Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: educació i societat
La España que Trotski inventó
05 jul 2008
La España que Trotski inventó
Juan Manuel Olarieta Alberdi
Cárcel de Navalcarnero, 23 de marzo de 2008


Cuando empiezo a escribir estas líneas es 23 de marzo y llevo ya dos meses encerrado en estas mazmorras asquerosas. Su inspiración deriva de un artículo del historiador estadounidense Stanley G.Payne en el ABC de hoy, enfilado directamente contra la lucha popular por recuperar la memoria histórica antifascista, además de recordar, por enésima vez, el caso de la desaparición ây posibles torturasâ? contra Nin.


Creo que no merece la pena desvelar el cretinismo de Payne. Lo que sí me ha llamado la atención en este presidio es que en la biblioteca hay una colección de escritos de Trotski sobre nuestra guerra civil (*) que, a falta de cualquier otro texto político, he tenido ocasión de leer. Se confirma así aquello que se atribuye a Gramsci quien, también preso por el fascismo, constataba la presencia de libros de Trotski en este tipo de lugares, tan poco propicios, lo que, unido a la ausencia de otra clase de libros políticos, le condujo a afirmar que Trotski era âla puta del fascismoâ?.
Siempre que se airean este tipo de litigios ideológicos hay quien quiere mirar hacia otro lado: âpelillos a la marâ?, concentrémonos en el presente, nos aconsejan.
Parece que hablar del pasado es un factor de desunión, viejas querellas que no conducen a ninguna parte. Yo soy de los que no quiero estar unido a los así opinan y, además, soy de los convencidos de que la historia es siempre de la máxima actualidad. Los mayores partidarios de la amnesia han sido siempre los grandes capitalistas y los opresores de todas las especies: quieren que nos olvidemos de cuándo, cómo y por qué han llegado a ocupar los lugares de privilegio que ocupan en la sociedad.

Una ecuación histórica

Lo primero que sobresale del libro es el total desconocimiento que Trotski tenía de la sociedad española de la época, de su historia, su economía y su cultura. Esa ignorancia no le impide rellenar 200 páginas aproximadamente, todas ellas repletas de consignas altisonantes, tales como que el general Miaja era comunista (pg.147) o que el programa del Frente Popular es âburgués conservadorâ? (pg.47). Parece obvio constatar que nadie hoy sería capaz de defender tesis semejantes, de las que hay varias. En cualquier caso, la ignorancia no se puede suplir con lemas estrambóticos, ni tampoco con analogías superficiales del tipo siguiente: Kerenski = Largo Caballero, Kornilov = Franco y Nin = Martov. Lo mismo cabe decir de sus referencias genéricas al ejército, que era el mismo en un bando que el otro. No hay ni una sola mención a la lacra del latifundismo, ni una referencia a la iglesia, tampoco a los 30.000 presos políticos que liberó el programa âburgués conservadorâ? del Frente Popular. Trotski eleva un estereotipo, su particular visión de la Rusia de 1917, a formulismo válido para cualquier clase de sociedad en cualquier clase de momento histórico. En sus comentarios la conjunción republicana de 1931 en nada se diferencia del Frente Popular de 1936 y la situación de Barcelona en julio de 1936 era la misma que en mayo de 1937. La guerra queda así como una pequeña anécdota, casi irrelevante.



De la monarquía absoluta a la dictadura del proletariado

Trotski no se podía equivocar nunca porque todas sus tesis partían de una equivocación. Cuando âcomo Trotski- se defiende una determinada teoría con el mismo ardor que la contraria, es imposible equivocarse, y eso es lo que sucede con varias de sus tesis fundamentales. Por ejemplo, afirma una conclusión muy importante, que es cierta: âLa intervención imperialista es muy importante pero no modifica el carácter fundamental de lucha entre la democracia y el fascismoâ?
(pg.91). Pero luego se pueden encontrar múltiples de afirmaciones en sentido contrario, según las cuales la contradicción principal no se entabló entre la democracia y el fascismo sino entre el capitalismo y el socialismo; y la España de entonces, sus partidos políticos y sus personalidades más relevantes eran marionetas de los intereses exteriores.


Prueba de estas afirmaciones es la tesis siguiente: âLas tareas planteadas por la revolución se reducen a una sola: el derrocamiento de la burguesíaâ? (pg.5), seguida de otra equivalente: âLa alternativa âsocialismo o fascismoâ significa solamente, y eso ya es bastante importante, que la revolución española no puede vencer sino mediante la dictadura del proletariadoâ? (pg.106). Pues a eso se reducía el ridículo programa trotskista para España: pasar -sin solución de continuidad- de la monarquía absoluta a la dictadura del proletariado.


Esta segunda tesis âcontradictoria con la anterior- es la que conduce a Trotski a denunciar demagógicamente toda clase de âalianza con la burguesíaâ?, que es la manera errónea en la que él interpreta el Frente Popular (pg.29) y de donde se deriva lo que él califica como âguerra implacableâ? contra el Frente Popular, que en su verborrea degenera en una âguerra implacableâ? contra todo y contra todos, por supuesto, los âstalinistasâ?, pero también los anarquistas, los republicanos, los poumistas,, los sindicalistas, etc. No se salva nadie de sus desquiciadas invectivas... salvo los fascistas. Todos los republicanos estaban equivocados pero si además de las críticas generalizadas alguien busca una propuesta positivas, no la encontrará.


El oro de Moscú

En cuando al aspecto internacional de la guerra, Trotski también incurre con frecuencia en el tópico de considerar a la España de 1936 como un peón en manos de intereses extranjeros: Franco del Eje nazi-fascista, el PCE de Moscú y los republicanos de Inglaterra y Francia. Por eso Trotski insiste en la ridiculez de aludir a un gobierno Largo Caballero-Stalin o Negrín-Stalin, hasta el punto de que la expresión â?el oro de Moscúâ? no fue acuñada por los franquistas, como muchos creen, sino por Trotski (pg.126). Se trataba del dinero con el que la República pagaba a los escritores antifascistas (Romain Rolland, Barbusse, Malraux, Heinrich Mann, Leon Feutchwanger) ây otros que trabajan para la GPUâ?, lo que Trotski adereza con otro tipo de insultos ridículos que luego los franquistas copiaron para justificar su guerra contra el pueblo. âEs preciso liberar al pueblo español de la dominación de la burocracia de Moscúâ? (pg.71) cuya cabeza es Stalin, a quien dedica, como es lógico, el mejor de sus epítetos como âjefe de los demoniosâ? (pgs.198 y 210). En fin, detrás de unos españoles en guerra âfraticidaâ? había otros que, situados fuera del país, eran quienes verdaderamente tiraban de los hilos. Pero sobre todo causa hilaridad una tesis de Trotski según la cual detrás de la III Internacional había otros poderes ocultos que la manejaban y que no radicaban en Moscú sino en Londres y en París (pg.65). Sin comentarios.


Revolución o guerra

Pero no cabe duda de que el aspecto más importante, verdaderamente crucial, del pensamiento de Trotski acerca de la guerra civil es la célebre formulación, que él atribuye a los comunistas (pg.26), acerca de si primero había que ganar la guerra para luego hacer la revolución, o a la inversa. Este planteamiento, por más que esté muy difundido, sobre todo en los medios antifascistas, no es exacto porque la guerra civil, en sí misma, era una guerra revolucionaria. Lo que la consigna (âlo primero es ganar la guerraâ?) quería decir es que la revolución no podía triunfar sin ganarla, y en ella coincidieron muchas fuerzas políticas y sindicales, además de los comunistas, aunque actualmente esté más identificada con la línea del Partido Comunista.


En guerra contra todos

El falso dualismo entre guerra y revolución engendra otro, no menos falso, entre frente y retaguardia y, naturalmente, la pretensión de llevar a cabo una revolución... pero en la retaguardia, complementada con la guerra... pero contra la República, no contra los fascistas. Esto demuestra a las claras no sólo la complicidad de Trotski con los fascistas sino su animadversión a todas âabsolutamente todas- las fuerzas antifascistas: âContinuar la guerra sin la colectivización ni la socialización es preparar la derrota. Para asegurar la victoria hay que expulsar a los burgueses y poner a los jefes traidores contra la pared mediante la presión directa de las masas armadasâ? (pg.36). Acto seguido Trotski enumera entre los âburguesesâ? y los âjefes traidoresâ? a todos y cada uno de los antifascistas para quienes no ahorra descalificaciones. No es posible, según Trotski, ninguna alianza; no cabe unir fuerzas y por eso toda su verborrea solo puede conducir al aislamiento y, por tanto, al más estrepitoso de los fracasos: âEl partido obrero que concluye una alianza política con la burguesía radical renuncia, por ello mismo, a luchar contra el militarismo capitalista (pg.13). En febrero de 1937 Trotski preconizaba âuna campaña implacable contra la alianza con la burguesíaâ?, además de denunciar a los dirigentes comunistas, socialistas y anarquistas, âprecisamente por su alianza con la burguesíaâ? (pg.29).


Contra los anarcoburócratas

Naturalmente Trotski reserva lo peor de su perorata para los comunistas, pero lo que dice de los anarquistas tampoco tiene desperdicio: los califica de âliberales exaltadosâ? (pg.61), de âburgueses patéticos y despreciables disfrazados a toda costa de revolucionariosâ? (pg.200), nada menos que âla quinta rueda de la democracia burguesa (pgs.137 y 151 y siguientes), âcharlatanesâ? (pg.138), âanarcoburócratasâ? (pg.179) y âlacayos de la burguesíaâ? (pg.169). A pesar de que hoy los vemos pasearse cogidos de la mano para atacar a los comunistas, lo cierto es que entonces ni unos (anarquistas) ni otros (trotskistas) se soportaban.


Trotski contra los trotskistas

En el colmo de su desvarío Trotski ni siquiera estaba de acuerdo con los suyos, con los trotskistas, para quienes el POUM no lo era. Sólo Trotski era trotskista, mientras el POUM era una organización menchevique (pg.118), a sus dirigentes los califica de oportunistas (pg.65) y su política de âpura traiciónâ? (pg.79).


Especialmente lanza sus ataques contra Nin, a quien pinta como âsacerdote de la justicia burguesaâ? (pg.35) que ha jugado un papel deplorable (pg.185) y que cometió un âcrimenâ? firmando el pacto del Frente Popular (pg.8). Pero como a Trotski le gustaba decir cualquier cosa, también era capaz de defender todo lo contrario y por eso âNin es mi amigoâ? (pg.41), âun viejo revolucionario incorruptibleâ? (pg.69) del cual ânunca hemos puesto en duda la pureza de
intencionesâ? (pg.79).


Por eso Trotski es infalible, porque sus consignas se sirven a la carta; en función de lo que convenga en cada momento se puede elegir entre una frase o la contraria. En él no sólo encontramos una absoluta falta de principios sino una deshonestidad galopante.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La España que Trotski inventó
05 jul 2008
Es verdad que Trotski se equivocó al valorar aspectos de la situación española, pero ni que decir tiene que la perorata que lanza el amigo está lleno de tópicos del estalinismo. No voy a defender a Trotski en sus tesis sobre España, se equivocó, pero creo que hay aspectos en que se equivoca Alberdi: a) el frente popular supone colaboración de clases, no busca la transformación socialista de la sociedad sino que procura "humanizar" el capitalismo; lo prueba, más la experiencia del FP en Francia; en España, cuando gana la izquierda del sistema, la situacióne estaba lo bastante mal como para que cualquier medida fuera aplaudida; salvando las distancias y sin querer comparar, no podemos valorar al gobierno Zapatero sólo porque haya sacado al ejército español de Irak o haya aprobado los matrimonios homosexuales, medidas que muchos consideramos positivos pero que...no hace de ZP un revolucionario; b) el POUM no era trotskista; este partido surge de la unión de la Izquierda Comunista (sección española de la LCI, precuartainternacional) y el BOC; dentro del POUM se organizó una fracción afin a la cuarta internacional, la Sección Bolchevique Leninista, dirigida por Munis y que sí eran trotskistas; c) el papel contrarrevolucionario del PCE que se vio a las claras en tres etapas: durante la guerra, dando marcha atrás a las socializaciones; tras la segunda guerra mundial, abdicando a la política de Stalin de abandonar la lucha contra el franquismo tras los acuerdos de Yalta; en los años setenta, pactando con el reformismo burgués y el sector demócrata del régimen franquista encabezado por el Rey.

ps. yo no insulto a nadie, así que espero un trato justo y no el típico insulto cuando alguien discrepa
Saludos
Re: La España que Trotski inventó
05 jul 2008
Tu afirmación de que Trotski se equivoca al valorar ciertos aspectos de la situación del Estado Español en los 30 es errónea: se equivoca en todo. Como bien dice el texto, "la puta del fascismo" no tenía ni idea de la situación pero aún así pudo escribir y escribir consignas y más consignas para intentar dividir a la clase obrera y apartarla del partido revolucionario: el PCE (en Catalunya, el PSUC). Pero claro, es fácil seguir el ejemplo sectario de la minoría que no aceptó a la mayoría (antidemocráticos) y llamar "estalinista", como lo hace el sistema y sus lacayos, a todo el que siga las consignas marxistas-leninistas.

Respondiendo a tus tres puntos, ya en el primero muestras tu ignorancia y/o sectarismo igualando el FP francés con el FP español, dos coaliciones y en un contexto completamente diferentes. Los comunista, por otra parte, no consideramos la estrategia del Frente Popular como revolucionaria sino como proyecto de unidad popular contra el fascismo, en ese contexto, o actualmente contra el sistema represor capitalista desarrollado. Tus comentarios hacia un proyecto unitario nos demuestran la actitud típica trotskista. A tu segunda cuestión nos podriamos poner de acuerdo en algo: el POUM no era en sí una organización trotskista. No. Era peor aún. Se escudaba en un supuesto marxismo revolucionario usando una táctica completamente oportunista a la vez que disgregadora, más común de los anarquistas que de los comunistas. Pero nos ponemos de acuerdo en esto porque Trostki estaba en contra de la creación de POUM. Como bien sabrás, amiga, Trotski quería que el grupo trotskista de Nin y el BOC se integrasen en el PSOE para manipular, dividir y fraccionarlo aún más. Por eso podemos confirmar que el POUM no era en sí trotskista. Tu tercera respuesta ya es la consumación de la manipulación política digna de un enemigo de la clase obrera. Hablas de los errores del Partido Comunista como quien escupe al suelo (se nota que los trotskos no conocéis la autocrítica). Pero viniendo de un/a elemento como tu, es normal. El PCE luchó por la república y contra el fascismo. El POUM, en cambio, hizo un intento de golpe de estado. Hasta Franco se reía de los republicanos gracias a los 'poumistas'... Y no se dió atrás a ninguna socialización, aunque si no crees así ennumera alguna. Después, yo diré las 'socializaciones' de los 'poumistas' en Aragón, con sus amigos pistoleros de la FAI, asesinando a campesinos inocentes y requisando todo lo que pasava por delante. Esta muy claro: orden versus caos. Dices que no insultas, pero decir que los comunistas no luchamos a la dictadura después de la derrota republicana me lo tomaré como tal. Por eso miles de compañeros estaban en las cárceles franquistas, si no habían muerto ya, o librando una guerra de guerrilas. En cambio, los líderes del super-revolucionario POUM estaban tranquilamente en Francia o incluso en EEUU (véase la libertad de Maurín por parte de los facciosos o el gran trabajo que hizo Gorkin para los yanquis). En la transcisión (o transacción) mientras los eurocomunistas pactaban con el rey, nosotros los comunistas luchábamos en las calles y intentábamos construir de nuevo el Partido. Mientras, el POUM se integraba en el PSC... Por eso los amigos de TV3 hacen tanta propaganda y los pintan como los luchadores por la libertad y por la patria catalana. Joder! La manipulación constante de los medios burgueses es tan presente que incluso sectores de la Izquierda Independentista os recuerdan y os "estudian". Ignorando por completo que la organización de clase, nacional y revolucionaria era la unión del Partit Comunista de Catalunya-PCE, la Unió Socialista de Catalunya, el Partit Català Proletari (escisión obrera de Estat Català) y la Federación Socialista. Eso era el Partido. Eso era el PSUC.

Los comunistas nos organizamos y luchamos en las calles. A vosotros, los trotskistas, os gusta infiltraros, manipular y dividir, aunque siempre os quedará el PSOE... (citas más a ZP que a Troski!!)
Saludos
Re: La España que Trotski inventó
06 jul 2008
Lo aclaro si ha resultado confuso, cuando hablo del PCE hablo de la dirección. Los militantes comunistas sí que lucharon, mucho, y muchos sufrieron tortura y muerte. Pero la dirección Carrillista hizo lo que hizo. En cuanto a los pistoleros, etc, etc, en fin, no sé de donde sacas eso. Ah, cito a ZP más que a Trotski, pero no para alabarlo, si no ves las críticas, entonces no sé quien manipula. Y no lo cito para gobernar con él, como pretende Llamazares (dentro de unos años el PCE hará autocrítica), sino para tomar distancia.
Re: La España que Trotski inventó
06 jul 2008
Pues si hablas de la dirección, como podrás saber, muchos los comunistas de la JSU, que eran los futuros cuadros del Partido, murieron en la defensa de Madrid. Por eso subieron al PCE toda la carroña socialdemócrata. El ejemplo perfecto es Carrillo, con sus batallanos de la muerte utilizados para eliminar y callar a los marxistas-leninistas críticos con la dirección o sus relaciones con el estado franquista (véase el chivatazo para capturar a Comorera, el antiguo Sec. Gen. del PSUC, que murió asesinado por el estado franquista con el beneplácito de Carrillo).

En el tema de las colectivizaciones a la fuerza por el POUM a semi-proletarios de Aragón lo puedes leer en la obra de Arthur London, un historiador consecuente, no como vuestro Orwell, agente del imperialismo y notable anticomunista.

Yo te podría hablar de mi organización marxista-leninista, donde si hay autocrítica. Y estoy seguro que dentro de muchos sectores del PCE también, porque quedan muchos comunistas consecuentes dentro de él, al igual que hay muchos expulsados que mantenían una línea muy crítica con la dirección burguesa y comodona. En cambio, vosotros, los trotskistas, dudo que tengáis autocrítica en vuestras INFINITAS organizaciones, el PSOE inclusive.
Re: La España que Trotski inventó
06 jul 2008
koba és per l'stalin?
Re: La España que Trotski inventó
06 jul 2008
ostres! un debat interessant a indy!

avant! es troba a faltar...
Re: La España que Trotski inventó
06 jul 2008
Sí, por fin un debate interesante, pero me temo que Koba (vaya nombrecito) no va a variar un ápice en su posición, aun cuando diga que es un partido que hace autocrítica (¿el PCEml tal vez?). Me gustaría saber si mantiene la posición del PCE en su momento de considerar al POUM quintacolumnista, si sostiene que los procesos de Moscú son propaganda trotskista, si considera que el modelo de Moscú, desde los años treinta, o el de Albania desde la segunda guerra mundial son ejemplos de democracia obrera. Creo que será aclaratorio. Por favor, no te vayas por las ramas y comienzas con que si Trotski, si pepe o si Juan.
Re: La España que Trotski inventó
07 jul 2008
El nivel del debate es alto, tanto como algunos de lños argumentos aportados. Se habla mucho de autocrítica, pero tras la lectura del texto, no se encuentra. Por ejemplo, uno de los grandes argumentos (y con esto no quiere decir que lo discuta...), intenta hacernos entender que todo lo que apuntó Trotski sobre la revolución y guerra civil española, no sirve porque Trotski desconocía completamente las realidades que se vivían en la república española. También se le descalifica por sus comentarios acerca de Stalin,¿... quizás por qué no lo conocía?. No sé si Alejandra y Koba han vivido la revolución o la guerra civil española, pero opinar sí que opinan de ella, y bastante. Ah, claro, se han documentado...!. Las fuentes de información y los escritos e investigaciones históricas, nunca son objetivas. A mí, de entrada, me basta leer lo que dice Koba de que la guerra civil y la revolución española eran lo mismo... Menuda autocrítica..., a eso yo lo llamaría desinformación, ignorancia, espejismo, manipulación, etc... Trotski no fue más majadero que Stalin, quizás lo disimuló mucho más y hasta podría haber pasado a la historia como una víctima del stalinismo, sino no fuese por hechos como los de Krondstad
Re: La España que Trotski inventó
07 jul 2008
Efectivament, Kronddstad. Any 1921, només 4 anys després de la revolució, es desferma tota la maquinària repressiva, assassina, autoritària, burocràtica que marcarà l'estat soviètic i tots els seus succedanis històrics posteriors (Enver Hoxa a Albània, Pol Pot a Cambotja, Mao a la Xina, etc.). I hi eren fins al fons implicats Trotsky i Lenin, abans de les barbaritats de Stalin. Ja m'imagino les respostes a aquest comentari: els de Krondstad eren uns contra-revolucionaris, menxevics, russos blancs, agents de l'imperialisme, enemics de la classe obrera, etc., quan eren la veritable avantguarda revolucionària des de molt abans de 1917, i els que manteniren un veritable esperit revolucionari i democràtic, horitzontal, autònom, llibertari, reclamant l'autonomia i democràcia directa del soviet original.

Són increïbles aquests debats entre comunistes encara avui dia, i delirants els clitxés buits de koba tipus "enemics de la classe obrera". Però es delata amb la disjuntiva entre caos i ordre: això és el que són (sou) els (i les) comunistes, en general, amants de l'ordre. Puritans, conservadors i autoritaris, artífex d'idees preconcebudes que s'han d'aplicar des de dalt segons estrictes regles i mètodes d'ingenieria social. Idees aplicades per la força a realitats concretes i reals que es neguen a reduïr-se als esquemes de quatre mens il·luminades que acaben essent assassines.

salut!
Re: La España que Trotski inventó
07 jul 2008
no home, no
dexo sen diu "socialisme cientific"
Re: La España que Trotski inventó
07 jul 2008
Ah, nosotros los anarquistas no nos manchamos con la sangre del pueblo, no somos autoritarios, como Lenin o Trotski, que tomaron decisiones represivas, somos la vanguardia, los que matamos a curas en la Guerra Civil por ser católicos, los que matamos a todo aquel que no estuviese con la FAI porque ya sabe, hay que ser puros.
Re: La España que Trotski inventó
07 jul 2008
Els anarquistes son els angelets de la historia, els que mai han trencat un plat. I es que arriben a ser tan cinics i tant depravats que per a ells matar un capellà, un catòlic, un propietari, una persona de dreta, o fins i tot un feixista està completament justificat, sempre en favor del seu utopic sistema de valors.Per a ells nomès son crims quan van matar gent d´esquerres, i es quant fan autocritica i quan parlen de errros i de gent aliena al anarquisme que estava incrustada a les seves files. pero pels demès, tot est`pa justificat. es inutil parlar amb qualsevol d´ells, et fotran el rollo de tal manera que sempre sabràn girar la truita per a justificar tots els assassinats dels colectius adalt citats i damunt com diuen els castellans "jactarse de ello" i sentir-se orgullosos. Orgullosos de matar persones que no pensaven com vosaltres? Per favor, no em parlesseu de opressió de la classe obrera, de classes improductives, de parasits enmig del poble. Mes parasits que vosaltres mai han existit, gentussa que va arrassar pobles sencers, que van aplicar el sistema colectivista per la força matant a qui fes falta. Tenen la puta cara dura de dir que tot el que feien era voluntari, quan es una mentyida, quasi tot el que van fer ho feren desprès de matar tota aquella persona que hi estès en contra. De quines assamblees parleu quan les vostres assamblees les formaven els pocs que es salvaven de les enormes purgues que feieu a les poblacions. Llavors tot podia sortir majoria absoluta oi? després de matar a tot aquell que s´oposi al projecte, escoltarem totes les veus. Si no fos que us coneixem, i ben be que us coneixem colla de assassins analfabets. Incendiaris d´obres d´art, de cultura, del patrimoni, opressors txekistes, torturadors.Vau ser la escoria durant la Guerra Civil, encara em venen al cap els testimonis de persones que van patir els excessos a Huesca de la Columna Aascaso, aquella columna de la qual tant us enorgullieu, i que estava formada per assassins convictes, gentussa al aque armaveu i donaveu consignes per a que liquidessin a tota persona que no pensés com vosaltres, el lumpenproletariat, la escòria que mai va fer res pel seu poble. No ens contessiu la historieta de sempre desgraciats, que us coneixem bé. Molt parlar de llibertat i menyspreeu com ningu l´esser humà, la persona en si perque no pensa com vosaltres. Us sentiu orgullosos dels vostres crims, els anomeneu necessaris, parleu de llibertat, quina llibertat? Vosaltres tinguereu l´ultima paraula: la de l´afusellament .
Re: La España que Trotski inventó
08 jul 2008
Pots aportar alguna prova de tot això que dius? No creus que es una manipulació escriure aquest comentari amb el nom que el firmes? Ho dic perquè no sabem si aquesta persona hauria afirmat el què tu ...
Re: La España que Trotski inventó
08 jul 2008
Malson X, aunque ofendes con tu nick la memoria de un revolucionario, me has hecho muy "feliz" al escuchar de nuevo mi apellido de "escoria". Eso que me decían otros como tú en prisión.
Hablas del menosprecio de los anarquistas, pero lo tuyo no es menosprecio, es amor. Seguro que cuando escribías todo esto. la pantalla del ordenador te devolvía tu imagen, por eso has estado tan acertado con el retrato social (en tu caso retraso social). Eres todo un demócrata, y ante toda esa rabia sólo puedo sentir un profundo asco. Sé, que tu odio, sólo puede provenir de la desesperación de que nunca verás tus manos limpias, siempre manchadas de sangre y de esa banda sonora de ruido de sables que acompaña tu vida. Podrías ser perfectamente fascista, estalinista, nazi o de cualquier otra ideología, siempre harías lo mismo. Vomitar odio.Te invitaría a medir cuánto tiempo miden alguno de los grandes abismos. Estoy seguro que te encantará.
Re: La España que Trotski inventó
08 jul 2008
Lumpen-escoria, hacia tiempo que no leía un comentario tan acertado sobre el anarquismo y su papel en tiempos de conflicto. Asesinos, represores, antipopulares y tan sectarios o mas que el mas cruel de los tiranos. No nos solteis la historieta de siempre que la careta hace tiempo que os la quitasteis vosotros mismos, vosotros si que dais asco. No os dauis ni cuenta, estais tan enfermos, vuestros cerebros inoculan tanto odio y tanta basura que ni os dais cuenta cuando hablais de la escoria en la cual hace demasiado que os habeis convertido. Os tratan de locos, de sectarios, de utópicos, de represores y con razón. Si en vez de tanto excusaros, que es lo unico que sabeis hacer, excusaros y desmentir lo evidente ( la historia misma os pone en vuestro lugar, al nivel de la mierda) averiguarais un poco mas por alli donde hubieron colectividades, en los pueblos en los que vuestra bota ejecutora se plantó para obligar a la gente a colectivizar sus propiedades en proyectos por la fuerza y las consecuencias tan funestas que provocasteis hablariais de otro modo. Eso si tuvierais una pizca de corazón, unos gramos de cerebro y algo de verguenza.Y que coño le importar´al mundo que seais o no antisistema, anticapitalistas, que vuestras ideas sean el reflejo de la emancipación total de la clase trabajadora o productiva, lo que la gente sabes es del rastro de sangre que dejasteis, los modos que empleasteis para a marchas forzadas imponer vustra forma de pensar al pueblo. A base de matarle, a base de torturarle, a base de joder a todo aquel que no comulgara con vosotros. Panda de asesinos, asquerosos fanaticos, hariais vomitar a cualquiera. Pero que coño vais a poder comprender vosotros, obviareis el comentario como obvuiais todo lo que no os gusta y seguireis contando el mismo rollo de siempre a todo el mundo, a ver a quien le podeis vender la moto de vustra forma de ver el mundo estupida, puéril, infantil y cargada de pasajes grotescos. Sois una verguenza no solo para la clase obrera sino de todo pueblo que os ha acojido en su seno, valientes asesinos.
Re: La España que Trotski inventó
09 jul 2008
Malson X-Jaimito, veo que no aceptas invitaciones tan generosas como la mía. Cuando hablas de repetir siempre las mismas mentiras, te refieres a tí, ¿no?. Tus mensajes son calcados, con las mismas expresiones y un único discurso. Además, como adivino,lo haces fatal. Me incluyes dentro de los anarquistas, cuando he hecho una loanza al sentimiento revolucionario de Malcolm X. Creo que te han programado para vomitar, sea con quien sea, el mismo discurso.
Por tu parte me invitas, y supongo que lo extiendes a todos y todas, a investigar sobre las colectivizaciones, algo que personalmente hice hace tiempo, y desde luego generalizas tanto que aburres y lo que es peor, faltas a la realidad. La crítica a las colectivizaciones, pueden hacerse sin lugar a dudas, pero por lo que conozco, incluídas una gran parte de Aragón, no es el asesinato la mayor crítica que se les pude hacer. Si lo que pretendes es seguir contando mentiras, apúntate a un campamento de la OJE, y nos cantas la cancioncita..., pero hazme el favor de dejar el uniforme de tu "oficio" en casa..., más que nada, es porque te hace más gordo de lo que eres, y te hace perder esa erótica que da el poder. Kagon10, con lo guapo que eras cuando no vomitabas tanto!.
Sindicat