Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Accions per a Avui
Tot el dia

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: laboral
Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
19 jul 2008
Direct Action to commemorate the beginning of the Spanish Civil War the right way...
July 19th is the anniversary of the beginning of the Spanish Civil War in 1936 -- the beginning of the last attempt at an anti-capitalist revolution in the period of revolutions beginning in Mexico in 1915 and accelerating after the Russian Revolution of 1917. The revolutionary movement in Spain was defeated by a counter-revolution spearheaded by the Stalinist Soviet Union and it's global puppets, and the events of the war have been successfully lied about ever since by Stalinist and liberal public relations hacks. (See George Orwell's stirring and brilliant 'Homage to Catalonia' for the best brief introduction in English to the events surrounding the revolution and counter-revolution during the civil war in Spain.)

A public art work celebrating the role played by the Abraham Lincoln Battalion, the US dupes of and cannon fodder for the Stalinist counter-revolution in Spain from 1936 to 1939, was dedicated this past May on San Francisco's Embarcadero, behind the fountain on Justin Herman Plaza at the foot of Market Street.

Sometime this past week, some person or persons unknown gave this monument to one of the big lies of 20th century history an appropriate makeover. The Stalinist art work was grafittied with the message, "Viva Durruti Y Orwell," in what appears to be red and black spray paint.

Workers Memory Project

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
Apa quina enborratxada mental dels jipis de san francisco. LSD ha fet molt mal.
La guerra civil es perd per una contrarrevolucio estalinista?
Durruti haurieu de saber que pensava sobre la necessitat d'un exèrcit mínimamnet organitzat
I Orwell s'ha demostrat que va col"laborar amb els serveis secrets occidentals deleatant coministes.
O sigui, que menys demagogia!
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
The anarchists and trotskists (or whatever they think they are...) of San Francisco should review their sources on the Spanish Civil War and the International Brigades.
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
The anarchists and trotskists (or whatever they think they are...) of San Francisco should review their sources on the Spanish Civil War and the International Brigades.
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
això que Orwell va col·laborar amb els serveis secrets occidentals no s'ho creu ni cristo.
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
Doncs argumenta el perque, pel que a mi respecta no és el primer cop que sento a dir a algú que Orwel era un esbirro de la CIA.
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
Orwell no era un esbirro de la CIA, lo era del MI5, el servicio secreto británico. Esta información está más que demostrada y admitida por todo el mundo. Incluso Orwell intentó maquillar su colaboración. De verdad que no hay palabras para definir el maniqueísmo estúpido de algunos.
La verdad sobre Orwell
20 jul 2008
(que un defensor de l'estalinisme mes cutre tingui la barra de parlar de maniqueisme resulta grotesc)

-------------------
La verdad sobre Orwell

Ignacio Iglesias

Del estalinismo, por fortuna, no quedan más que residuos insignificantes. Pero sus calumnias contra sus adversarios políticos aún perduran entre algunos historiadores, que se limitan a reproducir lo que han leído. Algo así ocurrió a Enrique Krauze, en su escrito sobre el fallecido escritor George Orwell en El País del 29 de junio último. También él se ha hecho eco de la calumnia lanzada por los estalinistas hace años contra Orwell, acusándole de haber entregado al gobierno británico una lista de escritores y artistas considerados criptocomunistas. La verdad es muy otra. La cuñada de Koestler, el autor de El cero y el infinito, deseaba organizar un ciclo de conferencias sobre el estalinismo y se dirigió a Orwell solicitándole nombres posibles de aceptar. Este le respondió enviándole una relación de nombres que él consideraba que no valía la pena invitarles, porque no aceptarían. Y esta relación fue la que los calumniadore estalinistas consideraron una prueba de delación. Un libro que vio la luz hace unos años en París, titulado George Orwell devant ses calumniateurs [existe traducción española de 2003: Orwell ante sus calumniadores], puso las cosas en su sitio: la calumnia quedó en pura calumnia. Como quedó aquella otra lanzada por los estalinistas españoles afirmando que Andrés Nin, torturado y asesinado por la GPU, se paseaba por Salamanca del lado de Franco. Búsquese en las hemerotecas el Frente Rojo del 10 de agosto de 1937, por ejemplo, y se podrá comprobar esa vileza.

Otro error del señor Krauze es escribir que Orwell se había incorporado a las Brigadas Internacionales. No, en realidad formó parte de las milicias del POUM, que actuaban en el frente de Aragón.

Julio 2003

----

Las nuevas revelaciones sobre George Orwell

Javier Rodríguez

Javier Rodríguez es traductor y editor de George Orwell ante sus calumniadores


Gracias a los últimos archivos desclasificados por el Ministerio de la Verdad, hemos descubierto que George Orwell no delató a 38 criptocomunistas ingleses por un puñado de dólares sino por amor, lo que parece una razón de mucho más peso. Sin embargo, y como era de esperar, en estas nuevas, poco sorprendentes y hasta aburridas revelaciones, hay muy poco de novedoso. Son una sarta de calumnias a la que no parece querer responder nadie; ni siquiera cuando muchos han tenido la oportunidad de hacerlo con motivo del centenario.

La prensa española en su conjunto no tuvo problemas para sentenciar ya al escritor británico cuando se destapó el escándalo hace ya casi siete años: el mismo diario que publica esta vez el «hallazgo» de Timothy Garton Ash, "The Guardian", nos hizo saber entonces todo lo necesario para conocer al otro Orwell: un soplón que escribía novelas que denunciaban, hipócrita- mente, al Gran Hermano. No obstante, la revelación no era tal. La verdad era, sencillamente, ésta: convaleciente en un hospital para tuberculosos, Orwell recibió la visita de Celia Kirwan, funcionaria del Foreign Office británico. Kirwan le pidió su apoyo para una campaña de contrapropaganda ideada para combatir al estalinismo y quiso conocer si Orwell sabía de otras personas que podrían sumarse a dicha campaña. En una carta que envió a su amiga, Orwell mostró su adhesión a la idea y sugirió al mismo tiempo varios nombres de personas que, en su opinión, estarían dispuestas a hacer lo mismo (Franz Borkenau, por ejemplo). De paso, también le propuso a Kirwan una lista que había confeccionado a lo largo de los años con los nombres de intelectuales ingleses «con los que no se podía contar para una propaganda semejante». A esa lista (conocida desde hace más de veinte años, cuando se publicó la biografía del autor de "1984" escrita por Bernard Crick) pertenecen las 38 personas que Orwell presuntamente delató.

¿Pero dónde está esa delación y en qué consiste? Eso nadie lo sabe, pero da igual; los muertos no pueden defenderse y, en esta época en que todos son antiestalinistas (y uno no puede dejar de preguntarse si realmente hubo estalinistas o franquistas alguna vez), arrebatarles los méritos a los que de verdad lo fueron cuando suponía un gran sacrificio parece haberse convertido en una fuente de placer morboso.

George Orwell supo ver, hace más de medio siglo, que la versión fabricada por los estalinistas y la izquierda en general acerca de la Guerra Civil española (a saber, que se trataba de una contienda entre una República legítima y un vulgar golpe de Estado, sin ningún atisbo de revolución social) era la que terminaría por imponerse en el futuro. Orwell tuvo razón también en eso; quizá por ello hoy algunos prefieren verlo convertido en un chivato.

----
La âlistaâ? de George Orwell

Andy Durgan


Con el centenario del nacimiento George Orwell se ha âdescubiertoâ de nuevo, esta vez por parte del periodista británico Timothy Garton Ash, la lista supuestamente enviada por Orwell a los servicios secretos nombrando intelectuales y artistas pro comunistas. Así se demuestra, tanto según los herederos del estalinismo como según la derecha, que Orwell fue un anticomunista a secas, y, en el caso de la derecha, uno de los suyos. La realidad es muy distinta.

En 1948 el gobierno laborista estableció el Information Research Department (IRD) para âcombatir la propaganda comunista y defender los ideales del socialismo democráticoâ, una entidad que se convertiría en una fuente importante de contrainformación del imperialismo británico en la guerra fría. Un poco antes de su muerte Orwell fue invitado a colaborar con el IRD y les entregó una lista de personas que desde su punto de vista no fueron de fiar en la lucha contra el comunismo. Fue un grave error por parte de Orwell. Un error que fue debido tanto a su anti-estalinismo radical como a sus esperanzas en el nuevo gobierno laborista. Sin embargo, no significa que Orwell se convirtió en un combatiente más de la guerra fría. Varias veces ante de su muerte Orwell se opuso abiertamente cualquier versión británica del McCarthyism, cualquier prohibición del Partido Comunista o sanción contra sus militantes o cualquier idea de âuna guerra preventivaâ contra el comunismo.

El socialismo de Orwell, que se expresó en un multitud de artículos y declaraciones después de volver de España, no tuvo nada que ver con el estalinismo, por supuesto, pero tampoco con el supuesto âsocialismo democráticoâ de los social demócratas, sino que fue, para él, el socialismo âde verdadâ que había visto en la revolución española. Dada su trayectoria, a pesar de sus ideas contradictorias, es bastante probable que Orwell no hubiera seguido colaborando con el IRD una vez que su papel fue más claro como una arma más en la guerra fría.

------

De nuevo sobre la lista de Orwell

Juan Manuel Vera

Esta nota de contestación, en nombre de la Fundación Andreu Nin, al artículo "La lista negra de Orwell", de José Miguel Oviedo, fue publicada en El País el día 15 de octubre de 2003.


En El País del día 13 de octubre, lunes, se ha publicado un artículo asombroso, âLa lista negra de Orwellâ?, cuyo autor, según se nos informa, es profesor de literatura en la Universidad de Pensilvania.

En lo anecdótico, resulta esperpéntico que pueda decir que Orwell âfue gravemente herido en un atentado comunista contra su vidaâ? durante su estancia en España. Es sobradamente conocido que el miliciano Orwell resulto herido en el cuello por una bala franquista, mientras luchaba en el frente de Huesca con la División 29 de las fuerzas republicanas, dirigida por miembros del POUM. Ãl mismo lo cuenta con todo detalle en Homenaje a Cataluña, publicado recientemente en Clásicos del siglo XX de El País, cuya lectura recomendamos al autor de dicho artículo.

Mucho más grave es el resto de juicios que incluye. Por ejemplo, que Orwell fue un converso político, que pasó de un extremo a otro del espectro, es sencillamente una rotunda falsedad. Basta leerle en años treinta (El camino de Wigan Pier) y comparar con los textos de la etapa final de su vida para comprobar que en todo momento Orwell se consideró un socialista democrático, que nunca apoyó al comunismo soviético y fue un rotundo defensor de las libertades civiles. No se convirtió en un nuevo defensor de los valores democráticos al final de su vida, siempre lo fue.

Esa invención le resulta oportuna a José Miguel Oviedo para su tesis de una lista negra que Orwell habría confeccionado, inventándose literalmente que hubiera ârecomendando la vigilancia de ciertos sospechososâ? o âaceptase ser un pequeño elemento en los engranajes burocráticos del Gobiernoâ?. La cuestión es bastante más sencilla y se conoce desde hace décadas, frente a quienes venden la existencia de un descubrimiento escandaloso efectuado por Timothy Garton Ash. Nunca existió una lista negra. Orwell simplemente comunicó a su amiga Celia Kirwan algunos nombres con los que se podía contar para determinadas actividades de denuncia del estalinismo y una lista de gente con la que no se podía contar. En su carta a Kirwan de 6 de abril de 1949 dice textualmente que le proporciona una lista de intelectuales âcon los que no se podía contar para una propaganda semejanteâ?. Hablar de delación es sencillamente una estupidez, sobre todo si se tiene en cuenta que las opiniones de esas personas eran suficientemente conocidas, que se sabe el motivo por el que hizo la relación y que nadie parece que tuviera la intención de utilizarla, ni la utilizó, para ninguna clase de represalia. Conociendo las opiniones de Orwell no es posible presentarle como un macartysta. Y el autor, no es nada inocente al utilizar la expresión lista negra.

Oviedo considera que Orwell âpese a detestar las listas negras del estalinismoâ? preparó una él mismo, lo que le pondría a la misma altura moral de sus enemigos. Aclarado lo de la lista, aclaremos al âexperto en Orwellâ? que el estalinismo no fue una fábrica de listas negras sino de asesinato político, de dictaduras y de represión masiva de la población. Son sobradamente conocidos los procesos de Moscú, el Gulag y el nombre del campo de Kolima. En nuestro propio país, Andreu Nin y otros poumistas y anarquistas no fueron incluidos en ninguna lista negra sino secuestrados y asesinados.


http://www.fundanin.org/orwell-lista.htm
http://www.fundanin.org/aorwell.htm


----------------------------------------

"No porque el fascismo rojo, como anteriormente el fascismo negro, tenga una ideología asesina, sino porque de niños sanos y llenos de vida hace lisiados, robots, idiotas morales; porque para él, el Estado está antes que el derecho, la mentira antes que la verdad, la guerra antes que la vida."

[Escucha pequeño hombrecito]

"Durante veinticinco años, he sido defensor, con mi palabra y con mis libros, de tu derecho a la felicidad en este mundo; te acusé de tu falta de habilidad para adueñarte de lo que te pertenece, para consolidar lo que habías conquistado luchando duramente en las barricadas de París y Viena, en la emancipación de los Estados Unidos, en la Revolución Rusa. Tu París ha desembocado en Petain y Laval, Viena en Hitler, Rusia en Stalin, y la independencia americana podría acabar en el régimen de los K.K.K. Sabías mejor cómo conquistar tu libertad que cómo conservarla para tí y para los demás. Esto lo sé desde hace mucho tiempo. Lo que no podía comprender era por qué cada vez que, tras ardua lucha, habías conseguido salir de. la ciénaga, te metías en otra peor. Pero poco a poco y tanteando, descubrí lo que hacía de ti un esclavo: ERES TU PROPIO POLICIA. Nadie, nadie excepto tú mismo es responsable de tu esclavitud. ¡Sólo tú, y nadie más!"

Wilhem Reich, Escucha pequeño hombrecito

-----------
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
"LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA", DE BURNETT BOLLOTEN


El título completo de esta obra monumental es "La Guerra Civil Española. Revolución y Contrarrevolución". El libro es el resultado de cuarenta años de investigación. La cantidad de fuentes citadas en cada capítulo es sencillamente abrumadora. Seguramente Bolloten dedicó días enteros a aumentar la credibilidad de cada una de sus afirmaciones a base de citas y citas.



Burnett Bolloten "pasaba por aquí" cuando estalló la Guerra Civil. Se ofreció a la agencia Associated Press y cubrió el conflicto desde la zona bajo control de la República. Como él mismo confiesa, sus puntos de vista iniciales eran cercanos a los de los comunistas. Sin embargo, Burnett Bolloten denuncia implacablemente en su libro la actuación contrarrevolucionaria del PCE durante la Guerra Civil y los intentos de unos y otros por ocultar la verdadera naturaleza del conflicto: una revolución proletaria más radical incluso que la revolución rusa de 1917. Una de las aportaciones más relevantes de Bolloten consiste en poner de manifiesto el importante papel que un sector de los anarquistas, conocido como "Los Amigos de Durruti", desempeñó en la evolución del movimiento libertario durante la guerra y, especialmente, durante los llamados "Hechos de Mayo" de 1937.



Para leer el tocho que comentamos, es recomendable disponer de, al menos, una semana libre para refugiarse en algún pueblo perdido donde no haya cobertura de móviles y se siga utilizando la peseta. Conviene echar mano de rotulador fluorescente, taco de papeles (reciclados si es posible), bolígrafos de diferentes colores, lápices, etc y ¡dale que te pego! hay que estudiar los capítulos sucesivos, que se devoran con fruición. Conviene no saltarse las numerosísimas notas a pie de página (¡el historiador rival Herbert Southworth dedicó un artículo a refutar una de estas notas a pie de página!). Hay que tomar muchos apuntes para poder seguir (sin perderse) las alucinantes maniobras, alianzas, jugadas y faenas políticas que unos y otros se empeñaban en poner en marcha para hacerse con el poder en la zona republicana.



Aunque, para algunos, Bolloten es un historiador reaccionario, para otros simplemente es imparcial al poner de manifiesto cómo la revolución española fue ahogada y silenciada en el juego indecente que las grandes potencias (democráticas y totalitarias) practicaron durante nuestro conflicto. Por otra parte, nuestro personaje no deja de ser un ejemplo admirable por su dedicación desinteresada a la investigación académica: durante algún tiempo tuvo que vender enciclopedias o se vio obligado a trabajar en una inmobiliaria para poder sobrevivir y dedicarse a su obra. Incluso, debido a su constante empeño en la investigación, tuvo problemas matrimoniales y acabó divorciándose y casándose de nuevo. Durante años, Burnett Bolloten estuvo alejado del entorno universitario y dedicó mucho tiempo y recursos a entrevistar a los principales protagonistas de la guerra. Cuando murió, dejó una cantidad inmensa de documentos, papeles, libros y microfilmes, que están depositados en la Hoover Institution (¿tendrá algo que ver con el "Hoover" que fue director del FBI?).



La versión inicial de la obra de Bolloten fue publicada en 1961, tras más de 9 años de intentos infructuosos. Ninguna editorial quería publicar tantas evidencias que iban en contra del enfoque políticamente correcto por aquel entonces, según el cual, la Guerra Civil fue, fundamentalmente, un conflicto entre democracia y fascismo con algunos "excesos" revolucionarios propios del incorregible temperamento hispano. Muy al contrario, Bolloten pone claramente de manifiesto cómo lo que conocemos por Segunda República desapareció barrida por la marea revolucionaria en la zona donde fracasó el alzamiento militar.



El libro fue creciendo con los años y con los nuevos datos y aportaciones que Bolloten fue encontrando y recopilando. La última versión en castellano (Alianza Editorial) data de 1989, con ediciones sucesivas en 1995 y 1997, cuesta entre 70 y 74 euros y tiene 1.243 densísimas páginas que apretado texto que debería conocer todo estudioso (rojo, azul, rojinegro, multicolor o simplemente incoloro).

http://www2.uah.es/jmc/gce2.htm
per anar començant
20 jul 2008
bolloten.jpg.jpeg
.
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
20 jul 2008
i per continuar una volta per la llibreria de la CNT Joaquin Costa (tenen de tot, no tan sols llibres acrates) per exemple
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
21 jul 2008
Els arxius de l'MI5 són públics i hi surt tota la feina que va fer Orwell (que no era ni va ser mai un marxista, ni trotskista) denunciant intel·lectuals comunistes i d'esquerres, estalinistes i no estalinistes, com Isaac Deutscher, intel·lectual marxista i autor de les enormes, i no pas gens estalinistes, biografia de Trotsky i història de la revolució russa. Orwell era un radical però no precisament socialista ni revolucionari de cap mena.

És patètic veure fins on arriba la desinformació i la revisió delirant de la història, que s'empassen aquests pressumptes 'revolucionaris' americans, fins al punt de destrossar un homeatge als heroics brigadistes internacionals que van defensar amb les seves vides la llibertat lluitant contra el feixisme a la guerra civil. Repugnant
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
21 jul 2008
To the comrades of San Francisco:

Thank you very much for the solidarity action. The project of recovering the memory of our struggles in the past is the project for a new uprising against the capitalist order.

Unfortunately, over the history of the spanish revolution, the bourgeois and the stalinist official historiography have put loads of mistification and lies.

Today the task is organizing the precarious and migrant workers against the global capital. I´m pretty sure we´ll meet in the path.

No justice, no peace!
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
21 jul 2008
George Orwell, seudónimo de Eric Arthur Blair (Motihari, India, 25 de junio de 1903[1] [2] - Londres, 21 de enero de 1950), fue un escritor, T R O T S K IS T A y periodista británico, cuya obra lleva la marca de de las experiencias personales vividas por el autor en tres etapas de su vida: su posición en contra del imperialismo británico que lo llevó al compromiso como representante de las fuerzas del orden colonial en Birmania durante su juventud; a favor de la justicia social, después de haber observado y sufrido las condiciones de vida de las clases sociales de los trabajadores de Londres y París; en contra de los totalitarismos nazi y soviético, tras su participación en la Guerra Civil Española.

Orwell había vuelto de Cataluña convertido en un antiestalinista con simpatía por los marxistas, definiendose como un socialista democrata.

Se ha revelado en 2005, mediante un informe de la inteligencia británica, que Orwell mismo fue observado durante alrededor de 12 años por la policía de aquel país en vista de su aparente vinculación con movimientos de izquierdas.

http://es.wikipedia.org/wiki/George_Orwell
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
22 jul 2008
per en "caça de bruixes anticomunista"

el que resulta delirant es defensar el discurs que l'esquerra més oficial, més institucionalitzada, més traidora, més venguda que durant 50 anys ha anat fent -els PC's occidentals, per que allo que hi havia més enlla del mur era surrealista- amb un llenguatge gairebe d'estil troskista per acabar fent el mateix de sempre: dir que un tal no era tal o que havia fet tal, aixo si sense ni una trista referencia -que tant sembla que exigeixi algun amb la tipica pedanteria academicista tan nostrada- que pugui iluminar als idiotes que et llegim per on anar a buscar el que algun missatge divi t'ha revelat.

Es aquesta barreja de mal rottlo cutre de l'estalinisme escrit en castella -al gulag!- a Catalunya -quins records a cocos- amb la suposada superioritat intel·lectual de l'estalinisme escrit en catala que ha nodrit durant anys les poltrones universitaries catalanes -aixo si, amb els anys es van passar de l'estalinisme més fatxa a l'eurocomunisme i d'aqui fins i tot a Convergencia, tot queda alla mateix, em permeto no posar noms, nomes cal repassar-se els directoris universitaris-.

Aquest discurs oficial de l'esquerra es va poder mantenir durant anys perque l'interessava el nou poder postfranquista, aquell que presentava la Guerra Civil com una guerra "fraticida" a oblidar... i a tota Europa perque hi havia darrera un Estat "sovietic" que hi posava els duros.

Per aixo va desapareixer fa uns 18 anys.

De fet, en aquesta diatriba nomes quedeu quatre perque els altres s'han enxufat tant i tant que ja no tan sols s'han de callar la boca quan es va treien tot el proces revolucionari dels anys 30, sino que fins i tot ara es dediquen a questionar-se si el 1917 hi va haver una Revolució o un Cop d'Estat, com sembla que els va be dir ara a alguns, despres de les seves multiples reconversions.

Per la resta no es que hagi passat el 68, el 76, el 89, etc fa decades que la majoria de la gent que s'ha mantingut en posicions de lluita i antisistema no es creu el que era aquella merda i el discurs d'esquerra oficial que el mantenia -ja sigui acrata trosca o del betis-

Per tant, una curiosa amalgama en repetir el que el Sole Tura i cia esbombaven fa mes de 30 anys -i segurament el Montilla, exjefe de l'ORT- amb el mateix estil sentenciador... que deu anar a dirigit a? ...
... no continuo perque per l'estetica i actituds d'alguna "fauna" que fa ostentacio publica d'ideologia "comunista" (deixa'm que em peti de riure si alguna vegada a la vida alguns han tingut la mes remota idea de que vol dir aquesta paraula) la cosa em fa més por que gracia (amb paral·lelismes ideologics inclusive a l'extinta i que a vegades s'han dedicat a postejar per aqui)
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
22 jul 2008
personalment aixo d'aquests paios americans em sembla una gilipollez que ni aporta ni ajuda a res
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
23 jul 2008
Acabaramos. L'Estalin era 'el padrecito de los pueblos oprimidos', Ramon Mercader creía estar escalando Monserrat cuando clavó su piolet en el craneo de Trotsky, las checas se las inventaron los franquistas, el Gulag salió de la imaginación de Alexander Solchenitzin... y los khmeres rojos eran una pandilla de alegres gamberretes que se dedicaban a gastar bromas pesadas para divertir al personal...
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
23 jul 2008
L'explicació de la guerra com una idílica revolució pura de faistes i poumistes idealistes tradia pels malvats comunistes que us heu empassat alguns imbècils és simplista, falsa i no té res a veure amb la realitat, pregunteu als vostres avis, si és que van lluitar contra el feixisme

Orwell va denunciar i delatar intel·lectuals d'esquerres britànics a l'MI5 acusant-los tant de suposades simpaties amb l'URSS com de delictes com 'ser homosexual'. Orwell va ser doncs un delator de la pitjor espècie

dir això i lloar les brigades internacionals no és ni ser estalinista ni res semblant,

"quina gràcia" fots molta pena, anant de sobrat amb un bagatge tant pobre, llegeix una mica, més enllà dels manualets per a crios de les sectes trosques del món sobre uns fets que cap d'ells coneix més que d'haver llegit l'Orwell, i les vinyetes de l'azagra, pallasso
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
23 jul 2008
para el imbécil autodenominado 'antiimbècils':
Encima de estalinista, calumnias e insultas...
¡Menudo hijo de la gran puta!
Suerte que ya apenas quedais tres o cuatro, -porque los demás se han pasado disimuladamente al bando socialdemócrata (PSUC, ICV, IU, etc... que es mucho más rentable).
Además os huele la cabeza y el aliento a podrido y ni siquiera os soporta vuestra p... madre.
Usurpar, adulterar y traicionar revoluciones; asesinar revolucionarios por la espalda; postegar el advenimiento del verdadero socialismo, ese es vuestro palmarés hasta la fecha.
El pacto Ribbentrop-Molotov, que firmaron Hitler y Estalin durante la guerra civil... ¿te suena de algo?
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
23 jul 2008
Als que comenteu allo d'Orwell i el MI5, podrieu citar alguna font, si us plau (tret de "sou uns troskos" o "sou uns creduls")?
Re: Stalinist Spanish Civil War artwork vandalized in San Francisco
29 jul 2008
vaig de sobrat (mai hi he anat pero en aquest cas m'ho puc permetre) perque fa uns quaranta anys que soc comunista i vaig canviar els tebeos de mortadelo pels llibres de Marx Lenin Trosky i altres -i en fa d'anys que he deixat de tenir-los com a unic referent, alguns ni ho son; perque el comunisme te una historia molt més ampla que quatre persones-, en fa 35 que pertanyo a sindicats de classe -amb una intervencio més o menys directe- etc.

que quatre que us vau fer comunistes abans d'ahir perque aquesta pose us molava, us feia sentir més radicals o el que sigui i quadrava amb un fals discurs estalinista sobre la nació -que no serveix per res positiu- vingueu a demanar fonts, donar llicons de comunisme etc resulta més que res d'un ridicul extrem, perque en la vida heu entes una sola coma del que significa aixo, a banda de desbarrar en que voleu una merda d'Estat -cosa que cap comunista té com a objectiu final-: es a dir, alguns no tots, Estat Catala amb la falç i el martell i poca cosa mes

i si busques imbècils aprofita les vetllades familiars que deveu fer el coro

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more