Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Crece la solidaridad internacionalista con los cinco cubanos prisioneros del imperialismo yanqui
20 oct 2007
5cubanos.jpg
El doce de septiembre se cumplieron nueve años de detención de los cinco antiterroristas cubanos, infiltrados en las redes mafiosas y terroristas de Miami que planificaban y cometían atentados contra objetivos civiles en Cuba.

Por este motivo, el Comité Internacional por la Libertad de los Cinco, con sede en Estados Unidos, convocó a una jornada mundial de solidaridad con los cinco cubanos antiterroristas: Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González arrestados el doce de septiembre de 1998 en territorio norteamericano cuando protegían a su país de grupos terroristas de origen cubano radicados en Miami.

Las detenciones se realizaron como venganza por el derribo en defensa del espacio aéreo cubano en 1996 de dos avionetas con las que las mafias terroristas de Miami violaban el espacio aéreo de Cuba. El acto de piratería aérea constituía una escalada en los planes terroristas de las organizaciones mafiosas de Miami, que en esos años habían colocado bombas en instalaciones turísticas, habían realizado varias incursiones con lanchas desde las que ametrallaban hoteles, y habían secuestrado embarcaciones y aviones. El gobierno cubano advirtió entonces que se tomarían medidas drásticas para atajar la ola de terrorismo que brotaba impunemente desde territorio de Estados Unidos. Las autoridades cubanas informaron con fotografías y documentos al FBI, tratando de que el gobierno norteamericano se implicara en la prevención de actos terroristas contra Cuba.

Pero el gobierno norteamericano en lugar de actuar contra los terroristas cubano-americanos radicados en Miami, decidió encarcelar a los cinco cubanos que se habían infiltrado en las organizaciones terroristas con el objetivo de informar a las autoridades de Cuba de los planes terroristas, con lo que habían conseguido salvar numerosas vidas.

Los detenidos fueron sometidos a un salvajerégimen carcelario: los primeros 17 meses fueron recluidos en celdas individuales de castigo, en un espacio de cinco metros de largo por dos y medio de ancho, hermético, casi sin iluminación y lleno de humedad, donde permanecían 23 horas del día. (1) El objetivo era que se confesaran espías cubanos que atentaban contra la seguridad nacional de EE.UU., a cambio de no ser sometidos a juicio. De esta manera el imperialismo lograría argumentos propagandísticos para justificar el criminal bloqueo contra Cuba y otros actos agresivos.

El gobierno yanqui impuso un muro de silencio alrededor de los Cinco cubanos que la solidaridad internacional ha podido ir agrietando para mostrar a la opinión pública la injusticia acerca de los Cinco.

El juicio se celebró en Miami, donde según uno de los abogados de los Cinco, nunca se presentaron pruebas reales o testigos y «los 60.000 cubanos exiliados controlan casi toda la ciudad, desde la alcaldía, la jefatura de la policía, la oficina local del FBI y los principales medios». El jurado fue amenazado por la mafia terrorista, y los Cinco fueron declarados culpables y condenados a un total de cuatro cadenas perpetuas y 75 años de prisión. (2) El 20 de agosto de este año se celebró en Atlanta una vista oral de Apelación, con la presencia de 73 famosos juristas y personalidades de todas partes del mundo que apoyan la causa de los Cinco. Entre ellos se encontraba el juez chileno Guzmán Tapia, que había intentado procesar infructuosamente al asesino Pinochet cuando el gobierno yanqui ya no necesitó más sus servicios. Guzmán fue testigo de la farsa que se celebraba como juicio: «está acreditado que los fiscales norteamericanos han hostigado al jurado en 28 ocasiones. Un ejemplo concreto de hostigamiento lo presencié: una fiscal le dijo al presidente del tribunal de apelaciones que él no conocía el expediente completo, sino solo la parte que convenía a la defensa. Esa presión tenía por objeto recordar al tribunal que el Gobierno de EEUU sabe lo que está pasando y que no admite que falle a favor de los cubanos.» (3)

El escándalo judicial es tan manifiesto que algunas destacadas autoridades del gobierno norteamericano se han mostrado sorprendidas, como Lawrence Wilkerson, ex Jefe de Despacho del anterior secretario de Estado norteamericano, Colin Powell. Wilkerson declaró mostrarse perplejo de cómo hombres «que vinieron aquí para determinar cómo y cuándo su país iba a ser atacado por personas que violan las leyes norteamericanas, salen castigados con cadenas perpetuas (â¦) Estaban desarmados, no intentaron hacer ningún daño físico a Estados Unidos, y sus motivos eran proteger a sus conciudadanos de una invasión y de reiterados ataques de cubano-americanos que viven en la Florida». (4)

La supuesta separación de poderes y la todavía más supuesta âindependenciaâ? del poder judicial en los regímenes capitalistas ha quedado nuevamente en evidencia. La firme actitud de Gerardo, Ramón, Fernando, René y Antonio les ha valido continuar en prisiones de máxima seguridad, aislados y con la prohibición de ser contactados regularmente por sus familiares.

El vengativo gobierno norteamericano intenta inútilmente doblegar la voluntad de resistencia patriótica de los Cinco con largas condenas y con celdas de castigo. Afortunadamente, la solidaridad internacionalista con estos luchadores antiimperialistas está creciendo y será un factor decisivo para inclinar la balanza a favor de su libertad y de su retorno a Cuba.

Notas: (1) Red Voltaire, 20/09/2007 (2) Insurgente, 17/09/2007 (3) El Periódico, 28/09/2007 (4) Cubainformación, 6/09/2007




contacto ARROBA pceml.info
Mira també:
http://www.pceml.info

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa