Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Voto libre y voluntario en CUBA
21 gen 2008
La no obligatoriedad de ejercer este derecho es también un elemento democrático en el sistema electoral de la Isla
Ano%20de%20Victorias.jpg
Voto libre y voluntario en CUBA

La no obligatoriedad de ejercer este derecho es también un elemento democrático en el sistema electoral de la Isla

Iliana Hautrive

¿Es obligatorio votar en Cuba?, preguntó el joven argentino, de visita en La Habana, interesado en conocer detalles del proceso electoral en la Isla, en el que el próximo domingo 20 de enero millones de cubanos concurriremos a las urnas para elegir a los diputados al Parlamento y a los delegados a las asambleas provinciales del Poder Popular.
Confieso que la interrogante dejó algo perplejos a los cuatro anfitriones, acostumbrados a ejercer, como todo cubano, este derecho de forma libre y soberana, sin que medien presiones ni castigos, y casi convencidos de que en todos los lugares del planeta, con sus particularidades, se respetaba este principio.
La respuesta del grupo no se hizo esperar. Al margen de anécdotas cotidianas y experiencias personales, el mayor argumento fue el contenido de la Ley Electoral de la República de Cuba, que en su artículo 3, del título Del derecho al Sufragio, consigna textualmente: el voto es libre, igual y secreto, y cada elector tiene derecho a un solo voto.
Tanto como el visitante se mostró satisfecho por el carácter democrático de tan sencillo aspecto, así fue la reacción de indignación de los interlocutores al conocer que en otras partes del mundo, incluido el continente latinoamericano, el voto se considera un deber y es de carácter obligatorio.
El tema es valorado como antagónico en las propias páginas de Internet.â? Las elecciones, que en cualquier país no dictatorial representan la más alta expresión democrática de la voluntad de los ciudadanos de decidir y participar de la cosa pública, tienen en el Ecuador un âaireâ especial, diría casi autoritario, que vale la pena analizar. En primer lugar, la obligatoriedad del voto, en consecuencia, el castigo previsto para los que no cumplen con este deber, un castigo que pretende disminuir el valor de ser ciudadano al que incumple. Se tiene la impresión de que se ha trastocado el significado de las cosas. Votar no es un deber, es un derecho y, como tal, no puede ser obligatorio salvo que se quiera caer en una flagrante contradicciónâ?, puede leerse en Hoy online, el primer diario en línea de América del Sur, en la red desde 1994.
Otro tanto ocurre en Uruguay. En la página Ecos, del diario El país digital, un ciudadano escribió el 25 de marzo del 2006 "Debo confesar que me enteré hace muy pocos días de la obligatoriedad de votar el domingo 26 para unas elecciones del BPS. En lo que me es personal, estoy más enterado de las noticias más relevantes de la región y el mundo que estas elecciones que no tengo claro cuál es su cometido. No se hizo ninguna propaganda al respecto, no sabemos nada de quiénes se postulan ni para qué y lo más absurdo la tan mentada obligatoriedad.â?
Son sólo dos casos. Puede haber muchos más. La conversación con el joven argentino no soslayó la custodia de las urnas, donde en algunos lugares del mundo es responsabilidad de los militares, mientras que en Cuba lo hacen niños de la enseñanza primaria, quienes con su solemnidad y ternura, también imprimen un sello de democracia y transparencia a las elecciones en la Isla.
Cierto es que, como bien dijo el visitante, el 20 de enero será otra jornada de plena democracia en Cuba. Ya no sólo por la forma en que fueron nominados esos candidatos, la mitad directamente por el propio pueblo en sus barrios de residencia, y otra buena parte, a través de los plenos de los organizaciones de masas del país. Lo será también por aspectos tan sencillos como el voto libre de los cubanos, quienes por su sentido patriótico y elevada conciencia, concurren de forma masiva a las urnas, sin que nadie los obligue.


http://www.trabajadores.cu/materiales_especiales/columnistas/ileana-haut





8 millones de cubanos votan en las elecciones

Bernardo Gutiérrez

Público

09.00 de la mañana. Colegio electoral número 1 de la circunscripción 79, en el barrio obrero de Pogolotti de La Habana. Camila Escudero, una niña de 9 años, protege una urna blanca. Los electores depositan sus papeletas con tranquilidad. Algunos, como Margarita Serrano, lo hacen con lentitud y "orgullo revolucionario". "Estoy feliz de participar en unas elecciones que son la antítesis de las de Estados Unidos. Los candidatos surgen del pueblo y no ganarán un centavo", asegura Margarita.
María José Fernández, como Margarita, ha colocado una cruz en la casilla de voto único. Lo que significa que apoyan a todos los candidatos a diputado de su circunscripción. "Pueden no votar por alguno o por ninguno. El voto no es obligatorio y es secreto", asegura Ernesto Escudero, el presidente del colegio electoral.
La Habana, como todo el país, amaneció ayer forrada de carteles: "Contra el imperio, voto único". El voto único, que es opcional, es una estrategia puesta en marcha por Fidel Castro en 1993 para reforzar el "apoyo a la revolución". Sin embargo, el propio Fidel explicó en 1997 que "si hay quien no quiere votar por alguno, está en su pleno derecho" o incluso "por ninguno".
Raúl Castro, presidente en funciones de Cuba, votó a primera hora de la mañana y anunció que el 24 de febrero se constituirá la Asamblea Constituyente. Entonces se decidirá quién será el presidente del Consejo de Estado que comanda el país.

Participación masiva

Se sabe que cerca del 95% de la población votó, más de 8 millones. Casi con seguridad, se confirmarán a los 614 candidatos a diputados. Mayra Hernández, representante de la Comisión de Candidatos de Marianao, destaca el carácter abierto de las asambleas.
"En ellas se abordan todos los temas, los problemas. Se habla sin tapujos y con libertad", apunta. Y es que los cubanos tienen un especial orgullo de su sistema electoral. Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, destacó hace una semana que "ha creado un sistema que, aun con sus defectos, trata de acercar a la población la democracia abierta y clara". Ilda Belmas, presidente del Comité de Defensa de la Revolución Rafael Trejo, destaca el carácter participativo de los comicios. "Unas elecciones donde el 50% no vota, como las americanas, no son representativas", señala.
A las elecciones concurrían ayer candidatos como Grettel Rafuls, una joven de 19 años. Grettel, que estudia comunicación social, asegura que se sintió sorprendida cuando fue propuesta: "Yo formaba parte de la Federación de Estudiantes. Ahora, tengo una grandísima responsabilidad. Los jóvenes tenemos que profundizar la revolución".
Aunque no es obligatorio votar, algunos lo hacen con desencanto. El taxista Félix Martínez asegura que votó "para que los vecinos no crean que no eres revolucionario". Antonio (nombre ficticio), de 17 años, afirma que votó en blanco porque "considera insuficiente las atribuciones del Parlamento". Las críticas también llegaron de la disidencia interna. Y del exilio. Desde México D.F, el cubano Miguel Cossío denunció en un duro artículo que "el voto unido excluye a los cubanos exiliados". Germán Sánchez, embajador de Cuba en Venezuela, invitó a participar a "los que quieren imponer el capitalismo": "Que lo debatan en las asambleas, con sus vecinos. Si convencen pueden ser candidatos. Son unas elecciones abiertas".

De candidatos del pueblo a estrellas del béisbol


Datos de los comicios
Más de 8 millones de cubanos votaron ayer en los más de 38.000 colegios electorales del país. 190.000 voluntarios trabajaron en las mesas electorales sin recibir compensación económica a cambio.
Representación
Más del 50% de los candidatos proceden directamente de las asambleas populares previas a las elecciones. El otro 50% son designados por asociaciones de masas como la Central de Trabajadores o federaciones de estudiantes. Los candidatos tienen que tener más del 50% de los votos para ser elegidos.
Candidatos famosos
Aunque la mayoría de los candidatos son anónimos, entre los aspirantes a diputados figuran personajes populares en Cuba como Yuliesky Gourriel (estrella de la selección de béisbol), Miguel Barnet (escritor), Concepción Campa (la científica que creó la vacuna contra la meningitis) o José Rubiera (un popularísimo meteorólogo).
Distribución
Apenas el 17% de los diputados son de la generación que llegó al poder con la revolución de 1959, según el diario oficial âGranmaâ. Además, la Asamblea Nacional renovará sus cargos en un porcentaje del 63%.







Todos los medios repiten la afirmación falsa de Efe de que sólo el partido comunista participa en las elecciones de Cuba


El periodismo papagayo


Pascual Serrano

Rebelión

Con motivo de las elecciones legislativas cubanas ayer 20 de enero, la agencia Efe difundió en un teletipo este fragmento del que se deduce que sólo el partido comunista de Cuba se puede presentar a las elecciones:
â "Yo puedo anticiparle que yo voy a votar por él", dijo Lage tras participar en las elecciones, a las que no concurren partidos políticos, todos ilegales en la isla, salvo el Comunista, al que pertenecen la mayoría de los candidatosâ?.
Fue replicado por todos los periódicos regionales que recurren mayoritariamente a Efe para resolver la información internacional. Pero también por la prensa nacional.

El Mundo el 20 de enero:
"Puedo anticiparle que yo voy a votar por él", dijo Lage tras participar en las elecciones, sin partidos políticos, todos ilegales en la isla -salvo el Comunista , al que pertenecen la mayoría de los candidatos-.
El País el 20 de enero:
(â¦) en los comicios a los que no concurren los partidos políticos, ilegales en la isla, salvo el Comunista.
Y el Público el 21 de enero:

"Yo puedo anticiparle que yo voy a votar por él", dijo Lage tras participar en las elecciones, a las que no concurren partidos políticos, todos ilegales en la isla, salvo el Comunista, al que pertenecen la mayoría de los candidatos.



Y ahora veamos lo que dice la legislación cubana:
Ningún partido tiene derecho a postular candidatos. La postulación de los candidatos se efectúa directamente por los propios electores en asambleas públicas. El Partido Comunista no es una organización electoral, y por tanto ni se presenta a las elecciones ni puede postular candidatos [1] .
En cuanto al porcentaje de candidatos que pertenecen al partido comunista, que según Efe son mayoría, el embajador cubano en Lima, Luis Delfín Pérez, declaró en conferencia de prensa que más de la mitad de los electos no son militantes del Partido Comunista de Cuba (teletipo de Prensa Latina del 17 de enero de 2008).
Es el periodismo papagayo, una gran agencia dice una mentira que interesa y todos los medios la repiten. Me pregunto para qué están en Cuba tantos corresponsales y enviados especiales a las elecciones. ¿O es que no interesará contar la verdad que están viendo los corresponsales?


[1] Ver âCien preguntas y cien respuestas sobre el sistema electoral cubano » en: http://www.parlamentocubano.cu Parlamento cubano.

http://www.pascualserrano.net


Ver también :

http://www.cubasi.cu/graficosinteractivos/multimedia-elecciones-en-cuba/

http://www.ain.cu/elecciones2007/principal.htm

http://www.granma.cubaweb.cu/secciones/elecciones/index.html

http://www.prensalatina.com.mx/Media/Elecciones%20CubaF/EleccionesCuba.h

http://www.radiocubana.cu

http://www.cubainformacion.tv

http://www.antiterroristas.cu

http://www.freethefive.org
elecciones-5-g.jpg
elecciones-9-g.jpg

This work is in the public domain
Sindicat