Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral
¡obreros asesinados en Torino!
11 des 2007
En la empresa Thyssen Krupp de Torino, en la noche del jueve 6 de diciembre, un enésimo âindicente laboralâ? ha sacudido a 7 familias proletarias: 7 obreros envueltos en llamas de un incendio en la zona de tratamiento térmico para enfriar en baño de aceite las pesadas láminas de acero llevadas a temperaturas extremas. Antonio Schiavone, 36 años, con mujer y tres hijos, muere carbonizado, y de los otros 6 compañeros de trabajo envueltos en llamas, 3 mueren este 3 de diciembre, mientras que el resto queda todavía en estado avanzado de gravedad
¡Basta de morir en el trabajo!
¡Hasta cuándo con estos asesinatos legalizados!

¡Proletarios, hermanos de clase!

La empresa TyssenKrupp había ya decidido cerrar las acerías de Torino para junio 2008, pero la sed de ganancia capitalista no se satisface jamás, y la explotación de maquinarias y de obreros debe continuarse hasta el último minuto: se trabaja entonces 24h/24h divididas en tres turno. Además, frente a nuevas exigencias, los vértices de la empresa obligan a los obreros a trabajar horas extras. Los obreros muertos y gravemente heridos en el trágico turno habían hecho sus 8 horas y estaban haciendo otras 4 horas extras, nocturno además, ¡doce horas consecutivas en total!, bajo condiciones de trabajo donde ¡cada hora se vuelve masacrante! ¡Y quien se negaba a realizarlas era inmediatamente despedido!¡Y de 385 operarios, quedaban 200, los cuales debían realizar el volumen de producción que los primeros, y en muchos menos días!
Para los capitalistas, la extorsión de trabajo es la regla. Ellos explotan al máximo posible hombres y máquinas, de allí que el mantenimiento de las máquinas [y por ende la protección de la salud de los hombres y mujeres que las operan] cuando no brilla por su ausencia es por lo menos defectuosa. No existe âincidente laboralâ? que no ponga a la luz del día la falta de medidas de seguridad, y el escaso y superficial â y, por lo tanto, poco costoso â mantenimiento de máquinas y las condiciones de seguridad e higienes laborales.
Como de costumbre, frente a la centena de muertes del trabajo, que cada año caracteriza la carrera por más beneficios capitalistas, baja rápidamente una cortina de silencio por parte de todos, medios y autoridades sobre todo; tratándose de la responsabilidad de los vértices empresariales, cuyos juicios prescriben o se pierden en el tiempo. Se entiende que, frente a las muertes laborales debido a condiciones de trabajo desastrosas, los altos señores institucionales y políticos sienten la necesidad de decir algunas palabras que puedan calmar a las multitudes enlutadas, que muestren preocupación y sensibilidad hacia las condiciones de trabajo de los obreros: ¡la seguridad laboral es una prioridad!, ¡las leyes deben ser respetadas! ¡los controles deben funcionar¡ para luego terminar la letanía con la habitual amonestación: ¡los obreros debieran estar menos distraidos!

¡Proletarios, hermanos de clase!

Para obligar a los capitalistas a aplicar las medidas de seguridad en el puesto de trabajo, a procurar el mantenimiento sistemático de las máquinas y herramientas, primero hay que desechar los métodos y procedimientos que los personas nombradas oficialmente o los sindicalistas colaboracionistas han utilizado hasta hoy. La única manera es de luchar duramente, ya que se lucha no sólo por el salario, sino también para salvar la vida, ¡cada vez que suceda aunque sea un pequeño incidente!
Es hora de terminar con las visitas a las oficinas e intituciones encargadas de los accidentes que jamás han resuelto nada a favor del mejoramiento de las condiciones de trabajo de los obreros. Los incidentes en el trabajo aumentan cada año. ¡Esto es una verdadera guerra!, y lo dicen los mismos cagatintas burgueses.
Obreros que no temen trabajar 12 horas consecutivas, a altísimas temperaturas, que se someten a esfuerzos inhumanos tanto musculares como nerviosos, y que siempre âse las arreglanâ?, día a día para llegar a casa exhaustos, deben abrir los ojos con respecto a las consecuencias derivadas de una forma de trabajar que no permite alternativas: o se trabaja o se muere reventado, ¡y si no se trabaja, se muere de hambre o de frío!
La extorsión de trabajo por parte de los capitalistas es todavía mas fuerte y pesado cuando además los trabajadores viven divididos y desorientados hasta en las mismas luchas. Los ahorros que los capitalistas hacen sobre los salarios y puestos de trabajo, y que debieran aumentar para evitar precisamente estos accidentes en las empresas y fábricas, ahorros convalidados por los acuerdos sostenidos entre sindicatos colaboracionistas y que han aprobado la obligación contractual de realizar las horas extras. Estas extorsiones, estos ahorros de los capitalistas se hacen todavía más fuertes y pesados en la medida en que los obreros siguen delegando la defensa de sus propias condiciones salariales y laborales a las orientaciones y decisiones de estos sindicatos colaboracionistas.

¡OBREROS Y OBRERAS, REBÃLENSE!
No se puede seguir muriendo, o vivir mutilados o inválidos, a la sola gloria de los capitalistas y sus ganancias! Hay que encargarse por sí mismos de las luchas, organizarse en asambleas en las que se discuta exclusivamente de la defensa de las condiciones de vida y de trabajo obreras! A cada incidente laboral, huelga inmediata hasta tanto no se resuelvan las causas de estos incidentes! Y si alguien muere en el puesto de trabajo, huelga general inmediata! Cuando un obrero pierde la vida por culpa de los capitalistas, todos los capitalistas son responsables, entonces la huelga debe golpearlos a todos!

Partido Comunista Internacional 8 de diciembre de 2007.
Correspondencia: Ed. Programme, 3 rue Basse Combalot 69007 Lyon FRANCE
Mira també:
http://tv.repubblica.it/home_page.php?playmode=player&cont_id=15195

This work is in the public domain
Colera camping CNT