Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Los correos de la 鈥淔ARC Pol铆tica鈥?
02 jun 2008
Las computadoras son el nuevo caballo de Troya del gobierno colombiano.
Los correos de la 鈥淔ARC Pol铆tica鈥?.JPG
Barometro Internacional

Análisis Político y Social Nacional e Internacional de Venezuela y el Resto del Mundo
Director: Lic. Diego Olivera. Jefe De Redacción: Miguel Guaglianone

Para montar el espectáculo de la denominada â渇arcpolíticaâ? que se intenta anteponer a la fracasada investigación de la â減arapolíticaâ?, las autoridades colombianas han atribuido sin base alguna, alias y seudónimos a políticos y periodistas a fin de involucrarlos en los supuestos correos electrónicos encontradas en la también supuesta computadora de Raúl Reyes, líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) abatido el primero de marzo en Ecuador.

Los documentos y correos del poderoso computador de Reyes se siguen filtrando en los medios de comunicación afín al gobierno. El diario El Tiempo, de la familia del vicepresidente Francisco Santos Calderón (involucrado por el paramilitar extraditado a Estados Unidos, Salvatore Mancuso en la formación del Bloque Bogotá) publicó este domingo algunos de los correos que maneja el fiscal Mario Iguarán para involucrar a políticos y periodistas colombianos y extranjeros con las FARC.

Según el diario, en la acusación â渉ay miles de horas de trabajoâ? de un equipo de investigación, lo que supone que mientras las computadoras eran analizadas por INTERPOL, la policía colombiana seguía teniendo acceso a sus archivos.

Para involucrar a la senadora Piedad Córdoba, que a pedido del propio presidente Alvaro Uribe medió con la guerrilla para la liberación de varios rehenes, la policía le atribuye el seudónimo de â淭edoraâ?. El informe no explica en que se basa la policía para decir que â淭eodoraâ? es Piedad Córdoba.

En los correos, â淭edoraâ? aconseja a las FARC como negociar y en algunos casos no son comunicaciones directas, sino correos enviados entre miembros de las FARC que citan recomendaciones de â淭edoraâ?.

Por ejemplo, "Que ella cree que hay que soltar algo y entregárselo a Chávez en la frontera y que no sea Ingrid, ya que el resto les importa un carajo".

También presentan un correo enviado por Teodora directamente a Reyes "(...) Yo me molesto porque los ricos de Colombia se enriquecen más hoy de cuenta de Venezuela, pero qué tal que se volteara la torta y Chávez dejara de comprarle a Colombia y quebrara a todos esos tipejos. ¿Saben ustedes lo que tienen entre manos? Te dejo ahí esta parte, seguiré el día que ustedes quieran que yo me reúna con todo el secretariado del ejército del pueblo, es decir las FARC".

Piedad Córdoba ya ha desmentido que ella sea â淭eodoraâ? y ha denunciado que la policía está negociando con ex miembros de las FARC para involucrarla. La senadora ha asegurado que sus gestiones humanitarias han sido públicas y con autorización del propio presidente de la república.

Otro de los acusados es el director del semanario comunista â淟a Vozâ?, Carlos Lozano, casualmente también autorizado por el presidente Uribe para buscar contactos con las FARC para un intercambio humanitario.

La policía le atribuye a Lozano el seudónimo de â淭oledoâ? y como en otros casos, tampoco explica el porque de esa determinación.

El famoso computador archivaba correos electrónicos de 5 años de antigüedad, según lo que revela la fiscalía, un caso digno de los anales del libro de records de Guiness. Según el diario El Tiempo, alias â淭oledoâ? que en el mismo correo firma también como â淐arlosâ? le advierte a Reyes "Muy importante. Un amigo me comentó que al parecer tienen ubicado a Carlos Antonio Losada y le están haciendo cacería".

Lozano rechaza estas acusaciones: "No conozco al señor 'Toledo', nunca he firmado así y no podría yo advertirles a las Farc de un operativo porque no es mi función ni tampoco tengo yo los contactos para saber qué se mueve en el DAS, la Policía o el Ejército", dijo el periodista.

Agregó que su labor como gestor de paz es reconocida y se declaró confiado en que saldrá avante en la Fiscalía.

También sin ton ni son, los servicios de inteligencia del ejército colombiano le atribuyen al periodista William Parra, ex jefe de prensa de la presidencia de Colombia, el seudónimo de â淟eonardoâ? y lo involucran en supuestos intentos por adquirir misiles palestinos.

El poco criterioso guerrillero -que guardó correos de 5 años y nombres reales juntos a sus seudónimos- también tendría contactos con â淎liciaâ? que la policía identifica como la constituyente ecuatoriana María Augusta Calle.

En la lista de los sospechosos que indagará la fiscalía también está el ex candidato presidencial y ex ministro Alvaro Leyva al que supuestamente se identifica como â渆l profesorâ? en los correos electrónicos.

This work is in the public domain

Comentaris

Sin duda el ataque a las FARC en Ecuador fue obra de la CIA
03 jun 2008
Sin duda el ataque a las FARC en Ecuador fue obra de la CIA, afirma general cubano

Expresa que el actual objetivo de EU es frenar el proceso político-social en América Latina

Desde su experiencia como ex agente de los servicios de contraespionaje de Cuba, el general retirado Fabián Escalante sostiene que los cuadros terroristas que formó la CIA para derrocar la revolución cubana en los años de la guerra fría sirvieron para subvertir muchos otros gobiernos, no sólo en América Latina sino en todo el mundo. Y que este entramado, con nuevos actores y mucho más dinero que antes, sigue activo y conspirando.

Para demostrarlo, refiere que recientemente encontró, investigando para un libro que prepara sobre los 10 años de guerra de los contras en Nicaragua (1979-1990), que entre los agentes estadunidenses que ejecutaron operaciones encubiertas contra el sandinismo y la guerrilla en El Salvador había al menos 19 cubanoestadunidenses. Uno, cita, es Francisco Chanes de Armas, de la organización Alfa 66, quien según revelaciones participó en uno de los primeros atentados en contra del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en 1999.

Todo está, dice, en el informe que en 1988 redactó el entonces senador John Kerry sobre el operativo conocido como Irán-contras y que demostró que la CIA financió sus operaciones en Centroamérica con dinero del narcotráfico. â淪ólo faltaba hacer la conexión con la mafia cubana de Miami. Lo que pasa es que son nombres hispanos y no habían sido detectados. Pero nosotros los conocemos a todos. Son cubanoestadunidenses. Son agentes de la CIA. Algunos se han jubilado. No todos.â?

â¿No están ya demasiado viejos esos cuadros batistianos para representar una amenaza?

â揌ay un relevo generacional y mucho dinero. Hoy, mucho más dinero que antes. El exilio en Miami fue inicialmente el del sindicato del crimen organizado que se había establecido en Cuba. Esa gente se refugió en la política estadunidense, se enriqueció y se hizo del control en Florida. Hay nuevos cuadros. Muchos son los hijos, hombres de 50 años que crecieron a la sombra de ese poder económico, de esa guerra. Fueron ellos los que empezaron el tráfico de drogas de Colombia a Estados Unidos. Con el pretexto de la guerra contra Cuba establecieron campamentos de mercenarios, pistas clandestinas que luego fueron a servir al narcotráfico. Ã塻os son los nuevos millonarios que se ha dado cuenta de que la guerra contra Cuba y contra los movimientos de izquierda es un gran negocio.

Escalante Font se encuentra en México para presentar tres libros editados por Ocean Sur: Operación Calipso; 1963: el complot, y Acción ejecutiva: objetivo, Fidel Castro. En entrevista habla de su proyecto en ciernes: â淵o colaboré con la seguridad del Estado sandinista a combatir a la contra. Hoy en día, leyendo los informes de aquella guerra, y habiendo estado ahí, se me ponen los pelos de punta. Fue una de las guerras más terribles que haya conocido América en el siglo XXâ?.

Escalante, que empezó su carrera a los 19 años a las órdenes del legendario jefe de la seguridad cubana Manuel Piñeiro, Barba Roja, que formó parte de la Sección Q que tenía como responsabilidad enfrentar los planes de la CIA en la isla y que fue director del Departamento de Seguridad, pasó a retiro en 1996. Propuso entonces la creación del Centro de Estudios sobre la Seguridad.

Es a él a quien algunas versiones sobre el llamado â渕agnicidido del siglo XXâ? identifican como el supuesto â渄esconocidoâ? que viajó solitario en un vuelo de Dallas a México el 22 de noviembre, día del asesinato de Kennedy. Así lo retrata el documental Cita con la muerte, del alemán Wilfried Huisman. Tenía entonces 22 años.

â淓s una tesis absurda, no prueba nada y lo único que trata es descalificar lo que yo sostengo en mi libro. Yo demuestro que Lee Harvey Oswald no era aún filocomunista, sino un agente conectado con la rama cubanoestadunidense de la CIA. Mis fuentes de información son la Comisión Warren (que investigó los planes estadunidenses para asesinar a dirigentes extranjeros, entre otros a Castro), la Comisión Church, el Senado y los investigadores privados. Da casualidad de que yo nunca he estado en Estados Unidos. Es la primera vez que viajo a México.â?

Para este oficial de inteligencia en retiro, dedicado hoy a la investigación académica, la estrategia de Washington no ha dejado de recurrir al expediente de las operaciones encubiertas y la conspiración: â淗oy el objetivo es frenar el proceso político y social por el que está transitando la región, un proceso antimperialista y una evolución social progresista que vemos en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, Paraguay. Por ejemplo, yo no dudo que en los eventos secesionistas en Bolivia, organizados por la oligarquía santacruceña, esté la mano de Estados Unidos, apoyado en sus mecanismos de represión e inteligenciaâ?.

Otro caso que analiza es el de Colombia. â淪e puede afirmar, sin duda, que el ataque colombiano al campamento de las FARC en Ecuador fue un operativo de gran envergadura de la CIA.â?

â¿Encuentra usted semejanzas entre las campañas que emprendió la CIA contra Fidel Castro a lo que ha denunciado Hugo Chávez como una conspiración de Estados Unidos en su contra?

â揕o que veo es la fuerte campaña de división de la sociedad organizada desde la embajada de Estados Unidos y desde los medios de comunicación que están en manos de la oligarquía venezolana. El caballo de Troya de Estados Unidos en estas guerras de subversión es siempre la guerra sicológica. Si se hace una disección de los componentes de la campaña para derrocar a Jacobo Arbenz en Guatemala en 1954, es lo mismo que ellos siguen haciendo hoy, en gran escala, con mayor nivel tecnológico. Primero: diversionismo, campaña de descrédito, confusión, borrar la historia y hacer una nueva historia. Y después vienen las acciones directas, los complots, donde se unen los factores que pueden dar un golpe de Estado.

â¿Cuál es el modo de operar de la contrarrevolución en esta época pos-Castro?

â揈s muy difícil poner una bomba hoy en día porque el sistema de seguridad en Cuba es muy fuerte. Por eso la contrarrevolución busca esta otra vía de estimular y financiar la disidencia, haciendo participar a la oficina de intereses de Estados Unidos en la organización de la disidencia cubana.

â¿Qué alcance tuvo esta operación de Rescate Jurídico con la opositora Marta Beatriz Roque?

â揘inguno. Alcanzó a cinco, seis personas, 50 a lo más. Estados Unidos los magnifica. Ellos tampoco pretenden crecer. Lo que hacen es sacar provecho de los incalculables fondos que tienen a su disposición mientras ocurre algún milagro y la revolución se cae.

â揂hora, con Raúl Castro al frente del gobierno revolucionario, ¿cree que puedan seguir los intentos de atentar contra él?

â揈s un método que no ha dejado de utilizarse y que se ha sofisticado mucho. Acuérdate del atentado contra el dirigente checheno, que con una llamada internacional a su celular se activó un misil desde un avión. Dudo mucho que la CIA deseche de su arsenal este método.

http://www.jornada.unam.mx/2008/06/03/index.php?section=politica&article
Sindicat