Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral
Fotos manifestació unitària en solidaritat amb els sindicalistes Cándido i Morala a BCN
12 jul 2007
La Campaña Unitaria Contra la Represión y por la Libertad de Cándido y Morala ha organizado este jueves una manifestación en Barcelona para exigir la absolución de los sindicalistas Cándido y Morala, condenados por defender su puesto de trabajo.
Veure fotos: http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=38313
Mira també:
http://www.kaosenlared.net/

This work is in the public domain

Comentaris

de lo mejorcito k he leido sobre el tema
12 jul 2007
El amargo triunfo del sindicalismo
http://www.klinamen.org/article2873.html

âLa Historia está regida por leyes que condicionan la cobardía de los individuos, y no somos ciertamente humanitarios en forma alguna.â?


âLa Revolución, ante todo y siempreâ?
Manifiesto surrealista


Cándido y Morala han salido a la calle, pero no están libres; y lo han hecho sin dignidad, fruto de una graciosa concesión de las autoridades y no resultado de la lucha y el enfrentamiento.

La âPlataforma Ciudadanaâ? ha mantenido negociaciones con el poder político. En esas negociaciones, que se han ocultado cuidadosamente, se acordó mantener las movilizaciones dentro de un orden y del respeto debido a nuestras autoridades democráticamente elegidas. De ahí el carácter pacífico, educado, democrático y moderado de las escasas movilizaciones emprendidas. Han hecho un llamamiento a la solidaridad cuando en realidad estaban negociando con las autoridades obtener su excarcelación a cambio de paz social. Han hecho lo único que saben hacer, de bomberos y apagafuegos. Su mayor temor era que algún incontrolado lo estropease todo, de ahí la insistencia del imbécil del portavoz, Anxel Nava, para que nadie se organizase al margen del encuadramiento de la plataforma ciudadana. Han engañado a la gente. Cándido y Morala están en la calle, pero todos somos menos libres.

Un ejemplo de hasta que grados ha llegado la estupidez de estos educados âciudadanosâ? es este comentario publicado en Glayiu, firmado por un tal Busgosu, que sin embargo tiene la ingenua virtud de expresar el pensamiento y la práctica de la plataforma:

â¿SE DEBE BOICOTEAR LA INAGURACION DE LA SEMANA NEGRA?

El próximo viernes se celebrará el acto de inaguración (sic) de la Semana Negra en Xixón, en esta, es previsible que este todo el elenco político de Asturias, a los que en este y en otros sites (sic) se les ha acusado de ser los carceleros de nuestros compañeros Candido y Morala y por ello me pregunto ¿ Sera (sic) rentable, para los que queremos una pronta escarcelacion (sic) de nuestros compañeros, boicotear el acto de inaguracion (sic) de la Semana Negra?¿Debemos ariesgarnos (sic) a que las Instituciones retiren el apoyo a los indultos solicitados desde diferentes colectivos?.......................

Desgraciadamente yo creo que no, nuestros compañeros necesitan ahora todo el apoyo, incluso de los que se supone que son sus carceleros, por ello rogaría a todas las organizaciones implicadas en la posible protesta del próximo día 6, que valoren las posibles consecuencias negativas para los compañeros Candido y Morala así como para sus familias.â?

Nos asombramos ante las tonterías expuestas: resulta ahora que âtodo el elenco político de Asturiasâ? a los que âse ha acusadoâ? (¿sin fundamento?) de carceleros son en realidad no el problema, sino la solución. Este tipo de argumentación cristiana y capitalista (â¿será rentable?â?), tratando de dar pena y accediendo a rebajarse a límites hasta ahora nunca vistos en Asturias, es precisamente el tipo de efecto y de mentalidad que se pretendía crear con el encarcelamiento de estos dos. Mejor será dejar cerrar el astillero, no vaya a ser que algún pobre trabajador sea detenido en las movilizaciones. Mejor quedarnos en casa y dejarlos cometer todos sus desmanes, no vaya a ser que nos repriman. Mejor dejar de luchar porque siempre se pierde y la familia sufre. Mejor montar un puesto en la Semana Negra para denunciar la situación y de paso disfrutar de esta ridícula y artificial fiesta que prenderle fuego y boicotear sus actos.¿Se puede caer más bajo? Si, pero por cuestiones de espacio no vamos a entrar a valorar los comunicados triunfalistas de la chusma estalinista del PCPE y su peculiar alucinación ahistórica, ni a los curas que se quejaban en un comunicado del encarcelamiento de dos honrados trabajadores mientras âen otros lugares del país se queman autobuses y se lanzan objetos incendiarios contra las fachadas de los edificios, a plena luz del día â que en la mayoría de los casos, quedan curiosamente impunesâ?. ¿Será cuestión de resucitar la vieja práctica de quemar iglesias para que no se sientan despreciados?

Lo verdaderamente vergonzoso es la naturalidad con que se ha asumido esta mentalidad sumisa, propia de esclavos, y más aún que se trate de presentar esto como un éxito fruto de la presión popular y la movilización. Sabemos el grado de presión que son capaces de aguantar, y si alguien aún no lo tiene claro que consulte las hemerotecas y vea que sucedió con Duro Felguera, o incluso con la ETA. Las movilizaciones convocadas no han servido para nada, salvo para demostrar el grado de descomposición alcanzado por los izquierdistas. Que se trate de presentar esta derrota como un triunfo es un hecho natural en este âmundo realmente invertidoâ?; es el final feliz del cuento de villanos malísimos y heroicos sindicalistas que pretenden que nos creamos acríticamente.

Cándido y Morala están en la calle porque su encarcelamiento ha visto cumplido su objetivo: asustar e intimidar a la clase obrera y a todos aquellos que rechazan este sistema. Se ha demostrado que se puede encarcelar a la gente gratuitamente, puesto que se ha encarcelado a dos líderes reconocidos y la reacción ha consistido en súplicas, ruegos, peticiones, actos artísticos y movilizaciones pacíficas, siempre sometidas a la autoridad. ¿Qué pasará cuando los que caigan no sean unas pequeñas estrellas mediáticas? ¿Qué solidaridad pueden esperar aquellos que asuman las consecuencias de sus actos y no apelen al victimismo y la inocencia?

Cándido y Morala han tirado por la borda en un instante todo su pasado de lucha porque, como pronto tendremos ocasión de comprobar, finalmente van a cerrar Naval Xixón, y porque el movimiento obrero asturiano nunca más será lo que fue. Cualquier esperanza de recuperación pasará ineludiblemente por la crítica del sindicalismo como instrumento de integración, y su superación a través de las únicas formas de lucha que se han relevado prácticas: la asamblea y la acción directa.

La CSI ha tratado de constituir un polo de reagrupamiento de los obreros descontentos sobre una base sindicalista, en la realidad moderada y aceptable por el orden establecido. Cándido en menor medida, pero sobre todo Morala (y Redondo), han jugado al rol de líderes, pero cuando las consecuencias de sus acciones les han puesto frente a sus responsabilidades, se han asustado y han claudicado tras 20 días, más o menos el mismo tiempo que la rica heredera de una cadena de hoteles ha estado encarcelada en Los Ã?ngeles. El espectáculo mima a sus vedettes. Del mismo modo ambos han sido objeto de un trato de favor (ni siquiera tendrán que acudir a dormir a la cárcel, solo presentarse semanalmente a firmar), han estado ingresados en el menos malo de los módulos de Villabona, y encima han colaborado en las actividades presuntamente ârehabilitadorasâ?, legitimando de esta manera la función de la cárcel, llegando al extremo de valorar positivamente la humanidad de la Junta de Tratamiento de la prisión de Villabona, compuesta por conocidos torturadores, âque han hecho mucho más que los políticosâ?.

Esta historia tendrá al menos la virtud de quitar la careta a los reformistas de toda laya que, amparados en un discurso antirrepresivo y pseudorrevolucionario, pretenden hacernos comulgar con el Estado y con la racionalidad de su delirio coherente: sindicalistas, políticos, activistas sociales, militantes de todos los colores; siempre dispuestos a prolongar por un milenio más la queja del proletariado con el único fin de conservarle un defensor. Consideramos como la principal actividad válida el desalentar sistemáticamente el cálculo de estos especialistas diplomados de lo posible. Con nosotros que no cuenten. No aceptamos las leyes de la Economía ni del Estado, ni aceptamos la esclavitud del Trabajo, y en un terreno aún más amplio, nos declaramos en insurrección contra la Historia, esa Historia que nos condena a espectadores pasivos de la destrucción cotidiana de nuestras vidas.

HEMOS DESENTERRADO EL HACHA DE GUERRA Y NO LO VAMOS A ENTERRAR
¡LUCHA CONTINUA HASTA QUE SE VAYAN TODOS!
¡VIVAN LOS INCONTROLADOS!
¡MUERTE A LOS DIRIGENTES!
¡ABAJO LA SOCIEDAD DE CLASES!



LOCAL CASA MARIA C/Postigo Alto 4, OVIEDO Antiguo
Sindicat