Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: @rtivisme : corrupció i poder
Dibujo de Máximo y apología contra el voto, y por la democracia
27 mai 2007
Dibujo de Máximo y apología contra el voto, y por la democracia
Maximo1.gif
Hace veinte años, cuando éramos más libres, bellos y salvajes, en las elecciones de la Facultad de Filosofía, unos punkies entraron en la sala de las votaciones y se llevaron las urnas. A la gente le dio mucha pereza ir a pedírselas, y parece ser que decidieron funcionar en asamblea.

A las doce del mediodía había votado en Barcelona el doce por ciento del censo electoral. Qué pena, pero se acabará sobrepasando ese porcentaje. Sea como fuere, en la radio todos los políticos convienen en que hay que ir a votar para que la ciudadanía muestre su deseo de participar en la vida pública.

Como tanto interés parecen mostrar en eso de que participemos en la vida pública, he decidido contentarlos de alguna manera y mostrarles, desde aquí, desde la columna derecha de Indymedia, mi interés por la vida pública. Pero lo haré como yo crea conveniente, no con el papel pasivo que me tienen reservado, sino con unas breves preguntas y reflexiones:

¿Cuándo nos dirán claramente, sin tapujos, que ir a votar no es sinónimo de participar en la vida pública sino la manera que tienen de impedirnos participar en ella?

¿Cuándo podremos participar en las decisiones que afectan a nuestros barrios y no simples espectadores de las decisiones irrevocables que toman gentes -constructores, políticos, inmobiliarias, bancos...- que no cuentan con nosotros?

¿Cuándo dejarán de tomarnos como a niños pequeños, que necesitan ser gobernados, educados, vigilados, instruidos en civismo, que son incapaces de razonar y tomar decisiones por sí mismos?

¿Cuándo se construirá una verdadera democracia, de abajo hacia arriba, que empiece en nuestras calles, en nuestros barrios, y podremos discutir y acordar por nosotros mismos, en pie de igualdad con el resto de ciudadanos, todo aquello que creamos conveniente?

¿Por qué se teme presentar propuestas a la gente -en asambleas de calle, de barrio, de municipio...- y que ésta decida libremente? ¿por qué, en vez de intentar convencernos, nos imponen el número de votos? ¿Acaso porque son incapaces de hacerlo o porque tienen cosas que ocultar?

¿Por qué nos condenan a votar, y no a razonar y debatir?

¿Por qué dicen que están a favor de la participación ciudadana y después hacen normas de civismo que multan a quienes repartan folletos sin su permiso?

Incluso si se aceptase su juego, y nos convirtiéramos todos en forofos políticos que pretenden, en vez de razonar con los otros, vencer a los demás aduciendo más votos que nadie, sería un juego feo, con cartas marcadas: ¿acaso no tienen unos ciudadanos más medios -dinero, información privilegiada, acceso a medios de adocenamiento de masas...- que otros para salir vencedores en el torneo de las elecciones? ¿Acaso el dinero, en una sociedad capitalista, no determina los resultados electorales?

En mi municipio, por ejemplo, y esto, evidentemente no es nada más que mi querida opinión, veo cómo unos mediocres intelectuales y sentimentales pretenden gobernarnos. Yo, si no fuera porque lo que está en juego son los recursos que determinan nuestras vidas, los consideraría unos auténticos tontorrones. ¿Por qué tengo que legitimar que estos tipos tomen decisiones sobre mí? ¿Por qué no se me permite discutir con ellos a diversos niveles las decisiones que afectan al municipio y a mi vida? ¿Por qué no se arriesgan a un debate libre con la ciudadanía? ¿Por qué no se arriesgan a que sea yo el que quede en evidencia.

Este sistema de dicisiones, la democracia representativa multipartidista de les economías capitalistas, me parece un verdadero atentado contra la dignidad de los seres humanos, contra el hecho de que todos, en teoría, somos lo bastante dignos para tomar autónomamente las decisiones que afecten nuestras vidas.

En fin, Clos, Portabella, Mallol, Fernández, Trias, podéis estar contentos: como veis, yo ya he participado.

En fin, un abrazo anarquista.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more