Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
Entrevista con Manu Chau
16 nov 2007
"Tuve la suerte en la vida que mi pasión por la música, fuera mi trabajo"
Conversando con Manu Chao
Colaboracion para Barometro Internacional
A Manu Chao (José Manuel Tomás Arturo Chao, París 1961) sólo lo habíamos escuchado en discos y -desde lejos- habíamos constatado el creciente fervor con que una nueva generación de jóvenes rebeldes y anticapitalistas le adoptaron como uno de sus intérpretes favoritos. Por sus textos rebeldes, críticos, inconformistas y consecuentes con las luchas de los excluidos y pobres de este mundo, con los okupas de los ghettos europeos, con los africanos clandestinos que buscan trabajo, con los indígenas mexicanos, o solidarios con Cuba y Bolivia. A todos Manu les ha cantado y apoyado con sus conciertos, e incluso con proyectos sociales concretos.

Después de la actuación en Estocolmo, el pasado 16 de octubre Manu Chao estuvo en Malmö con su grupo Radio Bemba Sound System donde ofreció un generoso concierto para un público de más de tres mil personas de todas las edades. Allí pudo Liberación conversar con él , después de una impresionante actuación, donde ni él ni sus músicos se ahorraron de darle al público su incansable energía, tocando un interminable bis final de más de media hora.

Después tuvo tiempo Manu para quedarse en Baltiska Hallen a compartir con jóvenes que lo esperaban, entre ellos un de grupo boliviano de visita en Escandinavia a quienes les pidió que no dejen de apoyar el cambio en su país y a Evo Morales; tomarse unas cervezas y conversar con quienes quisieron hacerlo mezclándose sin poses de divo como uno más de los que allí estábamos.

De padre gallego y madre vasca exiliados del franquismo en Francia, Manu creció junto a sus hermanos en Sevrés, al oeste de París. Su padre es el conocido periodista y escritor. Ramón Chao, uno de los que asiduamente colabora con Le Monde Diplomatique que dirige su amigo Ignacio Ramonet.

En 1987 Manu Chao, su hermano Tonio y su primo Santi Cassariego crearon el grupo Mano Negra que se hizo conocido internacionalmente con el tema "Mala vida", llegando a grabar cuatro discos. En 1994 Manu Chao comienza su carrera como solista, con textos llamativamente críticos y una música que sonaba con influencias del rock, la chanson francesa, la salsa, reggae, ska y räi argentino.

Manu dice que componer una canción no lo decide uno, "es como las ganas de mear, no lo decides tú. La canción nace y yo cojo el boli y escribo. Me sale así y cuando me sale lo único que tengo que hacer es tener un boli y un papel para no olvidarme; porque si lo dejas para el día siguiente, la canción ya voló, a veces es bonito hasta dejarlas volar."

Su pegada a nivel mundial fue en 1998, con el disco "Clandestino", después vinieron entre otros "Próxima Estación, Esperanza" (2001), "Radio Bemba Sound System" (2002) y su último "La Radiolina" (2007). A pedido del cineasta bosnio, Emir Kusturika, Mano compuso una canción sobre Maradona para un film sobre el futbolista argentino, que se incluyó en el disco.

En éste hay también otro tema que tituló "Y ahora ¿qué?" y en el que Manu Chao se interroga hacia dónde vamos y qué hacer: "Porque estamos en una carrera entre un sistema que se ha vuelto loco y el instinto de conservación de los humanos. Por eso el movimiento (antiglobalización o altermundista), atrae a gente tan diversa. Vas a una maní y están desde las abuelitas con sus nietos, hasta los del Black Block, dispuestos a enfrentarse a la violencia de los polis.

No tengo respuestas, sé actuar en el día a día, pero ignoro como dirigir toda la energía para ser eficaz y útil al movimiento. Así canta: Y cada día lucho para no decaer, / cada día me espanto de tanto rebuscar.", dice Manu.
Aquí entonces lo que Manu Chao, nos dijo.

¿Desde que comenzaste tu carrera habías venido antes a Suecia?

Con "Mano Negra". Como Manu Chao, lo que hubo fue una actuación reciente, que hice en agosto en un festival de rock en Gotemburgo, donde tocamos apenas una horita. Y allí se produjo, un encuentro muy lindo con el público. Y creo que en ese concierto, se cocinó algo, que fue lo que posibilitó estos dos conciertos de ahora en Estocolmo y Malmö.

Sé que no te gusta verte como emblema o una especie de líder rebelde de los jóvenes y otros no tan jóvenes que participan de las luchas en los movimientos antiglobalización capitalista; pero la vida te jodió, porque la gente te ve así. ¿Qué pensás de eso?

Bueno que vamos hacer, estamos en eso. De todo ese movimiento que está por el mundo y que no sé como lo llamaría; de gente, de miles y miles, de millones de personas que está intentando dejar un futuro más aceptable para nuestros hijos y nietos. Así lo llamaría a ese movimiento que creo importante y que deseo que siga siendo súper horizontal, porque si se transforma en vertical ¡ya nos jodimos! y ese tema me preocupa un poco.

Pero volviendo a lo del público, a mí lo que me gusta en cualquier lugar del mundo donde vamos a tocar, y aquí un poco es lo mismo, de que es un público muy variado en edades, cultura, en intereses. Si de la gente que vino hoy a este concierto, al final salió con más deseos de participar en manifestaciones que hay por ahí, pues eso es positivo.

Manu, cuando ya has llegado a los 46 años y tu vida y carrera han transcurrido tan rápidas ¿Te sentís con el mismo ánimo e ímpetu para crear como al principio o ya te estás frenando un poco?

No, por ahora no. Si hablamos de creación, me siento mejor que nunca, con más experiencia y la inspiración está. Me encanta escribir canciones, y a veces escribo tres en un día, otras no escribo ninguna en tres meses.

No me preocupo, me siento más maduro, en el buen sentido de la palabra, pero también estoy muy consciente que eso a lo mejor un día se acabará, por que es así, la vida son ciclos. Y este ciclo mío con la música, se está alargando un rato, pero me siento bien en eso.

Ya llegará y estoy supermentalizado en eso, no me lo tomo como una derrota. Será al fin una apertura para poder hacer otras cosas. La música para mí ha sido una pasión de adolescencia y lo sigue siendo, pero al mismo tiempo tuve la suerte increíble en la vida de que mi pasión fuera mi trabajo. Y lo asumo perfectamente, de que ha sido un lujo y en eso estamos. Todo lo que es pasional es un poco tiránico a la vez, porque esa pasión no me deja tiempo para otras cosas…

¿De toda tu obra, de todo lo hecho, qué es lo que todavía no has podido y te gustaría hacer?

Hay muchas cosas, y también en el ámbito de la música que quisiera hacer, pero no tendré tiempo en esta vida. Por eso en mi manera de vivir he cambiado un poco el "chips" y vivo lo más posible el día a día. Y las cosas que tengo que hacer, pues hago sólo aquellas que me vienen de un modo natural e intento no planificar demasiado a mediano o a largo plazo.

Porque si no empieza lo cruel de decir "voy a hacer esto y esto", lo que quiere decir que me voy a privar de hacer otras y eso es terriblemente malo. Entonces viviendo un poco más a corto plazo, evito tener esa confrontación, sé que no haré todo lo que quiero hacer, entonces intento trabajar más con la casualidad.

Y como tú sabes algunas cosas se presentan como más difíciles de resolver y se te amontonan problemas, otras que parecían más problemáticas se te ponen un poco más fáciles, y vas navegando un poco a vista. Y por ultimo en el mundo que vivimos hoy ¿cómo vas a poder saber lo que va a ser de tu vida dentro de dos años?

Yo sé que para otros la vida es mucho más difícil que la mía porque tienen tres o cuatro hijos y por fuerza deben planificar su vida. Pero en el mundo de hoy me parece absolutamente surrealista, poder poner una fecha y decir "en noviembre del 2009 estaré aquí o allá" porque no sabré donde estará el mundo para esa fecha. Fíjate que el camino que va tomando este mundo, va en sentido contrario al que tendría que ser.

Todos los logros sociales, por ejemplo que hubo en Europa por las luchas obreras, eso no se ha extendido al resto del mundo, y ahí mismo esas conquistas se están perdiendo. Y hoy vamos al contrario de lo que tendría que ser, y eso me preocupa. Y la gente que planifica desde el consumismo, comprando cosas, no entiende que hoy en día cualquier cosa que te venden está planificada para que funcione no más de dos años. Hace treinta años atrás se compraba una lavadora o un refrigerador para que durara 20 o 30 años.

¿Y qué otra cosa quiere ser Manu Chao aparte de lo que ya es?

Me gustaría ser médico, estudiar por ejemplo quiropráctica, eso me encanta. Lo voy aprendiendo de manera empírica, pero necesitaría meterme en eso dos o tres añitos a mil. Pues, cuando no haya más inspiración musical, que un día supongo que llegará o no; entonces cuando eso pase, espero poder dedicarme a ser curandero.

¿Por qué es tan importante para tí América Latina, teniendo en cuenta, que fuiste un muchacho que se crió entre Francia y España?

De América Latina me seduce todo, no sé explicarlo racionalmente. Me ha enseñado muchas cosas, porque hay un trato especial entre la gente. Yo no viví las luchas de los 60 y 70, era muy pequeño entonces. Mis padres vivían en Francia, y provienen de Galicia y el País Vasco y de las luchas contra el franquismo, era niño y no entendía mucho de esas cosas.

Pero bueno, después llegó la época de todas las dictaduras militares en Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Bolivia, mucha gente estaba exiliada en París, se reunían en casa de mis padres y uno sabía muy bien de lo que hablaban y seguramente eso habrá influenciado algo en mí.

No te voy a decir que yo entendía muy bien de esas cosas, yo estaba en otra. Pero ese background seguro que estaba ya ahí, entonces te diría, que primero la conciencia social fue en Francia, las manifestaciones de finales de los setenta en París de la juventud francesa que comenzamos a salir a la calle por los derechos de la educación y por otras cosas que ocurrieron en esa época.

Ahí se creó en mí una cierta cultura de la manifestación. Y después gracias a Mano Negra, tuve la suerte de empezar a viajar, creo que llegué por primera vez a América Latina si no recuerdo mal en 1988, a Perú.

¿Y no te desilusionaste con lo que viste, al tomar contacto con aquella realidad, ya no tan romantizada?

Al contrario. Si bien yo no sabía que esperarme, y tenía una curiosidad inmensa, no había ninguna exactitud sobre lo que iba a encantarme allí. Y bueno, la realidad me llegó directamente, desde el mismo aeropuerto a Lima, porque ya veías otra realidad social. Pasabas por lugares donde te decías, "aquí está la cosa chunga".

Llegamos en una época tensa, con lo de Sendero Luminoso, y también al Cuzco que esa es también la otra parte de América, la de la cultura andina muy fuerte, de ahí a Ecuador donde fue un encuentro muy lindo con Quito con Guayaquil. Dos ambientes muy diferentes, el monte, la costa, que son como dos países, en un mismo país, el campo y la ciudad, que son dos Américas Latinas super diferentes entre sí. A veces se habla, de diferentes países en América Latina, con todo respeto con lo poco que sé del continente, considero que la frontera es la que hay entre la ciudad y el campo, y en eso yo veo la gran frontera que existe.
¿En tus canciones, se ven tus viajes y parecería que para tí no existen fronteras?

Evidentemente están, son las fronteras de la sangre. Esas fronteras políticas, donde hace falta un pasaporte -yo tengo la suerte de tenerlo- que para mí resultan más fáciles de pasar que para otros. Porque para muchos existen más y de una manera muy cruel, eso está clarísimo.

Se están cumpliendo 40 años del asesinato del Che en Bolivia. Tú no perteneciste a nuestra generación, que vivió esa muerte y esa derrota. ¿Qué es para tí el Che?

Yo he crecido con una foto del Che en el comedor de la casa de mis padres. Y para mí desde niño el Che es como parte de mi familia. Siempre fue como la foto del tío Che, porque he crecido con su imagen, que me es un personaje familiar y con una mirada tan serena. Y después de todo los años pasados, del mito y todo eso, de lo que puede haber sido su vida -de la que yo no sé ni la mitad- sencillamente para mí él es una persona muy digna.

Nota: Publicado en semanario Liberación de Suecia

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Entrevista con Manu Chau
17 nov 2007
Me encantaría conocer el posicionamiento de Manu Chau en referencia a la SGAE, el caso Frikipedia, el caso Alasbarricadas...

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona