Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió
Las cárceles se cobran la vida de otras dos personas en Langraiz y Basauri
28 set 2007
Ya son cuatro las personas muertas en cárceles vascas en 2007, tras descubrir ayer los funcionarios de Langraiz el cuerpo sin vida de un preso en una celda. Salhaketa también informó del fallecimiento de otro, aquejado de una enfermedad terminal, en el hospital de Basurto.
-----------------------------------

+2=59
Muerte en prisión¿?
TERRORISMO DEL ESTADO!!
preso.jpg
Ya son cuatro las personas muertas en cárceles vascas en 2007, tras descubrir ayer los funcionarios de Langraiz el cuerpo sin vida de un preso en una celda. Salhaketa también informó del fallecimiento de otro, aquejado de una enfermedad terminal, en el hospital de Basurto.
La cuarta víctima de las cárceles vascas es un hombre preso en Langraiz -MT.M.N., de 46 años, de origen colombiano- cuyo cadáver fue hallado ayer por los funcionarios en el recuento de las 8.00. Instituciones Penitenciarias informó que el fallecido estaba vestido y tendido en la cama de la celda, que no compartía con ninguna persona, «sin síntomas de violencia».

Los vigilantes alertaron al médico, que sólo pudo confirmar la muerte de esta persona, que estaba en la cárcel desde agosto de 2005 para cumplir una condena de seis años por detención y lesiones. La víctima se encontraba en la prisión alavesa desde junio de 2006, donde desempeñaba tareas auxiliares y, además, disfrutaba de permisos.

La dirección de Langraiz comunicó el óbito al juzgado correspondiente. A falta de los resultados de la autopsia, Instituciones Penitenciarias informó de que todos los indicios apuntaban a que la muerte se produjo por «causas naturales».

Desde Salhaketa vienen reivindicando que el Ministerio Fiscal investigue de oficio cada una de las muertes ocurridas en prisión o bajo custodia del Estado español, «así como cualquier denuncia por tortura, malos tratos o cualquier tipo de incumplimiento de los derechos humanos».

No fue la única noticia trágica de la jornada relacionada con las prisiones, pues la plataforma de apoyo a las personas presas informó también de que el miércoles 19 de setiembre murió en el hospital de Basurto un hombre que se encontraba encarcelado en Basauri. El preso, de origen magrebí, había recibido el tercer grado por padecer una enfermedad terminal. Salhaketa achacó el deterioro de su salud, que le ha hecho perder la vida, «a su estancia en prisión».

Desde Instituciones Penitenciarias se confirmó la trágica noticia, añadiendo que el hombre, en libertad condicional, «había pedido acogimiento institucional» y se encontraba ingresado en el hospital bilbaino desde hacía tiempo.

Política informativa

Este pronunciamiento oficial se produce después de que Salhaketa denunciase esta misma semana, como recogía GARA el pasado martes, que la Dirección de Instituciones Penitenciarias no hacía públicos los fallecimientos de los presos. Marta Aldanondo, abogada penalista, lo calificó de «giro en la política informativa», una vez que habían tenido noticia de una muerte -la primera en Basauri este año- a través de terceras personas, y no de la Delegación del Gobierno español en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa.

Con estas dos nuevas muertes se elevan a cuatro las personas fallecidas en las cárceles vascas en el año 2007, dos en Langraiz y otras dos en Basauri. El anterior óbito en la prisión alavesa tuvo lugar el 10 de febrero, cuando un joven apareció sin vida en su celda. La otra se produjo recientemente -el 2 de setiembre- en la cárcel vizcaina, presuntamente a causa de una sobredosis, tal y como lo denunció Salhaketa. Entonces, fuentes de Instituciones Penitenciarias eludieron aportar más detalles sobre el suceso por «expreso deseo de la familia» de mantener al máximo la confidencialidad.

El colectivo de apoyo a las personas presas insistió en sus reivindicaciones ante el Gobierno español para mejorar el actual sistema carcelario estatal, que se ha cobrado la vida de 59 personas. Tomando como referencia el caso del preso de Basauri, reclamó la excarcelación de los presos que padezcan enfermedades graves crónicas e incurables, «así como la subordinación del tratamiento penitenciario al tratamiento médico y/o siquiátrico necesario para garantizar el derecho a la salud».

Asimismo, demanda el final de los regímenes de incomunicación y aislamiento que «además de crear espacios de impunidad para la existencia de torturas y malos tratos (físicos, síquicos y sensoriales), constituyen por sí mismos un trato inhumano y degradante».

Salhaketa reivindicó también el final del hacinamiento y la masificación. «Esta medida debe pasar no tanto por un incremento o ampliación de las plazas penitenciarias existentes como por la aplicación de políticas alternativas a la privación de libertad», aclararon. Precisamente, esta semana denunciaron la construcción de la futura macrocárcel de Langraiz.

Otra petición es la reforma de la actual legislación penal y penitenciaria española «para adaptarla de forma real al mandato constitucional que implica la reinserción social y no el castigo de las personas penadas».
-------------------------
TOD@x SOMOS PRES@S!!
MUERTE EN PRISION TERRORISMO DE ESTADO!!

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Las cárceles se cobran la vida de otras dos personas en Langraiz y Basauri
28 set 2007
Es de Gara>>>
http://www.gara.net/paperezkoa/20070928/40350/es/Las-carceles-cobran-vid
-------------------------------
AnarKOPSico
Re: Las cárceles se cobran la vida de otras dos personas en Langraiz y Basauri
28 set 2007
L'editorial del diari Gara avui:

<b>En la cárcel hasta el minuto antes de morir</b>

En las cárceles españolas situadas en territorio vasco han muerto ya este año cuatro personas. Ayer se conoció el fallecimiento de un ciudadano colombiano en Langraitz, cuyo cadáver encontraron los funcionarios en el recuento de la mañana, y el de un ciudadano marroquí en el hospital de Basurto, donde estaba ingresado después de pedir acogimiento institucional por su situación de desamparo tras salir de la prisión de Basauri. Como en la mayoría de ocasiones en que fallecen personas que se encuentran bajo custodia de instituciones penitenciarias o policiales españolas, éstas alegan causas naturales en ambos fallecimientos. Pero poco hay de natural en la vida dentro de una prisión, por lo que difícilmente puede esperarse una evolución normal en una persona enferma que se encuentra encarcelada.

Desgraciadamente, lo sucedido en casos anteriores hace que no podamos esperar de las autoridades responsables de las prisiones de Basauri y Langraiz que realicen una investigación de las circunstancias en que se han producido estas dos muertes, y mucho menos que hagan públicas sus conclusiones. Nunca lo hacen, a pesar de que ello no hace sino abonar la impresión de que pretenden evitar asumir cualquier tipo de responsabilidad, porque, quieran asumirlo o no, en sus manos tienen las vidas de las personas que están a su cargo. Unas personas que, en un altísimo porcentaje, padecen enfermedades crónicas que se ven agravadas por las malas condiciones de las instalaciones penitenciarias, la falta de una higiene adecuada, el hacinamiento, el estrés que provocan los regímenes de incomunicación, la falta de una atención sanitaria adecuada...

La cárcel, además de no servir para su teórico objetivo de resocialización, es una máquina de crear personas enfermas, a las que, en lugar de dejar de forma inmediata la libertad para que puedan curarse en condiciones dignas, aplicando así la legalidad, mantienen en prisión hasta que se hace evidente que no podrán recuperarse y los excarcelan para morir.
Sindicat