Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Ante las laderas de Montjuich…
17 gen 2008
«Cuando nos mostró aquella noche sus miembros lisiados y las cicatrices que habían dejado en su cuerpo entero las crueles torturas, comprendimos que una cosa es leer acerca de esos hechos en los diarios y otra oírlos de los propios labios de una de las víctimas...
En las laderas de Montjuich, a medio camino entre la ciudad de Barcelona y el Castillo que la corona, los pájaros se ocultan tras los árboles y arbustos mientras observan y cantan. Los pies de quien está de paso se topan con irreverentes lagartijas que se asombran de esa lentitud trazando caminos diminutos que se pierden rápidamente de vista. Las puertas de la Fortaleza, mole de piedra que se yergue sobre piedra, muros que parecen infranqueables. El castillo, vigía de la ciudad, se eleva sobre el puerto, cargando con una historia de siglos palpable en el aire que se respira en lo más alto. En el fondo de sus muros inquisitoriales, las ventanas hoy vacías, desde las que tanta vida asomara esperando que se abriera la posibilidad de salir. El Castillo de Montjuich hoy es un paseo turístico en cuyo corazón anida un museo militar, una evocación a la mutilación de la libertad.
Pienso en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, y la veo despojada de ese aire de fortaleza militar al frente de Buenos Aires, parece más bien la cloaca de una conciencia social cómplice, su vergüenza y miseria. Nunca de frente. El despojo perpetrado, el secuestro, la tortura, la confesión, la vida dormida lanzada al vacío por la noche y el asco de robarle los hijos a la víctima⦠la mierda militar. Hoy la ESMA es un museo de la memoria, merced a un reclamo satisfecho. Los derechos humanos quedan así atados al carro de un gobierno disociando la posibilidad de ejercerlos al margen de su interpretación jurídica. La adhesión a un gobierno, cualquiera, nos desarma frente al poder y, como proyección, nos anestesia y arroja al vacío.

En 1896 un gran proceso contra el anarquismo se llevó a cabo en Barcelona a raíz de una explosión en una procesión religiosa. En los fosos de Montjuich, fueron vejados muchos militantes obreros y algunos de ellos fueron finalmente ejecutados a pesar de no haberse encontrado al responsable del atentado. Un basto movimiento de solidaridad internacional se puso en marcha para poner a descubierto esta situación. Rudolf Rocker recordaba el encuentro en Londres con dos españoles que habían pasado por el Castillo de Monjuich, Cayetano Oller y Francisco Gana, sobre éste último cuenta: «Cuando nos mostró aquella noche sus miembros lisiados y las cicatrices que habían dejado en su cuerpo entero las crueles torturas, comprendimos que una cosa es leer acerca de esos hechos en los diarios y otra oírlos de los propios labios de una de las víctimas. Gana había hecho un relato sin excitación; justamente por eso fue tanto más fuerte la impresión. Quedamos todos como petrificados y pasaron algunos minutos antes de poder hallar algunas palabras de indignación. Sólo Angiolillo no dijo una palabra. Pero poco después se puso repentinamente de pié, se despidió de nosotros lacónicamente y abandonó la habitación. Se podía leer en su rostro que quería estar sólo. Fue la última vez que le vi. Y ahora encontraba su nombre en el diario como autor de la dramática escena de Santa Agueda, que llevó la muerte a Cánovas.

»Ninguno de nosotros habría podido siquiera soñar las energías extraordinarias que había ocultas en ese hombre silencioso, mesurado. Sin los horrores espeluznantes de Montjuich, Angiolillo habría terminado probablemente en paz su vida. Fue la dignidad humana injuriada la que se levantó en él en irritación hirviente y no pudo hallar sosiego hasta después de castigar el crimen sin nombre que llenó de horror entonces al mundo entero. Ese sentimiento de un alma humana profundamente ofendida se expresó también en las palabras apasionadas que dijo ante sus jueces:

»âEntonces, señores, me he dicho que éstas infamias espantosas no podían quedar impunes. He buscado a los responsables. Por encima de los corchetes que ejecutaron los tormentos, por encima de los oficiales que hicieron de jueces y de todos los que no hacían más que cumplir órdenes recibidas, lo vi a él, que las daba. Sentí un odio insuperable contra ese estadista que regía por el terror y la tortura, contra ese ministro que envió millares y millares de jóvenes soldados al matadero, contra ese gobernante que sumió en la miseria por las cargas y los tributos al pueblo español, que podía ser tan feliz en este país fecundo y rico, contra ese heredero de Calígula y de Nerón, sucesor de Torquemada y rival de Stambuloff y de Abdul Amíd, contra ese monstruo cuya supresión de la tierra es mi dicha y mi orgullo. ¡Cánovas del Castillo! ¿Es una mala acción dar muerte a un tigre cuyas garras destruyen el pecho de los hombres, cuyas mandíbulas trituran cabezas humanas? ¿Es un crimen aniquilar al reptil de mordedura mortal? Cánovas ha destruido más víctimas que cien tigres, que mil reptiles. Encarnaba la bestialidad del fanatismo religioso, de la crueldad militar, la codicia de las clases posesoras. He librado de él a España, a Europa, al mundo entero. ¡Por eso, señores, no soy un asesino, sino sólo el instrumento de la justicia infamada!â?

»Estas palabras audaces encontraron eco entonces en todo pecho en que vivía aún una chispa de dignidad humana. Hasta la prensa burguesa recibió con frialdad la noticia de la muerte de Cánovas del Castillo. Sólo algunos periódicos archirreaccionarios intentaron explotar para sus fines el gesto de Angiolillo, pero sin éxito. La impresión general fue tan poderosa que no pudo levantarse ninguna condena del hecho (â¦)

»Angiolillo fue condenado a muerte y ejecutado el 19 de agosto de 1897. Fue a la muerte con inconmovible tranquilidad. Cuando estuvo sentado en el banquillo del garrote, pronunció con voz clara y firme una palabra simbólica: ¡Germinal! En esta sola palabra recogió todo lo que había sentido su alma frente a la muerte.»*

Las lagartijas no respetan ese pedazo de piedra inerte. El Castillo maldito como lo llamaban, guarda en sus muros y en su silencio el inmenso dolor de la humanidad oprimida. Con sus últimas gotas de vida Rafael Barrett, escribió: âAcabo de llegar a España, de la cual lo primero que he visto es el Castillo de Montjuich ¡Lo echaremos abajo!â?. Una linda expresión de deseo que no se concretará nunca. En las laderas de Montjuich las lagartijas miran a los hombres estremecerse y jugarse la vida, como seguramente vieron a Raúl Carballeira, su compañero, dándose entero contra los esbirros de la autoridad.

M.S.C.

⢠    Rudolf Rocker, En La Borrasca (Años de Destierro).

Publicado en Libertad! Nº 46, ene-feb 2008.
Para solicitar nuestra publicación en formato pdf solicitarla a periodico_libertad(arroba)yahoo.com.ar
http://www.geocities.com/grupo_libertad/

Extraído de: http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/6703

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Ante las laderas de Montjuich…
17 gen 2008
Un petit apunt, aquets "espanyols" torturats son els catalans o poble de Catalunya des del segle XVII, desde finals del XIX principis del XX obrers o treballadors pero poble i Catalans majoritariament. Es el mateix un europeu alemany que un italia...les coses pel seu nom...no confonem al personal...

Abans de torturar obrers s' hi ha torturat i aniquilat milers de persones, catalans per supost...
Re: Ante las laderas de Montjuich…
17 gen 2008
sí claro, seguramente torturaron solo catalanes....

mr.indepe, la tortura no conoce nacionalidades
Re: Ante las laderas de Montjuich…
18 gen 2008
Visca Angiolillo, instrument de la justicia infamada com es va definir, defensor de la dignitat de les persones per sobre de la nacionalitat de les mateixes.

Realment alguns comentaris fan peneta quan sempre van a parar al mateix, el dit i la lluna.
Re: Ante las laderas de Montjuich…
18 gen 2008
ja està bé de rajar sempre als mateixos pel mateix no?. Només cal que surti algú amb algun comentari (no cal que sigui desagradable) insinuant o deixant clar que els catalans no som espanyols (pel motiu que sigui), per a que hi hagi algú al darrera per intentar desacreditar o ridiculitzar-lo.
Tots sabem que el fet de encara existeixin catalans no és producte de la pressio demogràfica ni de una arbitrarietat natural. Per tant és lógic que sigui tot fruit de la mobilització dels que creiem que no som espanyols, trobo que és el més normal del món que els catalans tinguem sempre una actitut activista pel que fa al reconeixemnt de la nostra identitat o cultura.
Vull dir no cal que sempre surti algú al darrera, per dir la gracieta de torn o deixar anar la típica espanyolada a manera d'insult.
Re: Ante las laderas de Montjuich…
18 gen 2008
Saps el problema. Que cada vegada que es parla d'un tema concret surten els mateixos comentaris per portar el tema a l'etern debat de si soc català o espanyol desvirtuant el tema d'inici o simplement despistant, el dit i la lluna. L'actitut de certes persones quasi d'spam amb aquest tema té molt poc tacte en molts casos i d'aquesta manera poques simpaties aconseguireu si cada vegada que es parla del tema que sigui surten els mateixos a dir que si del que s'ha de parlar és català o castellà enlloc del que s'està parlant.

Per altra banda, no veig que aquests comentaris que hem deixat el que m'antecedeix i jo tinguin res d'ofensiu ni sigui per que vinguis tu a dir que són espanyolades, concepte que em sembla bastant més ofensiu. Estic segur que fa molts més anys que tu que no m'hi sento d'espanyol, però no per això vaig matxacant tots els textos que arriben en castellà o fent el que estem fent que es parlar del que a vosaltres sembla que només us interessa parlar.

Igual que tu demanres que no surti algú a darrera per contestar al primer, pots entendre que jo us demani el mateix amb vosaltres per contextar un text que no està analitzant això?
Re: Ante las laderas de Montjuich…
19 gen 2008
t'estas confonent nen, jo no m'he queixat que aquesta vegada s'hagi insultat a ningú, m'he queixat que sempre es faci una crítica o bé una contacrítica quan surt EL TEMA. Que aquesta vegada no s'hagi insultat ningú ho trobo per altra banda una alegria.
El que per tu és el dit i la lluna és per mi una actitut proactiva amb la qüestió. Ara penso també per altra banda, que ara t'encaparris i et prenguis de manera personal lo de "típica espanyolada" ja que no era referint-me a cap dels dos comentaris anteriors, és també un altre manera de tornar a desviar EL TEMA. QWue hagi fet al·lusió a "tipica espanyolada" és perqué es innegable que també t'en trobes en altres comentaris i debats a manera de copmentari provocatiu o ofensiu. però T'explicaré l'objectiu de la meva intervenció pq crec que l'has albirat però no entés- A mi em sembla fantàstic el tipus d'intervencions que surten al pas per txorrades com aquestes de qui eren i d'on eren els afussellats. Son estúpides pq son detalls, que a més generen certa polèmica, i son "cullunudes" pq continuament ens remeten a un problema encara no ressolt "EL TEMA" i pq deixen veure una actitut d'interés i continua mobilització pel mitjà que sigui per fer present aquesta qüestió (de fet l'autor sembla fer omissió total d'aquesta qüestió) i fer pedagogia de les actituts proactives en tant en quant activisme pel "TEMA".
t'he respost tard. no sé si arribaràs a llegir-ho, m'agradaria. fins un altre
Re: Ante las laderas de Montjuich…
20 gen 2008
No soy quien te ha respondido anteriormente, sino quien ha colgado el post, extraido de una página que no se dirige exclusivamente a Catalunya, y escrito por unxs compañerxs, que como verás por su dirección electrónica, son de Argentina.
De entrada, decirte que no me considero, ni me siento, español; y que si te hablase en mi idioma materno, seguramente no podríamos comunicarnos, o por lo menos la mayoría de personas no se enterarían y reclamarían una traducción. Si para algunas personas ya es un esfuerzo escribir en castellano, igual que para otras probablemente lo sea leerlo, en mi opinión habría que tener un poquito de respeto y no llevar todas las cosas a lo mismo: EL TEMA. Este es una importante parte de la lucha, pero no la única y a veces es conveniente hablar de lo que se quiere hablar, sin necesidad de sacar a relucir el origen, porque en definitiva, lo que une a todas esas personas, no es el lugar de su nacimiento, sino su lucha contra la imposición, la dictadura, el capital, el estado, etc...
Es curioso, que en muchas ocasiones, cuando se habla de anarquismo o hablan anarquistas y no lo hacen en catalán, por razones evidentes de su orígen; siempre aparece alguien que con mejores o peores palabras cambia, o por lo menos lo intenta, el debate.
Para muchos de nosotros, llamarnos "espanyolistes", es un duro insulto, que seguramente no lo viviríamos de la misma manera si en vez de eso nos llamasen "catalanes". Pero ni tan siquiera eso. Por cuestiones de emigración familiar, pasé un tiempo de mi infancia en Catalunya, y fíjate por donde, para quienes se consideraban catalanes, yo era el "xarnego", y ni soy murciano, ni francés, ni nada por eel estilo. Con esto quiero decir que, de la misma manera que algunas personas de Catalunya me impresionaron por su lucha por la independencia, también otras me improesionaron por su capacidad para el insulto y el menosprecio por mucho que intentara en mi corta infancia, sentir cierta empatía hacia la situación de privación que entonces se vivía. Cada vez que hablemos de Catalunya, o de personas catalanas que murieron a manos del criminal invasor, ¿debemos de recordar el orígen de estos luchadores sin recordar también el orígen de quienes les insultaron?. Creo, que en este post, ese no es EL TEMA, sino que, como ahora, siempre algunas personas acabáis convirtiendo alguna posibilidad de debate o análisis o documentación, en EL TEMA.
Como decía antes, sorprende que esto ocurra en exceso cuando el anarquismo está por medio, pero sorprende también, que otros post, de información internacional como por ejemplo la bolivariana, no tengan un tratamiento parecido, y con esto no reclamo que lo tengan, sino que intento poner en evidencia cómo se desvía el tema, hacia EL TEMA.
osasuna ta askatasuna
Sindicato Sindicat