Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juliol»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme
España: la pelea de lodo
13 mar 2007
¡Que papelón! ¡Vaya hipocresía!
España: la pelea de lodo

Luis Hernández Navarro

¡Que papelón! ¡Vaya hipocresía! A tres meses de la celebración de elecciones municipales y autonómicas en España, el Partido Popular (PP) ha lanzado una ofensiva a fondo contra el gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), acusándolo de otorgar beneficios penitenciarios a los terroristas. Los socialistas le contestan que los populares hicieron muchas más concesiones a ETA cuando fueron gobierno. Y el PP les recuerda que durante el gobierno de Felipe González se formaron los paramilitares del GAL y se realizaron ejecuciones extrajudiciales.

El PP, aliado en México de Felipe Calderón y del Partido Acción Nacional (PAN), ha tomado las calles llamando a "defender la nación española" contra el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Lo acusan de ceder al chantaje de ETA, por acordar medidas similares a las que ellos tomaron cuando estaban al frente de la administración pública. Sus militantes exigen la dimisión del jefe de Gobierno y se preparan para efectuar comicios anticipados.

El origen formal del actual pleito es la reciente decisión de otorgar al integrante de ETA Iñaki de Juana Chaos el cambio en su condición penitenciaria, pasando a prisión atenuada (hospital primero y luego casa por cárcel) por el año y medio de prisión que le falta cumplir por el delito de amenazas.

La razón real de la actual ofensiva popular es su decisión de crispar la arena política utilizando la cuestión vasca como arma electoral. El partido ve en la polarización social la vía para recuperar el gobierno que perdió el 14 de marzo de 2004.

Detenido en 1987, De Juana Chaos fue condenado a privación de la libertad por 3 mil 129 años, como responsable de los atentados que provocaron la muerte de 25 personas, guardias civiles y militares. La acción combinada del máximo de 30 años de estancia legal en la cárcel y la redención de penas por trabajo, lo hicieron merecedor de alcanzar la libertad. Sin embargo, cerca del cumplimiento de la sanción impuesta, se evitó que saliera libre según la ley vigente, acusándolo de los delitos de amenaza en concurso ideal y exaltación del terrorismo, por dos artículos periodísticos que publicó en el diario Gara, en diciembre de 2004.

La nueva condena -por un delito de opinión- no tenía más objetivo que impedir a De Juana Chaos alcanzar la libertad. Ironías de la política, durante la era de José María Aznar, se le redimieron al preso 350 días por su "rendimiento intelectual" y por hacer un curso de redacción. Sin embargo, ya en la oposición, el Partido Popular exige que permanezca recluido por escribir dos artículos.

Como protesta contra la medida judicial, el pasado 7 de noviembre, De Juana Chaos se declaró en huelga de hambre. Durante 115 días no probó bocado. Estuvo muy cerca de morir. Una verdadera pesadilla para el gobierno de Rodríguez Zapatero. La decisión de que el preso pase el resto de la pena, primero en un hospital y luego en su casa, basada en principios de humanidad y de respeto pleno al derecho a la vida, evitó un brote de violencia en el País Vasco. Fue una decisión legal, apoyada en informes médicos y una resolución judicial. La principal beneficiaria de un nuevo ciclo de polarización sería la derecha.

La huelga de hambre se realizó en medio de la decisión de ETA de no cancelar su tregua, y de la izquierda abertzale de impulsar el proceso de paz. Muy probablemente, la muerte de De Juana Chaos habría cancelado la posibilidad de alguna negociación. El mismo De Juana declaró al periódico inglés The Times que está "completamente de acuerdo con el proceso democrático de diálogo y negociación (...) para resolver el conflicto entre Euskal Herria y los estados español y francés (...) Después de los sucesos en Madrid (...) la resolución del conflicto es más necesaria que nunca".

La política antiterrorista del PSOE tiene muchos elementos similares a la que el PP siguió durante la administración de José María Aznar. La Ley de Partidos fue elaborada y aprobada por las dos formaciones políticas. La ilegalización de Batasuna fue apoyada por los socialistas. Durante el gobierno de Rodríguez Zapatero se ha criminalizado al gobierno de Euzkadi y se ha detenido a jóvenes radicales nacionalistas vascos, acusados de pertenecer al entorno de ETA.

Por eso, resulta penoso, en cuanto es un ejercicio de doble moral, que los socialistas respondan a las acusaciones de los populares sacando a relucir el expediente de la lucha antiterrorista. El ex presidente Felipe González, tan ocupado como está en facilitar la inversión de las grandes trasnacionales españolas en América Latina, sigue sin dar la cara en torno al asunto de los GAL. Si en la era de Aznar se acercaron 306 presos de ETA a cárceles de Euskadi y se excarcelaron a otros, no fue por una concesión caprichosa y fuera de la ley. El mismo PSOE -que ahora lo denuncia- guardó silencio en su momento.

Al igual que el PAN en México, el PP quiere presentarse como un partido de centro moderno. No lo es. Es, sí, un instituto político nacionalista excluyente, católico, totalitario y de derechas, que cobija en su interior a grupos fascistas. Se ha negado a condenar el golpe de Estado que en 1936 acabó con la II República, y a pedir perdón por el daño causado.

El PP rechazó sumarse al incipiente proceso de paz en Euskadi. Por el contrario, ha hecho de su oposición a éste, el centro de su acción política. Pretende "resolver" el conflicto por la vía policiaca y militar, la misma que ha mostrado su ineficacia durante más de 30 años. Quiere ganar con el miedo, la desestabilización y los prejuicios lo que perdió en las urnas.

La existencia de esta realidad política es el precio pagado por un proceso de transición a la democracia que negó juzgar los crímenes del pasado y dio impunidad a quienes los perpetraron. La continuidad de la violencia en el País Vasco (a diferencia de Irlanda del Norte) es el costo de un acuerdo pactado al margen de una de las fuerzas políticas fundamentales. No está de más recordar esto, la próxima vez que nuestros dirigentes partidarios nos reciten que el Pacto de la Moncloa es el camino por el que debe transitar la atormentada e incierta transición mexicana.

http://www.jornada.unam.mx/2007/03/13/index.php?section=opinion&article=


La manifestación: Franco anida en los populares

Marcos Roitman Rosenmann

La "prisión atenuada" para Iñaki de Juana Chaos levanta pasiones. Como de costumbre el problema tiene una vertiente política. La decisión judicial, inapelable con el código penal bajo el brazo, ha sido instrumentalizada por el Partido Popular (PP) para atacar al gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Ningún otro partido del espectro parlamentario sigue en su actitud de insubordinación al Poder Judicial. Pero los populares convocan a una manifestación y abren un frente contra todo aquel que piense contra ellos. Contratan 670 autobuses para el acarreo de gentes desde toda España. Se citan sus miembros del Parlamento, de la Comunidad de Madrid y del ayuntamiento, no faltan famosos de medio pelo. Asisten miles de personas. Lo soez, cuestión habitual en el lenguaje de la derecha española, es lo más aplaudido por los dirigentes del PP. Dan su beneplácito, pero no repiten el cántico. La presión se tiñe de banderas constitucionales y también nacionales, a la par que se grita "¡gobierno dimisión!", se insulta a ministros y todo cuanto huele a demócratas. Si miras mal o rechazas propaganda, eres un infiltrado. Recordemos todo un día antes de la masacre del 11 de marzo de 2004 en la estación de Atocha que costó 199 víctimas y más de 2 mil heridos. Ellos no reciben subvención de la Comunidad de Madrid como Asociación de Víctimas del Terrorismo y tienen que abandonar la capital, establecerse en otro lugar. Esperanza Aguirre los desahucia, solamente busca desestabilizar al gobierno central.

La manifestación recuerda las maniobras arteras de la derecha chilena contra la Unidad Popular: se apelaba a la lógica de la sedición y el llamado al golpismo. En este caso se pide la dimisión de un gobierno. Los argumentos del PP responden a los esgrimidos por Franco en momentos de crisis. Fueron de gran utilidad para la movilización social de la población. Bastaba con tildar a quienes luchaban por la democracia o la libertad como traidores a la patria para producir la catarsis. A los gritos de "¡Franco, Franco, Franco!", le seguían los de "unidad", para concluir con el ya clásico "España: Una, España Grande, España: Libre". Este franquismo sociológico anida en los corazones de los populares de manera indeleble, cohesionando buena parte de su militancia, de sus 10 millones de votantes y sirve para mantener su propuesta política de unidad de España fundada en el pacto constitucional de 1978 y sus autonomías regionales. Cuando dicho proyecto se ve amenazado vuelven a sus orígenes. Se transforman en las fuerzas vivas del movimiento. España la sitúan al borde de la balcanización y sin futuro, señala Acebes. Desde su atalaya, defenderán la nación española, el Estado unitario, encabezando la lucha contra el separatismo. El mal no es ETA, lo representa el gobierno de Rodríguez Zapatero, los partidos parlamentarios, la reforma de la Constitución, los estatutos de autonomía, repensar el país, además de la lucha antiterrorista. Ceder ante las exigencias de ETA es el último eslabón de errores. Para el PP, valedores de la integridad de España, todos han claudicado. Por ello, convocar a la manifestación es una obligación moral y todos los españoles de bien deben acudir. Rajoy representa la España responsable, quienes eluden su compromiso son traidores. La manifestación no es partidista. Eso le permite llamar a todo español bien nacido a mostrar su descontento en España o en las embajadas sea en Buenos Aires, París, Roma, etcétera. No manifestarse es situarse bajo la canalla, ser marionetas de ETA o estar seducidos por las mentiras del gobierno.

Así, mientras no recuperen el poder, el PP habla de traición a España y del pacto antiterrorista. Su discurso señala la política de diálogo y negociación con ETA acordada por los grupos parlamentarios en 2005, menos ellos, como el comienzo de la ruptura de España. Y frente a tal desaguisado, han emprendido la cruzada. Rodríguez Zapatero es amigo de ETA, su gobierno es débil y mancilla el honor de los españoles. Los ciudadanos se merecen retomar la senda de Aznar. Este no cedió y es ejemplo de gallardía. Cantinela aderezada con una campaña por demostrar la actual ilegitimidad del gobierno. Muchos en la manifestación corearon la dimisión de Rodríguez Zapatero. Su triunfo, el 14 de marzo de 2004, viene siendo cuestionado por el PP, bajo la teoría de la conspiración para derrocar al gobierno del Partido Popular y ganar las elecciones. El atentado de Atocha del 11 de marzo de 2004, tras el cual el PSOE ganó las elecciones, forma parte de una trama de ETA y el islamismo radical de la cual el PSOE se beneficia indirectamente. De no haberse producido, Rajoy hubiese ganado. El atentado terrorista cambió el rumbo de España, dirán los dirigentes del PP, amén demuestra vínculos entre ETA y el radicalismo islámico. Vínculos que no han querido ser investigados por las nuevas autoridades impidiendo saber toda la verdad, cuestión que demostraría cierta connivencia de los dirigentes del PSOE con ETA y la trama que facilita su triunfo el 14 de marzo de 2004. En esta lógica se han establecido Aznar, Rajoy, Acebes, Zaplana, Esperanza Aguirre y otros. Hoy en la manifestación Gallardón se quita la careta y participa en primera línea de fuego. Se acabaron los centristas. No importa que el atentado fuese reivindicado por las células de la red Al Qaeda en Madrid, que la comisión parlamentaria, tras meses de trabajos, que los peritos, y ahora el juicio, estén una y otra vez dejando constancia de su falsedad; siguen intoxicando a la ciudadanía. Así lo hicieron con las armas de destrucción masiva. No aceptan la derrota electoral.

Sin embargo, el problema es otro. El caso de De Juana Chaos es coyuntura. Lo que está en juego no es la política antiterrorista. La agenda está marcada por una propuesta diferente de Estado, de reincorporación de la izquierda abertzale, de eliminación de la ley de partidos políticos . En esta lógica, el PP está fuera de juego. Las preguntas apuntan en otras direcciones. ¿Cuáles son las perspectivas de un nuevo estatuto de autonomía en el País Vasco? ¿Cómo y de qué manera se pensará una concepción federal y de soberanía? La idea de España y la concepción del Estado-nación se debe reformar.

La declaración del presidente de gobierno en el Senado señalando que todos han cedido ante el chantaje -"No es la primera vez que el gobierno ha cedido al chantaje de ETA, es la primera vez que un partido político responsable se atreve a decir que un gobierno ha cedido al chantaje de ETA. Estamos ante un debate plagado de hipocresía y cinismo"-, muestra que la manifestación es la consolidación franquista de la idea de España. El debate es otro.

http://www.jornada.unam.mx/2007/03/11/index.php?section=opinion&article=

Copyright by the author. All rights reserved.

Comentaris

Re: España: la pelea de lodo
14 mar 2007
Otras jugosas declaraciones han sido las del oráculo blaugrana, Oleguer Presas, sobre el caso De Juana.

Los sucesivos gobiernos del PP y PSOE, incluyendo a sus por entonces socios PNV y CIU, concedieron beneficios penitenciarios a Chaos - hecho éste ocultado intencionadamente por el PP durante su acoso al PSOE y por Oleguer Presas en su artículo, para el que sólo parece haberse informado sobre unos procesados y sobre otro, en singular, no-. En vez de a Barrionuevo, para hacer su "objetiva" comparativa pudo haber escogido a Esteban Nieto, "conocido" de De Juana condenado a 3.150 años de prisión por 12 asesinatos quién, después de cumplir sólo 12 años, fue liberado por enfermedad. Esteban Nieto formaba parte del âComando Madridâ?, junto con De Juana, y ambos fueron detenidos en Madrid, en enero de 1987...

Esta circunstancia pone de manifiesto la absoluta ignorancia - vamos a decirlo así - del demagogo Presas y de paso lo deja con el culo al aire, hecho al que futbolísticamente está tan acostumbrado. Por cierto - y desafortunadamente -, este iluminado sigue pudiendo ejercer libremente su derecho a expresarse, del mismo modo que pueden criticarle los que no comparten su "pose" - digo pose porque se ve claramente que este sujeto no se atiene a razones, a la vista está, y es un claro ejemplo de la estetización política de los tiempos que corren: "nacionalista is beautiful" -. Es ilustrativo ver que la principal réplica a Oleguer Presas viene de un tipo tan impresentable como Salvador Ballesta, jugador del Levante: dios los cría y ellos se juntan.

Saludos
RE-volta, un calumiador. ¿Confundido o facha?
15 mar 2007
Amigo Revolta,
Estas mintiendo y confundiendo con falsos argumentos. Haces lo mismo que los fachas y los extremistas del PP que estos ultimas semanas se dedican histéricamente a calumniar, mentir, e ir contra todo el mundo, contra todo, contra el gobierno, para luego presentarse de salvapatrias.

Oleguer no ocultó nada, simplemente explicó que la Audiencia nacional tenía dos varas de medir y de hacer justicia, según uno fuera de ladrón de cuello blanco o criminal de derecha, que abundan, o si era de izquierdas. Oleguer puso en cuestión la condena a De Juana por dos artículos en los que no se ven amenazas. El propio Tribunal supremo después de la histeria contra Oleguer (formado por conservadores) rectificó la condena de 12 años de la Audiencia Nacional. Por tanto los mismos conservadores le dieron la razón. También los socialistas, al facilitarle la casa por cárcel. También cualquier persona de sentido y expertos en Derecho. También políticos como Borja, ayer en el País.

La información que dices ocultó la presentó hace unos días los socialistas, para demostrar la hipocresia y ganas de mentir y confundir a la gente, explicando que el propio PP excarceló a ettarras acusados de asesinato y ahora se rasga las vestiuras por la casa por cárcel por unas amenazas inexitentes a De jUANA.

Hay que ser muy facha y talibán para criticar a Oleguer que no hizo más que defender los derechos de un ciudadano y criticar el terrorismo de la Audiencia Nacional, dirigida por el PP.

O sea, que Revolea, a los fachas y talibanes, a los provocadores y mentirosoS, se os el sucio culo desde que abrís la boca.
Toma ejemplo de Oleguer y obre tu boca para cuando alguien viole los derechos de las personas, y PARA DEFENDER A GENTE COMO oLEGUER, que tuvo la valentía y coraje, sabiendo que sería insultado por las masas aborregadas. Aprende de Oleguer a tomar la palabra y a criticar un estado de dercho torcido, como muy bien explica Borja.

Eso de decir que los extremos se tocan es muy facha. Lo repiten a diario los del PP. El criminal de guerra Aznar ahora dice que es un liberal de centro, centrado. A los de la extrema derecha hay que pararlos, sobretodo cuando se presentan con nombre como "revolta", o moderados y sensatos como el extremista Rajoy, o centrados como Aznar, o gente de bien como la histérica Aguirre. Vete a crear confusión en tus filas. Deja ahí la gente tranquila.
Estado de derecho torcido


JORDI BORJA Y MERCEDES GARCÃ?A ARÃ?N
EL PA�S - Opinión - 14-03-2007

¿Es lícito cuestionar el Estado de derecho en España? Nos parece lícito y necesario, tanto si lo consideramos en sentido jurídico estricto como si, atendiendo a su definición constitucional, queremos verificar si es realmente un Estado democrático de derecho.
El Estado de derecho supone que Gobierno y Parlamento, judicatura, medios de comunicación, iglesias y sectas religiosas, partidos políticos y, en general, todas las instituciones y el conjunto de los ciudadanos están sometidos a la ley que, en consecuencia, les trata por igual. Tanto durante el Gobierno del PP como con el actual hay hechos tan incuestionables como numerosos que hacen dudar de nuestro "Estado de derecho" y aún más si le añadimos la condición de "democrático".

La entrada de España en la guerra de Irak, sin debate y resolución previa de las Cortes, no se ajustaba al funcionamiento de un Estado de derecho, y el haber mantenido este compromiso a pesar de que la inmensa mayoría de la ciudadanía estaba en contra fue una conculcación de la democracia. La legislación antiterrorista y la lamentable Ley de Partidos no sólo contradecían las cartas de derechos humanos a las que España está adherida, sino también a nuestra Constitución, y han legitimado a posteriori los comportamientos más aberrantes de políticos y jueces que han practicado la discriminación y la arbitrariedad con total impunidad. Y es especialmente lamentable que estos comportamientos no sólo se han dado por parte de personajes de extrema derecha situados en las cúpulas del PP y de la judicatura, sino también en personalidades consideradas democráticas y progresistas. Recuerden la impresentable declaración del anterior ministro de Justicia señor López Aguilar ("el Gobierno construirá nuevas imputaciones para evitar las excarcelaciones", es decir, inventará cargos retroactivamente para no cumplir la ley) o la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, votada también por los magistrados considerados progresistas, en la que se reconoce a los obispos no sólo la potestad de nombrar profesores de religión para la escuela pública, sino también la de reducir sus derechos como ciudadanos y controlar su vida privada. Si éstos son nuestros "progresistas", mejor sería intercambiarlos por conservadores de países más civilizados.

Son numerosos los casos que confirman nuestra sospecha: por los mismos hechos los españoles reciben un trato distinto por parte de autoridades políticas y jueces. Mientras torturadores y asesinos vinculados a las cloacas del Estado reciben un trato de favor, lo mismo que los grandes delincuentes económicos, a los condenados por delitos de terrorismo se les pueden negar los beneficios a los que tienen legalmente derecho: redención de pena, acercamiento a su tierra, excarcelación en determinadas circunstancias. En otros casos incluso se violenta la ley para prolongar su condena, como el reciente caso de De Juana Chaos. No cuestionamos la pena que se le impuso en su momento ni defendemos obviamente a este personaje. Pero él, como todos, debe ser tratado mediante una aplicación justa y razonable de la ley. No hay Estado de derecho si pesos y medidas son unos u otras según los sujetos a los que se aplican arbitrariamente. Por una parte se suspende sin pruebas a Egunkaria y se encarcela a sus responsables (unos meses más tarde la Audiencia Nacional decide archivar el caso sin más) y por otra se tolera que cada día la COPE practique el terrorismo verbal, mienta y calumnie a destajo, promueva el odio y la confrontación entre los españoles, siempre con la bendición de la cúpula episcopal.

Esta cúpula pretende imponer su irracionalismo y su antihumanismo a toda la sociedad y no únicamente a sus fieles. Se llega al absurdo de que la escuela pública financiada por todos los contribuyentes deba impartir las clases de religión católica como materia académica y aceptar el profesorado nombrado por la Iglesia, y, por otra parte, esta institución, que no practica la democracia en su seno, no tolera que se transmitan los valores democráticos a los alumnos y se opone a que exista una materia de educación cívica. El Gobierno español demuestra una inquietante debilidad ante la presión de estos energúmenos y se están concretando unos acuerdos que vulneran la Constitución.

El Estado de derecho, definido también como democrático, no es simplemente la supremacía de la ley. Si aplicamos los criterios constitucionales, debe ser un Estado basado en instituciones representativas y participativas, en la igualdad de los ciudadanos, en el pluralismo político y cultural, en la diversidad y autogobierno de los territorios, en las políticas públicas que combatan las desigualdades sociales y económicas. No es necesario argumentar mucho para concluir que nuestra democracia es, por lo menos, muy imperfecta. El sistema electoral pervierte la representatividad, el valor de los votos es distinto en cada provincia, y los mecanismos participativos establecidos están aún mucho más atrasados que en otros países europeos o americanos. Los gobiernos y los jueces vulneran o no defienden los principios constitucionales y ya hemos visto que la igualdad de los ciudadanos ante la ley no existe. En muchos casos, las políticas públicas parecen más destinadas a favorecer los negocios, incluso los especulativos, que a reducir las desigualdades, como ocurre en urbanismo y vivienda. Y por último el pluralismo cultural y la diversidad territorial, y su corolario, el desarrollo de las autonomías, están hoy en crisis.

El déficit del Estado democrático de derecho no sería tan grave si el Tribunal Constitucional protegiera los principios de la Constitución e impulsara su desarrollo. Pero últimamente está sucediendo lo contrario. Se recusa a un magistrado por un trabajo académico que, meses antes, el mismo tribunal había considerado que "no sólo no choca, sino que entronca con el fundamento mismo de la imparcialidad" (Auto 18/2006), criterio este último que aplica a un magistrado de signo contrario. Mientras tanto, el espectáculo político respecto a los estatutos de autonomía es deprimente. Normas estatutarias similares, en unos casos se aceptan (si las han votado PP y PSOE) y en otros no, como es el caso del Estatut de Catalunya. La farsa estatutaria (y otras como la citada sobre el profesorado de religión) ha deslegitimado al tribunal. Hasta ahora habíamos soportado declaraciones absurdas o provocadoras de algunos de sus miembros, incluso de algún presidente. Ahora son las decisiones del propio tribunal las que merman su credibilidad, generan sospecha y reducen su autoridad a mínimos.

En fin, no se extrañen si en nuestro país aparecen movimientos "qualunquistas", es decir, anómicos, de los "cualquiera", del tipo "que se vayan todos". No son reacciones sociales deseables, pero como la fiebre, son indicadores que nos advierten de una crisis de la democracia. Parece que estos "todos" se lo están buscando.
Re: España: la pelea de lodo
15 mar 2007
Txema... Si Oleguer ocultó por activa o por pasiva los beneficios penitenciarios concedidos a De Juana es algo que habría que preguntárselo a él. Lo que yo digo es que en la decisión de examinar con más detalle los concedidos a Vera, de la Rosa & co., olvidándose de los del etarra, hay una clara intencionalidad. Este aspecto invalida totalmente el artículo de Oleguer, como opinión "mesurada", para convertirlo en un panfleto cuyo interés para cualquier persona con un mínimo de ojetividad es nulo. Por cierto, en mi escueto post no cuestiono en ningún momento la decisión del Gobierno del PSOE de otorgar la prisión atenuada a Chaos, ni me manifiesto con respecto a sus artículos, ni las posibles amenazas vertidos en ellos...Por supuesto que se puede cuestionar el funcionamiento de las instituciones del Estado y, en este sentido, el artículo que adjuntas de el diario El País no me resulta en absoluto molesto, aunque sí cuestionable, pero esta ya es otra cuestión. De todos modos, el que acudas a un artículo escrito por otras personas no ayuda a aclarar la cuestión ya que tamopoco se ajusta a lo que he expresado en mi post. No sé que más decirte; en tu post además de insultar y hacer juicios de valor gratuitos, hablas de cuestiones que yo no he planteado y que por lo tanto no me veo en la necesidad de replicar. Si te apetece, revisa el texto y contesta con más tranquilidad: continuaríamos discutiendo la cuestión.

Un saludo
Re: España: la pelea de lodo
15 mar 2007
Txema... Si Oleguer ocultó por activa o por pasiva los beneficios penitenciarios concedidos a De Juana es algo que habría que preguntárselo a él. Lo que yo digo es que en la decisión de examinar con más detalle los concedidos a Vera, de la Rosa & co., olvidándose de los del etarra, hay una clara intencionalidad. Este aspecto invalida totalmente el artículo de Oleguer, como opinión "mesurada", para convertirlo en un panfleto cuyo interés para cualquier persona con un mínimo de ojetividad es nulo. Por cierto, en mi escueto post no cuestiono en ningún momento la decisión del Gobierno del PSOE de otorgar la prisión atenuada a Chaos, ni me manifiesto con respecto a sus artículos, ni las posibles amenazas vertidos en ellos...Por supuesto que se puede cuestionar el funcionamiento de las instituciones del Estado y, en este sentido, el artículo que adjuntas de el diario El País no me resulta en absoluto molesto, aunque sí cuestionable, pero esta ya es otra cuestión. De todos modos, el que acudas a un artículo escrito por otras personas no ayuda a aclarar la cuestión ya que tamopoco se ajusta a lo que he expresado en mi post. No sé que más decirte; en tu post además de insultar y hacer juicios de valor gratuitos, hablas de cuestiones que yo no he planteado y que por lo tanto no me veo en la necesidad de replicar. Si te apetece, revisa el texto y contesta con más tranquilidad: continuaríamos discutiendo la cuestión.

Un saludo
Re: España: la pelea de lodo
15 mar 2007
Txema... Si Oleguer ocultó por activa o por pasiva los beneficios penitenciarios concedidos a De Juana es algo que habría que preguntárselo a él. Lo que yo digo es que en la decisión de examinar con más detalle los concedidos a Vera, de la Rosa & co., olvidándose de los del etarra, hay una clara intencionalidad. Este aspecto invalida totalmente el artículo de Oleguer, como opinión "mesurada", para convertirlo en un panfleto cuyo interés para cualquier persona con un mínimo de ojetividad es nulo. Por cierto, en mi escueto post no cuestiono en ningún momento la decisión del Gobierno del PSOE de otorgar la prisión atenuada a Chaos, ni me manifiesto con respecto a sus artículos, ni las posibles amenazas vertidos en ellos...Por supuesto que se puede cuestionar el funcionamiento de las instituciones del Estado y, en este sentido, el artículo que adjuntas de el diario El País no me resulta en absoluto molesto, aunque sí cuestionable, pero esta ya es otra cuestión. De todos modos, el que acudas a un artículo escrito por otras personas no ayuda a aclarar la cuestión ya que tamopoco se ajusta a lo que he expresado en mi post. No sé que más decirte; en tu post además de insultar y hacer juicios de valor gratuitos, hablas de cuestiones que yo no he planteado y que por lo tanto no me veo en la necesidad de replicar. Si te apetece, revisa el texto y contesta con más tranquilidad: continuaríamos discutiendo la cuestión.

Un saludo

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more