Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal : criminalització i repressió : ecologia : amèrica llatina
Carta por la libertad de los presos politicos Mapuche
18 gen 2008
Pena, rabia, dolor, indignación ante esta sociedad y este Estado y gobierno.
Ya van 100 días en que Patricia Troncoso lucha por su pueblo, es tan poco lo pedido y tan sordo el estado y sus personajes.

Alex Lemun, Matías Catrileo, ¡cuanto más tenemos que esperar! Ya son años de dolor para el pueblo mapuche. Ahora la vida de una de sus hijas esta apagándose en una fría sala de Chillan, ahora su llama de rebeldía agoniza lentamente en su ultima batalla. Agoniza, pero no se apaga pues enciende el mismo calor en nuevos corazones.

Ahí esta llevando una huelga de hambre hasta las ultimas consecuencias, como lo señalo: âsi mi muerte sirve para la libertad de mis hermanos yo no voy a desistirâ?. Que terrible y frío es el estado que deja perecer a Patricia Troncoso, que terrible una sociedad que no ve que en sus manos esta salvar la vida de esta mujer, que terrible los medios de comunicación que transan la noticia en pesos antes de darla a conocer. Por supuesto que finalmente el cerco informativo puede más y la lucha de Patricia Troncoso no es digna de aparecer en la pantalla de nuestros televisores.

¿Es necesario que exista un nuevo mártir en el pueblo mapuche? ¿No basta con los miles de hermanos que perecieron en la conquista?, ¿no basta con la sangre mapuche derramada por la tan nombrada âRepublicaâ?? ¿No bastó con la guerra de exterminio llamada irónicamente âpacificación de la Araucaniaâ??. Al parecer para este gobierno comandado por una supuesta âsocialistaâ? no. ¿Donde quedo la tan nombrada sensibilidad que supuestamente adquiriría este nuevo gobierno por ser dirigido por una mujer? ¿Que paso con esos días en que nos hablaban que la alegría llegaría?.

Cada vez se desenmascaran más como los peores continuadores de la obra del capitalismo, desde la conquista hasta nuestros días.

Patricia solo pide revisión a un proceso que fue bajo una ley de la dictadura (llamada irónicamente como âley antiterroristaâ?). Patricia solo pide beneficios carcelarios, ¿es tan difícil eso? Pues parece ser que el problema no es de ârealismoâ? en las demandas, sino que es político. El estado y el gobierno de Bachelet se esmeran en no dar una victoria y un reconocimiento al pueblo mapuche, no quieren tener que aceptar las demandas de un pueblo que habita estas tierras desde antes que nosotros los chilenos, no quiere conceder un reconocimiento a esa lucha de cientos de años.

Pero lo que esta en juego hoy no es la legalidad, ni la vigencia del estado de derecho, ni siquiera la libertad total a todos los presos políticos mapuche. Hoy lo que esta en juego es la vida de una persona, es la existencia de una hermana. Todo aquel que dice ser humanista no puede dudar de que lado esta, todo aquel que se llama a si mismo como âcristianoâ? tampoco puede dudar. ¿Dónde esta ese amor al prójimo que profesan en las iglesias tantas veces los políticos? ¿Donde quedo ese sentimiento de valorar la vida de forma tal que nada esta por sobre ella?

Parece ser que los tiempos cambian y los valores de muchas personas también.

Ahora no duden de que seguirán siendo muchas las voces que sigan luchando por la vida, muchas las voces que se unan al clamor del pueblo Mapuche, muchas las voces que acusen al gobierno de una mujer presuntamente socialista de asesinos si no dan una solución a la huelga de hambre más larga que se halla realizado en nuestro país. Y no duden de que la muerte de Patricia Troncoso lejos de termina el âproblemaâ? Mapuche lo agudizará, y muchos seremos los que nos encontraremos con la impotencia y la rabia a flor de piel, en esos momentos no nos hablen de conceptos como âciudadaníaâ? âResponsabilidadâ? âderechosâ? y âdeberesâ? pues son palabras que cada vez suenan más huecas en las voces de quienes las denigran a diario en las pantallas de televisión y los sillones del gobierno y el parlamento. En esos momentos no nos llamen a la calma, pues la patria estará de duelo y nuestros corazones sangrando junto al de Patricia Troncoso.

17 enero de 2008.

This work is in the public domain
Colera camping CNT