Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anunci :: altres temes
Maig 68, quan un altre món va ser possible
07 mai 2008
Maig 68, quan un altre món va ser possible

Divendres 16, 19'30h
La Torna (Ateneu Independentista i Popular de la Vila de Gràcia)
C/ Sant Pere Màrtir, 37 · Gràcia
maig68_bcn.JPG
Maig 68, quan un altre món va ser possible

Divendres 16, 19'30h
La Torna (Ateneu Independentista i Popular de la Vila de Gràcia)
C/ Sant Pere Màrtir, 37 · Gràcia

Amb:

· Bernat Muniesa, historiador i professor de la UB. Activista estudiantil durant el 1968 a Catalunya i a França. Militant del Sindicat Democràtic d'Estudiants i corresponsal clandestí de l'editorial Ruedo Ibérico
· Mike González, historiador i crític literari, expert en Amèrica Llatina, va ser activista estudiantil durant el 1968 a Escòcia i actualment és membre del Socialist Workers Party
· Joel Sans, membre d'Estudiants En lluita i activista del moviment contra Bolonya

Organitza: En lluita

*Després de la xerrada hi haurà un pica-pica allà mateix on hi esteu tots/es convidats (5 euros)
"La revolta que en qüestió d'unes setmanes va ser capaç de paralitzar l'Estat francès es recorda oficialment com una insurrecció estudiantil, com si es tractés d'una enrabiada d'universitaris, fills de burgesos, que en la ingenuïtat pròpia de la seva joventut creien en la possibilitat de canviar el rumb de la societat. L'origen del que va ocórrer se sol traslladar a un conflicte generacional, eludint qualsevol referència al conflicte entre classes socials. No obstant això, al Maig del 68 va tenir lloc a França la major vaga general que s'havia donat al país i al món sencer fins aquell moment. En molts casos, les treballadores i els treballadors van arribar a ocupar les fàbriques. Les mobilitzacions estudiantils van ser el detonant d'un procés que va anar molt més lluny i va acabar qüestionant les bases mateixes del sistema polític, social i econòmic establert."
Mira també:
http://www.enlucha.org

This work is in the public domain

Comentaris

Mayo 1968
07 mai 2008
La conmemoración de Mayo del 68 se viene realizando cada diez años, con la misma marea de libros y articulos. Estamos en el cuarto episodio, y las barricadas del â bonito mes de mayoâ? tienen hoy la edad de ser abuelos. Cuarenta años después, se discute siempre para saber lo que ocurrió exactamente ese dia- y aunque algo ha ocurrido.

¿ Ha sido mayo del 68 un catalizador, una causa o una consecuencia? ¿ Ha ináugurado o ha acelerado sencillamente una evolución de la sociedad que habría ocurrido de todos modos? ¿ Psicodrama o â mutaciónâ??



Francia tiene el secreto de las revoluciones cortas. Mayo del 68 no se escapó de la regla. La primera â noche de las barricadasâ? tuvo lugar el 10 de mayo. La huelga general se disparó el 13 de mayo. El 30 de mayo el General De Gaulle pronunció la disolución de la Asamblea nacional, mientras que un millón de sus partidarios desfiló por los Campos Elíseos. A partir del 5 de junio, el trabajo retomó en las empresas, y unas semanas mas tarde, en las elecciones legislativas, los partidos de derecha consiguieron una victoria en forma de alivio.



Respecto a otros hechos desarrolados en otras partes de Europa en la misma epoca, se nota enseguida dos diferencias. La primera fue que en Francia en Mayo del 68 no fue solo una revuelta estudiada. También fue un movimiento social, por la razón de que Francia fue paralizada por 10 millones de huelguistas. Azuzada el 13 de mayo por los sindicatos, se asistió también a la mayor huelga general registrada nunca en Europa.



La otra diferencia, es la ausencia de prolongación terrorista del movimiento. En Francia no se ha conocido fenómenos comparables a los que han pasado en Alemania con la Fracción del Ejército Rojo (RAF) o en Italia con las Brigadas Rojas. Las causas de esta â moderaciónâ? han sido objeto de numerosos debates. ¿ Lucidez o cobardía? ¿ Realismo o Humanismo ? El espíritu pequeño burgués que dominó a la sociedad probablemente sea una de las razones por las que la extrema izquierda francesa no ha vertido en â comunismo combatienteâ?.



Pero efectivamente , no se puede comprender nada de lo sucedido en Mayo del 68 si no se realiza con ocasión de estas fechas dos tipos de inspiraciones totalmente diferentes en su expresión. Al original movimiento de revuelta contra el autoritarismo politico, el Mayo del 68 fue un acceso, innegablemente, una protesta contra la politica-espectáculo y el reino de la mercancía, un retorno al espíritu de la Comuna, un posicionamiento en forma de acusación radical de los valores burgueses. Este aspecto no fue antipático, aunque se mezclaron muchas referencias anticuadas y de ingenuidad juvenil.



El gran error ha sido el creerse que atacando a los valores tradicionales se podría luchar mejor contra la lógica del capital. Esto era no ver que estos valores, como lo que todavía quedaba de las estructuras sociales orgánicas, constituían los últimos obstáculo al expansionismo planetario de esta lógica. El sociólogo Jacques Juillard ha hecho con este propósito una observación muy justa cuando ha escrito que los militantes de Mayo del 68, cuando denunciaron los valores tradicionales, no se percataron que estos valores ( honor, solidaridad, heroísmo) eran a las etiquetas parecidos, los mismos del socialismo, y que suprimiéndolos, abrieron la calle al triunfo de los valores burgueses: individualismo, cálculo racional, eficácia.



Pero también hubo otro Mayo del 68, de inspiración rigurosamente hedononísta e individualista. Lejos de exaltar una disciplina revolucionaria, sus partidarios quisieron â prohibir ante todo prohibirâ? y â gozar sin trabasâ?. Ahora, comprendieron muy rápido que así ni se hace la revolución ni se pusieron al servicio del â pueblo â que fueron a satisfacer estos señores. Ellos al contrario, han comprendido enseguida que estarían indudablemente mas satisfechos en una sociedad liberal complaciente. Ellos se reunen naturalmente en el capitalismo liberal, lo que no ha ido por numero suyo, sin ventajas materiales y financieras.



Establecidos hoy en los Estados Mayores políticos, las grandes empresas, los grandes grupos editoriales y mediáticos, han renegado de prácticamente todo, no guardando de su empeño de juventud, mas que un sectarismo inalterable. Los que quisieron empezar una âlarga marchaâ? por â las instituciones â han terminado por instalarse comodamente. Reunidos entorno a la ideología de los derechos del hombre, y a la sociedad de mercado, son estos renegados hoy en dia los que se declaran como â antirracistas â para hacer olvidar que no tienen nada mas que decir contra el capitalismo. Es ahora que gracias al espiritu â bo-boâ? â bu-bo- ( â burgués-bohémio â? , esto viene a decir liberal-libertario), triunda dondequiera, mientras que el pensamiento crítico es marginado mas que nunca. En este sentido no es exagerado decir que por fin es la derecha liberal la que ha disfrazado el espiritu â hedonísticoâ? y â antiautoritario â? de Mayo del 68. Por su estilo de vida, Nicolas Sarkozy aparece por otra parte, el primero, como un perfecto sesentayochiano.



Simultáneamente, el mundo ha cambiado.En los años 60, la economía era floreciente y el proletariado descubrió el consumo de masa. Los estudiantes no conocieron ni el SIDA ni el miedo al paro y la pregunta sobre inmigración ni se planteaba. Todo pareció posible. Hoy, es el futuro que parece cerrado, los jóvenes no sueñan con mas revoluciones. Quieren un trabajo, un alojamiento y una familia como todos. Pero al mismo tiempo, viven en la precariedad y se preguntan sobre si encontrarán trabajo después de los estudios.



¡ En 1968 ninguna estudiante llevaba vaqueros y los eslóganes â revolucionariosâ? que florecían sobre los muros no comportaron a ningún error de ortografía ! Sobre las barricadas, donde se reivindicaban modelos envejecidos, ( la Comuna de 1871, los consejos de obreros de 1917, la revolución española de 1936) , ó exóticos como ( la ârevolución culturalâ? maoísta) pero almenos se militaba por otro que por su comodidad personal. Hoy, las reivindicaciones sociales tienen un carácter puramente sectorial: cada categoría se limita a solicitar de los mejores sueldos, y de las mejores condiciones de trabajo. â Dos, Tres, Basta Vietnamâ?, â Meter fuego a la llanuraâ?, â Hasta la libertad, siempreâ? , : esto evidentemente ya no sacude los corazones. Nadie se bate tampoco por la clase obrera en su conjunto.



El sociólogo Albert O. Hirschman dijo que la historia ve alternar los periodos por las pasiones, y estas dominan donde dominan los intereses. La historia de Mayo del 68 fué la de una pasión que se derritió en un juego de intereses.



Alain de Benoist
Sindicat