Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral
Venezuela :La nacionalización de Sidor, ¿un triunfo de los obreros?
19 abr 2008
Antes o después de su nacionalización¡Sidor seguirá en manos de los explotadores!
Esta nacionalización sin siquiera expropiación, pagada hasta el último bolívar fuerte,es significativa de la política y de la naturaleza del gobierno actual en Venezuela; nos indica que estamos en presencia de un gobierno burgués clásico que, como tal, tiene horror de atacar a la propiedad privada.

Que esta nacionalización haya sido total o parcial, en nada cambia la suerte de los trabajadores y su explotación por un patrón (en este caso, el Estado) nacional o extranjero. Su explotación se debe a las leyes inherentes al funcionamiento del modo de producción capitalista: asalariado, división del trabajo, competencia, mercado, etc.

Si la crítica al modo de producción capitalista no es llevada hasta el fondo, la crítica termina en apoyo y colaboración a que este monstruo se eternice; a este axioma los proletarios revolucionarios deben someter a las organizaciones y partidos que se dicen revolucionarios, a las cuales ya se ha constatado su praxis y su posición respecto a la nacionalización de Sidor y respecto al conflicto laboral.

El capitalismo, hoy y en todas partes, no pide otra cosa que ser destruído hasta las raíces, so pena de advenir la guerra imperialista.

Chávez no quiere enemistarse – por ahora – con los trabajadores de Guayana – es toda la región que se pondría en llamas – pero tampoco quiere recibir golpes por parte de los capitales imperialistas (Techint, Exxon)

Así fue en Chile, durante el gobierno de Allende. En aquella época los precios mundiales del cobre habían sufrido fuertes bajas, y Allende pagó la nacionalización del mineral al precio equivalente de una industria próspera, hasta el último centavo. Otro ejemplo, en 1945, terminada la guerra, el gobierno francés de unión nacional (PC, gaullistas, PS, democristianos) expropió a Citroên porque había trabajado para Alemania, nacionalizó los ferrocarriles, pero no dejó de indemnizar a sus accionistas incluso durante varios años. En ninguno de estos ejemplos las relaciones de producción han cambiado, sea el patrón el Estado, o que el Estado se convierta en propietario de la empresa, sea en manos privadas, o empresas mixtas, la relación permanece igual.

Hace más de siglo y medio, Engels explicaba claramente que más el Estado pasa a su órbita parte de la economía y la producción capitalista – por medio de nacionalizaciones, empresas mixtas, etc -, más el Estado es sometido al capitalismo. El Estado burgués aparece aquí como agente colectivo y centralizador de capitales.

Después de la nacionalización, Sidor permanecerá como empresa capitalista, y como tal seguirá explotando sin merced a los trabajadores de Guayana. Esta es la realidad que seguirá prevaleciendo en la región minera de Venezuela. Para confirmarlo, basta que los trabajadores se pregunten de dónde va a salir el dinero para pagarles las acciones (hasta llegar a 70%) a Techint. Asi, el drama entre Pedro Pérez y Joseph Smith, reside en cuánto le queda a cada uno por apalear, explotar y hambrear al proletariado de Sidor, y al proletariado en general, en virtud de estas nacionalizaciones.

Los marxistas revolucionarios lo saben y, por lo tanto, deben decirlo: no es sino destruyendo el Estado y revolucionando la economía (extirpando el capitalismo) que se podrá lograr una nueva economía y una nueva sociedad, no-mercantil, no-salarial.

El proletariado no puede equivocarse de enemigo, sea nacional o extranjero, el mazazo es el mismo, lleva la misma potencia.

¡Y para defenderse, no hay otra posibilidad que la lucha unida de los proletarios en contra de los capitalistas y de su Estado!


Partido Comunista Internacional, 18 de abril 2008


Correspondencia:
Editions Programme 3 rue Basse Combalot, 69007 Lyon (Francia)

This work is in the public domain

Comentaris

a Lyon hemos de ir?
20 abr 2008
me ponen enfermo los chotas y los pijos, siempre con la zancadilla

en el mejor de los casos, estos "internacionales" me parecen unos zánganos
Sindicat