Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Comentari :: un altre món és aquí : indymedia
En busca de un nuevo futuro
26 set 2008
Mariano Cabrer:"Europa y los Estados Unidos de América, como sociedades derrochadoras y consumistas, han de competir con las economías emergentes de Asia, principalmente China y la India. Sin duda vamos a una verdadera guerra de conflictos en materia económica".
en busca de un nuevo futuro,untitled, jpg..bmp
âContigo a la guerra/ no quiero ir, / no quiero ir, / contigo a la guerra, / no quiero ir, / no quiero ir. / Porque a la guerra/ se va a pelear, / se come muy mal, / se duerme en la tierra (â¦)â?.
Esther Araque Comino, Contribución al Cancionero de Alcázar de Sanjuán, Año 2000(Canciones de quintos y soldados).

Los errores se suelen pagar caros en todos los órdenes de la vida. El cometer errores es un mal endémico, que muchas veces no podemos evitar. La inteligencia comete yerros, pero preparar misma inteligencia nos hace corregirlos: esto es ser inteligente. Estas equivocaciones políticas y económicas en que los dirigentes mundialesâsus gobiernos- nos han metido, han derivado, como era previsible, en una recesión o depresión económica a escala mundial: ahora, ineludiblemente, han de ir en busca de un nuevo futuro económico-político, que nos saque a todos los pueblos del mundo de este âagujero negroâ? donde nos encontramos.

Quizá fue un error el comenzar la Guerra de Irak( costosa en medios económicos y, sobre todo, lo que es peor, en vidas humanas...); quizá fue un error el imbuir en nuestras mentes una política falsa âdel miedo por el miedoâ?; quizá fue un errorâcometido por nuestra parteâ, el seguir y practicar el sistema económico y políticoâambos marchan al unívocoâ, representado por EE.UU., Europa Occidental, Japón, Inglaterra y sus colonias...,consistente en libre mercado, con el que estoy de acuerdo, pero se olvidaron de enseñarnos que los hombres no debemos vivir nunca por encima de nuestras posibilidades, que debemos de ahorrar para que las arcas de los Estados pueden responder con firmeza a contingencias inesperadas: la guerra por la guerra motivada, muchas veces ,por ambiciones económicas que ciertos hombres llevan en sus cerebros y, otras veces, por el odio y afán de venganza que somos capaces de infringir a otros seres humanos como nosotros, y en sus propias carnes. Y es que a la guerra nadie quiere ir: âse come muy mal; se duerme en la tierra (...)â?.

Durante la guerra contra âEl eje del malâ?, algunos Gobiernosâdemocráticosâviolaron los derechos civiles innatos en la persona humana. Si he de reconocer que las destrucción de las Torres Gemelasâ11 de septiembre de 2001âfue un hecho lamentable y muy triste para el pueblo americano, pero hemos de saber, y en esos momentos, mantener la mente fría aunque el corazón nos sangre de dolor, dolor de miles de muertos...El odio siempre siembra odioâincluidos los propios hermanos de sangre.


Cuando cometemos equivocaciones lo hacemos en virtud del principio de libertad que todos poseemos ; respecto a este principio, San Agustín, dejó escrito: âDios que me hizo sin mí, no me podrá salvar sin míâ?.Un equipo de psicólogos americanos han desarrollado unas pruebas para predecir el porqué cometen fallos los pilotos de aviones, cirujanos, conductores de autobuses...Yo me remito al consabido dicho bíblico: âQuién esté exento de culpa que tire la primera piedraâ?.Pues bien, los norteamericanos( ¡qué lo estudian todo !) tratan de detectar precozmente las causas que pueden producir los âdespistesâ? humanos, y entre ellos: el estrés, la fatiga psíquica y física, la depresión...Todo esto está muy bien, pero quizá estos exhaustivos estudios les han sido encomendados por las compañías de seguros, pues han pagado muchos dineros por errores cometidos por los anteriores profesionales. Quieren construir un hombre-robot, que no tenga fallos.

La civilización americana es completamente distinta a la europea, afortunadamente todavía. Ellos valoran el éxito y el triunfo, y quien no lo consigue es considerado como un fracasado. No recuerdan la Historia Universal (son jóvenes, históricamente hablando), pero deben saber que, cuando Cristóbal Colón creyó encontrar un camino para las Indias, lo que descubrió vino en llamarse América.Napoleón_Bonaparteâgran genio militarâ, fue derrotado en las estepas rusas durante el invierno de 1812 (35 centígrados bajo cero). Errores, los cometemos todos. Hay un proverbio chino que así predice: âEl hombre que hace mucho se equivoca mucho; el hombre que hace poco se equivoca poco; el hombre que no hace nada nunca se equivocaâ?.

Evidente es âcomo no podía ser menosâ que la crisis económica que está atravesando España, y como consecuencia de la crisis mundial, nos está alcanzando de lleno. El âboomâ? del sector inmobiliario se veía venir y vino...para ir a menos, dejando a su paso miles de puesto de trabajo en el âparo obreroâ?: ese enemigo público número uno, que tan negras cosechas produce en el entorno familiar. El mundo de las finanzas, y con todas sus consecuencias, las Bolsas de Contratación de Valores se han replegado cautelosamente, tal y como todos esperábamos: los inversores han colocado sus dineros (por euros) a buen recaudo. Es decir, en liquidez ordenada para cuando amaine el temporal de recesión económica, que nos acompañará a los largo del presente año, y puede que, por algún tiempo, durante el año 2009. Pero son los âgurús económicosâ? y los expertos en finanzas -de la economía mundialâ quienes tienen la última palabra. Hemos de tratar de comprender siempre que âlas ideas políticas de un hombre son sus hechosâ?.


Europa y los Estados Unidos de América, como sociedades derrochadoras y consumistas, han de competir con las economías emergente de Asia, principalmente China y la India. Sin duda vamos a una verdadera guerra de conflictos en materia económica, dado que estamos inmersos en una economía de libre mercado, en el cual, los ricos parece ser que cada día son más ricos; y los pobres están llegando a convertirse en âpobres de solemnidadâ?. Y esto es debido a que no existe una verdadera distribución de la riqueza: humanizada y equitativa. La causa puede ser debida a que, a sabiendas, los países industrializados no abren sus mercados (por puertas) a productos de países en vías de desarrollo. Se ha dicho siempre que la economía distributiva marca las pautas por las que ha de seguir cualquier Estado medianamente estable. Porque ésta se basa en un bienestar económico recibido de nuestros padres, que nos han precedido y han trabajado como âmulas de carga lentaâ?, para ver un mundo mejor en perfecto desarrollo económico.

Sin embargo, la economía imperante al día de hoy es la capitalista. Pero, uno entiende, que cada persona de su dinero puede hace lo que quiera...pero dentro de unas leyesânormasâestablecidas por los gobiernos de turno, y hacer que éstas últimas respeten un pleno empleo a aquellas personas que quieran y deseen trabajar de una manera y forma libre y competitiva. Y esto hoy en día no es así, desgraciadamente. Puesto que, la economía capitalistaâen la que creo y respetoâ, está mostrando una incapacidad manifiesta para resolver los problemas del productor-trabajador. Hay despidos a mansalva, hay pobreza, desazón en los corazones, depresiones que afectan a nuestros jóvenes, contratos indefinidosâcuando estos debieran volver a ser llamados âcontratos fijosâ? (nadie puede vivir, amar y morir... tranquilamente cuando âla espada de Damocles la sienten sobre sus cabezas: el despido. Procedente o no procedente, pero despido al fin y a la postre).

La Coruña, 26 de septiembre de 2008
©Mariano Cabrero Bárcena es escritor

http://canarias.indymedia.org/usermedia/application/11/mi_firma_actual.d

Copyright by the author. All rights reserved.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more