Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
un nuevo secuestro en Argentina
06 mar 2007
El secuestro sufrido por un compañero del Frente Dario Santillán es una nueva e innegable manifestación de la impunidad que persiste en la Argentina: el desgarrante caso de Jorge Julio López lo evidencia día a día.Solicitan comunicados de apoyo. Pueden hacerlas llegar a : casapueblos ARROBA nodo50.orgLes agradecemos de antemano la solidaridad que descontamos, Salud,Casapueblos.
Secuestraron, interrogaron y simularon fusilamiento a referente del MTD- Frente Darío Santillán. Lo liberaron tras 7 horas de cautiverio


Elviernes 2 de marzo, cuandos se dirigía a una reunión de delegados del Movimiento de Trabajadores Desocupados – Frente Popular Darío Santillán en la zona de Constitución, Capital Federal, Carlos Leiva, del MTD de Lanús; muy cerca del localfue secuestrado pasadas las 12 hs. por tres personas que lo subieron por la fuerza a un auto modelo Polo gris oscuro con vidrios polarizados. Los secuestradores lo mantuvieron cautivo en un galpón que parecía ser un taller deshabitado, donde lo ataron a una silla y lo interrogaron sobre sus actividades políticas, lpor los "jefes" de su organización y los "responsables" de las movilizaciones, y le preguntaron si "quería ser guerrillero, si quería que su cara aparezca en una bandera como la de Santillán", en referencia al joven militante asesinado en la estación de Avellaneda, compañero de militancia de Carlos. Durante el interrogatorio demostraron conocer datos de sus movimientos en los últimos días. Carlos relató, al ser liberado, que los captores eran gente bien preparada que permanentemente hacía y recibía llamados telefónicos en los que hablaban de la situación del secuestrado. No recibió golpes físicos, aunque tras un largo interrogatorio y la falta de respuestas, uno de los secuestradores lo forzó a ponerse de rodillas y le dijo "vas a ser el segundo desaparecido. Dice el loco que te limpiemos, así que ya está" y gatilló reiteradamente con un arma descargada sobre su cabeza. Después de aproximadamente siete horas en las que esas situaciones se repitieron, volvieron a subirlo al auto y tras varios minutos de andar lo arrojaron del auto en las cercanías del barrioVilla 21 de Barracas. Esa misma noche Carlos efectuó la denuncia correspondiente.




Desde el Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD- Frente Popular Darío Santillán), compartiendo el análisis con Carlos Leiva, entendemos que el hecho no está desvinculado del incidente producido en la última movilización en la Estación de Avellaneda el pasado lunes 26 de febrero con policías de civil infiltrados en la columna de nuestra organización. Como cada 26 de nos movilizamos a la Estación de Avellaneda recordando a Darío y Maxi y reclamando el juicio a los responsables políticos de sus asesinatos. En esta ocasión los compañeros de nuestro movimiento identificaron a dos personas que habían visto otras veces entre las filas policiales, vestidos de civil, integrando la movilización y acercándose insistentemente al frente de la columna donde se toman las decisiones. Al ser vistos se les pidió identificación, ante lo que estas personas infiltradas respondieron con una actitud desafiante y con un gesto amenazante volvieron a alejarse de la movilización. Nuestro compañero Carlos fue uno de los que discutió con estas personas, "servicios de inteligencia", para forzarlos a que se retiraran. Durante su cautiverio, el momento que estuvo a cara descubierta, uno de los secuestradores lo instaba a levantar la vista para mirarlo: "si vos sabés quién soy, no te hagas el boludo, mirame, no me conocés ahora?".



ESTE INCIDENTE NO ES UN HECHO AISLADO. Mientras el Ministro del Interior argentino, Aníbal Fernández se jacta de no mandar policías armados a las manifestaciones, se volvieron habituales en cambio los agentes infiltrados de civil, de las distintas fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia, con el rol de identificar referentes de las organizaciones populares en las distintas protestas, amedrentar y, como sucedió en otras ocasiones como los disturbios en la legislatura porteña, generar situaciones que detonen una represión y detenciones de militantes populares. En particular las protestas en Avellaneda y el Puente Pueyrredón evidenciaron groseramente estas maniobras de inteligencia y provocación desde que el ministro Aníbal Fernández diseñó su plan para "despejar el puente de protestas piqueteras", con tropas de Gendarmería y Servicios de Inteligencia. En este caso la situación adquiere mayor gravedad institucional: estos servicios de inteligencia demuestran decisión, capacidad e impunidad para secuestrar, interrogar y simular fusilamientos de personas, repitiendo los métodos de la Triple A, gozando de zonas liberadas en plena Capital Federal, situaciones que el gobierno insiste en que son hechos del pasado pero que se repiten en la actualidad y con protagonismo de fuerzas que deberían controlar.

Por supuesto que la metodología con que se llevó a cabo este nuevo hecho sólo se explica por la impunidad que gozan los secuestradores de Julio López, que sigue sin aparecer, y la grotesca impunidad de quienes secuestraron al compañero Luis Gerez, caso en el que el gobierno insinuó saberlo todo pero que finalmente terminó revestido con un poderoso manto de impunidad. La misma impunidad que se evidencia en la falta de esclarecimiento de las decenas de amenazas que pesan sobre militantes de organismos de Derechos Humanos como la Agrupación HIJOS La Plata y otras.



Carlos Leiva, de 34 años, es el principal referente social del Barrio La Fe, donde vive desde que nació. Trabaja en una panadería comunitaria del movimiento y es delegado del Movimiento de Trabajadores Desocupados del Frente Popular Darío Santillán desde hace 6 años. Su actitud comprometida lo llevó a ser protagonista tanto en gestiones institucionales como las difíciles audiencias con el intendente del barrio de Lanús como así también ser protagonista en las movilizaciones, como el 26 de junio de 2002 que terminó engrosando la lista de heridos por la represión. Por esa causa fue testigo, y actualmente es querellante en la causa que se cursa en el fuero federal para que se investigue las responsabilidades políticas de la Masacre de Avellaneda, causa que apunta al ex presidente Duhalde.



Desde el Frente Popular Darío Santillán decimos claramente que estas acciones, lejos de lograr su objetivo de amedrentar a las organizaciones populares y desarticular las luchas por un futuro mejor, nos darán más fuerzas para seguir luchando. Tanto Carlos Leiva como sus compañeros y compañeras ya pasamos por las amenazas posteriores a la represión del Puente Pueyrredón en 2002, y a pesar de ello seguimos adelante con un juicio que logró condenas ejemplares a los asesinos. Ahora, seguiremos firmes denunciando el accionar de grupos represivos y de inteligencia que accionan contra el pueblo, y luchando día a día por un país con justicia e igualdad.



Asimismo hacemos saber que ni bien lleguen las actuaciones ante el Poder Judicial, nos constituiremos como querellantes a efectos de impulsar la investigación.

Ante este gravísimo hecho, que entendemos puede tener vinculación con la provocación del personal de agencias de seguridad que se había infiltrado en la movilización del último 26 de enero, exigimos al Gobierno Nacional que se identifique a los agentes de civil destinados a infiltrarse en la misma; a la vez que exigimos se termine con este accionar ilegal de parte de las propias agencias de seguridad del Estado.

Juicio y Castigo a todos los represores de ayer y de hoy!

Aparición con Vida Ya de Julio López!

Esclarecimiento de todas las intimaciones y amenazas a militantes populares





MTD Lanús - Frente Popular Darío Santillán - Pablo Solana
TRABAJO , DIGNIDAD, Y CAMBIO SOCIAL
Darío Santillán, Maximiliano Kosteki, y todos los caídos en las luchas populares, Presentes!

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa