Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Accions per a Avui
20:00

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: un altre món és aquí : amèrica llatina
El Caguairán presente en la Plaza de la Revolución...
02 mai 2007
Nuestro invencible Caguairán presente en los que llenaron la Plaza de la Revolución de La Habana y en los millones que por toda Cuba y el mundo entero hicieron latir un corazón revolucionario contra el terror y por la Justicia.
desfile8.jpg
El Caguairán presente en la Plaza de la Revolución...


Diálogo en La Plaza

—Oye, ¿estará el Jefe hoy ahí cuando pasemos? Si está, esto no se acabará nunca, va a ser de madre eso para que la gente no haga la fila india frente a la tribuna...
—Coño, ojalá que esté ahí, compadre, tengo unos deseos del carajo de verlo otra vez vestido con su uniforme de Comandante en Jefe. La mafia se va ir en diarrea cuando lo vuelva a ver...
—Periodista, y usted que está en la Mesa Redonda, ¿cree que veremos al Jefe hoy ahí, cuando pasemos?
Cuando respondo con una sonrisa, siento una voz, que como un trueno, cataliza al grupo.
—Caballeros, no importa si está o no está. A él hay que cuidarlo para que nos dure más y que actúe como el sabio que es, con tantas ideas como esas que publica hoy en Granma. Lo importante es que el Caguairán esté dentro de cada uno de nosotros... (L.B.M.)





Cuba contra el terror y por la justicia

La celebración proletaria de este Primero de Mayo hizo del archipiélago un clamor de más de 6 millones de personas porque se enjuicie al terrorista Luis Posada Carriles y se libere a los Cinco Héroes prisioneros políticos en cárceles norteamericanas.
Fue un desfile que comenzó en la Plaza de la Revolución José Martí, con Raúl al frente, y se extendió hasta cada corazón revolucionario del país.






Imponente manifestación contra el terrorismo

MARIA JULIA MAYORAL

ma.julia ARROBA granma.cip.cu

Como en campo de batalla, con la bandera nacional en alto, una multitud de jóvenes canta el himno de la Internacional. Desde la tribuna, se unen a ellos más de un millar de personas, incluidos representantes de otros 74 países y 242 organizaciones foráneas. Es el final de una formidable marcha de pueblo: más de medio millón de cubanos acaba de desfilar frente a la Plaza de la Revolución, de La Habana.
Vinieron en repudio al terrorismo, exigiendo respeto a la justicia, cárcel para Luis Posada Carriles, libertad para los Cinco, que continúan prisioneros en Estados Unidos por haber salvado de la muerte a incontables hijos de esta nación caribeña y de los propios EE.UU.
Así sucede en toda Cuba este Primero de Mayo dónde más de seis millones de compatriotas desfilaron, la Plaza de la Revolución, en la capital, concentra la atención de numerosos reporteros internacionales, muchos de ellos llegados al país para reseñar expresamente lo que acontezca en el histórico escenario.
Dos horas dura la marcha. El General de Ejército Raúl Castro, Segundo Secretario del Partido y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, preside el acto. Salvador Valdés Mesa, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, en breve alocución, resume el sentir popular; para dar curso a la gigantesca manifestación, iniciada por hombres y mujeres del sector de las construcciones, entre ellos los integrantes de una fuerza insigne: el contingente Blas Roca Calderío.
Consignas, pancartas, escritos en grandes telas, muñecos, maquetas, fotografías, banderas de diversos tipos... plasmaron el ingenio de la gente sencilla y patriota que acudió a esta nueva prueba de unidad nacional y espíritu de lucha frente a los desmanes del imperialismo.
Entre los más de 1 600 invitados de otras naciones, estuvieron desde personalidades como Ralfh Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, y George Mavrikos, secretario general de la Federación Sindical Mundial, hasta modestos trabajadores, quienes pudieron viajar a La Habana, gracias a los ahorros personales durante los últimos dos años "porque era un sueño estar aquí", aseguraron a Granma los uruguayos Luis Delgado, Ana Viana y Rubén Ledesma.
Más de 50 000 jóvenes dieron cierre al desfile. Antes pasaron los pioneros, con sus uniformes escolares y girasoles en las manos a semejanza de un gran sembrado de vida nueva, en cuyas simientes están la continuidad y el mejoramiento de la Revolución iniciada por sus mayores.







En el lugar correcto, en el momento preciso

FRANCISCO RODRIGUEZ CRUZ

1RO. DE MAYO DE 2007

nacional ARROBA trabaja.cip.cu

Javier nació el Primero de Mayo del 2000, justo cuando toda Cuba luchaba por el regreso a la Patria del niño Elián González, secuestrado en Miami. De modo que este martes mi hijo celebró en la Plaza de la Revolución sus siete años, la misma edad de uno de los huérfanos que dejó el cruel atentado terrorista contra un avión cubano con 73 pasajeros a bordo, en 1976.
Para él, como para tantos otros pequeños y jóvenes, estas son, por supuesto, fechas lejanas, acontecimientos que no vivieron o no pueden recordar, y sin embargo, marcaron para siempre y con dolor la infancia de otros cubanos.
Por tal motivo este desfile del Día Internacional de los Trabajadores no solamente sobresalió por la fiesta del color y la originalidad de los diseños en carteles y maquetas, de que hizo gala el casi medio millón de manifestantes, sino porque sirvió, como cada año, para dar continuidad histórica a la memoria colectiva de la nación, generación tras generación, para que los crímenes cometidos contra nuestro pueblo en casi medio siglo de Revolución nunca caigan en el olvido.
Es otra herencia que podemos dejarles, tan valiosa como las innegables conquistas sociales de un sistema político que asegura el presente y futuro de los niños y jóvenes de esta Isla. Así, las decenas de miles de pancartas y consignas que durante toda la marcha pedían prisión para el asesino confeso del crimen de Barbados, hoy libre por las calles de Miami, no es simiente de odio ni afán vengativo, es sed de justicia y ansias de verdad.
El nombre de Luis Posada Carriles es un anatema contra nuestro pueblo, pero ni siquiera un monstruo como él inspira en nosotros fanatismo. Los cubanos tenemos la suficiente madurez política para identificarlo como uno de los instrumentos, tal vez el más despreciable, de la guerra –esa sí fundamentalista– de los sucesivos gobiernos norteamericanos contra nuestro país, desde el triunfo del Primero de Enero de 1959.
La administración de George W. Bush, la más retrógrada quizás en toda la historia de los Estados Unidos en prácticamente todas las aristas de la vida, desde el medio ambiente hasta la orientación militarista y hegemónica de la gran potencia, hará todo por presentar como una potestad de su aparato judicial, supuestamente “independienteâ€? del poder ejecutivo, una decisión tan infame como la libertad condicional de este terrorista internacional.
Sin embargo, los cubanos denunciamos con firmeza en cada plaza a lo largo de todo el país, de mil y una maneras, que Bush es sin duda cómplice de este criminal, con quien es espiritualmente tan afín, como para coincidir incluso textualmente en la ofensiva frase con que ambos han intentado salvar alguna vez su responsabilidad con las víctimas de esos actos de terror: “Estaban en el lugar equivocado, en el momento equivocadoâ€?.
Así, mientras el mundo tiene que lidiar con este “presidente equivocado, en un momento peligrosoâ€?, los cubanos desfilamos este Primero de Mayo en el lugar correcto y en el momento preciso.







Descarga en el desfile

Por: José Alejandro Rodríguez

Correo: digital ARROBA jrebelde.cip.cu

02 de mayo de 2007

No te miento si te digo, mi hermano, que me desalenté cuando no lo vi, una vez más. A mucha gente en esta marcha le sucede lo mismo. Porque, compadre, si hubiera reaparecido allí después de tanto tiempo, hubiera sido lo máximo; como si le estrechara la mano, o chocara palmas con él, y le dijera: ¡Entra... chico!
No te voy a decir que estoy feliz, porque ya esa Plaza y esta calle Paseo me los sé de memoria. Y siempre he ido allí, por molesto que esté, a darle una vuelta a él también, aparte de muchas cosas que me llevan a aparecerme en ese lugar. A la hora que él me llame no me molesto. Ya casi he abierto una zanja, o una guardarraya allí en tantos años. Y él siempre me saluda desde allí, y me habla a su manera, como hablamos los cubanos: directo y con los pantalones bien puestos. Como se dicen las cosas de a hombre y amigo.
Siempre he sentido allí que él, con sus palabras, me pone la mano en el hombro y me convence de que hay que seguir, por más encabronado que uno esté, o por encima de las tantas cosas que faltan y no hemos logrado. Yo no sé explicarte, compadre, pero es algo que me da una cuerda, un ánimo extraño para vivir cuando veo unidos a tantos conflictivos como yo; algo que nos une y nos da una fuerza de ser cubanos y no callarnos las cosas en este mundo y en este país: un orgullo atravesado y una cosquilla por dentro de que esta es mi Plaza y esta es mi calle y nadie me los puede quitar ni hacerme bajar la cabeza, ni silenciarme lo que pienso. A veces he tenido deseos de soltar una palabrota en medio de esta Plaza... Es una emoción desordenada que me agarra, como si me bajara un santo de Martí y de Maceo con Benny Moré, Los Muñequitos de Matanzas y Pablo Milanés.
Te digo, y no te miento: no sé ni lo que me ha sucedido, como siempre. Estoy pasando frente a Martí y se me recalienta la sangre. Levanto una banderita cubana de papel. Miro hacia allá, veo a Raúl y siento que el ausente está allí de todas maneras; aunque es lo mismo pero no es igual, como diría Silvio. Porque hay aferramientos que van más allá de la persona. Es como si buscáramos una convergencia sentimental de país, un talismán o resguardo que nos proteja a todos, que no nos separara, que no me zafara de mis amigos que se han ido porque no hemos sabido ganarlos.
Mírame aquí que casi estoy feliz, aunque hoy no lo vea a él. Es que el tiempo y la vida son muy fuertes; y lo que queda, no se borra como una costra circunstancial. Mírame aquí, mi hermano, pensando que aunque aparezca o no, él sigue haciéndose sentir en todas las horas y en todos los minutos. Él lo sabe, y quizá esa sea la garantía, el talismán que nos acompaña este y muchos otros primeros de mayo, aunque las cámaras de la prensa internacional se hayan apagado insatisfechas porque no apareció la noticia.






Repercusión de las reflexiones de Fidel y Desfile del Primero de Mayo, hoy en la Mesa Redonda

Cubavisión, el Canal Educativo, Cubavisión Internacional, Radio Rebelde y Radio Habana Cuba transmitirán hoy, a las 6: 30 p.m.(hora de CUBA), la Mesa Redonda Internacional "Repercusión de las Reflexiones de Fidel y Desfile del Primero de Mayo", con la participación de dirigentes internacionales presentes en La Habana y periodistas.

Sintonizar en:

http://www.rrebelde.cu

http://www.radioprogreso.cu

http://www.radiohc.cu

http://www.rhc.cu/

http://www.cubavision.cubaweb.cu

http://www.mesaredonda.cu

http://www.juventudrebelde.cu/tv/

http://www.cubainformacion.tv/
1-de-mayo-9.jpg
1-de-mayo-15.jpg
desfile3.jpg
desfile5.jpg
marcha06.jpg
desfile35.jpg

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Caguairán presente en la Plaza de la Revolución...
02 mai 2007
el alcaide de cuba, ayer 1 de mayo, hizo fiesta.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

CNT Girona