Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
            01
02 03 04 05 06 07 08
09 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
Las diversas formas de demoler
21 ago 2008
por Luis Mattini
La historia de los métodos de dominación para aplastar y demoler la lucha emancipatoria de los dominados es rica en variantes no siempre recordadas por los historiadores, o al menos por la memoria. Se recuerda con agudeza y franco dolor la derrotas brutales, sangrientas, con muchos muertos y de dolores vivos, como la Comuna de Paris, la Guerra civil Española, la revolución alemana, el Golpe del 55, el asesinato del Che o Salvador Allende, etc.    
En cambio suelen olvidarse, o al menos recordarse con nostalgia, las revoluciones âtraicionadasâ? como la Revolución Mexicana, la Revolución Rusa, la China, la de Nicaragua yâ¦bueno, en realidad la inmensa mayoría de las que âtriunfaronâ? en el sentido que habían logrado tomar el poder. Cierto es que, por lo general, en todos estos casos hay indignación y polémica, empezando por la revolución bolchevique, de donde tomé prestada la expresión ârevolución traicionadaâ?, de la boca de uno de sus hacedores: León Trotsky.

Pero existen más variantes de derrotas. Ahora me ocuparé de esta que estamos sufriendo los argentinos, y que más allá del dolor, de la indignación, nos produce una tremenda tristeza. Y esto es lo grave, porque el dolor y la indignación suelen ser estimulantes para la lucha, en cambio la tristeza en un conocido factor paralizante. Es nuestro caso, claro, no es el único, con un poquito que incursionemos veremos que parecería estar vastamente extendido por el mundo. Y también apuntemos que es imprescindible transformar la tristeza en indignación, en sentir como propia la bofetada en la mejilla del otro, como punto de partida guevarista para la acción.

Pero antes de continuar, recordemos que la parte más feliz de la acción revolucionaria no ha sido âla toma del poderâ?, sino el proceso hacia tal fin. Como decía Don Quijote, lo importante es el camino, no la posada. Este concepto es el que me llevó a afirmar en diversas oportunidades que aquellos años fueron los más felices de nuestras vidas, porque éramos libres a pesar de vivir bajo dictaduras o sistema de âestado policialâ?. Ãramos libres porque supimos superar el lugar de âvictimasâ?.    
Esta afirmación que molestó a más de uno, es compartida sin embargo, por decenas de compañeros que han sobrevivido, incluso muchos con largos años de prisión y otros con exilios. Se niegan enfáticamente a ser considerados âvictimasâ?. Pero eso no significa perder de vista que tal afirmación es desconocida o no compartida, por un lado por nuestros hijos, que en muchos casos eran niños que lo sufrieron, otros más pequeños que no conocieron a sus padres hoy desaparecidos; y por otro lado por nuestros ascendientes, aquellas madres y padres que no militaban en nuestras organizaciones. Tanto unos como otros sí pueden ser considerados víctimas.

Por esas razones, unos y otros, hoy organizados en Madres de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S., Abuelas y otros Organismos, no conocían en rigor cuál era nuestro ideario. Los hechos demuestran que hoy lo conocen con extrema vaguedad y con harta frecuencia asombrosamente distorsionados, o con diversos huecos, llenados con naturalidad por la imaginación. A ello se agrega que los protagonistas sobrevivientes, tanto los ex presos como los ex exiliados externos e internos, no siempre hemos sabido defender esa historia, por razones que no es dable tratar aquí.

Ese vacío que dejamos fue ocupado rápidamente durante las primeras dos décadas inmediatas a la restauración Institucional, por la mayoría de la llamada izquierda tradicional, aquella que después de la aberrante Unión Democrática de los años cuarenta, y haber saludado a la ârevolución libertadoraâ? en 1955, descubrió el âser nacionalâ? en el peronismo y, más papista que el Papa, se vistió de peronista en los años sesenta. El problema es que no era peronista, nunca pudo tener su autenticidad, sólo adquirió sus ropajes en forma de farsa. Después de la retirada de la dictadura, con los restos de los revolucionarios dispersos, y el peronismo algo maltrecho, esta vieja izquierda creyó que había llegado su hora. Parafraseando la frase hecha digamos que la tragedia se había transformado en farsa.

Era la misma farsa de su discurso revolucionario, o lo que es lo mismo, guevarista. Esa izquierda, que se apropió de una historia que no le pertenece, en los años sesenta y setenta había acusado a Ernesto Guevara de âaventureroâ?, y a nosotros, los autollamados setentistas porque involucra diversas identidades políticas, de âpequeña burguesía desesperadaâ?, cuando no de agentes de la CIA. Si tiene duda de lo que aquí afirmo, revise los archivos periodísticos y documentales.

Como digo, se apropió de esa historia durante los primeros años post dictadura. Es curioso que, mientras tanto, la clase dominante manejaba la teoría de los dos demonios para asegurar la derrota de los revolucionarios de los setenta. Sin embargo, pese a toda la machaca puesta allí, no logró su cometido, poco a poco se fue desarmando esa teoría. Hay que decir que eso fue obra en particular de las organizaciones Madres y Abuelas y los organismos de derechos humanos, quienes hasta entonces no habían podido ser comprados ni silenciados. Algunos protagonistas de la época y también investigadores serios, también pusimos nuestro granito de arena mediante artículos, conferencias y libros.    

Sin embargo, después de la calamitosa caída de la Alianza, con interludio de Duhalde, surgió Kirchner quien tuvo una curiosa habilidad: con un decreto realizó el programa de la Izquierda Unida, agilizando los juicios a los criminales de guerra. Téngase en cuenta que en la lucha contra la teoría de los dos demonios, se fue conformando la idea de que los ideales setentistas, los programas por los cuales dejaron su vida, consistían en el restablecimiento del Estado de Derecho y los consecuentes juicios a los militares. En eso consistía al programa de la Izquierda Unida, cuya consigna más difundida y agitada por la candidata a presidenta era âCárcel a los genocidasâ?.

Por allí fue por donde el ex presidente Kirchner supo encontrar el precio de la jefa de Madres de Plaza de Mayo. Kirchner, a diferencia de Menem, no debe de haber leído a Sócrates, pero seguro que conocía aquella anécdota que cuenta que el invasor de Atenas quiso comprar al filósofo, para lograr su complicidad y le dijo: âTodo hombre tiene su precioâ? y para su sorpresa. Sócrates le contestó que sí, que él también tenia el suyo. Y cuando el otro regocijado le preguntó cuál era, el filósofo respondió: âLa libertad de Atenas.â? La anécdota me inspira cierta asociación para intentar explicar lo inexplicable, o sea el grado de credibilidad que se le dio a Kirchner: es probable que la Jefa de Madres le dijo que al ex presidente que su precio era la realización del programa social por el que habían luchado sus hijos, los jóvenes del los setenta, y Kirchner, puso enormes energías y voluntad en acelerar los juicios. De allí la única explicación a esa frase que quedó dando vueltas en el mundo ânuestros hijos están en el Gobiernoâ?

Pero esto no es una genialidad de Kirchner. No es que Alfonsín, Menem o De la Rúa no se âavivaronâ?. Esto fue posible porque la política y la cultura pasan por un proceso de degradación de una gravedad nunca vista. Dicho de otra manera, se puede comprar semejantes baratijas, como decir que el actual gobierno lleva adelante el ideario de los setentistas, porque la historia nacional no recuerda semejante degradación de la cultura. Insisto: la consigna central de la Izquierda Unida era: âcárcel a los genocidasâ?. Hoy Menéndez ha sido condenado a cadena perpetua y eso está muy bien, claro, no más generales asesinos...pero los indígenas del Chaco están muriendo de desnutrición como consecuencia del afianzamiento de un modelo productivo asesino que inició Menem, continuó la Alianza, luego Kirchner y no hay señales que la actual presidenta lo modifique. Y ese modelo productivo está apoyado por el grueso del progresismo, que sigue soñando con el progreso como modo de emancipación. Ese modelo productivo que obedece a la etapa superior del capitalismo, ahora definitivamente en casa, está sostenido desde el punto de vista del âconsensoâ? por la clase ilustrada, que acusa de todos nuestros males a una vilipendiada âclase mediaâ?. Sería bueno que esta clase ilustrada que no se percata de que es clase media ella misma, leyera âLa rebelión de las Masasâ? de Ortega y Gasset.

Porque, por supuesto, es obvio que antes las clases dominantes manipularon la educación a su conveniencia y así teníamos la historia âmitristaâ?, la historia del despotismo ilustrado. Con todo dentro de esas líneas, por un lado había cierta mínima seriedad y cierta creatividad (Por más que le fastidie a Norberto Galazzo, el Che llevaba en su mochila âLas guerras de las Republiquetasâ?, ah y casi me olvido, ese libro, escrito por el oligarca Mitre, también recomendado por Santucho, âno para escribir la historia sino para hacerlaâ, fue prohibido por la dictadura de Videla) Si, como lo escuchó, se prohibió un libro de Bartolomé Mitre!

Por otro lado siempre hubo, pese a todo, pensadores y escritores subversivos. Claro eran tan âsubversivosâ? que fueron también rechazados por la âizquierdaâ? o por el ânacionalismo popularâ?. Caso típico fue Luis Franco quien afirmó en 1962 que un Nuremberg de los pueblos hubiera fusilado a los cuatro: Hitler, Roosevelt, Churchil y Stalin por criminales de guerra.

El problema es que a aquel despotismo ilustrado que ayer dominaba el sistema educativo y la industria editorial, hoy le compite con ventaja una especie de âvaquerismo ilustradoâ?. O sea âilustradosâ? que no usan corbata sino vaqueros como forma de no ser âoligarcasâ?, pero que ni siquiera llegan a cierta creatividad de aquel âalpargatas sí, libro noâ? o a colgar a Jesús y Beethoven como en la ârevolución culturalâ? en China, porque en tal caso se hubieran vestido de bombachas y hoy seríamos una potencia capitalista como la patria de Mao.

Estos âilustradosâ?, son muchos, un producto indeseado de la âdemocratizaciónâ? de las Universidad, y hoy han invadido, por un lado el gobierno y por otro una insospechada penetración en los medios masivos, Clarín, P12, Crítica, Perfil, puf, etc...las âUniversidades Alternativasâ?, ni hablar de los panfletos de âizquierdaâ?, Radio Nacional, Canal 7, diversas radios, en fin donde populan los ilustres que bien podrían llamarse âIntelectuales a la Cartaâ?, muchos de los cuales en estos momentos, sueñan con ser montoneros resistiendo a un golpe de Estado y parecen creer en serio que existe una burguesía nacional.

Las clases dominantes, en tanto, ya no disputan los ámbitos universitarios como lo hizo en la época del despotismo ilustrado, no de ninguna manera, se encontraron que el trabajo de este âvaquerismo ilustradoâ? es mucho más eficaz. La clase dominante hegemónica, la que no guarda nostalgias de una refinada cultura âoligárquicaâ? en el diario La Nación, la que protagoniza el Imperio en forma de agro negocios, agroindustria, automotrices y todos sus etc., parece ver con claridad que una buena manera de mantener la dominación, es precisamente con esta formidable, inédita denigración de la política y de la cultura. Olvídese de la âoligarquíaâ? o el despotismo ilustrado...en todo caso ellos mantienen sus reservas en La Nación.

Porque señores: una cosa no resiste la mínima lógica: los políticos tan vilipendiados como responsables de los males actuales del mundo, no salen, como en otras épocas, ni de las instituciones armadas o religiosas, ni de las logias especiales, ni siquiera en forma importante de las empresarias, salen de la universidad, o bien están rodeados de universitarios, porque de algo tienen que trabajar la masa de graduados. Algunos todavía del sindicalismo, particularmente de la parte de los trabajadores no manuales. Si reflexionamos a fondo sobre este indiscutible hecho, quizás empecemos a pensar en la necesidad, no ya de una âreformaâ? Universitaria como la gloriosa del 18, sino una profunda revolución universitaria, que empiece por cuestionar a fondo el modo de conocer.

Una cosa queda clara: el capitalismo ha alcanzado la hegemonía total, tal cual lo previera Karl Marx y con ello el punto de madurez para su superación. Reivindicamos las grandes batallas revolucionarias, con emoción y gratitud a quienes nos precedieron, a pesar de las derrotas. Las derrotas nunca son definitivas porque incluso la libertad está en la lucha, en la rebeldía. Pero la derrota más profunda ha sido cultural. La actual denigración de la política y la cultura lleva la marca del triunfo capitalista y está expresada en esta impostura y en estos vaqueristas ilustrados.

Por suerte pareciera olerse en el aire que se avecina un nuevo ciclo de luchas, quizás como dice mi editor, un nuevo ciclo de treinta años. Es de esperar que esta vez no olvidemos una lección esencial del Che âelegir el terreno de luchaâ?. Tal como hicimos en los setentas huyamos de los comités, de los âlocalesâ?, de las universidades, incluidas las llamadas âalternativasâ?. (Digo huir en sentido político, no del empleo con el que nos ganamos la vida, docente, periodista, albañil, colectivero, o lo que sea, y que a veces nos seduce haciéndonos creer que desde allí hacemos la revolución) Si logramos superar la fascinación por el terreno con el que busca y logra seducirnos la clase dominante, no sólo el parlamento, sino esencialmente las academias, la universidad y los medios de comunicación, los sindicatos, podremos entender por fin que ni la política ni la cultura emancipatoria está en esos ámbitos; la política y la cultura está en otra parte: descubrir dónde es esa âotra parteâ?, es haber asimilado en profundidad la herencia del Che.
Mira també:
http://www.codoacodourge.blogspot.com

This work is in the public domain

Comentaris

forma
21 ago 2008
ctive Internet connections (servers and established)
Proto Recv-Q Send-Q Local Address Foreign Address State
tcp 0 0 localhost:5038 *:* LISTEN
tcp 0 0 *:sieve *:* LISTEN
tcp 0 0 localhost:ipp *:* LISTEN
tcp 1 0 mo6nio9-desktop.l:35632 phillyimc.org:www CLOSE_WAIT
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:50458 ks29862.kimsufi.com:www TIME_WAIT
tcp 1 0 mo6nio9-desktop.l:35630 phillyimc.org:www CLOSE_WAIT
udp 0 0 *:2727 *:*
udp 0 0 *:4520 *:*
udp 0 0 *:37810 *:*
udp 0 0 *:bootpc *:*
udp 0 0 *:sip *:*
udp 0 0 *:iax *:*
udp 0 0 *:mdns *:*
Active UNIX domain sockets (servers and established)
Proto RefCnt Flags Type State I-Node Path
unix 2 [ ACC ] STREAM LISTENING 20505 /tmp/orbit-mo6nio9/linc-1600-0-7ccb38c812662
unix 2 [ ACC ] STREAM LISTENING 20844 /tmp/orbit-mo6nio9/linc-1628-0-768e32103bcfa
unix 2 [ ACC ] STREAM LISTENING
etcetcetc
Re: Las diversas formas de demoler
21 ago 2008
ctive Internet connections (servers and established)
Proto Recv-Q Send-Q Local Address Foreign Address State
tcp 0 0 localhost:5038 *:* LISTEN
tcp 0 0 *:sieve *:* LISTEN
tcp 0 0 localhost:ipp *:* LISTEN
tcp 1 1 mo6nio9-desktop.l:59284 ws19414012220.fujit:www LAST_ACK
tcp 1 1 mo6nio9-desktop.l:59281 ws19414012220.fujit:www LAST_ACK
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:52978 85.62.13.178.static:www TIME_WAIT
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:52974 85.62.13.178.static:www TIME_WAIT
tcp 1 1 mo6nio9-desktop.l:59280 ws19414012220.fujit:www LAST_ACK
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:43027 85.62.13.190.static:www
ESTABLISHED
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:34862 phillyimc.org:www
ESTABLISHED
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:52979 85.62.13.178.static:www TIME_WAIT
tcp 1 1 mo6nio9-desktop.l:59282 ws19414012220.fujit:www LAST_ACK
tcp 1 1 mo6nio9-desktop.l:59283 ws19414012220.fujit:www LAST_ACK
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:43017 85.62.13.190.static:www
ESTABLISHED
tcp 0 0 mo6nio9-desktop.l:52975 85.62.13.178.static:www TIME_WAIT
tcp 1 1 mo6nio9-desktop.l:59285 ws19414012220.fujit:www LAST_ACK
tcp 1 1 mo6nio9-desktop.l:36154 newslb12.thdo.bbc.c:www LAST_ACK
udp 0 0 *:2727 *:*
udp 0 0 *:4520 *:*
udp 0 0 *:37810 *:*
udp 0 0 *:bootpc *:*
udp 0 0 *:sip *:*
udp 0 0 *:iax *:*
udp 0 0 *:mdns *:*
Re: Las diversas formas de demoler
21 ago 2008
que coño son estos posts donde salen ip's i protocolos (TCP y UDP).

alguien está usando indymedia de practias de hacking?

:S

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more