Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
PARAGUAY. Estafa política y cobardía periodística
21 mar 2008
Recientemente, el señor Augsberto Rodríguez fue presentado ante la sociedad paraguaya como director de comunicaciones del obispo renunciante y candidato inhabilitado a la presidencia del Paraguay, Fernando Lugo, y de la âAlianzaâ? de fragmentos de la extinta âConcertaciónâ? opositora.
En dicha oportunidad fue aludido por sus amigos de la prensa venal ây salpicada con el maccartismo heredado de cinco décadas de dictadura anticomunistaâ como âmuy respetable dentro de la sociedad paraguaya y en el ámbito de la comunicaciónâ?, aunque debo decir que para dudar de dichos calificativos basta repasar la lista de los propietarios de medios y patrones para quienes trabajó con obsecuencia por muchos años en nuestro ambiente, pudiéndose con facilidad advertir que no abundan precisamente entre ellos figuras âmuy respetablesâ?. Como persona que tuvo la mala fortuna de coincidir con don Augsberto en la elaboración del periódico âEl Puebloâ?, desearía puntualizar algunos aspectos tal vez desconocidos de su fantasmática trayectoria ârevolucionariaâ? y de âlucha socialâ?.
En tiempos en que fui jefe de prensa del desaparecido Partido Revolucionario Febrerista, aciagos días en que cometí la ingenuidad de aceptar la responsabilidad ofrecida entre ruegos por directivos del citado partido, el supuesto gran revolucionario Ausberto Rodríguez era encargado del periódico febrerista El Pueblo, acusando durante toda esa etapa un abyecto servilismo a quien le favoreció con el irregular nombramiento, el tristemente célebre Sr. Nils Candia, corifeo de las campañas contra el Mercosur del Sr. Aldo Zuccolillo, este último conocido propagandista pro-imperialista y favorecido de la CIA, así como gran desinformador desde su diario ultraderechista ABC color.

En aquella etapa con otros compañeros y compañeras hicimos un gran esfuerzo recaudando el dinero necesario para sostener la publicación, dado que no mejoraban las ventas a pesar de la supuesta genialidad periodística de don Augsberto, quien frustrado por el fracaso terminó renunciando, abandonando a todo el grupo que lo había impuesto y sostenido dándole injustificada confianza. Antes, imploró que no sea revelado que el principal sostén del periódico había sido el ex ministro de Industria y ex presidente febrerista Euclides Acevedo, aunque con avidez preguntaba constantemente si se había recibido âel dinero de Euclidesâ?.

Antes de reconocer su incapacidad y dimitir, don Ausberto renunció a publicar artículos sobre figuras sacras del susodicho partido como el resplandeciente héroe de la epopeya del Chaco y mártir de la contrarrevolución de agosto de 1937, mayor Joel Estigarribia, con la excusa de que su condición militar podría interpretarse como apología del militarismo, mientras daba espacio a temas inconexos con el PRF como una carta zalamera hacia su persona del conductor farandulero Bruno Masi, exclusivamente para hacerse autobombo, además de entregar la página central del periódico revolucionario a gente tan alejada del progresismo como el ultra-conservador editorialista de ABC y sobrino del presidente Eusebio Ayala (bandera del conservadurismo y de la oligarquía paraguaya), Juan Díaz Bordenave, en trueques a la sombra que no es difícil imaginar.

En otra de sus bufas actuaciones se negó a publicar denuncias que involucraban a propietarios de medios de comunicación que habían sido sus patrones, dando un buen ejemplo de âdignidad revolucionariaâ?.

También sufrió injusta marginación en el periódico por parte del Sr. Rodríguez el gran poeta desaparecido Miguel Ã?ngel Caballero Figún, a quien votamos como jefe de redacción pero su nombramiento fue ignorado en forma desatinada y autoritaria por el personaje en cuestión. No me extraña en absoluto la caída permanente en las encuestas de sus nuevos âpatronesâ? luguistas, conociendo estos aspectos de su trayectoria.

Sobre el rótulo de luchador social que han pretendido endilgarle, debo decir que si ese calificativo se aplica a quienes frecuentan las recepciones en embajadas de Cuba y Venezuela para degustar tragos y bocaditos y disfrutar de otros beneficios que ofrece la solidaridad caribeña, como viajes turísticos con estadía paga o atención médica gratuita en las Antillas, sería aceptable su aplicación en el caso. Pero tampoco olvidemos que cuando Ausberto tuvo que defender a Hugo Chávez en la TV a invitación de Humberto Rubin por el tema RCTV, fingió estar enfermo, desentendiéndose de su faceta ârevolucionariaâ?. No en balde cede grandes espacios a la concejala Rocío Casco, beneficiaria de los dólares de George W. Bush a través de la ONG fantasma âCasa de la juventudâ?, quien gusta aparecer en la prensa con una falsa retórica izquierdizante.

En conclusión, con especímenes de semejante consecuencia anti-imperialista y coherencia socialista, sólo podemos augurar un gran futuro al candidato liberal izquierdista y su constelación de revolucionarios financiados por la CIA.

También con relación al ânombramientoâ? de jefes de campaña del candidato liberal izquierdista Fernando Lugo, se difundió la especie de que el agraciado con dicho âcargoâ?, Miguel López Perito, había sido algo así como un Che Guevara criollo, al que la prensa tendenciosa rotuló como âex guerrilleroâ? por haber militado en los años 70 en la OPM, amago de conglomerado radical abortado en pocas horas por la policía de Stroessner estando aún en fase embrionaria, y cuyo único âoperativo exitosoâ? fue el robo del mimeógrafo del Colegio Cristo Rey (es decir, de su propio colegio), habiendo fracasado inclusive un cantinflesco intento de los mencionados âguerrillerosâ? de asaltar entre varios miembros de su caterva a un solitario cura en el predio del Seminario Metropolitano.

En honor a la veracidad y a la objetividad de la información periodística que se difunde, debemos decir que muchos de estos personajes que hoy presentan como título de nobleza haber pertenecido a tal o cual grupo âguerrilleroâ? han dado un giro -en todo caso- de 180 grados en sus tendencias políticas, siendo buenos ejemplos de ello el delator Diego Abente o el agente del Fondo Monetario Internacional y fusible del nicanorismo Dionisio Borda, que anuncia su regreso con el gobierno del obispo para someter la escuálida economía paraguaya a más impuestazos y recetas del Fondo. Eso por no mencionar a los pundonorosos âluchadores socialesâ? que reciben dólares del norte con la coartada de sus ONGs fantasmas, expeditivo método de embajadas extranjeras para desmovilizar a estos âenemigos del imperialismoâ?, a quienes hoy llama lista el embajador norteamericano James Cason en los actos luguistas.
Lejos que presentarnos a izquierdistas arrepentidos como âguerrillerosâ?, bien haría la prensa venal en pedir explicaciones a quienes se autoproclaman furiosos revolucionarios y guevaristas radicales mientras en las sombras se llenan las faltriqueras con los dólares de George W. Bush, distribuidos a través del entramado imperialista y las ramificaciones del complejo IAF-NED-Usaid, entre los cuales se cuentan el PMas de Camilo Soares y el Movimiento Tekojoja de Guillermina Kanonikoff, ambos grupos graduados de farsantes al presentarse como izquierdistas siendo empleados de la embajada norteamericana de Asunción.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: PARAGUAY. Estafa política y cobardía periodística
23 mar 2008
Xaval, tu com a mínim ets de la CIA. Ni puto cas a aquest element.
Sindicat