Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494

Warning: error_log(/srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/private/log/dadaphp.log): failed to open stream: S’ha denegat el permís in /srv/www/indymedia.org/barcelona/site.tree/public/imc_classes/imc_FunctionLibrary.inc on line 494
Notícies :: criminalització i repressió
Represento su peor pesadilla: Mumia Abu-Jamal habla sobre el reciente fallo en su caso
14 abr 2008
Una entrevista a Mumia Abu-Jamal para el Block Report por el Ministro de Información J.R y el presidente Fred Hampton, hijo, del Comité de Pres@s de Consciencia (POCC)
Mumia-freespace.jpg
J.R.: Hemos sufrido un revés con este dictamen del Tribunal del 3° Circuito. ¿Cómo ves la decisión y la situación ahora?

MUMIA ABU-JAMAL: He aprendido durante estos años que es necesario evaluar los argumentos orales con un grado de escepticismo. [Después de los argumentos de mayo pasado), este fallo reafirma mi actitud.

Hace años, hace muchos años, creo que fue en 1987, presentamos una apelación a la Suprema Corte del estado de Pensilvania. Varios de mis abogados me visitaron después de presentar los argumentos. Eran muy efusivos porque habían presenciado el enojo de los magistrados, del fiscal de la ciudad de Filadelfia. Habían escuchado las preguntas y las respuestas, y dijeron: â¡Estuvo fantástico, Mumia!â?

Eso ocurrió en las primeras fases de nuestro caso. Desde entonces no he perdido mi actitud escéptica. Aprendes eso después de muchos años en prisión, pero también después de muchos años en la lucha política, especialmente la política de los negros revolucionarios. Y este fallo es más de lo mismo. Un reportero, en su análisis del fallo, lo llamó âla excepción Mumiaâ?. En realidad, no es tanto la excepción Mumia, sino la âley Mumiaâ?. Las cortes la han aplicado antes, por eso no debemos estar sorprendidos.

J.R.: Algunas personas piensan que el dictamen es una victoria. ¿Puedes explicar por qué no es así?

MUMIA ABU-JAMAL: De ser una victoria sería una victoria muy pequeña, pero en realidad no la es. Si ves lo que dijo y lo que hizo el tribunal...lo que hizo fue inventar nuevas reglas. No es una victoria. Es la âley Mumiaâ? que se aplica de nuevo.

Es lo que hizo la Suprema Corte del estado de Pensilvania. Vemos el caso de Commonwealth v Baker, decidido en 1986. Probablemente lo encuentras en el internet; esto hace la investigación más fácil. Lees el argumento del fiscal al jurado que la corte consideró inapropiado y que resultó en la salida de Baker del corredor de la muerte. Luego lees el mismo argumento hecho por el mismo fiscal ante el mismo juez en el mismo palacio de justicia, que no fuera la misma sala, y ves como la Suprema Corte de Pensilvania estableció una nueva regla en el caso Abu-Jamal. Un año después restauró la vieja regla. Es la âley Mumiaâ? de nuevo. Cuando un tribunal tiene que inventar nuevas reglas y nuevas leyes para ratificar una injusticia, ésta no es una victoria. Pero, seguimos luchando.

FRED HAMPTON, Jr.: ¡A movernos! ¡Liberen a todos!

MUMIA ABU-JAMAL: ¿Qué dices, Fred Jr? â¦.Te vi en PBS hace unas noches. Estabas platicando con unos chavos en un camión.

FRED HAMPTON, hijo.: Ah sí, me acuerdo. Pues, estamos intentando hablar con la banda en donde sea posible, ya sabes.

MUMIA ABU-JAMAL: Es exactamente lo que dijiste.

FRED HAMPTON, hijo.: Sí, pues nosotros pensamos que tenemos que estar en las calles para difundir lo que está pasando. Para lograr algo, hace falta que la gente ponga presión. Y tú ¿cómo ves las tácticas que debemos usar? ¿Qué es lo que debemos enfatizar para escalar esta campaña?

MUMIA ABU-JAMAL: Creo que diste en el clavo. Parece que muchas personas, hasta algunas que se consideran radicales y revolucionarias, fueron sorprendidas durmiendo por un momento. Se enteraron de los argumentos orales [del mayo pasado] y dijeron: Va a ganar.

Deja que te cuente un cuento. Hace unos días un amigo mío, un abogado, me contó de un foro en la ciudad de Pittsburgh. El invitado era un reconocido abogado experto en pena de muerte del estado de Alabama. Se llama Brian Stephenson. Muchas de las personas que asistieron estaban en contra de la pena de muerte. También hubo unos estudiantes y otras personas. Bueno, su plática tuvo buena recepción y hubo discusión con la gente. Luego alguien le preguntó: â¿Qué opinas del caso de Mumia?â? Dijo: âNo se preocupen por eso. Tendrá un nuevo juicioâ?.

Por suerte, unos cinco minutos antes, alrededor de las 11 a.m. el 27 de mayo, otra persona había recibido un mensaje de texto, reportando lo que hizo el Tribunal del 3° Circuito.

Estamos hablando de alguien reconocido como un experto, no sólo en los casos capitales, sino en el derecho en general. Es un abogado muy famoso. Después de haber leído los casos relevantes y los escritos en mi apelación, él estaba muy seguro de que íbamos a ganar un nuevo juicio. Pero se equivocó. Muchas veces hasta los mejores abogados, los más inteligentes, no toman en cuenta la política en la ley, la personalidad en la ley, el poder de la ley de cambiarse como un camaleón. Muchas personas muy bien informadas o radicales o revolucionarias creyeron que sería diferente esta vez. Pues ya hemos aprendido que no fue así, ¿verdad?

Hay que volver a lo básico. No voy a decirle a la gente qué hacer o cómo organizarse. Ya sabe hacerlo. Hay que seguir sus instintos. Creo en la gente. Siempre lo he hecho desde que era muy joven. La gente nunca te falla. Hace lo correcto porque sabe en su corazón lo que es correcto. Mis respetos.

Ayer escribí una pieza diciendo que tenemos una historia de la cual nos olvidamos a veces. Una historia de las cortes poniéndose al lado de la represión. No al lado de la libertad, sino de la esclavitud. Literalmente. De esto se trata el caso de Dred Scott [de 1857, en el cual la Suprema Corte de Estados Unidos falló contra la petición del esclavo Dred Scott para ganar su libertad, dictaminando que los descendientes de los esclavos africanos âno se incluyan y que nunca existiera la intención de incluirlos bajo el concepto de la palabra âciudadanoâ en la Constitución, y que consecuentemente no puedan reclamar ningunos de los derechos y privilegios otorgados por el instrumento y garantizados a ciudadanos de los EU.]

Si lees el caso de Plessy v Ferguson de 1896 [avalando la doctrina de segregación racial), de eso se trataba. Y muchas personas todavía creen que cambió todo el caso Brown v el Consejo de Educación de 1954 [que ordenó un fin a la segregación racial en la escuelas]. Cambió algunas cosas para algunas personas. Si eres adinerado, si tu papá es abogado o doctor o profesor o algo parecido, estás bien. Probablemente tienes problemas, pero estás bien. Tienes los recursos para cuidar a tu familia. Haces lo que tienes que hacer para vivir una buena vida, una que era impensable para tus abuelos.

Pero si eres negro y pobre en esta sociedad, nada ha cambiado para ti. De hecho, tu situación es peor en muchos aspectos.

La decisión de Brown v el Consejo de Educación en 1954 puso un fin a la segregación en las escuelas de los Estados Unidos, según la ley. Pero yo asistí a una preparatoria racialmente segregada en los años â60 después de estar en una primaria y una secundaria segregada. Nada más viví la integración racial en un curso de verano y en la universidad. Y la situación para mis nietos y otros chavos y chavas no es muy diferente actualmente. La segregación según la ley es una cosa. La segregación en la vida real es otra.

Tenemos que recordar lo que ya sabemos y actuar según lo que sabemos. Hay que recordar lo que nos enseño nuestro antepasado Frederick Douglass: el poder no concede nada sin una demanda.

FRED HAMPTON, hijo: ¿Qué es lo que representa el caso de Mumia Abu-Jamal? ¿Por qué reprimen a los raperos o a unos medios cuando hablan de ti en sus videos? Hasta el gobernador de California te mencionó cuando le negó la clemencia a Stanley Tookie Williams porque él se identificaba con gente como George Jackson y contigo. ¿Eres un tipo de símbolo?

MUMIA ABU-JAMAL: Para muchos individuos, especialmente para los del establecimiento, represento su peor pesadilla. Muchas personas no saben nada del partido Panteras Negras o del Movimiento por la Liberación Negra si no vivían en aquella época. Tal vez saben un poco del movimiento por los derechos civiles, pero piensan que ahora todo está bien.

Pero hay personas que conocen la realidad. Saben que la vida de un negro en el gueto o un morenito en el barrio es el puro infierno. Siguen peleando por sus â40 acres y dos mulasâ? [prometidas a los esclavos liberados después de la guerra civil en Estados Unidos] porque no tienen nada. Y para el colmo, son objeto del desprecio de la burguesía negra, ahora casada con la desdeñosa clase política.

El temor es que la revolución negra se encienda de nuevo... Por eso ahora tenemos la política de conformidad. Hasta que tenemos gente negra pidiendo perdón por lo que sus predicadores dicen en la iglesia. En el pasado era uno de los pocos lugares donde la gente podía hablar de la libertad, donde podía decir la verdad al poder. Pero ahora el mensaje es tan diluido que tenemos individuos que nunca han estado en una iglesia negra dictando lo que la gente puede escuchar. Es una locura.

FRED HAMPTON, hijo: ¡A movernos! Si escuchas un fuerte ruido ahí afuera desde Escandinava hasta Sudáfrica, es el sonido de la gente gritando ¡Libertad para Mumia Abu-Jamal! ¡Libertad para tod@s!

MUMIA ABU-JAMAL: Les envío mucho amor. Diles ¡A movernos!

FRED HAMPTON, hijo: ¡A movernos!

MUMIA ABU-JAMAL: ¡Gracias a tod@s!

FRED HAMPTON, hijo: ¡Gracias a ti!

Traducción: Amig@s de Mumia, México

This work is in the public domain
Sindicato Sindicat