Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
La lucha por defender la naturaleza ante la voracidad del capital
26 nov 2007
La necesidad de de defender los pulmones de la humanidad.
La voracidad de las trasnacionales no repara en el daño ecológico, en el efecto invernadero, como en la destrucción del ecosistema, en aras de preservar la existencia misma de la humanidad. Se vuelve imperioso salvar las 5 millones de hectáreas del mayor paraíso natural de selva, el Amazonas, gran parte ubicada en el territorio venezolano.

Antecedentes:
Hacia el sur de nuestro territorio, después del río Orinoco, quedan el 80 % de las áreas naturales de Venezuela como Bosques tropicales húmedos, pero solo queda una cuenca hidrográfica hasta la fecha no tocada, no deforestada o no intervenida, que la ubica como la más virgen y natural de toda la América.

¿Que pasó en los gobiernos anteriores?

En el año 62 bajo el gobierno de la cuarta república cuyo presidente era Raúl Leoni, por su enorme ignorancia, cuando se conocía muy poco sobre la importancia ecológica de los Bosques Tropicales Húmedos (BTH) que incluye su valor hidrográfico, su alta biodiversidad y hasta su íntima relación con el clima continental y hasta planetario, solo hacía peso; el profundo interés económico-monetario:

Estos Gobiernos, nada más veían en los bosques naturales del sur de Venezuela, solamente la madera que podían explotar y vender. Así se decretaron las zonas de explotación maderera denominadas "Reservas Forestales" por casi todo el país.

Esa figura legal permitió a la larga una gigantesca extracción de madera sobre los bosques naturales, que bajo estos decretos originó la desaparición de enormes extensiones de bosque natural, en el norte del país, para satisfacer las hordas madereras, que nunca les interesó la recuperación y el repoblamiento sobre todo en las Reservas Forestales de Turén, San Camilo, Río Tocuyo, Ticoporo, Socopó, Caparo y otras.

La amenaza latente en 45 años

En el gobierno de Raúl Leoni, también se decretó 4 extensas áreas destinadas a esta actividad de explotación forestal al sur del Río Orinoco, que por sus grandes dimensiones representan el 91 % del total de superficie de Reservas Forestales de todo el país, en los estados Bolívar y para ese entonces Territorio Federal Amazonas:
Así en la cuarta república, se crearon la reserva forestal de Imataca con 3.640.899 has, la Paragua con 782.000 has, Caura con 5.134.000 has y Sipapo con 1.215.500 has, que suman casi 11 millones de hectáreas de valioso Bosques Tropical Húmedo, que están directamente amenazados por la deforestación.

La destrucción en reservas forestales

Como la explotación maderera comenzó por el norte, Las Tasas de Deforestación del bosque natural venezolano, por ejemplo durante la década del los 70 registraban valores de 245.000 has/año, para alcanzar, en la década de los 80, hasta 600.000 has/año aún sin haber tocado con impacto esta zona sur del territorio.

Se evidencia la enorme deforestación que por la minería se presentaba en la Reserva forestal "la Paragua", un área clave a nivel hidrográfico, pues el escurrimiento superficial de agua favorecido en su regulación, por los Bosques Tropicales Húmedos de esta zona, que directamente drena hacia el Río Paragua, que en su ultimo tramo por registro, resalta que es el que alimenta de agua principalmente al embalse del Gurí.

La experiencia lamentable de imataca

Sin embargo en los últimos años una intensa intervención maderera en el norte del país la Reserva Forestal de Imataca y una agresiva destrucción del bosque natural con la minería de oro, en el centro y sur del país, obligó a legalizar un reglamento de uso y plan de ordenamiento, lamentablemente fue la destrucción, de esta Reserva Forestal motivado por la ambición y tendencia explotadora de la naturaleza de la cuarta república.

La actual amenaza

¿Que esta pasando? La Propuesta del Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso de la Reserva Forestal El Caura, Según el Ministerio del ambiente MINAMB.

Según declaraciones se encuentra en su fase final, desde que se inició en noviembre del 2006 se inicio una discusión entre instituciones públicas y se ha elaborado un anteproyecto propuesto a discusión en la Asamblea Nacional sobre el potencial minero en la Reserva Forestal del Caura.

Según el MINAMB este plan tiene siete zonas de ordenamiento, que incluyen zonas de manejo forestal con limitaciones y una zona de manejo especial agroforestal y determina que los usos permitidos para la Reserva Forestal del Caura se limitan al forestal, tradicional, eco turístico, servicios, científico y de seguridad
Esta figura de reserva forestal, que permite la explotación maderera y hasta minera, se consolida legalmente para su uso específico en esta cuenca cubierta de selva virgen, cuando en las legítimas consultas públicas, que establece la ley, se elabore su especifico reglamento de uso.

La propuesta:

Solo quedan no intervenidas la Reservas Forestales del Caura y Sipapo, esta última sobre zonas indígenas Piaroas en el estado de Amazonas.

El maravilloso río Caura y el paraíso natural que representa, esta pidiendo a gritos su defensa y protección. El primer paso es quitarle ese estigma de segura destrucción, que le confiere el hecho de que toda la extensión de su cuenca, esta decretada desde los adecos como Reserva Forestal, por lo tanto es urgente en vez de una consulta pública, para fortalecer esta absurda figura es conveniente el cambio de figura. El rescate de la Vida que emprendió este proceso revolucionario es ahora, y su trascendental objetivo deberá cambiar esa figura de Reserva Forestal impuesta por la cuarta república, por una que realmente proteja su actual condición de no ser tocada e intervenida, por PARQUE NACIONAL EL CAURA.

Esta es la única figura legal, de rango constitucional, señalada en la Constitución Bolivariana de Venezuela, que podría proteger con mayor consistencia esta zona natural.
Las razones y argumentos para exigir el Parque Nacional El Caura :
La mayoría de los bosques y ríos del CAURA están vírgenes o muy conservados por las comunidades indígenas locales de varias etnias incluyendo YE´KUANA, JOTY y unos interesantes grupos étnicos parientes de los Yanomami, como son los SANEM�, Estas comunidades indígenas poseen muy poca o mínima transculturización y están luchando solos, ante la posibilidad de que sean invadidos sus territorios, sobre todo por hordas mineras.

El Parque Nacional dignificaría a las comunidades indígenas de la cuenca, que no serán sometidas a más invasiones externas, como las que comenzaron en nuestra tierra hace 500 años.
Solamente hay que tomar como referencia el estado de las comunidades indígenas pemonas del Parque Nacional Canaima y compararla con la lamentable situación que presentan las otras comunidades de la misma etnia, ubicadas en sus alrededores, hacia la cuenca del río Cuyuni y en la zona protectora sur del estado Bolívar, donde se ha cambiado su ancestral modelo de vida rodeados de injusticias y todo tipo de abusos, haciéndolas perder todos sus derechos originales a vivir en sus propias tierras totalmente ahora invadidas de mineros y madereros.

Muchos ignoran que si no fuese por estas extensas zonas boscosas del Caura, no se cargarían significativamente con una gran cantidad de agua, las masas de aire, que la atraviesan, para luego producir las importantes lluvias en el centro y norte de Venezuela: Este peculiar proceso de alta evapo-transpiración en estos Bosques Tropicales como los del Caura, pueden entregar hasta más de 1200 lts de agua por cada metro2. Estamos haciendo referencia a casi 5 millones de hectáreas intactas, de este vital tipo de bosque, de un inestimable valor ecológico, pero que influye directamente en las lluvias de los llanos centrales y su gran producción agrícola.

Alta biodiversidad:
Este paraíso natural de más de 5 millones de hectáreas, hay bosques vírgenes con más de 2.700 especies de plantas, 475 de aves, 168 de mamíferos, 23 de reptiles, y varios centenares de peces, muchos de ellos únicos en ese lugar con respecto a todo el planeta. Solamente la expedición Aquarap, con científicos venezolanos e internacionales que recorrieron el Caura desde el 2000, detectó más de 10 nuevas especies de peces y camarones endémicos.

El Ministerio del Ambiente (Minamb), âdio a conocer la importancia de la Cuenca del río Caura como área estratégica de conservación dejando entrever que desde el alto gobierno se estaría analizando la posibilidad de cambiar la figura jurídica de la Reserva Forestal del Caura por una más restrictivaâ?

Nuestro hermoso territorio junto a nuestra integridad territorial y soberana, debe protegerse ya, ante intereses mezquinos equivocados y antipatriotas, pues sería triste que los venezolanos de hoy. Nos lamentemos en un inmediato futuro, que hayamos perdido y para siempre, la gran reserva natural amazónica.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more