Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: globalització neoliberal
Las diez crisis mas olvidadas de 2006
04 feb 2007
El elevado número de pérdidas humanas que provoca la desnutrición o la tuberculosis, y la devastación causada por las guerras en la República Democrática del Congo, Sri Lanka y en la República Centroafricana son las diez crisis humanitarias más olvidadas de 2006.
La mayoría de conflictos en el mundo pasan casi completamente inadvertidos, a pesar de que afectan profundamente a la vida de millones de personas", subraya el director general de Médicos Sin Fronteras, Aitor Zabalgogeazkoa. Por noveno año consecutivo, esta organización humanitaria ha recogido en un informe las diez crisis humanitarias más olvidadas de 2006. Chechenia, Somalia, Haití, Colombia, Sri Lanka, el centro de India, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, la tuberculosis y la desnutrición conforman este sobrecogedor informe que GARA reproduce a continuación.

Republica Centroafricana (RCA)

En 2006, la población fue de nuevo víctima de la violencia durante el último episodio de un conflicto plagado de golpes de Estado y rebeliones desde que el país se independizó de Francia en 1960.

Desde noviembre de 2005, se han sucedido los enfrentamientos entre tropas gubernamentales y varios grupos rebeldes en el noroeste del país. Los civiles, sospechosos de apoyar a uno u otro bando, se han convertido en objetivo y han quedado atrapados entre dos fuegos. Se estima que 100.000 civiles se vieron obligados a abandonar sus hogares y otros huyeron al vecino Chad, donde MSF proporciona asistencia, mientras que otros buscaron refugio en el monte, expuestos a las inclemencias del tiempo, sin refugio adecuado, agua limpia o atención sanitaria. En 2006, MSF realizó más de 200 intervenciones quirúrgicas mensuales. Varios equipos móviles en la zona proporcionaron atención médica a personas que se habían refugiado en el monte, efectuando una media de 1.800 consultas a la semana.

Las principales afecciones de los pacientes, muchos de ellos niños menores de 5 años, eran malaria, lombrices o infecciones respiratorias agudas. En otoño de 2006, el resurgimiento de la violencia en torno a Paoua, Markounda y Kabo de nuevo obligó a muchas personas a huir al monte.

A finales de octubre, la Union de Forces Démocratiques pour le Rassemblement lanzó un ataque en el noroeste del país. Los civiles se vieron privados de ayuda porque las autoridades negaron a MSF y a otras organizaciones humanitarias el acceso a la región. En diciembre, fuerzas gubernamentales recuperaron el control de la zona y finalmente se permitió a los equipos de MSF hacer una evaluación de las necesidades.

Tuberculosis

Aunque en occidente muchos consideran que la tuberculosis (TB) es un mal de otros tiempos, el coste de vidas humanas de esta enfermedad, particularmente en los países en desarrollo con la incidencia de VIH, va en aumento. Cada año, causa la muerte de 2 millones de personas, se estima que unos 9 millones contraen la enfermedad y aparecen 450.000 nuevos casos de TB multiterrestre a los medicamentos.

Esta preocupante situación empeoró en 2006, cuando una encuesta realizada entre 544 pacientes en Kwazulu Natal, Suráfrica, reveló que el 10% había desarrollado una cepa extremadamente resistente a los antibióticos de primera línea y a los dos fármacos de segunda línea administrados cuando los de primera dejan de ser efectivos. Casi todos los pacientes murieron y a día de hoy, se desconoce el alcance de esta cepa. El tratamiento estándar de la TB fue desarrollado entre los años 50 y 60, mientras que la prueba realizada con más frecuencia para diagnosticar la enfermedad -el análisis de esputos al microscopio- fue desarrollada en 1882 y sólo detecta la mitad de los casos. Los métodos diagnósticos y los tratamientos que se utilizan actualmente están todavía menos adaptados a pacientes con VIH, a pesar de que la TB es la primera causa de muerte entre estas personas.

Chechenia

Aunque su intensidad haya podido disminuir, las cicatrices físicas y sicológicas siguen estando ahí. Si bien el Gobierno ruso ha transferido algunas responsabilidades a las autoridades locales chechenas en materia de seguridad, la violencia, los secuestros y los abusos continúan. El año pasado se produjo un aumento de la violencia en las vecinas repúblicas de Ingushetia y Daguestán, pero los trabajadores internacionales de ayuda, los observadores y los periodistas todavía tienen un acceso limitado a la región.

MSF sigue proporcionando una muy necesaria atención médica y psicosocial a los chechenos más vulnerables. Los años de conflicto han hecho estragos en el control de la tuberculosis donde MSF está dando apoyo a cuatro de los cinco centros de tratamiento existentes. En 2006, inició un programa de cirugía reconstructiva en Grozny, desplegando a cirujanos especialistas en cirugía maxilofacial, vascular y traumatológica para reparar las cicatrices de la guerra.

Sri lanka

La población civil padece las consecuencias de los enfrentamientos que se reanudaron en agosto de 2006 entre las fuerzas del Gobierno y los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil, especialmente en el este y noroeste del país. Los bombardeos se han intensificado en estas regiones, provocando el desplazamiento de decenas de miles de personas. Otras están atrapadas y no pueden huir. El creciente nivel de violencia contra los civiles se puso de manifiesto con el asesinato de 17 trabajadores humanitarios de Acción Contra el Hambre a principios de agosto. Los asesinatos se produjeron en un clima generalizado de sospechas, acusaciones, restricciones y vigilancia de las ONG, y con políticos ceilandeses y medios de comunicación acusando a las organizaciones internacionales de apoyar la rebelión tamil.

Como resultado, algunas autoridades intentaron limitar las actividades de las organizaciones humanitarias e incluso evitar que tuviesen acceso a las zonas de conflicto, incluyendo hospitales dependientes del Ministerio de Salud que habían solicitado ayuda externa. Tras verse obligada a evacuar a sus equipos en octubre, MSF pudo dar de nuevo asistencia quirúrgica a la población de Point Pedro, en el noroeste del país, a finales de diciembre. Sin embargo, la inseguridad y las limitaciones impuestas a las organizaciones humanitarias dificultan cada vez más la provisión de ayuda a las personas más afectadas y varias regiones están totalmente fuera del alcance de la ayuda externa.

Desnutricion

Más de 60 millones de niños pueden presentar signos de desnutricíón aguda y corren un serio peligro de muerte. La desnutrición aguda tiene una elevada prevalencia en países políticamente estables sumidos en la pobreza. Durante las emergencias, el número de pacientes que requieren ser ingresados suele superar las capacidades de los centros de nutrición terapéutica. Sin embargo, una nueva generación de productos terapéuticos preparados como el «Plumpy'nut", una pasta a base de leche y mantequilla de cacahuete, permiten tratar en régimen ambulatorio a niños desnutridos que no presenten complicaciones médicas. Estos productos, con un alto valor energético y nutritivo, son ideales para que niños desnutridos con poco apetito y estómagos pequeños ganen peso de forma rápida y su administración ambulatoria permite tratar a un gran número de pacientes.

Republica Democratica del Congo (RDC)

A principios de 2006, los enfrentamientos entre el Ejército congoleño y los grupos rebeldes mai-mai, al sureste de la provincia de Katanga, causaron el desplazamiento de decenas de miles de personas. La población se vio obligada a hacinarse en Dubie y sus alrededores, cayendo presa del hambre y la enfermedad. Las tasas de violencia sexual contra las mujeres son también alarmantes en la provincia de Kiyu Norte. De enero a junio, MSF atendió a casi 150 mujeres al mes en tres clínicas de la zona.

En el distrito de Ituri, los combates entre el Ejército, apoyado por las fuerzas de paz de la ONU y varias milicias han llevado a la destrucción de muchas aldeas, violencia contra los civiles e importantes desplazamientos. En junio, unos 50.000 desplazados buscaron refugio en Gety, una ciudad de 5.000 habitantes. Tras huir de sus aldeas y pasar semanas e, incluso, meses en el monte llegaron a Gety en un terrible estado físico. MSF tuvo que tratar a cientos de niños con desnutrición severa. Asimismo, MSF responde a continuos brotes de meningitis, malaria, cólera y sarampión en todo el país

Somalia

El conflicto actual puede atraer la atención pública mundial de forma muy efímera y esporádica, pero las terribles condiciones de vida de la población siguen relegadas al olvido. En los últimos 15 años, ha vivido un conflicto interno que ha tenido consecuencias desastrosas para la salud.

El país presenta algunos de los peores indicadores sanitarios del mundo: se estima que la esperanza de vida es de 47 años y más de una cuarta parte de la población infantil muere antes de cumplir los 5 años. En 2006, la situación se caracterizó por intensos estallidos de violencia en la capital, y en las regiones de la periferia. Con la inseguridad política como telón de fondo, Somalia se ha visto azotada por los desastres naturales. Son pocas las agencias de ayuda que trabajan a causa de la violencia y la compleja estructura clánica que domina el país. La necesidad de asistencia es desesperada.

Colombia

Hace cinco décadas que está sumida en un violento conflicto y únicamente Sudán le supera en número de desplazados internos. Masacre, ejecuciones, intimidaciones y miedo son parte inevitable de la vida diaria de los civiles en las zonas afectadas por el conflicto. Hasta la fecha, casi 3 millones de colombianos han huido de sus hogares. La población de las zonas de conflicto a menudo carece de servicios de atención sanitaria y la sospecha de que apoyen a los grupos armados locales hace que sea muy peligroso buscar ayuda fuera de sus aldeas, incluso en casos de urgencia médica.

Los desplazados buscan seguridad en barrios marginales en las afueras de las principales ciudades de Colombia. Una vez allí, sólo encuentran pobreza, unas terribles condiciones de vida, un acceso limitado a servicios médicos y sociales y un peligro permanente de brotes de enfermedades.

Haiti

Con la excepción de un corto respiro tras las elecciones presidenciales en febrero de 2006, la violencia y la inseguridad han sido generalizadas en Puerto Príncipe. Incluso con la elección de un nuevo Gobierno, la violencia siguió haciendo estragos. Desde diciembre de 2004, más de 7.000 personas han sido tratadas por heridas asociadas a la violencia, incluyendo a más de 3.000 heridos de bala -casi 1.000 mujeres y niños- y 2.600 heridos por arma blanca.

En el pobre barrio marginal de Cité Soleil, donde 200.000 personas carecen de todo acceso a servicios de atención sanitaria, MSF continuó trabajando en el Hospital de Sainte Catherine y en el centro de salud de Chapi, asistiendo a víctimas de violencia y proporcionando atención de salud primaria y materna. La mayoría de las 1.200 mujeres que dan a luz cada mes en Haití necesitan atención obstétrica urgente.

India

En el Estado de Chatisgar, en el centro de India, los enfrentamientos durante más de 25 años entre insurgentes maoístas, las fuerzas del Gobierno y las milicias antimaoístas han provocado el desplazamiento de más de 50.000 civiles. Otros optan por huir a estados vecinos, mientras que miles de personas han perdido sus medios de subsistencia y tienen poco acceso a sus tierras, a alimentos, a la atención sanitaria más básica y a servicio médicos urgentes. Sorprendentemente, la situación en Chatisgar es sólo uno de los muchos conflictos armados que llevan produciéndose en India desde hace años, dejando a la población civil atrapada entre distintas partes beligerantes. Como consecuencia, muchas personas siguen viviendo en un clima de miedo y violencia, con poco o ningún acceso a la atención sanitaria.



realidades y condiciones extremas


CHECHENIA Pese a que en Grozny y en otras ciudades la reconstrucción se ha agilizado este último año, miles de retornados todavía no tienen una casa a la que volver y viven en albergues temporales.

RCA Se estima que 100.000 civiles se han visto obligados a abandonar sus hogares y otros huyeron al vecino Chad, mientras que otros buscaron refugio en el monte, sin agua limpia o atención sanitaria.

SRI LANKA La inseguridad y las limitaciones impuestas dificultan cada vez más la provisión de ayuda a las personas más afectadas y varias regiones están totalmente fuera del alcance de la ayuda externa.

RDC Las consecuencias se perciben incluso en zonas no afectadas por el conflicto. MSF ha empezado a dar apoyo a un hospital de Maniema, donde la tasa de mortalidad supera casi tres veces el umbral de emergencia.

SOMALIA En noviembre, las inundaciones dejaron a decenas de miles de familias sin hogar y sin sus cultivos. Seis meses antes, una sequía en la región de Bay provocó el ingreso de más de 600 niños por desnutrición severa.



HAITI El elevado nivel de mortalidad materna llevó a MSF a abrir otro centro de salud en marzo de 2006, para ofrecer atención obstétrica de urgencia a mujeres que viven en las áreas más violentas de la ciudad.

COLOMBIA Mientras la salud física es motivo constante de preocupación, los trastornos mentales, como el trauma agudo tras presenciar o padecer incidentes violentos siguen, en su mayoría, sin recibir asistencia.

INDIA Chatisgar es sólo uno de los muchos conflictos armados que llevan produciéndose en India desde hace años, dejando a la población atrapada entre distintas partes. Siguen en un clima de miedo y violencia.

DESNUTRICION En Níger, uno de los países más pobres del Africa Central, este tratamiento basado en productos terapéuticos preparados ha permitido a MSF tratar con éxito a 150.000 niños en los dos últimos años.

TUBERCULOSIS «Los métodos que tenemos para tratar y diagnosticar la TB están anticuados y son desgraciadamente insuficientes y no vemos que exista la urgencia necesaria para abordar esta enfermedad", subraya MSF.



Que es medicos sin fronteras


Médicos Sin Fronteras es una organización internacional médico-humanitaria que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados. Cada año, envía al terreno a más de 3.000 profesionales, que colaboran con 15.000 trabajadores locales. Cuenta con unos 500 proyectos de acción médica y humanitaria en más de 75 países y tres millones de socios y colaboradores. Cada año recoge la lista de las crisis «más olvidadas" en las agendas mediáticas porque, si bien «la cobertura mediática no genera mejoras por sí sola, suele ser una precondición para un incremento de la asistencia", destacó el director general de MSF en la presentación de este informe.
Mira també:
http://www.gara.net/paperezkoa/20070204/1637/es//Las/diez/crisis/mas/olvidadas/2006

This work is in the public domain
Sindicat