Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Uribe se aleja de una salida negociada de los rehenes y apuesta a la salida militar.
13 des 2007
Colombia sufre los impactos de la narco política.
La historia del proceso político colombiano a esta signado por la violencia, desde hace más de cincuenta años, con el asesinato del líder popular Eliécer Gaitán, se generó una gran sublevación social, que derivo en varios movimientos guerrilleros. La respuesta institucional a una sociedad dividida por la guerra, ha sido inevitablemente la estrategia militar, decenas de planes de paz se ha desarrollado, pero inevitablemente llegan a un punto muerto, la derecha Colombiana no esta dispuesta a ceder en su modelo de sociedad.

La vía para conseguir una salida a decenas de secuestrados por la FARC, fue materializada en un acuerdo con el presidente venezolano Hugo Chávez, para que este actuara de mediador, aceptado por ambas partes del conflicto, pero la misma fue suspendida, de manera unilateral por el presidente colombiano Uribe, bajos argumentos de injerencia en temas de seguridad nacional. De esa manera el mandatario colombiano, dejaba su discurso de buen vecino, apelaba a un discurso agresivo, acusando a su par venezolano, de intervensionista y anti democrático.

Porque cambió la política colombiana se preguntan varios analistas internacionales, pero la respuesta esta quien es el presidente Uribe, a que sectores representa, es alguien distinto a la política liberal de su partido, que durante varias décadas aposto a la salida armada del conflicto. En la década del 80 el actual mandatario, defendía el derecho de los hacendados a contratar paramilitares, consta en variadas comparecencia ante la prensa, aunque siempre acotaba que institucionalmente no estaba de acuerdo, una practica shespíriana âser o no serâ?, típica en su vida política.

Muchos periodistas hablan que se saco âla caretaâ?, pero la realidad es que no quisieron ver la realidad, porque sus discurso internacional aparecía como amplio y conciliador, pero mientras en Colombia, aplicaba la represión política, social y anti guerrillera por la vía armada. Por otra parte su estrecho vínculo con la administración estadounidense de Bush, en el Plan Colombia, instalando bases y participación militar, de militares de ese país, como su defensa a ultranza de los Tratados de Libre Comercio (TLC), reflejaba la verdadera imagen de un político de ultra derecha.

Nuevos elementos aportados por paracos, amplían la red de políticos liberales vinculados a los narco paramilitares.

Será que Uribe es tan puro, que no lo toca la corrupción de los senadores, diputados y funcionarios regionales, siendo la mayoría de estos del partido Liberal, su fe ciega manifestada en los militares colombianos, acusados de narcotráfico y asesinato en comunidades, tampoco le inquietan en su discurso democrático. Muchas denuncias de financiamiento de paramilitares a su campaña, han costado cárcel a políticos y una exhaustiva investigación de la Fiscalía, pero extrañamente no salpican en nada al mandatario neogranadino, algo curioso en la política de Colombia, porque hasta en EEUU el escándalo de Watergate, le costo la presidencia a Richard Nixon.

Noticias informan que âla lista de políticos colombianos investigados por vínculos con paramilitares continuó aumentando hoy al ser detenido esta noche el ex presidente del Congreso de la República, Luís Humberto Gómez Gallo, por orden de la Corte Supremaâ?. Las mismas fuentes revelan los alcances de su participación, âEl máximo órgano de Justicia determinó la existencia de documentos y testimonios que relacionan al senador Gómez Gallo con el denominado bloque Tolima de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)â?.

Pero quienes son el denominado grupo Tolima, un grupo paramilitar que fue constituido por el narcotraficante Eduardo Restrepo Victoria, alias El Socio, quien este lunes fue extraditado a Estados Unidos para ser juzgado en ese país por narcotráfico. Por otra parte las investigaciones y declaraciones de ex paramilitares revelaron que el ex presidente del Congreso colaboró en la creación del bloque Tolima.

Nuevamente la suspicacia nos lleva a preguntarnos, nadie en el gobierno de Colombia, conocía estos hechos, como funciona la seguridad del DAS, si también sus funcionarios tiene procesos abiertos. Hasta donde llegan los tentáculos de estas mafias, quien mas caerá en las investigaciones, pero el presidente Uribe sigue imperturbable, hasta ataca a Venezuela diciendo que tiene campamentos de la FARC, aquí se cumple un viejo adagio, âno mires la paja en el ojo, sin ver el tronco que tienes en el tuyo.

Que destino correrá la vida de los secuestrados en el plan de rescate de los militares.

La detención de los portadores de pruebas de vida solicitada por el mandatario venezolano, a los líderes de la FARC fueron interceptadas por la seguridad colombiana, sus portadores acusados de conspiración y terrorismo, aparte de la pruebas, venían cartas personales, que fueron abiertas y expuestas al conocimiento público.

Esto confirma que las negociaciones iban por buen camino, pero la presión de EEUU y la Oligarquía colombiana, no podían permitir una salida negociada, como abrir un verdadero diálogo a la paz.

La extraña muerte de diputados regionales, ha adquirido una versión oficial, fueron asesinados por la espalda, nada dicen en la investigación, de la presencia de mercenarios, contratado para operaciones de rescate, que varias fuentes fidedignas los acusaban de la autoría del enfrentamiento. Que fuerzas usara el gobierno colombiano para aplicar acciones de rescate, serán grupos paramilitares ahora asimilados al ejercito, serán mercenarios o directamente sus asesores estadounidenses.

La esperanza de las familias de los secuestrados ha sido defraudada, nuevamente el cinismo político has sido la respuesta, la opción militar angustia a miles de colombianos, que están hastiados de la guerra, cientos de campesinos han sido ajusticiados por los paramilitares, varios políticos y periodistas han sido ajusticiados. No hay confianza en los planes de Uribe, solo la incertidumbre de la prolongación del conflicto, además no existe ninguna condena internacional, de los países que defienden la democracia, por lo contrario un cheque abierto a su modelo democrático, de la administración Bush, parafraseando podríamos decir Dios los cría y el diablo los junta.

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa