Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
La burguesía y el elemento de exterminio de las luchas proletarias
07 abr 2007
Por el simple hecho de que un joven asalte una panadería puede ir a parar 10 años a la cárcel
Cárceles y luchas

En la tenebrosa oscuridad hay algo que se esconde, son las cárceles, las cuales están diseminadas por la faz de la tierra, lugar donde se materializa la represión las cuales mantienen encerrados a hombres, mujeres, niños y ancianos, proletarios en su inmensa mayoría. Las cárceles se muestran como una realidad a cada instante en constante crecimiento. Por el simple hecho de que un joven asalte una panadería puede ir a parar 10 años a la cárcel, inducido por las mismas contradicciones que el capital genera (consumo, codicia, acumulación), única y exclusivamente por el bombardeo mediático impulsado por los medios serviles al capital llamados de âcomunicaciónâ?, ahogado por el hecho de satisfacer necesidades absurdas que les son impuestas desde el momento en que nace. Por otro lado si un grupo de personas aburrida de su condición de explotados decide romper drásticamente con las formas de protesta y ataca violentamente a la simbología de su opresión, destruyendo los cristales de esos centros de mercancía, incendiando coches como critica directa a la arquitectura del capital, símbolo de ello son los coches o enfrentándose a los cuerpos represivos en largas jornadas de combate como en Atenco o Oaxaca donde muchos proletarios se encuentran encarcelados desde mayo o noviembre respectivamente, únicamente por imponer sus necesidades vitales contra el mundo de la mercancía. De esta manera las cárceles se llevan y crecen, los Estados necesitan destruir todo vestigio de conciencia de clase o posiciones revolucionarias, para ello crea las cárceles y con ello una jurisdicción propia para castigar y encerrar todo atisbo de rebeldía. La burguesía con el uso de las cárceles intenta controlar y castigar, sometiendo a los presos a condiciones paupérrimas donde despoja de todo vestigio de humanidad a quienes asumen un compromiso de lucha intransigente contra la opresión y la explotación, es como para estos que crea las âcárceles de alta seguridad,â? âficheros internos de especial seguimiento,â? âcárceles de tipo Fâ? o las âQHSâ?, sin nombrar esos grandes campos de concentración que se encuentran actualmente en Irak o Afganistán o la mismísima cárcel de Guantánamo, las cuales son usadas como el arma de la burguesía para acabar con cualquier impulso de dignidad y humanidad. Es por ello que la cárcel es una realidad de clase.

Los Estados mantienen la represión contra los prisioneros instaurando un terrorismo de estado dentro de las prisiones, ensañándose al interior de los pasillos y celdas con la mas atroz y sangrienta brutalidad, sin mencionar los micrófonos, cámaras y todo tipo de control para coartar y castigar al prisionero, sumiéndolo en la mas asquerosa vida, llevándolo a condiciones de esquizofrenia o enfermedades terminales. Un claro ejemplo de ello son los prisioneros de action directe, los cuales llevan mas de 20 años encarcelados en durísimas condiciones de aniquilamiento físico y psicológico a consecuencia de ello a llevado a la muerte a Joëlle Aubron la cual tenia un tumor cerebral y tras 17 años de encierro logro su libertad pero en marzo del 2006 falleció, mientras Natalie Ménigon se encuentra prisionera con su cuerpo semiparalítico a causa de varios ataques cardiovasculares con un estado de profunda depresión. Es así como en los últimos años los estados han acentuado la represión contra los proletarios que luchan con la excusa lógica del terrorismo internacional a llevado a miles a la cárcel. De esta forma son arrestados compañeros en distintos lados del mundo por su condición de rebeldes sociales. A los compañeros Gabriel Pombo Da Silva y José Fernández se les arresta en Aachen (Alemania), tras un intercambio de tiros con la policía y una toma de rehenes, mientras intentaban escapar de un control policial lo cual termino con la libertad de los compañeros mas una condena de 13 y 14 anos de prisión tanto Gabriel como José son 2 rebeldes sociales que han luchado desde hace años contra el aislamiento, la tortura y el maltrato dentro de las cárceles españolas, así mismo se da orden de captura al compañero francesco Goia el cual es detenido en Barcelona por agentes de la policía nacional y efectivos del cuerpo de los carabineri en una acción conjunta acusado de ser miembro de las C.O.R. (células de ofensiva revolucionaria) la cual a llevado una serie de sabotajes incendiarios contra instituciones y propiedades privadas de políticos ligados a âForza Italiaâ? lo que a llevado en poco tiempo a la detención de 9 compañeros en Italia. Francesco tras la posibilidad de ser encarcelado evade el arresto domiciliario por más de 9 meses, momento en el cual es apresado y luego trasladado a Madrid donde estará encarcelado hasta su extradición a Italia. Un caso similar aconteció este pasado 21 de diciembre con Juan un italiano arrestado en Girona quien evadió el arresto domiciliario en Italia al estar acusado por el articulo 270 bis (asociación subversiva con finalidad terrorista) quien fue encarcelado en Madrid hasta su extradición a Italia en febrero del 2007. Pese a todos estos castigos, torturas y humillaciones los presos no agachan la cabeza sino que por el contrario se rebelan, producto de ello son las mas de 19 huelgas de hambre que se vivieron en las cárceles de Chile específicamente en colina y la cárcel de alta seguridad entre los años 90 y 2003, huelgas motivadas principalmente por una serie de prisioneros políticos de distintos partidos político-militares como el M.I.R., Lautaro y el F.P.M.R. donde exigían distintas reivindicaciones como: âganar espacios vitales dentro de la cárcel,â? âreagrupación con el colectivo de presos,â? ânegación al sistema de locutoriosâ?. Mostrando a cada instante su oposición a las condiciones de exterminio, es así como dentro de estos años se realizan una serie de fugas como la del año 92 donde 3 presos evaden los controles y escapan siendo asesinados sistemáticamente los capturados o bien âEl vuelo de justiciaâ?, donde son rescatados 4 frentistas desde un helicóptero en el año 96 de la cárcel de alta seguridad. Tras estas formas de rebelión, el Estado no duda en recurrir a la masacre producto de ello son asesinados Mauricio Gómez Lira y José Miguel Martínez, quienes mueren en las inmediaciones de la cárcel por la acción de la policía de investigaciones y gendarmería quienes dispararon a quemarropa sobre sus cuerpos tras intentar fugarse en el año 92 desde la prisión de colina en santiago de chile, asimismo Pedro Ortiz cae asesinado de 13 disparos en la puerta de la prisión en esa misma fuga. Por ello vemos con urgencia aprender del pasado y sacar lecciones que puedan ayudarnos a golpear a la burguesía cada vez que atente contra uno de nuestros compañeros de clase.

Durante todo el siglo XX se puede mostrar una lucha del proletariado contra el entramado carcelario, a pesar de toda la represión y la incomunicación que puede haber entre esos grandes muros, se dan muestras de solidaridad tanto en la calle como en la mismas prisiones. Un ejemplo de ello son las revueltas en las cárceles francesas en los años 85 y 86 donde los presos incendiaron las cárceles (Fleury 85), se negaron a entrar a sus celdas con grandes huelgas de patio a nivel nacional, se tomaron los techos al vivo grito de ¡AIRE!, mostraron su solidaridad en otros penales con huelgas de hambres como en Bastia. Mientras en la calle grupos de incontrolados apiedraban policías, incendiaban neumáticos, saboteaban las instalaciones del tren de alta seguridad en distintas ciudades o bien destruian todos los diarios parisinos del 1 de Julio como en Nantes, todo ello como muestra de solidaridad con la revuelta dentro de las prisiones.

Las cárceles durante muchos momentos revolucionarios se han visto como un bastión a destruir, es así como durante la insurrección albanesa en el año 97, el proletariado abrió las cárceles y les prendió fuego, destruyendo consigo todos los archivos de la infinidad de presos. Es por ello que debemos de solidarizar con la lucha de los presos, no sin antes cuestionar teniendo claro que nuestro objetivo va mas allá de la simple reivindicación de patio o como quiera que se le llame sino que apunta a la destrucción de la sociedad de clases en el marco de la revolución social es por ello que nuestra lucha es por el comunismo, por la anarquía única lucha imposible de ser recuperada por los causes de la socialdemocracia, apoyando desde el exterior con propaganda, sabotajes, dándole énfasis a la agitación del momento, teniendo siempre en la mira la liquidación de este mundo como muchos compañeros de antaño, donde nunca olvidaron a sus compañeros presos teniéndolos siempre en la mente y en el corazón como los di Giovanni, los Roscigna, los lavazza y tantos otros revolucionarios que atacaron las prisiones para liberar a sus compañeros viéndolo como un momento parcial dentro del combate contra la sociedad de clases, jamás como su finalidad, por que cuando hablamos de destrucción de las cárceles hablamos de destrucción del estado y con ello todo aquellos que lo sostienen. Esta forma de confundir medios y fines es lo que ha llevado a un entramado misterioso, en donde la burguesía bienpensante mete sus manos e introduce un calmante dentro de las prisiones. Llamando a gritos a la sociedad para que esta reconozca a los presos el derecho. Pero ¿derecho a que? ¿A reinsertarse en la sociedad? El Estado comprende que no hay que aislar completamente a los presos sino mostrarle toda clase de ofertas en donde tenga la posibilidad de ganarse el derecho de entrar nuevamente en la sociedad (beneficios carcelarios ganados a cuesta del soplonaje, la disciplina, y por supuesto la obediencia). Los derechos no son más que las prerrogativas y garantías reconocidas al individuo atomizado de la sociedad burguesa. Es por ello que la burguesía clama por las vejaciones, las humillaciones y las torturas buscando terminar con los malos tratos, las condiciones degradantes de los reclusos, pidiendo a gritos ¡reformar las cárceles¡ ¡modernizar el sistema penitenciario¡ ¡humanizar las prisiones¡. Todos aquellos que se unen a la esquizofrenia colectiva desatada por los buenos ciudadanos en sus reivindicaciones no se dan cuenta que las cárceles no pueden humanizarse sino que deben destruirse, ya que estos esfuerzos solo llevan a fortalecer al Estado y sus cuerpos represivos, repartiendo dardos tranquilizantes a una tensión de guerra que esta y continuara pese a los esfuerzos de la burguesía por acallarla, pero que en cualquier momento estallara debido a las mismas contradicciones que esta sociedad enfermiza genera.

Por eso solidarizamos y a apoyamos a nuestros compañeros encarcelados, porque entendemos que la solidaridad no es solo palabra escrita como bien decía Roscigna, sino mas bien la continuación del conflicto, tanto la culpabilidad y la inocencia son etiquetas que la sociedad del espectáculo les cuelga a cada uno, ya que validarlas seria aceptar el juego burgués rindiendo certificado de buena conducta a la clase dominante.

Las razias represivas se siguen una tras otra como la continuidad del capital también, es por ello que las ciudades se vuelves verdaderas cárceles con su entramado urbanístico, sus cámaras de vídeo-vigilancia, sus incontables guardias de seguridad y esa esclavitud asalariada llamada trabajo. Hoy en este panóptico global llamado ciudad no queda más que anteponer a la violencia del estado la violencia proletaria que se muestra a cada instante en cada conflicto y que jamás podrán llegar a conciliar, es tarea nuestra reventar las celdas, destruir las prisiones, extender la revuelta y mostrar que mientras quede un atisbo burgués se respirara explotación.

¡POR LA ABOLICIÃN DEL SALARIO Y DE LA MERCANCIA!

¡POR LA DESTRUCCIÃN DE LAS CÃ?RCELES!

¡CONTRA EL CAPITAL Y EL ESTADO!

¡PRESOS A LA CALLE!

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La burguesía y el elemento de exterminio de las luchas proletarias
08 abr 2007
vaya ladrillo. ¿Cuántos tripis te has tomado? Confirmas que no has pisado un talego en la puta vida, no sabes de lo que hablas
Re: La burguesía y el elemento de exterminio de las luchas proletarias
08 abr 2007
Pues yo coincido plenamente en lo que dice este texto y por haber pisado el talego no me creo con más opinión que lxs demás.

Conoces la palabra "argumento" frente al concepto "descalificación gratuita"?
Sindicat