Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
Los obreros no votarán en contra de Evo
08 ago 2008
En la COB hay quienes convocan a no asistir a las urnas, otros a votar en blanco o nulo y muchos otros a votar por el SI a Morales
LOS OBREROS NO VOTARÃ?N EN CONTRA DE EVO

En la COB hay quienes convocan a no asistir a las urnas, otros a votar en blanco o nulo y muchos otros a votar por el SI a Morales. Hay también quienes llaman a votar en contra de los prefectos derechistas. Ninguna de estas modalidades va en contra de la permanencia de Evo Morales en el poder


Econoticiasbolivia.com (La Paz, agosto8, 2008).- A pesar de la dura represión contra los mineros, del persistente rechazo a las demandas laborales y del evidente incumplimiento de la âagenda de octubreâ?, la clase obrera boliviana no votará este domingo en contra del presidente indígena Evo Morales ni se sumará a la conjura de la derecha y la oligarquía, pero continuará en la lucha por conquistar sus derechos y con sus propias banderas.
Aunque acongojados por la muerte a bala de dos mineros de Huanuni, doloridos por el medio centenar de mineros heridos y decepcionados por el gobierno indígena â campesino que es blando con la oligarquía y feroz con los obreros, ni la Central Obrera Boliviana (COB) ni sus sindicatos más radicales convocaron a emitir el voto en contra de Morales en el referéndum revocatorio.
Nadie en las filas de los obreros revolucionarios se sumará al llamado de la oligarquía y de la derecha que convocan insistentemente al pueblo a revocar el mandato del âindio presidenteâ?, votando por el NO a Evo Morales y al vicepresidente Alvaro García Linera.

A PESAR DE LA TRAICIÃN
âEste es un gobierno traicionero. Los dirigentes no tenemos miedo a este gobierno traicionero. En su debida oportunidad le hemos dado el apoyo para que Evo Morales sea Presidente de Bolivia, pero ahora nos manda a reprimir con gases y armas de fuegoâ?, aseguró este jueves el principal dirigente de la Federación de Mineros de Bolivia, Guido Mitma, durante el entierro de los dos mineros de Huanuni acribillados por las tropas policiales.
âEl Presidente Evo Morales está traicionando a los trabajadores del país, porque antes luchábamos lado a lado, pero ahora él está al frente y nos manda a reprimir con las fuerzas del orden (â¦) El presidente Evo Morales está rodeado de gente neoliberal, de gente que responde a los intereses de la derecha y no de los trabajadores. Quienes quieren boicotear, quienes quieren hacer caer a este Gobierno son los mismos ministros, que son incapaces de solucionar el conflictoâ?, dijo Miltma al reafirmar que proseguirá la lucha de los trabajadores por una jubilación digna y un mejor salario, pero sin caer en el âjuego de la derechaâ?.

POSICIONES DENTRO DE LA COB
Al interior de la COB hay varias posiciones en torno al referéndum revocatorio del domingo, que definirá si Evo Morales, el vicepresidente Alvaro García Linera y los prefectos (gobernadores) mantienen o no sus cargos por los siguientes dos años y medio. Hay quienes convocan a no asistir a las urnas, otros a votar en blanco o nulo y muchos otros a votar por el SI a Morales. Hay también quienes llaman a votar en contra de los prefectos derechistas. Ninguna de estas modalidades va en contra de la permanencia de Evo Morales en el poder.
Según establece el artículo 8 de la ley del referéndum revocatorio No. 3850 del 12 de mayo de 2008, se necesitan dos requisitos para que Morales y García Linera dejen de inmediato sus cargos y se llame a nuevas elecciones: que el voto por el NO sea superior al 53,74% de los votos válidos (contabilizando sólo los votos por el SI y NO, sin tomar en cuenta la abstención, los votos blancos y nulos) y que los votos por el NO sumen más de 1.544.374. La ley establece que se puede revocar el mandato únicamente si los votos en contra son superiores, en porcentaje y cantidad, a los obtenidos en la elección de diciembre del 2005.
Por ello, la abstención en las urnas o el voto en blanco, o el voto nulo, no cuentan a la hora de revocar el mandato de Morales, que parece totalmente asegurado ante la virtual imposibilidad de la derecha de reunir un millón y medio de votos en contra de Evo.
En las filas laborales, sólo los dirigentes sindicales que se han sumado a las autonomías regionales dirigidas por la oligarquía, como es el caso de las Centrales Obreras de Santa Cruz, Tarija y Sucre, convocan a los trabadores sindicalizados a votar NO a Morales y SI a los prefectos derechistas. Estos grupos, sin embargo, sólo tienen fuerza a nivel regional y no en el ámbito nacional.

CONSCIENCIA DE CLASE
Y esto es producto de la notable consciencia de clase que tienen los trabajadores bolivianos insertos en la COB y que les permite identificar a la oligarquía, la burguesía y el imperialismo como al enemigo principal y causa de los grandes males nacionales y de la pobreza de los bolivianos.
Por ello, la COB postula la destrucción del poder económico del enemigo principal y lucha por el cumplimiento de la âagenda de octubreâ? del 2003 (arrebatándole las tierras, las minas, las agroempresas, el gas y el petróleo).
La COB y los sindicatos más radicales no quieren convivir con el enemigo principal ni tratan de cogobernar con él, como es la intención del gobierno de Evo Morales, que representa los intereses generales de los pequeños productores del campo y de la ciudad.
Al interior de la COB, los sindicatos más radicales, como mineros y maestros, consideran que una montaña de votos no es suficiente para liquidar a la oligarquía ni para obligar a Morales a poner mano dura contra la derecha y cumplir con la agenda de octubre (gas, petróleo y minas para el Estado, tierras para los campesinos y buen salario, empleo y jubilación digna para los trabajadores). Otros, en cambio, tienen aún esperanzas en que Evo deje de ser tan blando con la oligarquía y cumpla con las demandas populares.

RECHAZO A LAS URNAS
Desde la izquierda más radical, el trotskista Partido Obrero Revolucionario (POR), que tiene influencia entre los sindicatos más radicales de maestros y mineros proletarios, convocó a los trabajadores a dar la espalda a las urnas.
âEl rechazo del POR al circo burgués implica, por una parte, no hacerse ilusiones en la política conciliadora y de carácter pequeño burgués pro-capitalista de Evo Morales, pero también implica ayudar a que las masas desechen la creencia de que con su voto van a "castigar a la derecha" o a derrotarla, implica trabajar para que se superen las ilusiones democrático-burguesasâ?.
âLas masas no debemos hacernos ninguna ilusión en el Gobierno, en el voto y la farsa democrática burguesaâ?, dice al convocar al pueblo a âorganizarnos de manera independiente y luchar por nuestras necesidades inmediatas, por la nacionalización sin indemnización de las empresas alimenticias para poder frenar la subida de los precios, por una nueva ley de pensiones que obligue a la patronal y al Estado a aportar para las jubilaciones de los trabajadores. Por la nacionalización, sin indemnización de las empresas mineras y petroleras, por la toma de tierras y colectivización del agro, por un salario mínimo vital con escala móvilâ?.

CONFIANZA EN EVO
Otros, en cambio, como el estalinista Partido Comunista de Bolivia (PCB) convocaron a votar por Morales y así âabrir el paso a una verdadera revoluciónâ?.
âUn triunfo será también la más legítima oportunidad para realizar el golpe de timón que los hombres y mujeres avanzados anhelan. Una inmejorable oportunidad para que se depure al gobierno de quienes no hacen otra cosa que representar velada, subrepticiamente, los intereses del neoliberalismo, de las transnacionales y la oligarquíaâ?, dice el PCB que cree que la votación en las urnas âpuede ser una inmejorable oportunidad para dirimir â con la derecha, los oligarcas y los agentes del imperialismo â nuestras diferencias, sin que la sangre llegue al ríoâ?.
En esta misma línea, la Alianza Revolucionaria Antiimperialista (ARA) asegura que "la batalla del 10 de agosto será decisiva para derrocar al fascismo que se encuentra en acción contra las legítimas aspiraciones del pueblo empobrecido hasta el extremo, gracias a las políticas impuestas por el imperio y sus agentes nacionales, en los últimos 50 años".
"El 10 de agosto ratificaremos con el SI al Gobierno de los campesinos, indígenas y las clases populares antiimperialistas. Votaremos No contra los prefecto reaccionarios y corruptos que representan la derecha, las oligarquías, el latifundio y el imperialismo", agrega el ARA que agrupa a fracciones de comunistas estalinistas, maoístas, socialistas y nacionalistas de izquierda afines al gobernante Movimiento al Socialismo (MAS).
Otras agrupaciones menores convocan a votar en blanco en el caso de Morales y por el NO a los prefectos derechistas.
Los sindicalistas del gobernante MAS piden también dar un fuerte apoyo electoral a Morales, para que tenga la suficiente fuerza y legitimidad que obligue a los prefectos derechistas y a la oligarquía a lograr un gran acuerdo nacional.

ENCUESTAS Y RESULTADOS
A horas del referéndum, todas las encuestas difundidas por los grandes medios de comunicación confirman el vaticinio de que Evo, su vicepresidente Alvaro García Linera y varios de los prefectos derechistas serán ratificados en las urnas, con lo que se mantendrá la virtual existencia de dos gobiernos en Bolivia, el de Morales que tiene el control del altiplano y de las zonas rurales en los valles, y el de la oligarquía, que gobierna en el oriente y gran parte de los valles.
Concluido el referéndum, la proyección de Evo es lograr un gran acuerdo nacional con la oligarquía para preservar la democracia representativa y fortalecer el funcionamiento del capitalismo andino. También quiere lograr la aprobación de una nueva Constitución Política que otorgue, por lo menos en lo formal, más derechos a las poblaciones indígenas, impulse el desarrollo capitalista de Bolivia y abra paso a su reelección a partir del 2010.
La derecha, en cambio, ya no quiere ningún pacto con Evo, menos su nueva Constitución y su posible reelección, y apuesta a desgastarlo y a impedir que se mantenga en el gobierno más allá del 2010, cuando concluye oficialmente su mandato de cinco años.
En medio de estas dos grandes tendencias, los sectores más radicalizados de la COB postulan destruir el poder económico de la oligarquía y, al mismo tiempo, obligar a Evo Morales a ejecutar la agenda de la insurrección de octubre, que se sintetiza en gas, petróleo y minas para Estado, tierras para los indios y empleo y salarios para los trabajadores. La COB, por lo menos hasta ahora, quiere que Evo cambie de política, que sea blando con los sindicatos y trabajadores y que sea feroz con la oligarquía y el imperialismo.
âLos mineros vamos a hacer respetar las conquistas sociales, así sea enfrentándonos a los policías o militares, lo único que decimos es que Evo Morales se olvidó su pasado de dirigente sindical que bloqueaba, que hacia huelgas de hambre y apoyaba otras medidas de presiónâ?, advirtió ayer el dirigente minero Mitma.
Mira també:
http://www.econoticiasbolivia.com

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more