Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sense clasificar
Elecciones 9 de marzo: ganó el voto resignado
12 mar 2008
Más de 11 millones de electores han votado al PSOE, que ha concentrado la mayoría del voto obrero popular y revalidado la victoria electoral. El motivo fundamental de este voto masivo ha sido cerrar el paso a los neofranquistas del PP. Éste ha sido, por lo demás, el eje de la campaña de Zapatero. La llave de la victoria la ha dado Catalunya y, en menor medida, el País Vasco y Galicia.
Zapatero.jpg
Elecciones del 9 de Marzo:

GANÃ EL VOTO RESIGNADO

Editorial de A Luchar por el Socialismo n.º 45

Más de 11 millones de electores han votado al PSOE, que ha concentrado la mayoría del voto obrero popular y revalidado la victoria electoral. El motivo fundamental de este voto masivo ha sido cerrar el paso a los neofranquistas del PP. Ãste ha sido, por lo demás, el eje de la campaña de Zapatero. La llave de la victoria la ha dado Catalunya y, en menor medida, el País Vasco y Galicia.
El PP se ha enfrentado a cara de perro al Gobierno Zapatero a lo largo de toda la legislatura, tomando como caballo de batalla el Estatuto de Catalunya, la negociación con ETA y la âdefensa de la familia cristianaâ? y sacando a la derecha a la calle. Durante la campaña electoral, han acusado al Gobierno de âcapitular ante ETAâ? y han atizado la xenofobia, presentando a los trabajadores inmigrantes como foco de delincuencia y responsables de las carencias de los servicios públicos. En lugares como Catalunya han hecho bandera de la lengua castellana, supuestamente reprimida por la Generalitat. Con este bagaje reaccionario han logrado un buen resultado, con una importante subida en Madrid y en el País Valenciano y una significativa mejora en Andalucía, alcanzando 10 millones largos de votos y reduciendo las diferencias con el PSOE.

El hundimiento de IU y ERC

Los grandes damnificados han sido los socios de Zapatero: IU y ERC, que han quedado desangrados, sin grupo parlamentario y sin el dinero que éste aporta. IU ha quedado a las puertas de su desaparición, convertida en un conglomerado de fuerzas regionales. ERC ha entrado en un período crítico. Ambos se justifican diciendo que el âtsunami bipartidistaâ? los ha barrido. Pero la pregunta es por qué. Y la respuesta, en verdad, bastante sencilla: han mostrado su absoluta nulidad como alternativa de izquierda a Zapatero, a quien han dado cobertura en todo lo fundamental, al tiempo que, como miembros de gobiernos autonómicos como el tripartito catalán, se han involucrado en la represión, leyes educativas privatizadoras, alineamiento con la patronal en los conflictos obrerosâ¦

Tras las elecciones, la hora de la verdad

Pero el voto socialista no ha sido un voto entusiasta sino, en buena medida, un voto resignado. Y es que el PSOE, en estos cuatro años, ha defraudado las expectativas que muchos trabajadores y jóvenes habían depositado en él. Más allá de la retórica progre de Zapatero y de medidas como el divorcio exprés, el matrimonio homosexual o los permisos de paternidad, el Gobierno ha aplicado políticas de continuidad con la derecha y ha gobernado para el capital, que ha tenido uno de los mejores cuatrienios de su historia, a costa de los salarios, la precariedad y la carestía. En la propia negociación con ETA, Zapatero siempre actuó condicionado por el PP y nunca estuvo dispuesto a ninguna concesión real. Esta política general del Gobierno es la que ha dado bazas a la derecha.
Han acabado las elecciones y ahora viene la realidad, en primer lugar la de la crisis económica, púdicamente llamada âdesaceleraciónâ?, que conforme pasen las semanas nos va a afectar cada vez más de lleno. Zapatero y Solbes anunciaron que tenían un plan para hacerle frente y que podíamos estar tranquilos ya que, en cualquier caso, el Gobierno âprotegería a los más débilesâ?.

Hace falta un plan de choque frente a la crisis

Efectivamente, hace falta un plan de choque que proteja a los débiles frente al capital (ver páginas centrales). Y para ello debe garantizar un salario mínimo decente, el acceso a una vivienda digna mediante un alquiler social, un plan de obras públicas y sociales para atender a las necesidades populares, un subsidio de paro hasta la recolocación, el fin de la expulsión de los inmigrantes sin papeles, la paralización de los procesos de privatización de los servicios públicos o el freno en seco de las deslocalizaciones.
No parece, sin embargo, que éste sea el camino que quieren emprender Zapatero y Solbes. Por el contrario, han anticipado que su plan será âmás de lo mismoâ?: facilidades fiscales y subvenciones a los empresarios, subidas del salario mínimo muy por debajo de lo necesario, âplanes de formación y reciclajeâ? sin garantías de recolocación, ampliación del plazo de las hipotecas, regalito de 400 euros por contribuyente... Son este tipo de medidas las que âsiguiendo la tradición- quieren pactar con la patronal y la burocracia de CCOO y UGT.
Pero esto no es lo que demandan millones de trabajadores y jóvenes que han votado al PSOE para parar a la derecha. Ni son las exigencias que han movido a trabajadores y estudiantes a poner su lucha en medio de la escena en plena campaña electoral (los compañeros/as de TMB de Barcelona, EMT de Madrid y de la limpieza, los universitarios catalanes y sevillanos contra la privatización).
Nosotros no hemos votado al PSOE ni tenemos la menor expectativa en el nuevo gobierno. Estamos convencidos de que el próximo gobierno Zapatero no va a cambiar: va a seguir gobernando para los ricos y no va a sacarnos de la crisis. Hay trabajadores que piensan como nosotros pero sabemos también que la mayoría votaron al PSOE y tienen ciertas expectativas en el Gobierno Zapatero. A estos compañeros les decimos que más allá de estas diferencias, se trata de hacer un frente común ante la crisis económica: de apoyar juntos las luchas en curso y de exigir juntos al Gobierno un plan de choque favorable a los trabajadores y los jóvenes. La vida dirá quien tenía razón sobre el gobierno Zapatero.

La lucha por las libertades democráticas

También hay que exigir, con todos los que han votado al PSOE pensando que así defendían las libertades democráticas frente al PP, que el nuevo gobierno deje de someterse a la derecha y abandone esa política indigna que, en nombre de la lucha contra el terrorismo, atropella libertades fundamentales y cercena los derechos políticos de una parte significativa del pueblo vasco y nos mete en una dinámica infernal. La reacción ante el salvaje atentado de Mondragón (ver páginas centrales) hace de esta exigencia algo imperioso.



A Luchar por el Socialismo es una publicación mensual del PRT-Izquierda Revolucionaria.

www.marxismo.info

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Elecciones 9 de marzo: ganó el voto resignado
13 mar 2008
això de que el PSOE ha concentrat la majoria de vot obrer i popular està una mica tret de la màniga de fet de gent treballadora ni ha molt més d'11 milions i desgraciadament dels 10 milions que ha tret el PP molts també són obrers i molta gent treballadora també s'ha abstingut, apart el PSOE també el voten molts pijo-progrés.
Re: Elecciones 9 de marzo: ganó el voto resignado
13 mar 2008
Cuánta razón tiene el comentario anterior, aparte del hecho de que tampoco iba a cambiar nada en caso de victoria popular; sólo hay que mirar atrás: 4 años de Zapatero, 8 de Aznar y 12 de Felipe, y lo mismo en materia de represión, privatizaciones, destrucción del territorio, colonialismo económico, etc...
Muerte al estado.
Re: Elecciones 9 de marzo: ganó el voto resignado
13 mar 2008
ganó el voto, es decir, la domesticación
Sindicat Terrassa