Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió
"Si se produce un solo caso de torturas hay que reprochárselo a la autoridad judicial, y después a la Policía"
20 oct 2007
"Si se produce un solo caso de torturas hay que reprochárselo a la autoridad judicial, y después a
s a la Policía"

Francisco Etxeberria especialista en Medicina Legal y Forense.

(...)"Unai Romano no murió de milagro"

Pero Etxeberria es consciente de que la sombra de la tortura sigue planeando sobre comisarías y acuartelamientos. Etxeberria fue quien analizó los informes médicos de Unai Romano y concluyó que las lesiones en la cabeza, que trascendieron a la opinión pública debido a una impactante fotografía, procedían de un goteo continuo de golpes. "Unai no murió de milagro", subraya.

Apunta, además, que «la metodología de los interrogatorios también ha cambiado» en estos años, con tendencia hacia la especialización. Tampoco tiene dudas de que las FSE emplean conocimientos de sicólogos «para saber más cosas de las personas detenidas» a través de su caligrafía o de otros mecanismos similares.
Lee (si quieres):

http://www.gara.net/paperezkoa/20071021/44175/es/Si-produce-solo-caso-to

This work is in the public domain

Comentaris

Re: "Si se produce un solo caso de torturas hay que reprochárselo a la autoridad judicial, y después a la Policía"
20 oct 2007
El 23 de febrero, agentes de la
Guardia Civil desencadenó una operación en Catalunya, que
posteriormente y gracias a las confesiones obtenidas tendrá su
continuidad en Vizcaya y Navarra, tras la que fueron detenidas 36
JESÃS DURÃ?N, formuló el 31 de
mayo, una denuncia contra un agente de la Guardia Civil de
Malgrat del Mar (Barcelona) por la agresión sufrida en el interior
del cuartel de la Benemérita de esta ciudad el 13 de mayo, después
de que varios agentes procedieron a identificar, detener y
finalmente trasladarle al cuartel de la Guardia Civil por estar
fumando unos "porros" en una plaza pública. Una vez en el
cuartel, y estando esposado, uno de los agentes le empujó
tirándole al suelo, donde le propinó varias patadas y puñetazos.
El 20 de junio se presentó una
denuncia ante los Juzgados de Denia (Alicante) contra los agentes
de la Guardia Civil del acuartelamiento de Calpe que mantuvieron
a un detenido, PETER BONZELIUS, atado a una argolla durante
más de 24 horas.
    Según manifestaciones del Teniente Coronel de la Guardia
Civil, Antonio Torrado, los agentes esposaron al arrestado a una
argolla a causa de la falta de medios del cuartel de Calpe, que
carece de calabozos, y porque así estaría mucho más cómodo que
con las manos atadas por detrás y que el propio detenido prefirió
permanecer en esta situación a ser trasladado a los calabozos de
una cuartel cercano.
El 19 de agosto, agentes de la
Guardia Civil de la localidad de Vilafranca (Castellón) solicitaron
la documentación a un joven de la localidad. Ãste, que no llevaba
encima el DNI, abandonó el lugar siendo perseguido por los
agentes. Nada más darle alcance, uno de estos golpeó a JESÃS F.
en el cara y en el vientre, posteriormente lo esposó y volvió a
golpearle, arrastrándole entonces hasta el vehículo policial.
    Numerosos vecinos, que vieron la actuación de la patrulla de
la Guardia Civil, se congregaron poco después ante el cuartel del
cuerpo exigiendo la inmediata puesta en libertad.
l 23 de agosto, agentes e la
Guardia Civil procedieron a la detención de JON SALABERRIA,
IKER BERISTAIN, JUAN PEDRO PLAZA, IMANOL IPARRAGIRRE y
ANTXON OILOKIEGI bajo la acusación de pertenencia a los
denominados "Grupos Y". Los cinco detenidos denunciaron haber
sido objeto de torturas y malos tratos durante su estancia en el
cuartel de El Antiguo de San Sebastián y en las dependencias de
Madrid, antes de ser puestos a disposición de la Audiencia
Nacional, que decretó su libertad provisional, en algún caso
después de prestar la fianza señalada.
    El trato recibido por los detenido consistió,
fundamentalmente, en golpes y amenazas, pero también les fueron
aplicados electrodos y la "bolsa", como a Imanol Iparragire, y se
les ofreció la posibilidad de acabar con las torturas si colaboraban
con la Guardia Civil, como a Antxon Oilokiegi.
El 30 de mayo, en la ciudad de
Pamplona, ANA CADENA fue secuestrada, golpeada, vejada
sexualmente e interrogada por cuatro personas sobre el paradero
de José María Aldaia, entonces secuestrado por ETA, mientras
insistían en sus relaciones con la organización armada . Los
secuestradores que se identificaron como guardias civiles, la
dejaron en libertad tras siete horas de interrogatorio, tras el cual
Ana Cadenas presentaba policontusiones en la zona cervico-
dorsal-lumbar, contusiones en mamas y un esguince cervical que
necesito de la colocación de un collarín.
    Ana Cadena, en su denuncia, hacía constar que estas
personas serían los mismos cuatro agentes de la Guardia Civil que
custodiaban el edificio de la Audiencia Provincial de Pamplona el
24 de mayo, fecha en la que los agentes indicados abordaron a
Ana Cadenas y la obligaron a entrar en la cabina de control de la
sede judicial donde fue interrogada acerca de sus relaciones con
ETA.
    Cuatro agentes declararon ante el Juzgado de Instrucción nº
1 de Pamplona y uno de ellos reconoció que, el día 24 de mayo,
habían identificado a la denunciante, pero negó el interrogatorio
así como las torturas denunciadas.
José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, fueron
secuestrados en Bayona (Francia, en octubre de 1983, en la que
fue la primera acción, no reivindicada de los GAL, por miembros
de la Guardia Civil, entre los que se encontraban Enrique Dorado y
Felipe Bayo, y trasladados al palacio de "Las Cumbres" en San
Sebastián y propiedad del Ministerio del Interior y actual
residencia del Gobernador Civil de Guipúzcoa.
    En esta residencia fueron torturados durante varios días
para arrancarles información sobre otros refugiados vascos en
Francia que, como MIGUEL GOIKOETXEA, serían asesinados
posteriormente en atentados reivindicados por los GAL. Durante el
tiempo en que estuvieron en la residencia de Las Cumbres fueron
visitados, en varias ocasiones por el entonces coronel Enrique
Rodríguez Galindo y el Gobernador Civil Julen Elgorriaga, que
siempre acudieron encapuchados para no ser reconocidos. Ante el
lamentable estado en que se encontraban los jóvenes Lasa y
Zabala después de las sesiones de tortura sufridas, Galindo
ordenó su traslado a la provincia de Alicante, donde serían
asesinados.
    En fechas posteriores, fueron trasladados a la localidad de
Busot (Alicante) por varios guardias civiles, entre ellos Enrique
Dorado, Felipe Bayo y Pedro Gómez Nieto. Allí, en un
descampado, fueron obligados a cavar una fosa y fueron
asesinados de sendos disparos en la cabeza, tras arrojarles a la
fosa fueron cubiertos con cincuenta kilos de cal viva para hacer
desaparecer los restos.
    En 1984, una llamada anónima a un periódico alicantino
reivindicó para los GAL el secuestro y asesinato de Lasa y Zabala,
Esta llamada no mereció atención alguna por parte de los
responsables del Ministerio del Interior. Un año después, en 1985,
aparecieron los dos cadáveres, pero no fueron identificados hasta
enero de 1995.
GC - 106.-     En noviembre, el Juzgado de Instrucción
nº 1 de San Sebastián decide reabrir la causa por la muerte de
MIKEL ZABALZA, ocurrida diez años antes, tras su paso por el
cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo. Un reciente informe
del Instituto Nacional de Toxicología ha negado que este hubiera
muerto ahogado en las aguas del río Bidasoa según pretendía la
versión oficial.
    Investigaciones periodísticas han aportado pruebas de que
Zabalza murió en el Cuartel de Intxaurrondo (San Sebastián)
mientras varios guardias civiles, entre los que se encontraban
ENRIQUE DORADO VILLALOBOS, que fue quien sumergía la
cabeza del detenido en el agua, FELIPE BAYO LEAL, LUIS
SANDOVAL CAMPOS y FRANCISCO JAVIER MILLÃ?N PÃREZ, le
torturaban por el método conocido como "la bañera" . Tras la
muerte de Zabalza, con el consentimiento del entonces máximo
responsable del Cuartel, ENRIQUE RODRÃ?GUEZ GALINDO y de
miembros de la cúpula del Ministerio del Interior, se prepararon y
falsificaron pruebas para evitar la actuación de los tribunales.
    Estas se prepararon en un reunión efectuada en el mismo
cuartel y en la que participaron, además de los ya citados y entre
otros, los siguientes miembros de la Guardia Civil: FRANCISCO
HERMIDA BOUZA, FABIÃ?N DORADO VILLALOBOS, FRANCISCO
JAVIER OLIVAR, JOSÃ RANCAÃO FERNÃ?NDEZ, GONZALO
PÃREZ GARCÃ?A, ARTURO ESPEJO VALERO, FERNANDO
CASTAÃEDA VALS, ANÃ?BAL RODRÃ?GUEZ CHINEA, ALFONSO
VICARÃ?A HEVIA, ALEJANDRO IGLESIAS BLANCO, FIDEL DEL
HOYO CEPEDA, un cabo apellidado BALBAS y el abogado del
ministerio del Interior JORGE ARGOTE.
    En esta reunión se acordó la versión oficial, según la cual,
Mikel Zabalza fue trasladado por los tenientes de la Guardia Civil
Arturo Espejo, Gonzalo Pérez y por el guardia Fernando
Castañeda a las cercanías del río Bidasoa para localizar un "zulo"
donde habría armas pertenecientes a ETA. En un momento dado,
Mikel Zabalza, que llevaba las manos esposadas a la espalda y que
no sabía nadar, agredió a los agentes y se arrojó al río Bidasoa,
ahogándose en su intento de huir de los guardias civiles.
    Para hacer creíble esta versión, un guardia civil, que era
ATS, EDUARDO GÃMEZ PASTRANA inyectó con una jeringuilla
agua procedente del río Bidasoa en el pulmón de Zabalza. El
cadáver de este permaneció varios días, y custodiado por agentes
de la Benemérita, en una bañera del cuartel llena con agua del
Bidasoa. veinte días después su cadáver fue arrojado al río donde
fue "localizado" por miembros de la guardia Civil, en un lugar que
había sido rastreado reiteradamente con anterioridad por
miembros de la Cruz Roja.
    Actualmente sólo se encuentran inculpados los tres agentes
que, según la versión oficial, acompañaron a Zabalza al río
Bidasoa.
    La Asociación Contra la Tortura está personada en la causa
abierta como acusación popular.

    Mikel Zabalza era conductor de autobuses urbanos de San
Sebastián y fue detenido por agentes de la Guardia Civil por
presunta colaboración con ETA. Junto a él fueron detenidas varias
personas, entre ellas su novia IDOIA AJERDI, MANUEL VIZCAY y
JON ARRETXE, todos ellos denunciaron haber sido torturados en
el cuartel de Intxaurrondo, pero sus denuncias no prosperaron.
    Como en el caso de Lasa y Zabala, ya en 1985, el CESID
(Centro Superior de Información de la defensa) conocía que
Zabalza había sido asesinado en Intxaurrondo y así consta en un
informe interno del CESID que, reclamado por el juzgado
instructor, ha sido negada su incorporación a la causa judicial por
el Gobierno, tanto por el Gobierno del PSOE de Felipe González
como por el gobierno del Partido Popular, José María Aznar,
alegando que dicho documento es secreto y su desclasificación
podría en peligro la seguridad del Estado.


GC - 107.-     También, gracias a revelaciones de
algunos medios de comunicación, la reapertura en 1995 de la
investigación de la causa seguida por la muerte de LUCIA
URIGOITIA, por disparos de agentes de la guardia civil en el
verano de 1987, ha llevado a la inculpación en la misma, y como
encubridores, del comandante de este cuerpo JOSÃ RAMÃN
PINDADO MARTÃ?NEZ, los miembros del CESID, general EMILIO
ALONSO MANGLANO, máximo responsable del espionaje español
cuando ocurrieron los hechos, y del coronel del Ejército JUAN
ANTONIO PEROTE, de RAFAEL VERA, ex secretario de Estado
para la Seguridad, y del abogado JORGE ARGOTE, este último
abogado habitual de agentes de la Guardia Civil acusados de
tortura y asesinato.

    Tras la muerte, el 22 de julio de 1987, de Urigoitia por un
disparo a bocajarro y en la nuca por parte de un agente de la
Guardia Civil que procedía a la detención de varios miembros de
ETA, agentes de este cuerpo penetraron en el domicilio del juez
encargado de la instrucción y alteraron varias de las pruebas
existentes: se cambió la bala disparada y que causó la muerte de
Urigoitia y el cañón del arma con el que se efectuó el disparo, así
consta en un informe del CESID firmado por José Ramón Pindado.
    Igualmente, poco después de practicar la autopsia al
cadáver de Urigoitia, uno de los médicos forenses que participó en
la misma denunció ante el juzgado de Guardia que personas
desconocidas habían entrado en su clínica y efectuado un registro
en busca de documentación.


GC - 108.-     En abril, la Sección Primera de la
Audiencia Provincial de Granada absolvía a dos mandos de la
Guardia Civil: ANTONIO TOCÃN DIEZ y LUIS ORTEGA
CARMONA, de los delitos de tortura y detención ilegal en la
persona de FRANCISCO MORILLAS BERMÃDEZ el 10 de
diciembre de 1989, por los que la acusación particular había
solicitado penas de tres años de cárcel y tres de inhabilitación,
mientras el fiscal solicitaba su absolución.

    Según su denuncia, Francisco Morillas fue detenido por
agentes de la Guardia Civil cuando conducía su vehículo por el
término municipal de Atarfe (Granada). Al registrar el vehículo, los
agentes encontraron 360 cajetillas de tabaco, al parecer
procedente del contrabando. Trasladado el detenido al cuartel de
la Guardia Civil de Granada, fue introducido en el despacho del
entonces capitán Antonio Tocón, que le golpeó por todo el cuerpo.
Posteriormente, varios agentes, entre ellos el teniente Luis Ortega,
condujeron a Francisco Morillas y en un vehículo policial a un
garaje de su propiedad donde localizaron un nuevo alijo de
tabaco. Durante el traslado Francisco Morillas fue nuevamente
golpeado. Trasladado al hospital Francisco Morillas presentaba
diversas lesiones y magulladuras.


GC - 109.-     En febrero, la Sala Segunda del Tribunal
Supremo no admite a trámite el recurso de casación interpuesto
por la acusación particular contra la sentencia de la Sección IIª de
la Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria por la que
se absolvía a cinco agentes de la Guardia Civil (JOSà MONTERO
PASCUAL, FRANCISCO VEGA REYES, MARIANO PEDRAJAS
ORTEGA, JOSÃ GONZÃ?LEZ ROMERO y JUAN HERRERO SALAS)
de las torturas infligidas a GUSTAVO CABALLERO SUÃ?REZ y
ROBERTO GONZÃ?LEZ AGUIRRE en el cuartelillo de la localidad
canaria de Agüimes el 11 de diciembre de 1989.

    Este día, dos después de que Gustavo Caballero hubiera
logrado huir del cuartelillo de la Guardia Civil de Agüimes, fue
nuevamente detenido junto a Roberto González por agentes de la
Benemérita, acusando al segundo de haberle ayudado en su
evasión. Tras esta nueva detención, ambos fueron trasladados a
una dependencia aneja al cuartelillo donde fueron golpeados por
los agentes. Cuando fueron puestos a disposición judicial, el
médico forense apreció diversos traumatismos en los detenidos.
    Durante la vista oral, los guardias civiles acusados
manifestaron que los detenidos fueron llevados al cuartel en
perfecto estado físico y que en el forcejeo no se produjeron
lesiones a los detenidos. Tras testigos manifestaron, también, que
las lesiones que presentaban los detenidos les fueron causadas en
el cuartelillo de la Guardia Civil, por ello, el fiscal solicitó que se
impusiera a los agentes penas que sumaban más de veinte años de
cárcel. Pese a todo ello, la sala absolvió a los acusados y, ahora, el
T. Supremo, cierra el camino para una revisión de la sentencia.


GC - 110.-     Tras las declaraciones del ex Director
General de la Guardia Civil, LUIS ROLD�N, se procedió a la
reapertura de la denuncia formulada, el 30 de enero de 1990 por el
secuestro y torturas sufridas por JESÃS CELA SEOANE en La
Coruña en el cual fue amenazado e interrogado por unos
individuos que en ningún momento se identificaron. En sus
declaraciones, Luis Roldán aseguró que en aquellas fechas
recibió, a través de RAFAEL VERA, por entonces secretario de
Estado para la Seguridad, un encargo de JOSÃ LUIS CORCUERA,
entonces ministro del Interior, para formar un comando con
agentes de la Guardia Civil para secuestrar a Jesús Cela, militante
de los GRAPO recientemente puesto en libertad, e interrogarle
sobre las intenciones de su organización en la huelga de hambre
que por entonces llevaba a cabo más de cincuenta miembros de
los Grapo.
    Luis Roldán formó dicho comando con agentes de la
Benemérita que se trasladaron a La Coruña donde secuestraron e
interrogaron, durante nueve horas, a Cela Seoane quien recibió
numerosos golpes y amenazas.
    En esta causa, además de los responsables políticos ya
señalados, figura como inculpado el Teniente de la Guardia Civil
PEDRO GÃMEZ NIETO, ya encartado en otros procesos seguidos
contra los GAL.
    La denuncia que correspondió inicialmente a los juzgados
de La Coruña ha sido trasladada a la Audiencia Nacional. La A. C.
T. se ha personado en la causa como acción popular.


GC - 111.-     En junio, el Comité Contra la Tortura de
las Naciones Unidas rechazaba la queja de una hermana de HENRI
PAROT, admitida a trámite un año antes, quien tras ser detenido
en abril de 1990 en Sevilla por su pertenencia a ETA, denunció
haber sido torturado reiteradamente por miembros de la Guardia
Civil y por funcionarios de las prisiones en las que fue internado
posteriormente.
    Anteriormente, en noviembre de 1991, el mismo comité
había rechazado una petición previa alegando entonces que no se
habían agotado todas las vías jurídicas previstas en la legislación
española.

personas bajo la acusación de pertenencia a banda armada, 21
de los detenidos denunciaron haber sido torturados durante su
estancia en las dependencias policiales.
    En Catalunya fueron detenidos y denunciaron haber sido
objeto de torturas: El 22 de febrero, JUAN CARLOS MALLA
GÃMEZ, CONCEPCIÃN CASADO I FUENTES, AGURTZANE
EZKERRA PÃREZ DE NANCLARES, ZIGOR LARREDONDA MUÃOZ
y MARÃ?A FERRER MARTÃ?NEZ, detenidos en Barcelona. JOSÃ
MIMBRERO GONZÃ?LEZ y JUAN MIMBRERO CANDALIJA, en El
Vendrell. Días después, el 28 de febrero, fueron detenidos
EUKENE RODRÃ?GUEZ CORREDERA, en Hospitalet, y PEDRO
VILELLA CUESTA, en Sallent. Todos ellos manifestaron haber
sido torturados tanto en las dependencias de la Guardia Civil de
Barcelona como en la dirección general de este cuerpo en Madrid.
    En la causa judicial abierta ante el Juzgado de Instrucción
nº 21 de Barcelona por las torturas sufridas por JUAN CARLOS
MAYA y su esposa CONCEPCIÃN CASADO, han declarado en
calidad de inculpados al menos once agentes de la benemérita,
entre ellos el agente JUAN CARLOS RECAJ MIGUEL como
VICENTE JAVIER NADAL DE DIOS que negaron haber infligido
torturas a los detenidos.


GC - 6.-         En la misma operación policial,
pero esta vez en Vizcaya, fueron detenidos y denunciaron haber
sido torturados en el Cuartel de La Salve y, en algún caso, en las
dependencias de la Guardia Civil de Tres Cantos: IGOR
FULLAONDO BETANZOS, VÃ?CTOR CERRADA RODRÃ?GUEZ,
MARIO LÃPEZ CALZADA (detenidos el 23 de febrero), TXEMA
DUÃABEITIA EIGUREN y JON BILBAO DIAZ (detenidos el 1 de
marzo). El trato recibido consistió fundamentalmente en golpes en
la cabeza, amenazas y vejaciones de tipo sexual.
   

GC - 7.-         Por último, en Navarra y el 27 de
febrero, fueron detenidos y denunciaron haber sufrido torturas
durante su estancia en las dependencias de la Guardia Civil, tanto
en Pamplona como en Madrid: MIKEL LEGARRA, SOTERO
ETXANDI JUANIKOTENA, JORGE VELASCO LINARES, CRISTINA
BALENCIAGA ARRUABARRENA, JESÃS MARÃ?A ARANZAMENDI
ARBULU, RAFAEL MARTÃ?N MANRIQUE y KOLDO ASENSIO
ALONSO.
    Sotero Etxandi, denunció que, entre las agresiones sufridas,
agentes de la Guardia Civil llegaron a introducirle un palo por el
ano. Su denuncia correspondió al Juzgado de Instrucción nº 2 de
Pamplona, ante el que declaró como imputado el agente de la
Guardia Civil IGNACIO ESCALADA, tras lo cual, el instructor
decidió archivar la causa por entender que no había quedado
acreditada la existencia de delito alguno.
   

GC - 8.-         El preso IGNACIO DE JUANA
CHAOS, denunció ante el Juzgado de Valdemoro las agresiones
sufridas por parte de varios miembros de la Guardia Civil
encargados de su custodia durante el traslado, del que fue objeto
entre las cárceles de Alicante y Valdemoro, el 8 de marzo.
    De Juana Chaos se encontraba en la prisión de Murcia
cumpliendo pena por pertenencia a banda armada cuando recibió
una orden para recoger sus efectos al ser trasladado de cárcel,
haciendo escala en la prisión de Alicante. En esta cárcel, el día 8,
en el pasillo del furgón policial en que iba a ser conducido, al que
acababa de subir y estando esposado, un agente se abalanzó
sobre él por la espalda y le propinó golpes en la cabeza, a la altura
e la nuca, y en la espalda y piernas. Al darse la vuelta para
defenderse, De Juana Chaos recibió varios golpes en los
testículos.
    A su llegada a la cárcel de Valdemoro, el médico de la
prisión le reconoció y emitió un informe en el que se detallan los
hematomas y secuelas de los golpes recibidos.
y mas y mas y mas y mas y mas y mas y mas y mas y
pero aquí no se tortura, es tu locura...
Re: "Si se produce un solo caso de torturas hay que reprochárselo a la autoridad judicial, y después a la Policía"
20 oct 2007
El 23 de febrero, agentes de la
Guardia Civil desencadenó una operación en Catalunya, que
posteriormente y gracias a las confesiones obtenidas tendrá su
continuidad en Vizcaya y Navarra, tras la que fueron detenidas 36
personas bajo la acusación de pertenencia a banda armada, 21
de los detenidos denunciaron haber sido torturados durante su
estancia en las dependencias policiales.
    En Catalunya fueron detenidos y denunciaron haber sido
objeto de torturas: El 22 de febrero, JUAN CARLOS MALLA
GÃMEZ, CONCEPCIÃN CASADO I FUENTES, AGURTZANE
EZKERRA PÃREZ DE NANCLARES, ZIGOR LARREDONDA MUÃOZ
y MARÃ?A FERRER MARTÃ?NEZ, detenidos en Barcelona. JOSÃ
MIMBRERO GONZÃ?LEZ y JUAN MIMBRERO CANDALIJA, en El
Vendrell. Días después, el 28 de febrero, fueron detenidos
EUKENE RODRÃ?GUEZ CORREDERA, en Hospitalet, y PEDRO
VILELLA CUESTA, en Sallent. Todos ellos manifestaron haber
sido torturados tanto en las dependencias de la Guardia Civil de
Barcelona como en la dirección general de este cuerpo en Madrid.
    En la causa judicial abierta ante el Juzgado de Instrucción
nº 21 de Barcelona por las torturas sufridas por JUAN CARLOS
MAYA y su esposa CONCEPCIÃN CASADO, han declarado en
calidad de inculpados al menos once agentes de la benemérita,
entre ellos el agente JUAN CARLOS RECAJ MIGUEL como
VICENTE JAVIER NADAL DE DIOS que negaron haber infligido
torturas a los detenidos.


GC - 6.-         En la misma operación policial,
pero esta vez en Vizcaya, fueron detenidos y denunciaron haber
sido torturados en el Cuartel de La Salve y, en algún caso, en las
dependencias de la Guardia Civil de Tres Cantos: IGOR
FULLAONDO BETANZOS, VÃ?CTOR CERRADA RODRÃ?GUEZ,
MARIO LÃPEZ CALZADA (detenidos el 23 de febrero), TXEMA
DUÃABEITIA EIGUREN y JON BILBAO DIAZ (detenidos el 1 de
marzo). El trato recibido consistió fundamentalmente en golpes en
la cabeza, amenazas y vejaciones de tipo sexual.
   

GC - 7.-         Por último, en Navarra y el 27 de
febrero, fueron detenidos y denunciaron haber sufrido torturas
durante su estancia en las dependencias de la Guardia Civil, tanto
en Pamplona como en Madrid: MIKEL LEGARRA, SOTERO
ETXANDI JUANIKOTENA, JORGE VELASCO LINARES, CRISTINA
BALENCIAGA ARRUABARRENA, JESÃS MARÃ?A ARANZAMENDI
ARBULU, RAFAEL MARTÃ?N MANRIQUE y KOLDO ASENSIO
ALONSO.
    Sotero Etxandi, denunció que, entre las agresiones sufridas,
agentes de la Guardia Civil llegaron a introducirle un palo por el
ano. Su denuncia correspondió al Juzgado de Instrucción nº 2 de
Pamplona, ante el que declaró como imputado el agente de la
Guardia Civil IGNACIO ESCALADA, tras lo cual, el instructor
decidió archivar la causa por entender que no había quedado
acreditada la existencia de delito alguno.
    K no que es mi locura-.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more