Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: globalització neoliberal : laboral
La crisis del sindicalismo como movimiento popular
12 set 2007
POR UN SINDICALISMO ANTICAPITALISTA. Primera entrega
¿Qué clase de democracia es la que permite que la empresa privada, que solo busca su beneficio particular, ostente la propiedad de los puestos de trabajo y los de y los quite, disponiendo con ello de la vida y el sustento de toda la población?
RC.jpg
¿Cómo es posible que la multiplicación de la productividad del trabajo suponga la creciente precariedad de las personas trabajadoras? ¿Por qué tiene mas fuerza el derecho al beneficio del capital que los derechos sociales y las libertades públicas humanos de la gente trabajadora: Salario, vivienda, integridad física, pensiones, salud, libertad de reunión, expresión, reivindicación, sindicación?

¿Qué clase de progreso es el que tiene como condición la degradación del mundo rural, la pérdida de la seguridad y la soberanía alimentaria, las migraciones forzosas de millones de personas y la esquilmación de los recursos naturales?

¿Qué clase de democracia es la que permite que la empresa privada, que sólo busca su beneficio particular, ostente la propiedad de los puestos de trabajo y los dé y los quite, disponiendo con ello de la vida y el sustento de toda la población?

¿Qué Estado de derecho es el que consiente que las empresas sean espacios al margen de la Ley, aprovechando la indefensión y la necesidad de parad@s y precari@s, sobre todo jóvenes, mujeres e inmigrantes?

¿Qué clase de sindicalismo de clase es el que se acomoda a este estado de cosas?

El sindicalismo, todo el sindicalismo, ha dejado de ser un instrumento para organizar y expresar el conflicto social y la voz de los explotados. El sindicalismo, hasta la fecha, se ha mostrado impotente ante la precarización y el crecimiento de las diferencias dentro de la clase obrera. Los contingentes de trabajadores "prestados" por las ETTs, los pertenecientes a las cadenas de contratas y subcontratas, los autónomos por cuenta ajena, meritorios, becarios y un sin fin de estatutos diversos, aumentan sin cesar. Estos colectivos soportan condiciones inferiores a las de los fijos, ponen la mayoría de muertos y heridos en los accidentes de trabajo y, fuera de toda protección sindical, deben competir ferozmente entre ellos para mantener su "trabajo basura". Todo esto sucede habitualmente ante la indiferencia y el consentimiento de la plantilla estable, incluidas las representaciones sindicales.

En general, la persona precarizada percibe el sindicalismo como peligroso. Sabe que reivindicar sus derechos legales equivale a la pérdida del empleo. Tiene la libertad de elegir entre tragar lo que le echen, olvidándose de sus derechos, o exigirlos y perder el favor de la gerencia, única garantía de continuidad de su contrato.

El sindicalismo se enfrenta al hecho de que más de la mitad de la llamada "clase obrera" mantiene una relación salarial regida por la inestabilidad. Esto supone, no sólo una gran inseguridad en sus condiciones de vida, trabajo y salud sino también un extrañamiento respecto a la dinámica sindical, tal como se da hoy. La proporción de precarios crece a expensas de los estables y, sin embargo, el sindicalismo continúa aferrado a rutinas, formas organizativas y símbolos a la medida de los estables.

Cautivo y desarmado, el sindicalismo de los trabajador@s varones, blancos, estables, heterosexuales, consumistas y creyentes del desarrollo tecnológico se ha incorporado a la izquierda alterglobalizadora. ¡Viva el Movimiento Obrero contra la Europa del Capital, la Globalización y la Guerra!
Mira també:
http://www.nodo50.org/caes/todos.php?cat=4

This work is in the public domain

Comentaris

Viva el sindicalismo, muera la subvencion electoral
12 set 2007
Pues yo estoy contentx del sindicato en el que estoy, a pesar de ser ignorado por buena parte de quienes se consideran consumidores antes que trabajadores.
Sindicat Terrassa