Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: educació i societat
"¿Por qué la educación no forma parte de la agenda política de nuestros representantes?"
02 mai 2007
La violencia en las aulas es la punta del iceberg de una realidad de fracaso escolar y conductas de maltrato hacia compañeros y profesores que exige una reflexión de todos.
La violencia en las aulas es la punta del iceberg de una realidad de fracaso escolar y conductas de maltrato hacia compañeros y profesores que exige una reflexión de todos.

Es cosa de todos, pero parece que entre nuestros políticos hay un pacto de silencio, un âaquí no pasa nadaâ? que hurta a la sociedad española el debate profundo que la educación merece:

¿Cuáles son las propuestas para resolver el fracaso escolar, que sitúa a España en los países de cola?
¿Qué hay de los itinerarios?
¿Qué han pensado los partidos políticos para atajar la violencia en las aulas?
¿Habrá alguien que hable de prevención e identificación temprana en materia de acoso escolar?

¿Le preocupa a algún político identificar y proteger a ese 1 de cada 4 niños que, según el Defensor de Pueblo, tienen miedo a ir a clase?

Nuestros representantes deben explicar su modelo de educación, qué significa para ellos la figura del profesor.

¿Por qué se le desautoriza y se insiste en presentarlo como alguien que ha perdido la autoridad y carece de competencias, sin explicar a renglón seguido que el Proyecto Atlántida busca âreconstruir la escuelaâ? y que para ello utilizará la nueva religión âEducación para la Ciudadaníaâ?. Una escuela transparente donde la figura del profesor deja de ser un referente, y así hacer posible que las asociaciones municipales vengan a dar a la escuela el carácter asambleario que presuntamente le falta.

El ciudadano español, en materia educativa, ha dejado de ser el español impasible y EXIGE conocer los, esperamos distintos, programas electorales.
Mira també:
http://www.el-refugioesjo.net/foro
http://www.el-refugio.net/

Copyright by the author. All rights reserved.
Sindicat Terrassa