Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: sense clasificar
Paraguay: el Vaticano suspendió al obispo que busca ser presidente
08 feb 2007
OBISPO Y POLITICO. Monseñor Fernando Lugo, de 55 años, en su vivienda en la capital paraguaya.
t021dh11.jpg
Es Fernando Lugo y lidera las encuestas. La sanción tiene pocos precedentes.


El obispo paraguayo Fernando Lugo, de 55 años, fue suspendido "a divinis" de su cargo por la Santa Sede, negándole el pedido de ser reducido al estado laical para participar como candidato presidencial en las elecciones presidenciales de 2008, anunció ayer la radio Vaticana.

El decreto que le prohíbe ejercitar su cargo, que contó con la indispensable aprobación del Papa, está firmado por el prefecto de la Congregación para los Obispos, cardenal Giovanni Battista Ré. El documento lleva la fecha del 20 de enero, pero fue conocido recién ayer al ser difundido oficialmente.

Monseñor Lugo es obispo emérito de San Pedro, una diócesis situada en una de las regiones más pobres del Paraguay. Había sido consagrado en 1994 por el Papa Juan Pablo II, pero el mismo pontífice lo mandó al retiro diez años después. No hubo explicaciones de la decisión de Roma y monseñor Lugo continuó ejercitando el sacerdocio en una parroquia.

Lugo lanzó su candidatura para, no sólo abortar la reelección del presidente Nicanor Duarte Frutos, quien busca reformar la Constitución para tal fin —y le sigue en orden de popularidad según los sondeos de opinión—, sino interrumpir los 60 años de vigencia en el poder del Partido Colorado oficialista.

El obispo devenido a político había instado en su momento a la oposición paraguaya "a deponer toda clase de actitud dogmática y sectaria para derrotar a los colorados que por décadas postergaron a Paraguay".

En la Navidad pasada, monseñor Lugo pidió a Benedicto XVI "volver a la condición de laico en la Iglesia" mediante la "renuncia al ministerio eclesial". El reclamo fue rechazado y la radio Vaticana dijo que en una reciente carta al obispo paraguayo, el cardenal Ré le recordó que "el episcopado es un servicio aceptado libremente para siempre".

El cardenal Ré señaló a monseñor Lugo que "sigue obligado por los deberes de su condición de clérigo".

El responsable de la congregación para los obispos lamentó que el religioso paraguayo no hubiera tenido en cuenta las advertencias de la Santa Sede para que diera marcha atrás en su decisión de abandonar el estado clerical para lanzarse a la carrera presidencial.

El Vaticano aplica muy raramente en la actualidad la suspensión "a divinis" de un obispo, sobre todo por sus compromisos políticos.

Un caso muy evocado en situaciones como ésta, es el del padre haitiano Jean-Bertrand Aristide, también suspendido "a divinis" por su actividad política. En 1991, Aristide fue elegido presidente de Haití, causando un dolor de cabeza mayúsculo al Vaticano.

Monseñor Lugo es muy popular en la diócesis de San Pedro y según un sondeo del diario de Asunción ABC cuenta con el 24,9% de las intenciones de voto para las elecciones de 2008, que lo convierten en favorito en la carrera presidencial.

Un obispo paraguayo dijo que si monseñor Lugo insiste en sus propósitos será inevitable el paso más extremo: la excomunión. Es probable que, como excomulgado, pueda ser candidato en las presidenciales de 2008 ya que habrá perdido su condición de clérigo.

Lugo, por su parte, en conversación con los periodistas en Asunción recordó: "Yo mismo envié el 25 de diciembre pasado al Vaticano una nota renunciando al sacerdocio. Sigo perteneciendo a la iglesia pero mi actividad política la realizo en el ámbito civil, así que no tengo problemas con el Vaticano porque me suspendió, ya no ejerzo el sacerdocio", comentó.

This work is in the public domain
Sindicat