Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: un altre món és aquí : antifeixisme : amèrica llatina : mitjans i manipulació
Un pueblo bajo el fuego
30 nov 2007
Venezuela, cuyo pueblo heredó de Bolívar ideas que trascienden su época, enfrenta hoy la tiranía mundial mil veces más poderosa que la fuerza colonial de España sumada a la de la República recién nacida de los Estados Unidos, que a través de Monroe proclamó el derecho a la riqueza natural del continente y al sudor de sus pueblos...
venezuela1.jpg
Un pueblo bajo el fuego



Venezuela, cuyo pueblo heredó de Bolívar ideas que trascienden su época, enfrenta hoy la tiranía mundial mil veces más poderosa que la fuerza colonial de España sumada a la de la República recién nacida de los Estados Unidos, que a través de Monroe proclamó el derecho a la riqueza natural del continente y al sudor de sus pueblos.
Martí denunció el brutal sistema y lo calificó de monstruo, en cuyas entrañas vivió. Su espíritu internacionalista brilló como nunca cuando, en carta inconclusa por su muerte en combate, develó públicamente el objetivo de su incesante batallar: "...ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber âpuesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarloâ de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América..."
No en vano, en un sencillo verso, expresó: "Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar". Más tarde proclamó con frase lapidaria: "Patria es humanidad". El Apóstol de nuestra independencia escribió un día: "Deme Venezuela en qué servirla: ella tiene en mí un hijo".
Los medios más sofisticados desarrollados por la tecnología, utilizados para matar seres humanos y someter a los pueblos o exterminarlos; la siembra masiva de reflejos condicionados en la mente; el consumismo y todos los recursos disponibles, se emplean hoy contra los venezolanos, pretendiendo hacer trizas las ideas de Bolívar y Martí.
El imperio ha creado las condiciones propicias para la violencia y los conflictos internos. Con Chávez hablé muy seriamente en su última visita el pasado 21 de noviembre sobre los riesgos de magnicidio a los que estaba exponiéndose constantemente en vehículos descubiertos. Lo hice a partir de mi experiencia como combatiente entrenado en el uso de la mirilla telescópica y el fusil automático y a la vez, después del triunfo, como blanco de planes de atentados directamente ordenados o inducidos por casi todas las administraciones de los Estados Unidos desde 1959.
El gobierno irresponsable del imperio no se detiene un minuto a pensar que un magnicidio o una guerra civil en Venezuela, por sus enormes reservas de hidrocarburos, harían estallar la economía mundial globalizada. Tales circunstancias no tienen precedente en la historia del hombre.
Cuba, en la fase más dura a que nos condujo la desaparición de la URSS y el recrudecimiento del bloqueo económico de los Estados Unidos, desarrolló estrechos vínculos con el gobierno bolivariano de Venezuela. El intercambio de bienes y servicios, de casi cero, se elevó a más de 7 000 millones de dólares anuales, con grandes beneficios económicos y sociales para ambos pueblos. De allí recibimos en la actualidad el suministro fundamental de combustible que consume el país, muy difícil de adquirir en otras fuentes dada la escasez de crudos ligeros, la insuficiente capacidad de refinación, el poder de Estados Unidos y las guerras que ha desatado para apropiarse de las reservas de petróleo y gas en el mundo.
A los elevados precios de la energía añádanse los de los alimentos, determinados por la política imperial de convertirlos en combustible para los voraces automóviles de Estados Unidos y otros países industrializados.
No bastaría el triunfo del Sí el 2 de diciembre. Las semanas y meses posteriores a esa fecha pueden llegar a ser sumamente duros para muchos pueblos, entre ellos el de Cuba, si es que antes las aventuras del imperio no conducen al planeta a una guerra atómica, como han confesado sus propios jefes.
Nuestros compatriotas pueden estar seguros de que he tenido tiempo para pensar y meditar mucho sobre estos problemas.

Fidel Castro Ruz

Noviembre 29 del 2007

8 y 12 p.m.






Chávez en la mira de la CIA

Miguel Lozano

Caracas, 30 nov (PL) Quienes dudan de la veracidad de la denuncia de que el presidente Hugo Chávez estuvo en la mira de un francotirador durante su campaña por el referendo deberían hoy leer âEl mérito es estar vivoâ?.
La referencia de trazas de láser recorriendo el cuerpo de Chávez, similar a una escena sacada de un filme de acción o espionaje, encaja perfectamente con hechos de la vida real narrada en ese libro del periodista cubano Luis Báez.
âEl mérito es estar vivoâ? (Editorial Prensa Latina) incluye entrevistas a agentes cubanos y estadounidenses relacionados con los más de 600 planes para matar al presidente cubano, Fidel Castro, con el uso desde francotiradores hasta venenos.
Hoy se sabe que el asesinato de Fidel Castro se incluyó en los planes de acciones encubiertas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) desde marzo de 1960, cuando gobernaba Dwight D. Eisenhower.
Los investigadores aseguran, sin embargo, que el primer intento de matarlo se neutralizó el 28 de diciembre de 1958, cuando fue detenido en la Sierra Maestra el agente del FBI Allen Robert Nye.
Su encomienda era disparar contra el líder revolucionario con un fusil Remington 30.06 con mirilla telescópica (todavía no existían los sistemas de láser).
En 1958 llegó a Cuba el agente de la CIA Frank Sturgis con un cargamento de armas para el Ejército Rebelde. Años después confesó que su verdadera misión era matar a Fidel.
Las acciones incluyeron el intento de utilizar a la mafia estadounidense, para lo cual se contrato en 1960 al mafioso Walter Martino, quien debía colocar una bomba en una tribuna donde hablaría en un viaje a Nueva York.
En 1971 la CIA lo tuvo en la mira con un arma oculta en una cámara de televisión en Santiago de Chile. En el último minuto el potencial asesino no se atrevió a disparar, una de las hipótesis ahora existentes en el caso de las trazas de láser sobre Chávez.
El libro, expuesto en la pasada Feria del Libro de Venezuela, incluye materiales de la prensa norteamericana y de los órganos cubanos de Seguridad, así como entrevistas a agentes de la CIA.
La acogida que tuvo la obra fue sustentada en la actualidad sobresaliente del tema en Venezuela, donde las autoridades han denunciado la existencia de planes magnicidas.
En un contexto de hostilidad en el cual Estados Unidos parece estar repitiendo el esquema de errores aplicado desde 1959 contra Cuba, âEl mérito es estar vivoâ? viene a demostrar documentadamente que las alertas de magnicidio tienen fundamentos.
La lectura de este libro puede resultar entonces revelador para quienes estiman que las denuncias sobre el intento de asesinar al presidente Chávez son una maniobra diversionista.
Es imposible âha dicho Fidel Castro- apartarse de la impresión de que el imperio y la oligarquía se esmeran por conducir a Chávez a un callejón sin salida, poniéndolo fácilmente al alcance de un disparo.
Hechos que sustentan esa impresión pueden leerse en âEl mérito es estar vivoâ?


http://www.prensalatina.com.mx/article.asp?ID={A8605530-D51E-4CFC-9E79-FCB260C20303}&language=ES
4386.jpg
9.jpg

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Un pueblo bajo el fuego
01 des 2007
SÃ?,SÃ?, SÃ? !
Que es preparen els antichavistes a dir que si tongo, que si trampes...hi ha Observadors Internacionals de 39 Paissos controlant les votacions, per tant no colará la seva intoxicació.
SÃ?, SÃ?, SÃ? !

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more