Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
La lucha por el control del petroleo y el agua potable
16 nov 2007
Las relaciones internacionales bajo la presión geopolítica militar de EEUU.
La humanidad sufre las consecuencias de una política irracional militarista, las relaciones internacionales se rigen por la conquista de un mundo unipolar, siendo el gobierno estadounidense de George Bush, la punta de lanza del imperialismo más voraz, que no contempla la supervivencia del planeta, en aras de engrosar la ganancias millonarias, de las empresas trasnacionales y sus socios los países industrializados.

La raíces de la formas de explotación del imperialismo.

La dominación de los pueblos por imperios ha sido una constante, en el proceso histórico de la humanidad, la lucha por los mercados económicos y la dominación de los pueblos vecinos, se arrastra desde Egipto, Grecia, Persia en los primeros siglos de la sociedad humana.

Posteriormente sustituidos por el imperio Romano, las invasiones musulmanas, el imperio otomano, por señalar las mas importantes, pero luego tomo otro cariz con el desarrollo de la revolución industrial, que dio el surgimiento de la revolución burguesa y las formas capitalista de producción.

Estos avances del conocimiento no redundaron en mejoras para la sociedad, por el contrario crearon las bases de un nueva explotación, exigidas por el avance de la producción en serie, en grandes fabricas que derivaron en masas de trabajadores, con extensas y mortales horas de trabajo. Donde el hombre se convirtió en esclavo de hombre.

El imperialismo en la doctrina geopolítica estadounidense

El uso de las intervenciones armadas en el mundo, han sido sustentadas en la defensa del âmodelo democrático burguésâ?, en defensa de la libertad de mercado, en la explotación de los trabajadores y en las naciones del mundo que aportan sus materias primas. El concepto de âdesarrolloâ? utilizado por los países industrializados, son una quimera para los países subdesarrollados, similar a âlos espejitos que cambiaban los españoles a los indios, en su devastación del Nuevo Continenteâ?, cambiar ilusiones por los recursos de los países pobres del mundo.

Hoy las relaciones internacionales se rigen por las presiones imperialistas, siendo Estados Unidos el gendarme del mundo, apoyado o presionando a sus socios industrializados, estos últimos ostentan su pasado imperialista, ya que explotaron, destruyeron y esclavizaron a Asia, �frica y América entre los siglos XV y el IXX, dejando culturas desparecidas, millones de muertes, bajo el legado del desarrollo capitalista.

Como se refleja hoy esta situación en el mundo

Luego de la primera y segunda guerra mundial por el control del mundo y sus materias primas, donde EEUU logró imponer su supremacía a través del control de armas atómicas, solo frenado por la URSS también derivado en una potencia atómica, en los que se llamo la guerra fría. Pero la desaparición del modelo âsocialista realâ?, producto de sus propias desviaciones capitalistas, dejo libres la manos al imperialismo estadounidense, para gritar el fracaso del socialismo y el fin de la lucha de clases.

El nuevo marco geopolítico en el mundo desde 1990 varió radicalmente, las intervenciones militares estadounidense en varios países de América Latina en el siglo XX, en Cuba, México, Centroamérica, como otros países del área, como los fracasos militares en Corea y Viet Nam, vislumbraban las ambiciones del imperio estadounidense de poseer los recursos económicos del mundo. Solo frenados por un âequilibrio nuclearâ? con la desaparecida URSS, libre de estas ataduras internacionales, comienza la fase imperialista más agresiva.

Las intervenciones en Afganistán, Irak y el posible ataque a Irán.

El manejo de la mentira, ha sido un arma predilecta de la administración Bush, para encubrir los verdaderos objetivos sus intervenciones militares, en Afganistán contra el gobierno de los talibanes, que predicaban un terrorismo musulman, en apoyo a Osama Ben Ladem, socios de la familia Bush en la guerra contra la intervención soviética en la década de los 80, ahora devenidos en enemigos de EEUU. Pero el verdadero motivo de esta acción eran las grandes reservas de petróleo y gas, existentes en las ex repúblicas soviéticas de área, el control de esta nación le permitiría construir un gasoducto, para extraer y controlar las inmensas reservas del oro negro y sus derivados.

De igual manera ocurrió en Irak bajo la égida de que Hussein era un terrorista, que almacenaba armas químicas para futuras agresiones internacionales, el gobierno de Bush violó los principios de la ONU, en una acción unilateral, invadió militarme esta nación, junto a Inglaterra y la España del gobierno de Aznar, con un costo de miles de muertos, probando sus arsenales de bombas y sus armas químicas, violando también el uso de armas prohibidas en acuerdos internacionales. Las armas químicas en Irak nunca aparecieron, esto ya se sabía antes de la intervención, porque la ONU había informado que no había ninguna constancia de su existencia.

En ambas intervenciones el objetivo real obtener el control del petróleo y sus derivados, en el Medio Oriente y el sudeste asiático, bajo esa misma óptica imperialista, se esta armando la matriz un ataque a Irán, el argumento âse esta creando arma atómicasâ?, hecho desmentido por la ONU y su Agencia para el control de la energía atómica. Pero la administración Bush crea su propia âmentiraâ?, hasta la posibilidad de una acción unilateral, con sus socios imperialistas Inglaterra y ahora Francia, contra el peligro de los ayatolas y sus armas nucleares.

La campaña sistemática de EEUU contra Irán es el reflejo, de la voracidad del imperialismo, que busca sistemáticamente el control del mundo, de sus recursos energéticos, como el control financiero del mundo, para buscar una salida a su crisis interna. Como son la devaluación del dólar ante el Euro, como son los cambios graves accionarios de sus empresas, que ha llevado a la fusión o cierre de poderosas empresas. Evidenciando graves fisuras en su economía, apostando a la industria de armamentos, con ingresos millonarios, como las trasnacionales estadounidenses, que tiene el control en Afganistán e Irak.

El uso de la desestabilización, el sabotaje y los golpes militares.

Históricamente EEUU aplica una política de presión y chantaje, sobre las naciones que optan por un modelo diferente al neoliberal, los mecanismos han sido aplicados desde el origen de su nación. Como la usurpación de los territorios de México en el siglo IXX, como infinidad de intervenciones armadas en varios países de América Latina.

Pero la forma mas sutil ha sido los golpes de estado, como el chantaje económico, llevar a los países que optan por una vía alterna al desequilibrio, creando una matriz de anarquía, utilizando a los sectores mas reaccionarios de cada nación, en un plan concebido y aplicados en países como Chile, Brasil y actualmente dirigidos a Venezuela y Bolivia.

El imperialismo ha creado un mecanismo eficaz de penetración política, utilizando a la CIA y sus âpolíticosâ? en sus embajadas como punta de lanza, identificando los partidos políticos de derecha, militares adeptos a la doctrina de seguridad nacional, mucho de ellos alumnos de las academias militares estadounidense.

Siempre la oligarquía ha defendido su poder económico, creando alianza con los empresarios, sectores de la clase media y el apoyo de las trasnacionales, conformando su base de poder institucional, que ante cualquier intento de cambio se pliegan, a la estrategia de los gobiernos estadounidenses. Bajo ese eje poder local derechista, se crea una matriz común, afectar los centros neurálgicos del país en los económico (desabastecimiento, acaparamiento, etc.), en el transporte de pasajeros, como en el traslado de mercancías, sabotaje en la industrias, como movilizaciones de sus adeptos.

Estas técnicas fueron utilizadas en el Brasil del presidente Goulart, en el derrocamiento y asesinato del presidente Salvador Allende, en las dictaduras de Argentina, Uruguay, Bolivia, como las intervenciones militares en Granada, contra Nicaragua, el bloqueo por mas de 40 años contra Cuba. Con algunas variantes se aplico el mismo cliche, âpaíses enemigos de la democracia, modelos populistas o totalitariosâ?, por tanto modelos enemigos de EEUU y de su concepción neoliberal de la sociedad.

No solo el petróleo es de interés de EEUU, también la reserva mundial de agua potable.

El consumo de las reservas petrolera en estados unidos, producto de una sociedad de alto consumo, como el despilfarro de sus recursos naturales, de una manera irracional tienen un alto costo ecológico. Que van desde ciudades contaminadas, servicios colapsados, hasta la incapacidad de enfrentar eficientemente desastres naturales.

El agua potable pasa a ser también un objeto estratégico para las ambiciones imperialistas, recientemente reconocía una informe del gobierno de EEUU, que siete estados carecen de suficiente agua, para abastecer la población y menos las industrias. La deforestación de miles de hectáreas de árboles, han determinado que muchos estados, no tengan sistemas de preservación de manantiales, por un fenómeno de desertificación, lo que genera ausencia de lluvia, por lo cual se agota en EEUU sus reservas acuíferas.

La insuficiencia del agua se ha vuelto un nuevo objeto de interés imperialista, poniendo sus ojos en las zonas que mayor reservas tienen del líquido preciado, ya se han realizado estudios por EEUU, siendo �frica y América Latina los continentes con mayores reservas. El obtener este preciado elemento, se vuelve un objetivo del gobierno de EEEU y de la administración Bush.

La designación del Amazonas como zona de protección para Estados Unidos, viola los derechos de los 5 países que comparten esa zona geográfica en Latinoamérica, pero esta designación cuenta con la anuencia de la ONU, además ya aparece en los libros de enseñanza de los estadounidenses, donde ellos son los albaceas de los recursos de otros pueblos.

La denuncia de ecologistas y movimientos sociales en Paraguay, de la compra por trasnacionales estadounidenses de parte del territorio paraguayo, que contienen grandes reserva de agua, se configura una grave violación a la soberanía de esta nación.

Estos ejemplos muestran claramente el afán del imperialismo, de obtener el agua como sea, sino lo pueden comprar u obtener por acuerdos con gobiernos aliados, aplicaran su maquinaria de guerra, argumentando que son un régimen populista, socialista o enemigos de la democracia.

Siempre encontraran en su arsenal de mentiras, la excusa para una intervención, para armar su campaña mediática, sin reparar el costo en vidas que esto implique, basando su acción en âque el fin justifica los mediosâ?, ya que la destrucción de la humanidad, como de los recursos naturales, son parte intrínseca de su doctrina imperialista.

This work is in the public domain
Sindicato Sindicat