Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Lo que siguen haciendo en nombre de todxs, Llamada desde las entrañas de la bestia
29 gen 2008
Con este comunicado pretendemos denunciar a nivel público, un nuevo caso de tortura y vejación en las cárceles del Estado, llamado español, bajo el amparo de su sistema judicial.
Con este comunicado pretendemos denunciar a nivel público, un nuevo caso de tortura y vejación en las cárceles del Estado, llamado español, bajo el amparo de su sistema judicial.

El día 5 de Enero de 2007, en el Centro Penitenciario de A Lama (Pontevedra), el compañero Francisco Maya Fernández, encontrándose en el módulo de aislamiento, fue víctima de un cacheo forzoso con desnudo integral que derivó en una paliza a cargo de varios carceleros, la cual le dejo en estado de inconsciencia bajo la lluvia en el patio de la prisión, desnudo y esposado. Las consecuencias de la paliza, fueron en las semanas siguientes diversos hematomas, dificultades cardiorrespiratorias e hinchazón, a parte del trastorno depresivo que le causó este incidente, que a pesar de no ser el primer cacheo ni la primera paliza que recibe el compañero, se caracterizó por la morbosa crueldad por parte de los carceleros.

Frente a estos hechos, Francisco interpuso una denuncia exigiendo el pago de una indemnización por delitos contra el honor, y por la ilegalidad de los actos perpetrados por esta banda de carceleros. En esta denuncia, el compañero reiteró en más de una ocasión la ilegalidad que supone realizar cacheos integrales a los presos y presas en el Estado. Además, el compañero fue amonestado mediante un expediente disciplinario con la calificación de âmuy graveâ? por los hechos ocurridos.

A finales de Agosto, llegó la contestación al recurso interpuesto por Francisco, por parte del Director del Centro Penitenciario de A Lama, en la que, no sólo se niega la existencia de un registro con desnudo integral, sino que se justifica la utilización de la fuerza desmesurada y el abuso de autoridad por parte de los carceleros en base a una protesta impulsada por los presos a principios de Enero, la cual condujo al incendio de diferentes colchones en las mismas celdas de los presos. Esta acción se produjo como consecuencia de la reiterada negativa de la Institución Penitenciaria a suministrar a dos compañeros de galería la medicación analgésica que necesitaban para su tratamiento, en un acto más de abuso de los que comúnmente se producen sobre los presos en este Centro. A continuación, reproducimos las palabras textuales del comunicado emitido por el Director de dicho Centro:

    En resumen:
NO SE PRODUCE el pretendido por el interno âcacheo con desnudo integralâ?, sino un cacheo con palpación previo a su salida a hospital extrapenitenciario.
NO EXISTE CONSTANCIA DE DECLARACIÃN DE âILEGALIDADâ? por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria en relación a las actuaciones regimentales adoptadas a raíz del incidente protagonizado por el interno, como el manifiesta en el primer párrafo de su escrito, ante bien, consta un auto del mismo Juzgado DESESTIMANDO la queja del interno.
Cabe señalar que MAYA FERNANDEZ es casi un âquejoso compulsivoâ?, por la multitud de quejas que presenta ante Vigilancia Penitenciaria, desestimadas hasta la fecha.

En el informe emitido por el subdirector médico queda presente la implicación de estos individuos supuestamente âprofesionalesâ? en los casos de tortura y vejaciones, declarando que no hubo ningún tipo de lesión ni incidencia, ya que, según él, sólo se empleó âla fuerza mínima para la sujeción mecánica de los presosâ?.
El sistema judicial de este Estado ha venido a demostrar una vez más de parte de qué lado está, ya que tanto la denuncia como el recurso interpuestos por el compañero Francisco Maya, así como las múltiples pruebas ocultadas por el subdirector médico, no han servido para nada, quedando así otro caso de tortura totalmente impune. Parece ser también que para los jueces de este Estado, tienen menos valor los âquejosos compulsivosâ? que los âtorturadores compulsivosâ?, ejerciendo estos segundos día tras día libremente su violencia.

Por nuestra parte, continuaremos denunciando todos los casos que lleguen a nuestro conocimiento, dejándoles claro a nuestrxs opresorxs que ni la tortura ni el aislamiento más feroz podrán separarnos jamás de nuestrxs compañeros y compañeras presxs.

ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES, CENTROS DE MENORES Y CIES

Para escribir al compañero:

Francisco Maya Fernández
1º Grado M-14
Centro Penitenciario de A Lama
Monte Rocelo s/n
Código Postal 36830
Pontevedra (Galiza)

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Lo que siguen haciendo en nombre de todxs, Llamada desde las entrañas de la bestia
30 gen 2008
Cuando nosotr@s apliquemos la "fuerza mínima" contra estos cerdos lo llamarán de otras mil formas, como terrorismo, atentado a la autoridad,...

Aguanta compañero!!!
Sindicato Sindicat