronto que tarde, la tercera república española, donde nuestras reivindicaciones se verán escuchadas, y será una recompensa que nos implicará a todos, a nosotros y a nuestro esfuerzo común, y por supuesto a ellos, a los últimos cinco fusilados por el régimen franquista, a los que fueron muertos anteriormente durante la dictadura y durante la guerra civil, a las víctimas de la transición que ha dado lugar a esta falsa democracia, y a todos los que a lo largo de la historia han soñado con una España mejor para todos y no han cesado en su empeño de conseguirla pagando en ocasiones con su vida esta ilusión.



--------------------------------------------------------------------------------


Intervención de David, de la JCE (m-l)

Hace hoy exactamente 33 años del último asesinato por las balas fascistas de un pelotón de ejecución del asesino Franco; 33 años del asesinato de cinco luchadores. Aquel otoño de 1975 trajo una oleada de solidaridad, rabia e indignación que recorrió Europa, un soplo de viento que gritaba pidiendo libertad para esos cinco jóvenes antifascistas, un huracán contra una sentencia engendrada por una farsa de juicio militar que se cobró la vida de dos militantes de ETA y tres militantes del PCE(m-l): Sánchez Bravo, Baena y García Sanz

Jóvenes comunistas, republicanos, que desbordaban ideales, lucha, compromiso con una causa: la de la libertad de su pueblo, la de su clase. Eran ejemplo de comunistas, motivo por el que aquel horror no intentaba caer sobre ellos solamente, sino sobre todos los que como ellos combatían al régimen.

Un régimen que nació de banqueros y terratenientes y que no murió con Franco, sino que pervivió abiertamente con la monarquía y dejó sus restos latentes con la Constitución de 1978 y los herederos de los mismos oligarcas. Hoy vivimos aún con esa monarquía que acompañó al fascismo en su celebración de estas muertes, con esta monarquía que está atada y bien atada a la oscura dictadura fascista a la que el rey debe su trono.

Por eso hoy sigue siendo necesario recordar la lucha de estos jóvenes, porque su lucha sigue siendo la misma, la nuestra, la de lograr una república del pueblo, la de construir el socialismo, la de la soberanía de un pueblo y la libertad de una clase…la de los comunistas que hoy aquí estamos.

Que aquí estamos para ver que la lucha sigue, que recogimos la bandera y la hacemos ondear con orgullo; que aquí estamos para volver a recordar los sueños que las balas no matan, las ideas que no mueren, los anhelos que resucitan, el clamor de las masas.

¡Camaradas!, sois parte de la historia de un pueblo que volvió a levantarse − y que volverá a hacerlo − contra la injusticia, la explotación y la opresión, la misma que os arrebató la vida y la misma que alumbra nuestras ganas de seguir luchando hasta la victoria final.



--------------------------------------------------------------------------------

Partido Comunista de España (marxista-leninista)
www.pceml.info / contacto ARROBA pceml.info
Mira també:
http://www.pcem.info
http://www.pceml.info/component/content/article/8-noticias/70-celebrado-el-27-de-septiembre.html

This work is in the public domain
Sindicat