Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Gener»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: criminalització i repressió
11-M. Los imputados que faltan: Garzón Acebes, Gómez Menor, Argüello. El grave lapsus de la Justicia española.
24 feb 2007
Las dos teorías de la conpiración presentes en el Juicio son cortinas de humo, elementos distractores para que no se analice la participación de agentes del estado. Una de las teorías es la de los conspiracionistas del PP, el Mundo, la COPE, , que proclama enfermizamente que la ETA está vinculada a los atentados. Luego está la teoria conspiracionista oficial (El País, socialistas, progresistas) que nos presenta como autores intelectuales del 11-M a unos delincuentes de barrio, a unos chorizos árabes, es decir, unos chivos expiatorios, que nos presentan como jefes de Al Qaeda a las órdenes del multimillonario Bin Laden.
En cualquier investigación oficial lo interesante es lo que se censura, lo que queda en secreto, lo olvidado, escondido, impresentable, reprimido, considerado secreto sumarial, lo que no se deja ver a los abogados, e incluso lo que se descalifica a última hora. La participación de funcionarios de estado (gobernantes, jueces, policías, espías,) es ignorada por los medios oficiales. Ni siquiera hablan como posibilidad, cuando su evidencia daña a los ojos.

Al ver la presentación de los 29 imputados al inicio del juicio del 11-M, uno se pregunta:

¿Cómo es que no están imputados el juez Baltasar Garzón y otros magistrados de la Audiencia Nacional, necesarios comparsas de esta farsa, los ministros del Gobierno Aznar, en especial �ngel Acebes, ministro del Interior, el ministro Mariano Rajoy y el ex presidente José Maria Aznar, que no hizo caso de ninguna de las advertencias del CIS, de las diferentes policías, y instituciones de seguridad del Estado?

¿Cómo no están imputados los agentes de la CIA en misión en España, en especial Argüello, el jefe de la CIA, institución considerada terrorista por muy competentes historiadores, y con antecedentes múltiples de crímenes de estado, quienes dieron las órdenes de las primeres detenciones, asistieron a los interrogatorios de los detenidos en España y en Guantánamo, y cuya estrategia era y sigue la de extender la amenaza islámica a Europa y preparar a los europeos a la guerra de civilizaciones, a las cruzadas estadounidenses?

¿Cómo es posible que estos individuos, ni siquiera se les llame a declarar como testigos, como se hace con los presos de la ETA, que nada tuvieron que ver?

Nos presentaron 29 imputados, de los cuales 9 son españoles y muchos de ellos ni siquiera son musulmanes practicantes. ¿Forman todos estos un mismo grupo de islámicos fanáticos, que luego nos quieren hacer creer se suicidaron por Alá?

¿Cómo no están imputados los que nos han mentido enfermizamente y siguen mintiendo descaradamente y permitieron incomprensiblemente que se realizara el atentado, estando controlados los autores materiales por confidentes, policías y jueces, entre ellos Baltasar Garzón? Hay que señalar que conocían el atentado y los autores materiales estaban controlados con cinco meses de antelación.

¿Cómo no están imputados los que han estado mintiendo como verracos en el Congreso (conocemos montones de mentidas y contradicciones) y seguramente existen muchas más en la instrucción, que no conocemos?

Los 100.000 folios del Sumario deben estar repletas de falsedades, mentidas, excusas, verdades a medias, interpretaciones y delitos institucionales. Este Sumario tendrá su lugar en algún futuro Museo dedicado al terrorismo de Estado y a las farsas esperpénticas de la Audiencia Nacional

¿Cómo no están imputados los que han estado mintiendo gravemente en público, como Garzón, Acebes, Aznar, el jefe policía Gómez Menor, y otros altos cargos de la policía y etc., de quienes podemos mostrar las pruebas de sus propias mentidas?

¿Cómo es que nos presentan a chorizos de barrio como inductores y autores intelectuales del 11-M? ¿Cómo es posible que los medios los traten de mentirosos con grandes titulares porque niegan ser los jefes de Al Qaeda de Europa, los subalternos de Bin Laden, los estrategas del terrorismo islámico?

¿Cómo es que el terrorismo mediático español se encarniza con ellos y los trate de mentirosos cuando dicen que no son creyentes, cuando explican su vida de inmigrantes, sin trabajo, sin domicilio, sin papeles, y que sobrevivían de pequeños robos? ¿Cómo estos pringados van a ser los jefes de Al Qaeda de España y de Europa, cuando ni siquiera sabían antes del 11-S que era eso de al Qaeda?

En cambio Garzón, el fabricante de Al Qaeda en España, si sabía qué era eso de Al Qaeda mucho antes del 11-S. Lo aprendió años antes en sus reuniones con los de la CIA y el Pentágono, donde se instruían cómo crear la futura amenaza islámica en Europa.

Es evidente que los autores reales conocían a otros musulmanes y compatriotas. Eso no indica que los que se cruzaron en su existencia fueran los inductores de la matanza, ni los jefes de Al Qaeda de Europa y de España.

Uno se pregunta:
¿qué hacen ahí esos delincuentes de barrio, manejados por los policias, instruidos y manipulados por confidentes, presionados por los jueces, convertidos en jefes de Al Qaeda de España y de Europa, en los ideólogos del terrorismo islámico, en los inductores del atentado, a las órdenes del multimillonario Bin Laden (seguramente muerto).

¿Cómo no está imputado Baltasar Garzón, quien era de los pocos, a parte de los de la CIA, en conocer antes del 11-S la existencia de Al Qaeda? ¿Cómo no está imputado Garzón, el padrino de Al Qaeda en España, quien es uno de los principales publicistas y creadores de Al Qaeda en España? No es que sea mérito de Garzón, sino de los agentes de la CIA en España que han encontrado en el megalómano Garzón un instrumento ideal para realizar su política de incentivar âla amenaza islámica en Europaâ?.

¿Cómo no están imputados los agentes de la CIA, cuyo objetivo es que el terrorismo islámico llegue a ser una de las máximas preocupaciones de los europeos? Así como una bomba de ETA favorece al PP y a su estrategia de la mano dura y represión, los atentados de los islámicos favorecen a Bush, y siempre aparecen antes de elecciones y cuando el Senado debe aprobar presupuestos de guerra. Los atentados en Europa son la mejor manera para que los europeos apoyen la guerra sucia del Pentágono, se olviden de los derechos humanos, y justifiquen la política norteamericana de muerte y destrucción del enemigo islámico.

¿Cómo es posible que en esta farsa de juicio se citen a presos de ETA, con el objetivo evidente de crear más confusión con la hipótesis inventada por el PP, que ya ha sido analizada durante 3 años, y descartada en la investigación del Congreso, y en las conclusiones del Sumario?

Y, ¿cómo es posible que no se citen a los superiores de la policía que permitieron que se vendieran explosivos, a los jueces y altos funcionarios que dejaron libres a los autores materiales, y a los jueces, que cuando se enteraron, o debieron enterarse de la acción, dejaron de controlarles? ¿Cómo es que los gobernantes no hicieran nada después de múltiples avisos, y con cinco meses de antelación?

Txema Bofill

Los imputados que faltan: Garzón, Aznar, Acebes, Gómez Menor, Arguello, etc.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more